jueves, 21 de marzo de 2019

Midnight Chaos Shadow Palette de Nyx, un extraño juguete.

¡Hola, potingueras!

Cuando me llegó esta paleta a modo de regalo de parte de mi amiga Gadirroja, me quedé soprendida. No la conocía, y la elección de tonos y acabados era bastante intrigante. Bonita, e intrigante, lo cuál ya la hacía atractiva para mí.

La Midnight Chaos Shadow Palette de Nyx también tenía un punto contradictorio porque, si bien era una paleta de sombras, al fijarme en las recomendaciones del fabricante en la parte posterior, 4 de los 10 tonos era mejor no usarlos en los ojos, ¿entonces qué narices hacen en una paleta de sombras si no se pueden usar en los ojos? Supongo que, dentro de lo absurdo que resulta, sería debido a algún pigmento y alguna normativa que les obliga a poner este aviso, porque yo he usado todas y cada una de las sombras en los párpados y no he tenido ningún problema.

 

La segunda inconveniencia que encontré en ella fue que, una vez la abrí por primera vez, ya no he podido volver a cerrar la tapa. Al menos, no sin truco. He tenido que poner un trocito de papel al lado del cierre para que haga cuerpo y la tapa se enganche.Os prometo que trato mis paletas de sombras como si fueran cristal, o casi, así que el que se rompa casi con mirar el cierre me puso de muy mal café.


Sin embargo, como el contenido me interesaba, busqué soluciones, y me dispuse a disfrutar de esta paleta. 

La Midnight Chaos Shadow Palette de Nyx contiene un total de 10 sombras de 0,9 gramos cada una, repartidas en 4 sombras mate y 6 purpurinosas.




Las mate parecen más pigmento que sombra, son muy intensas, y trabajadas a toques y en párpado funcionan bastante bien. En arrastre en brazo, no tanto. Sin embargo, cuando depositas producto en el párpado, y luego lo extiendes, salvo la azul que parchea un poco y cuesta más trabajarla, funcionan bastante bien y se logra intensidad. Os recomiendo utilizar alguna prebase ligera para sujetarlas. A mí me funcionan muy bien los fijadores líquidos con esta aplicación.




Tenemos un marrón rojizo casi vino, que ésta deberían venderla suelta. Funciona genial, se difumina sin problema, y es intensísima.

Un azul cobalto algo más apagado en directo que en foto. Parchea al extenderla, pero se arregla con un poco de paciencia. Mejor a toques con ella.

Un violeta precioso. Pigmenta y se difumina muy bien. Es la única que tiñe un poco la piel.

Y un verde bosque oscuro, intenso, y misterioso. Pigmenta muy bien, pero puede parchear un poquito si no la tratamos con amor.

Las sombras con purpurina tienen partículas muy finas. Sobre el párpado crean un efecto casi húmedo, y muchas de ellas se ven como si fueran sombras líquidas, por el mismo tipo de brillo y acabado. Pese a que no se especifica, os recomiendo aplicarlas con el pincel humedecido en un líquido fijador, porque son bastante volátiles.
Unas son más opacas que otras, pero todas son preciosas.

La sombra blanca tiene brillitos azules y es en húmedo como más bonita se ve. Es bastante transparente y funciona como topper. Si la aplicas en seco, se ve el polvo blanco y no se integra bien.

La rojiza con brillos en dorado es un espectáculo, muy compacta, y cubriente. Ella sola se monta la fiesta.

La azul resulta ser una sombra semi transparente de base negruzca y brillos en azul y rosa, con reflejo metalizado morado. Si fuera más compacta, y más azul, me gustaría más.

La morada tiene un acabado precioso. Puede conseguirse bastante cobertura con ella. Tiene brillos en plata, azul, y rosa.

La verde es espectacular, con un fondo verde agua apagado metalizado bastante cubriente, y brillos en verde hierba. Preciosa.

La melocotón es bastante transparente y tiene brillos en rosa frío, muy evidentes. Funciona mejor como topper, pero queda muy luminosa y muy especial.


La Midnight Chaos Shadow Palette de Nyx es una paleta muy especial. No es una paleta al uso, difícilmente podréis crear un look de calle sólo con sombras contenidas en ella (aunque mañana retaremos esta afirmación) Es una paleta complemento, de estas que conviene tener alguna de fondo de armario para combinar con paletas más neutras cuando queremos crear algo diferente.

Debido a cómo empezó mi aventura con ella, creí que nos llevaríamos mal, pero lo cierto es que estamos encantadas de habernos conocido.

¿Qué os parece la Midnight Chaos Shadow Palette de Nyx?¿La conocíais?¿Sabríais qué hacer con ella, potingueras?

miércoles, 20 de marzo de 2019

Nyx Whipped Wonderland Soft Matte Metallic Lip Cream Set: Carrusel de Color Para Labios.

¡Hola, potingueras!

Las pasadas navidades mi amiga Gadirroja me envió el Nyx Whipped Wonderland Soft Matte Metallic Lip Cream Set, un conjunto de 12 labiales en tamaño mini de la gama Soft Matte Metallic Lip Cream de Nyx en forma de carrusel.

Los Soft Matte Metallic Lip Cream de Nyx se caracterizan por tener una textura suave, aireada, casi mousse, que se extiende con facilidad sobre el labio, un acabado suavemente metálico muy fácil de llevar, larga duración, no transferencia al contacto una vez secos, y mucha comodidad.


Algunos de los tonos cubren más y otros menos, pero por su especial textura permiten reaplicación y trabajo en capas sin que se creen parches, sin que se vea una cobertura gruesa, o que resulten incómodos.

Sorprende que resistan bastante bien incluso el comer o beber sin transferir y sin perder apenas color, y que no se sientan secos sobre el labio. Nunca van a tener la sensorialidad de una barra de labios, pero para ser labiales "casi fijos", son muy llevaderos.

Athens tiene un color azul turquesa irisado muy divertido y muy atrevido. No es un color para cualquiera. Es bastante transparente y necesita más de una capa, pero se trabaja bien y queda bastante uniforme. Aún así, no resulta incómodo. lo mismo este verano me animo con él más de una tarde.
 
 

Beirut tiene un color marrón dorado precioso. Es un labial que recuerda a un labio solar sin ser amarillo; por lo tanto, es muy llevadero y combinable. Visto aquí.
 
 

Bruges tiene un color marrón rojizo precioso, con pequeñas partículas de brillo en dorado y rosado. Queda muy bonito, y es de los más combinables y naturales del set.
 
 

El Segundo tiene un color fantasía complicadete. Es un verde menta, cremoso, metalizado, que cuesta que quede del todo cubriente, y amarillea piel y dientes. Salvo para fantasía, no creo que le podáis dar mucha salida, aunque reconozco que original es.
 
 

Honolulu es un labial precioso, recuerda al buen tiempo, y da un aspecto muy saludable. Tiene un color rosa chicle con un punto neón muy ajustado. Cubre con 1 capa, es de los más gruesitos en ese sentido, pero sobre el labio queda fino. Es una preciosidad, da alegría sólo verlo. Visto aquí.
 
 

Manhattan Beach es un labial dorado champán fino, algo traslúcido. Cubre, pero deja ver algo la piel y eso hace que el labio no se vea muerto con esa tonalidad. Pese a que no es un tono que me favorezca especialmente con mi color de piel, no me veo mal del todo dependiendo de cómo lo combine, aunque lo encuentro más útil como topper y para looks de fantasía.
Visto aquí.
 
 

Marrakesh tiene un color naranja coralino, algo cremoso, muy bonito. De acabado metalizado suave, resulta muy juvenil y llama al verano, aunque estos tonos me encanta conmbinarlos con ahumados muy oscuros en invierno para crear contraste.
Visto aquí.
 
 

Maui tiene un color muy especial, una especie de rosa chicle de fresa ácida, con un puntito lila. Resulta muy galáctico, muy años 80, muy Wendy James de Transvision Vamp con brillo metalizado. Me parece un color muy divertido e irreverente. Cubre bastante bien, por cierto. Visto aquí.
 
 

Minsk es un labial oscuro, de color berenjena con matiz frío y micropartículas en plata y azul que le dan un toque más festivo. De estilo dark/vamp/goth/llámaloX y elegante al mismo tiempo.
Me gusta mucho.
 
 

New Orleans es más bonito y especial en los labios de lo que parece en el pincelito. Tiene un efecto duocromo que juega con la propia piel del labio. Por un lado, tiene una base amarronada semitransparente que se confunde con la propia piel, y sobre ella hay una capa metálica en un color lila apagado con destellitos en azul, plata, y rosa. Ha sido la sorpresa del lote.
 
 

Québec tiene el color del año, el Living Coral, con su punto neón incluído. Es muy vivo, muy alegre, y muy bonito. Da vida y luz a la cara. Tiene el punto perfecto entre rosa y naranja, y me encanta.
Visto aquí.
 
 

Venice es un lila plateado, muy galáctico, muy fantasy, muy señora de la lejía que vino del futuro para decirnos que seguiremos limpiando con los mismos productos corrosivos.
Es un tono que amarillea los dientes aunque los tengas blancos -no es mi caso-. Tiene muy buena cobertura pese a ser tan clarito, y me parece un color curioso para crear efectos, degradados, o propuestas de fantasía. Visto aquí.
 
 


Me han encantado estos labiales, su variedad, su calidad, lo cómodos que son, lo que duran, lo bien que quedan, y el juego que dan. Además, son tan versátiles que me permiten incluso usarlos como sombra en crema. La marca no dice nada al respecto, lo hago bajo mi cuenta y riesgo, pero a mí no me dan problema.









¿Qué os parecen los Soft Matte Metallic Lip Cream de Nyx?¿Los habéis probado?¿Cuáles os han gustado más, potingueras?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios