lunes, 28 de septiembre de 2020

Bexident Dientes Sensibles, Tallas de Viaje.

¡Hola, potingueras!

Hace poco tuve un desagradable episodio de sensibilidad dental que se tradujo en pasar unos días malos, una visita al dentista, y un gran descubrimiento.

La sensibilidad dental es un problema que afecta a más personas de lo que parece; principalmente, porque se habla poco de ello. En mi caso, siempre he tenido cierta sensibilidad, pero cuando llevé la ortodoncia se incrementó enteros. De esto hace ya 2 décadas, pero esa sensibilidad de mantiene porque, al llevar este artilugio, hay cierta retracción de la encía que, con el tiempo, puede ir aumentando dejando al descubierto el cuello del diente, que no es una zona que suela estar al aire.

Ocurre por el procedimiento en sí, es un efecto colateral, por muy bien que te la hayan hecho. Esto me lo explicó mi doctor con todo lujo de detalles, cosa que le agradezco, y así lo comparto con vosotras.

Para más inri, padezco bruxismo también. Por si alguien ignora lo que es, el bruxismo consiste en una tensión mandibular acumulada y crónica que se traduce en apretar los dientes de forma inconsciente, sobre todo por la noche. Las férulas nocturnas son imprescindibles para no romper nuestras propias piezas dentales. 

Por favor, si sentís dolor en la boca, dientes, encías, os da sensación a veces de masticar "arenilla" (no es arena, es tu diente), id al dentista, que es quien os puede diagnosticar y pautar un tratamiento adecuado.

¿Por qué os cuento esto? Porque para mí es fundamental entender el contexto antes de hablaros de los productos que vienen a protagonizar este post.

El caso es que, con todo este cuadro, yo me había ido unos días de vacaciones, y no me había llevado tratamiento dental específico. Mi férula sí, mi cepillo suave sí, pero pasta y colutorio no; porque, total, para 4 días, ¿qué más da, no? Pues da. No siempre, pero si te pilla en días raros, te la puede liar. Utilicé una pasta dental normal, y listo.
Y no me digáis que soy la única que relaja sus rutinas cuando está de escapada, porque no me lo creo.

Al volver, noté alguna ligera molestia a la que no le hice mucho caso, y volví a mis tratamientos habituales, pero eso iba a más, hasta el punto de que el cambio de temperatura que se generaba en la boca con simplemente beber agua me hacía ver las estrellas. Pedí cita a mi dentista y, tras una hacer una placa y realizar un exhaustivo examen, determinó que era una crisis de sensibilidad dental, y me recomendó una pasta dental y un colutorio específico para tratarlo, y cómo utilizarlo (que eso también os lo voy a contar)

El caso es que pasé por un Marvimundo de camino y entré a ver qué tenían para sensibilidad dental, y me encontré con Bexident Dientes Sensibles de Isdin. Lo curioso es que nunca había visto esta marca en concreto, y que me llamó la atención que tuvieran tallas de viaje. No es fácil encontrar tratamientos específicos para sensibilidad dental en este formato, y por eso muchas veces no me los llevo cuando voy de viaje. Pero tenía, y me guié por intuición, por curiosidad, y por confianza hacia los laboratorios Isdin, cuyos productos siempre me han dado un gran resultado.

Compré un paquetito pack dúo con 2 minitallas de Bexident Dientes Sensibles Pasta Dentífrica de 25 ml cada una por 4,95€. No es económico el tratamiento para dientes sensibles, y más si es intensivo, pero teniendo en cuenta que es un formato especial, y que es un tratamiento específico de marca farmaceútica -no de gran consumo-, pasé por el aro. 



Estos tubitos son ideales para llevar en viajes por su pequeño tamaño. Vienen precintados con una lámina, y es una pasta muy cremosita y agradable. Necesitas poca cantidad para un resultado excelente. Algo que siempre recuerdan los dentistas es que no se trata de colocar mucho producto, sino de repartirlo bien.


Esta pasta de dientes es desensibilizante (tecnología Dual Desensitizing Tech), remineraliza y protege el esmalte dental, tiene efecto antiplaca, favorece el cuidado gingival (encías), y es de acción prolongada. Genera una acción de tratamiento para reducir la sensibilidad dental basada en la combinación de nitrato potásico y fluoruro sódico. Elimina el dolor frente a estímulos externos, y alivia la zona. No contiene gluten ni alcohol.

Os puedo decir que el efecto analgésico es prácticamente inmediato, en cuanto el producto roza la encía. Se recomienda utilizar 2 o 3 veces al día, tras las comidas, y cepillar los dientes durante un par de minutos.

Lo de el momento y el número de veces, sí, lo del tiempo, relativo. Además de que necesitaremos un cepillo adecuado a nuestro problema (suave, o directamente específico para dientes sensibles, que los hay), debemos ser muy respetuosas con el cepillado y no excederse ni en tiempos, ni en fuerza aplicada, porque eso lo vamos a compensar con el colutorio; que es tan importante o más que la pasta dental.

El Colutorio Bexident Dientes Sensibles de Isdin en formato de 100 ml me costó 2,50€. Compensa comprarse la botella grande y guardar el envase pequeño para rellenarlo. Lo mejor de todo es que viene con su propio vasito medidor, cosa que muchos colutorios no traen y, además de cómodo, es mucho más higiénico que amorrarse al bote.

Como sucede con la pasta dental, es desensibilizante gracias a la tecnología Dual Desensitizing Tech. Reduce la sensibilidad dental por la combinación de nitrato potásico y fluoruro sódico en su fórmula. Elimina el dolor frente a estímulos externos, y alivia la zona. No contiene gluten ni alcohol.

Es remineralizante, y tiene efecto antiplaca y antiséptico. Cuida las encías con ingredientes tonificantes y regeneradores, y es de acción prolongada. Está especialmente indicado para casos de retracción gingival (lo que os comentaba al principio del post), tratamientos periodontales, desgaste del esmalte, higiente profesional, y tratamientos blanqueadores.

Su uso es apto para personas mayores de 6 años, y el modo de uso es muy sencillo. Tras el cepillado con la pasta dental específica que hemos realizado, echamos en el vasito una cantidad de colutorio que nos resulte cómoda manipular, y enjuagamos durante 1 o 2 minutos.



La firma nos dice que 15 ml, pero yo no suelo llegar ni a 10 porque se me hace incómodo. Eso lo teneis que ir graduando vosotras. Lo importante de esto es no diluir el colutorio con agua, y no beber ni agua ni tomar nada hasta pasada media hora tras haber usado este colutorio, porque si no, todos los minerales que se depositan en los dientes que ayudan a que esa sensibilidad desaparezca, se van, y hemos perdido el tiempo, el producto, y el dinero.


Da igual si haces enjuague moviendo el colutorio en la boca o si sólo lo mantienes. El caso es que toque la encía durante 1-2 minutos. El sabor es suave, así que no se hace pesado.

¿El resultado? No os voy a decir que tras el primer día de uso y de esas 3 dosis marcadas por mi dentista, siguiendo las instrucciones al dedillo, me desapareciera del todo, pero pasé de un nivel de dolor 9 a un 3 en 24 horas. En apenas unos días esta crisis se solucionó.

Y, tras toda esta parrafada, quiero comentar que no sólo es importante que nosotras seamos conscientes de nuestras necesidades, aún de viaje, sino que las marcas deberían ponerse las pilas y proporcionar productos que las cubran, porque a mí me resulta muy complicado encontrar tallas de viaje para cuidado dental y me parece primordial que no sólo se trate el cuidado dentar estándar, sino también el específico para sensibilidad y otros problemas dentales.

¿Qué os parece este tema?¿Encontráis minitallas de productos dentales específicos con facilidad?¿Qué marcas?¿Tenéis algún problema parecido, potingueras?

viernes, 25 de septiembre de 2020

Looks Merfantasía: Color, Color, y más Color.

¡Hola, potingueras!

Hoy quiero presentaros algunas propuestas realizadas con la paleta de sombras Merfantasía de Rude Cosmetics que revisamos en el post anterior.

Como sabéis, las sombras no llevan nombre, así que las iré describiendo y os las dejo marcadas en la foto de grupo de materiales, como tengo costumbre de hacer habitualmente.

Son looks coloristas, aunque hay un poco de todo, unos más potentes y otros más suaves, pero no se trata de una paleta de neutros ni yo tampoco soy persona de neutros.

Espero que os guste y que os animéis con el color, a vuestro estilo y manera.

LOOK ATLANTIS:
En cuanto hay verdes y azules, me voy a por ellos, y en esta ocasión he querido mezclar todos los tonos posibles que podemos encontrar en zonas de acantilados mediterráneos.

Comencé aplicando una prebase de sombras, y colocando la sombra verde esmeralda mate por toda la cuenca y a ras de pestañas inferiores. La rebajé hacia la ceja con la sombra menta pastel mate.

Como no hay sombras mates azules, verdes, ni moradas, elegí la morada más oscura satinada para remarcar la V externa, cuenca en 2/3 del recorrido, y a ras de pestañas inferiores, respetando el lagrimal.

En la almendra del ojo decidí colocar el azul metalizado perlado, dejando el lagrimal para el azul metálico más clarito. Me ayudé de un spray fijador para que quedara más pulido.


Rellené la waterline inferior con el lápiz Mint de Isadora. Bajo el arco de la ceja aclaré un poco con la sombra vainilla de la paleta y le di un toque con el iluminador que también usé en los pómulos.





Para las mejillas escogí el Trio Contouring Palette de Deborah Milano, usando los dos tonos oscuros mezclados a modo de bronceador, y el iluminador como tal. Es muy sutil, pero esta vez quería todo el foco en los ojos. Di un toque del rubor marrón de la paleta Crystal Power de Essence, que apenas se distingue del tono del bronceador.

 



En los labios llevo el Ultra Satin Lip Strip de Colourpop que ya estaba el pobre para retirarlo, y es una pena porque me encanta el color.

LOOK INNER MUSIC:

Esto es lo que sucede cuando no sabes qué vas a hacer y simplemente te vas escuchando sin juzgar, que salen cosas sorprendentes incluso para ti.

Apliqué prebase de sombras y marqué la V externa con la sombra fucsia mate. El resto de la banana, y por encima de la anterior, lo quise con un tono ladrillo cálido. Rebajé hacia la ceja con la sombra vainilla mate, aunque después aplicaré un poco del mismo iluminador que llevo en el rostro.

Rellené la almendra del ojo con la sombra latón metalizada, y di un toque de profundidad, si es que se puede llamar así, en la parte final del párpado móvil con la sombra duocroma entre azul y dorado, que también apliqué a ras de pestañas inferiores. 

Para completar esa zona y el lagrimal, elegí la sombra naranja de reflejo dorado. La aclaré un poquito en el ángulo más interno de esta zona con la sombra irisada blanca.




El delineado azul cobalto es el nº 12 de los CmaaDU. Tengo pendiente la reseña, lo sé, pero así váis viendo qué tal quedan. En la waterline inferior apliqué el lápiz Deliplús Eye Lovers 105, de tono pavo real.



En mejillas utilicé la paleta My Best highlight&Contour Face Palette 01 de Deborah Milano. Rellené los labios con el Lippie Stix Rayezor de Colourpop, y le di un toque del Shine Shine Shine Wet Look Lipgloss nº 16 Let's Pumpkin Up! de Essence, en tonos anaranjados suaves ambos.

LOOK HARD OLIVE:

En esta propuesta hay aciertos y errores, y vamos a comentar cómo resolver los segundos, así que atentas cuando empiece a hablar de pestañas.

Comencé aplicando una prebase de sombras, y trabajando la banana y línea inferior de pestañas con la sombra negra y un pincelito pequeño y prieto para colocarla. Después, difuminamos con otro pincel también pequeño, pero más suelto y limpio.

Con la sombra marrón media, vamos rebajando la sombra negra, aunque vamos a concentrar bastante oscuridad en la zona interna del párpado hacia la ceja. Si tienes los ojos muy juntos puede que no sea la mejor idea para ti. Obvia esta zona. La sombra amarillenta mate será la última de transición hacia la ceja.

En el párpado móvil aplico la sombra verde oliva más oscura. La coloco a toques a ambos lados y a ras de las pestañas inferiores y lagrimal, dejando un espacio en el centro de la almendra para la sombra dorada oliva. En este caso, no he utilizado spray fijador ni ayudas extras. Las sombras son tal cuál las véis, espectaculares.




En la waterline inferior utilicé el lápiz 24 Ore Waterproof Deborah Milano en tono verde oliva, y en el lagrimal y bajante de la ceja di un toque del iluminador champán de la paleta Shine Me Up de Bell, que también apliqué en pómulos y tabique nasal.

Vamos a por las pestañas postizas. Primer descuido: no hacer un delineado negro sobre el que colocar las pestañas. Si tienes la santa potra de que se queden justo a ras las pestañas naturales y las postizas sin huecos, echa lotería. Si no, que es lo más habitual, se va a ver ese espacio, y deja un aspecto un poco más cutre. Con el delineado se soluciona. Yo tengo un ojo de cada. No me dejaron comprar medio boleto.


Segundo descuido: Se me movió la pestaña ya con el pegamento puesto y me creó un parche en el párpado. Esto se arregla con un poco de sombra una vez se seca la pestaña para evitar que se mueva. A mí se me pasó, y ahí tenéis la lagunilla cerca del lagrimal.



Os cuento esto no por darme cera, sino para compartir esas cosas que nos pasan, y aprender a solucionarlas ( y, de paso, recordármelo yo)

Por cierto, las pestañas las compré en aliexpress en un pack de 3 pares y la referencia es G307, pero marca, ni idea.

Finalmente, mejillas y labios van con tonos suaves y neutros. Para los labios elegí el Fresh Mat Liquid Lipstick 01 Hypoallergenic de Bell, y en el centro le di un toque del Super Nude Gloss 01 Hypoallergenic de Bell.

LOOK LIME FLASH:

Esto empezó como una armonía de rosas y se fue por otros derroteros.

Tras aplicar la prebase para sombras, marqué la cuenca con la sombra en tono ladrillo mate de la penúltima fila, y por encima la suavicé con la tono salmón que tiene un satinado medio dorado muy curioso. Bajo el arco de la ceja, aclaré con la sombra vainilla mate.

En el párpado móvil coloqué desde fuera hacia dentro, por tercios, la sombra rosa irisada de la última fila, el verde lima metalizado, y el amarillo pastel, cubriendo también el lagrimal. En la línea inferior de pestañas me decidí por la sombra verde marino, y decidí rellenar la waterline inferior con el mismo tono, acuiendo a un lápiz de Kiko Milano, el Double Glam 109 por su parte verde.


Este mismo lápiz es el que va en el delineado superior, al que di forma con un pincel biselado.
En las pestañas inferiores di un toque de la máscara de CmaaDU 06 de color verde aguamarina que estoy probando y de la que ya os hablaré.




Para las mejillas elegí tonos cálidos y rosados, aunque en mi piel el rosa se pierde enseguida.
Los labios llevan un bonito efecto ombré gracias al nº 04 de los Velvet Lip Perfector de Clarins, que tiene un tono frambuesa muy natural.

LOOK LADY VIOLET: 
En esta ocasión, comencé sin mucha fé, y al final es una de las propuestas que más me gustan.

Comencé aplicando corrector por todo el párpado móvil, y creando una cuenca con un tono marrón mate cálido. Para ganar profundidad, dí un toque de negro en la esquinita del pliegue, justo para sombrear la V externa. Limpié bajo la ceja con la sombra vainilla mate, y pasé al trabajo de color, propiamente dicho.

En la parte externa y a ras de pestañas inferiores aplique la sombra violeta más oscura, que también llevé un poco por la banana, pero sin cerrar. en el centro del párpado móvil opté por la sombra cobriza con destellos azules, y la verdad es que empasta muy bien cuando la insertas entre dos sombras con tonos afines. Para la zona del lagrimal elegí la lila metalizada y la subí un poco a ras de nariz por el interior. Para matar ese brillo, la difuminé un poco con la sombra fucsia mate; y, para iluminar, di un puntito del blanco perlado en el lagrimal.

La waterline inferior la quise también en estos tonos, y utilicé el Shockwave Neon Eyeliner Vivid de L.A. Girl. Sin saber muy bien si me gustaría el resultado, hice un delineado superior con el tono 05 de los CmaaDU Eye Liner, y lo cierto es que me encanta.
 

 
 
Para el rostro tiré de bronceador y de rubor, éste ultimo con matices rosas fríos, porque quería un iluminador en tonos violetas, como la parte baja del Dream Kiss Highlighter de Revolution, que también subí hacia la ceja. Para que el ojo quedara más abierto, dí un toque del iluminador blanco Glow Kiss Highlighter de Revolution justo en la parte alta del arco de la ceja.
 

 
 
Los labios van muy suaves, el tono 02 Orchid de los Fresh Mat Liquid Lipstick Hypoallergenic de Bell como base, y un puntito del Essence Holo Wow! Dewy Lip Shine 05 Scarab Wings para armonizar con el tono violeta de este look. Ojalá vuelvan a lanzar estos glosses, porque dan mucho  juego.
 
LOOK GRAPHIK MADNESS:
Sí, tengo el pelo muy largo para una cresta, y sí, ni me ha salido el grafismo perfecto ni simétrico, pero no me preocupa. Para ser la primera vez que hago algo de este estilo no ha quedado del todo mal. Si sólo hiciéramos eso que creemos que nos sale bien, no evolucionaríamos jamás.

Comencé, como siempre, aplicando prebase de sombras. y decidí crear una cuenca abierta con la sombra roja sandía satinada. La maticé con la sombra vainilla mate que también utilicé para el arco de la ceja.

En el párpado móvil apliqué la sombra violeta con destellos azules en la mitad exterior, dándole forma alada y larga, y el resto del párpado con la verde duocroma pavo real metalizada, dejando el lagrimal libre. A ras de pestañas inferiores igualé los colores, y rellené la waterline inferior con el tono 01 Blackhole de los Faux Blacks de Nyx que ya se jubila con este look.

En el lagrimal apliqué un toque del Soft Matte Metallic Lip Cream Maui de Nyx, de un tono rosa frío muy galáctico, y es el labial que utilicé también en esta propuesta. Di un toquecito de la sombra rosa fría clarita de la paleta para aclarar un poco, pero apenas se nota.
 



El delineado comenzó como algo normal, aún siendo de ese rojo tan vibrante, pero se me fue la idea a la tendencia de los delineados gráficos, y ahí está. Es el Color Eye Liner Long Lasting 05 de QiBest. Habrá reseña, paciencia.
 



En las mejillas mezclé contorno, bronceador, el rubor Cactus de Nars (que ojo lo que cuestan estos coloretes y lo fácil que se rompe la caja), y el iluminador de acabado azulado frío Angel Food de Colourpop.
 



Los labios llevan un ombré raro en el interior. Con el Metal Liquid Lip Color 08 de Kiko Milano hice unas rayitas en el labio inferior y las uní por la zona de la mucosa, manchando el labio superior en esa zona. Para darle cierto equilibrio, marqué el arco de Cupido por fuera con el mismo labial.

Para ir a por el pan no es (o sí, si te apetece, hazlo), pero para experimentar y divertirse va fenomenal.

Disfruto mucho con la paleta Merfantasia de Rude Cosmetics y podría seguir creando looks con ella, pero creo que como muestra estos 6 están muy bien.

¿Qué os ha parecido el rendimiento de la paleta?¿Qué sombras os han sorprendido más?¿Con qué look os quedáis, potingueras?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios