martes, 17 de octubre de 2017

Megalast Liquid Catsuit de Wet & Wild Vs. Velour Liquid Lipstick de Jeffrey Star ¿Clones?

Review del iluminador aquí
¡Hola, potingueras!

Hoy os traigo una reseña y comparativa sobre dos marcas de labiales líquidos, ambos de acabado mate, y de precios bastante diferentes.

Llevaba tiempo leyendo y escuchando que los nuevos Liquid Catsuit de Wet & Wild eran clones de los Velour Liquid Lipstick de Jeffrey Star, a un precio muy inferior. Mientras que los de Jeffrey Star suelen costar 19€, los de Wet&Wild los encontramos a 4,99€; prácticamente, una cuarta parte del coste de los primeros. 

Aprovechando que ambas marcas estaban ya, por fin, disponibles a la venta en la web española Maquillalia, y que había una promoción de 3x2 para ambas marcas, hice un par de pedidos; uno para Wet & Wild (el iluminador de la foto lo tenéis reseñado en este post), y otro para los labiales de Jeffrey Star.


El packaging de ambas marcas de labial es, eliminado el colorido y florituras de los de Jeffrey Star, idéntico: Mismo tipo de tubo, mismo tapón, mismo cierre con saltito de seguridad (cosa que me encanta, porque así no los dejamos medio abiertos y no se secan antes de tiempo), misma altura, misma anchura, misma capacidad, mismo largo del palito del aplicador, transparente en ambos casos, por cierto, mismo aplicador de esponjilla, con resbalón incorporado para adaptarse al labio y facilitar el maquillado en un sólo trazo de forma que parezca que está perfilado,... Todo idéntico.
¿Pero es el producto igual? Esperemos un poco.


Del Wet & Wild Megalast Liquid Catsuit escogí dos tonos: Un rojo frambuesa intenso y precioso, Missy and Fierce, y un marrón rojizo, más natural y favorecedor.
Sobre ellos, os puedo decir que se comportan de forma diferente.

Missy and Fierce tiene una textura muy similar a los Velour Liquid Lipstick de Jeffrey Star, pero es algo más cremosa, y ya os adelanto que, pese a que el resultado final, y la permanencia son bastante parecidos, el de Wet & Wild tiene menos resistencia. La duración es muy buena, pero no llega a ser tan prolongada, ni se queda en el labio de la misma manera al comer que los de Jeffrey Star.

No me gusta que la información se vaya con el plástico protector.

Menos mal que nos dejan el nombre en el tope inferior.


Por otra parte, el labial seca casi al momento de aplicarlo, y se matifica. Se siente más seco sobre el labio que su contrincante, pero no es incómodo.

 

Cubre con una sola capa, queda uniforme, y no transfiere. Se degrada al comer algo graso, como prácticamente todos los labiales de este estilo, y toca reaplicárselo de forma total, porque se va entero.


Aún dentro de la misma marca, he notado que los dos tonos que tengo se comportan de forma diferente. Mientras que Missy And Fierce me ha encantado, Get Me Mocha me ha parecido algo peor.

 

Es más traslúcido que su compañero, necesita dos capas, y aún así no me termina de convencer, hace aguas al aplicarlo. Eso sí, tiene más margen de maniobra a la hora de corregirlo porque no se seca tan rápido. Tendré que seguir probándolo a ver si le encuentro el truco.


Deja una sensación algo arenosa, resulta más seco sobre el labio que su compañero, aunque sigue siendo cómodo. Me recuerda bastante a algunos de Colourpop que me salieron algo más secos (los que se caen a trozos, no, los anteriores)

No es una maravilla, pero no está mal. Aunque, comparado con el anterior, se me queda flojito.

Los  Wet & Wild Megalast Liquid Catsuit son labiales Cruelty Free, y no contienen perfumes ni gluten. Su fórmula incluye agentes filmógenos emolientes, derivados de macadamia, y vitamina E para evitar que los labios se resequen y mantener una sensación confortable.



Imagen vista en mi Instagram
En cuanto a los de Jeffrey Star, me hice con dos tonos a los que les tenía ganas hace tiempo, y que son los más ponibles, y me encapriché de uno algo más extravagante, pero en mi defensa diré que creo que si no pruebas un color extraño de Jeffrey Star, te estás perdiendo parte de la experiencia con la marca, porque es lo más representativo que tiene (es como si no pruebas las sombras Super Shock Shadows de Colourpop, te quedas a medias)

También son labiales cruelty free. Son veganos.

También estos labiales se comportan de modo diferente entre sí, y lo achaco a la oscuridad del pigmento. Generalmente, cuanto más oscuros son los labiales mates, más problema tienen para quedar uniformes y cubrientes, y, al ir desapareciendo, marcan las líneas del labio.

Aún así, me parecen excelentes, de lo mejorcito que he probado en cuanto a labiales líquidos de acabado mate, muy cómodos, muy duraderos, y bastante resistentes al roce con la comida (aunque también se acaban marchando con los aceites, pero les cuesta más)

 
 
 
 

Destaca su textura suave y su olor afrutado, algo excesivo para mi gusto, pero que desaparece pronto y no se hace molesto.

Dirty Money es mi rareza adquirida en esta compra, y es que no me pude resistir a ese color tan curioso como indescriptible, un verde claro que quiere parecerse al verde militar, pero es más claro, más grisáceo, y más pastel. Queda curiosamente elegante, aunque amarillea ópticamente los dientes, tenedlo en cuenta.

 

Es cremoso, se extiende muy bien, cubre de una pasada, queda uniforme, no parchea, no hace aguas, no se escurre por las comisuras, admite 2 capas sin levantarse ni engrosarse ni verse "rajado", permite reaplicación sin problemas, es muy cómodo, apenas lo notas en el labio, no resulta especialmente seco ni agrieta el labio, aguanta muchísimas horas, no transfiere...Es estupendo.


La única pega que le encuentro, a éste y a sus hermanos, es que tarda un poco en secrse del todo. Es decir, se seca superficialmente enseguida, pero en asentarse del todo tarda un poquito más, y mientras lo hace, puede resultar ligeramente pegajoso, así que nada de presionar un labio contra otro, o besar a nadie hasta que no lo notéis sobre el labio. Ese es el momento en que se ha adherido totalmente, y ya no dará problemas.

Unicorn Blood era uno de mis antojadísimos de la marca. Tiene un color granate perfecto, un rojo oscuro años 40's que llevo mucho tiempo buscando.

 


Es confortable, ligero, resulta muy favorecedor, tiene todas las ventajas que el anterior, tampoco tarnsfiere, es elástico y, pese que os comentaba al principio el tema de los labiales oscuros y los problemas que suelen presentar, se aplica de un solo trazo y queda uniforme, no raja el labio, no hace aguas, no parchea, y permite reaplicación.
Eso sí, al irse marchando se va marcando el labio, dándole un aspecto más decadente, así que hay que estar más pendiente de él.

Dominatrix, un labial de color café intenso, más que chocolate, porque no le encuentro matiz rojizo, se comporta de forma muy similar al anterior. Es algo más líquido que el anterior, pero apenas hay diferencia.

 


Igualmente, cuando se va deteriorando, marca el labio y lo avejenta, pero no lo achaco a la calidad, sino al tono, como os decía al principio.


Aún así, me parece un color muy interesante, muy sofisticado, y muy atrevido dentro de su oscuridad. Me encanta jugar con él porque como no suelo usar marrones tan oscuros, me tiene entretenida descubriendo combinaciones.


En definitiva, yo no diría que los Megalast Liquid Catsuit de Wet & Wild sean clones de los Velour Liquid Lipstick de Jeffrey Star, aunque sí tienen una calidad bastante recomendable (al menos, el rojo, no sé cómo funcionará el resto de tonos, pero creo que alguno más caerá)

En cuanto a los Velour Liquid Lipstick de Jeffrey Star, reconozco que pagar 19€ por un labial, teniendo en cuenta todos los que tengo, y todo lo que hay en el mercado a precios más competitivos, me pica. Ahora, también debo decir que, con promociones de este tipo, que se quedan a poco más de 12€, aunque tampoco resulten low cost, merece la pena probarlos.

¿Conocíais estos labiales?¿Habéis probado alguno?¿Cuál es vuestro favorito, potingueras?

lunes, 16 de octubre de 2017

Skin Kiss Peach Kiss y Cleopatra´s Kiss by Sleek: Besos de luz.

¡Hola, potingueras!

Los iluminadores son un producto que siempre llama mi atención. Es raro que a alguno no le encuentre encanto y uso, y se me antoja la inmensa mayoría de los que salen al mercado.

De hecho, las dos opciones de iluminador que veremos hoy estaban, más o menos, en mi wishlist virtual, esa que voy creando a partir de comentarios y publicaciones en el blog o en instagram, y que algunas personitas saben leer, como es el caso de mi amiga Gadirroja, que fue quien me regaló estas dos preciosidades.


Comenzamos por el iluminador individual y mi ruego a las marcas de que, por favor, terminen con la moda de los iluminadores en formato paellera. Que sí, que nos gustan mucho los iluminadores, pero que 15 gramos de producto, ni aún teniendo uno solo y usándolo cada día lo terminas.

En cuanto juntas 3, se te acaba el cajón, ¿qué haces?¿te mudas?¿compras otro muebles?¿Y cuando ya no te caben más muebles? Pues eso. Un poco de sensatez en los formatos no estaría de más.
Además, si son pequeñitos y compactos, te los puedes llevar de viaje sin problema, porque caben en cualquier neceser, y sin tanto miedo a que se rompan.


El Peach Kiss Skin Kiss pertenece a la marca Makeup Revolution London, y se inspira en el Peach Goddess de Jeffrey Star; al menos en cuanto al color del iluminador en sí, y el acabado que deja.

El packaging es una monada. En color oro rosa cromado pulido, con pestañita de cierre por presión, que suena para deleite de nuestros oídos, y nos da sensación de seguridad. Tiene un espejo interno de una calidad bastante buena, y contiene una pastilla de producto de 14 gramos, con un relieve muy solar.

El color del iluminador es, en princpio, de un color rosa palo muy mono, con reflejo dorado. Lo que más bonito me parece de este iluminador es que ni el rosa es muy rosa, ni el dorado es muy dorado, y que, sobre la piel, queda muy integrado, se adapta a pieles frías y cálidas, y combina fenomenal con casi cualquier cosa.



El acabado es metalizado, no purpurinoso, y bastante uniforme. Podemos conseguir desde un velo que recrea una piel humedecida, a un efecto intenso y casi cegador bajo luz artificial. Creo que tiene una calidad estupenda, y que, dentro del rango low cost, es de lo mejorcito que hay en este momento en el mercado.


Pasamos a la Paleta de Iluminadores Cleopatra's Kiss de Sleek. Yo de la que tenía ganas era de la Solstice, si os soy sincera, y recibir ésta me desconcertó seriamente; más cuando ví que los tonos eran muy dorados e incluso algo oscuros para mi piel. No sabía si podría sacarle partido, pero lo he hecho, y ya os digo que con esta paleta, tenéis resuelto el verano, aunque el resto del año se tenga que quedar durmiendo en un cajón si sois blanquitas como yo.
Si disfrutáis de un tono medio u oscuro de piel, podréis usarla todo el año.


Es una paletita muy compacta, de packaging dorado cromado, muy sucio. Si quieres tomar huellas, es ideal. Con una gamucilla para limpiar lentes se queda perfecta.
El cierre es imantado, y contiene 9 gramos de producto.

También contiene un buen espejo interior, pero no es totalmente abatible, se queda a 90º y esto nos limita su uso. Contiene una especie de brochita que podéis usar para limpiar el teclado, porque es dura y compacta como ella sola. No sé por qué se empeñan en incluir estas herramientas inútiles. Más valía añadir un iluminador más, más cantidad de los que trae, o, directamente, recortar el tamaño de la paleta y ceñirse a lo que ocupan los iluminadores.

Contiene 4 iluminadores, dos en crema, y dos en polvo prensado, y se complementan por tono dos a dos. Dos son más dorados, y dos son más tostados.



A la izquierda, tenemos Sphinx y Dinasty. Sphinx es de polvo prensado es de color dorado cálido, muy metálico, muy intenso, y al que no le aprecio purpurinas; y Dinasty es un iluminador en crema, de un color dorado algo más claro, que puede ser utilizado tanto como por sí solo, como utilizarlo como base para el anterior.



A la derecha, encontramos Delta, en crema, de color marrón dorado, perfecto para lograr un efecto bronceado luminoso; y Goddess, el más claro de todos, en polvo prensado, con un tacto áspero, y con contenido en purpurinas. Tiene un color champán cálido, pero es, quizá el que menos me convence de la paleta, curiosamente, por las purpurinas, aunque las noche de verano lo admiten todo, y alguna vez lo he utilizado.


Los iluminadores en crema de Sleek no son de los mejores que haya probado. Me resultan algo resbaladizos, y tengo la sensación de que no acaban de secarse del todo (quizá sea por el calor y ser textura cremosa), aunque si no te pasas con la cantidad, diría que lo consigues,. En este caso, no son demasiado grasos una vez eliminas la primera capa, y mientras no te estés tocando la cara, todo irá bien. La duración, respetando eso, es bastante buena. Con un fijador, te aguantan con dignidad.

Ese es mi brazo con color. Ahora ya es blanco de nuevo.

El acabado es metalizado, pero se pueden difuminar bastante y lograr cierta transparencia, en Sphinx más que en Delta. En mi caso, no quedan integrados porque el tono de mi piel no es tan tostado como requiere esta paleta, pero no puedo decir que queden mal con el medio tono que me sube el color en verano, y con un maquillaje cálido.

Como más he utilizado esta paleta es creando un efecto sunkissed o "besada por el sol", enfatizando un bronceado incipiente, dándole importancia la piel, y a la luz.

Incluye consejos de uso que yo no seguiría demasiado.

No es una paleta que yo me hubiera comprado, y de hecho estuve en un tris de no probarla siquiera y sortearla, pero me alegro de haberlo hecho, porque muchos días es lo único que he utilizado para arreglarme, junto con un poco de máscara de pestañas, y un labial potente.

Sigo pensando que Sleek tiene que mejorar mucho aún con estas paletas de iluminadores y con sus productos en crema, pero no está nada mal si le encuentras el enfoque y la combinación correctos.

¿Qué os han parecido estos productos?¿Tenéis alguno de ellos?¿Cuál os gusta más potingueras?

viernes, 13 de octubre de 2017

Miss Tés, Vol. 72: Pompadour Equinácea+5, Vitadiez, y Saciante

¡Hola, potingueras!

Una de las secciones que más ha estado en el aire desde que comenzó 2017, más o menos, es Miss Tés. Las razones han sido principalmente, dos.

La primera, es que tuve una bajada de hierro (ya está solucionado, nada serio) y como la teína influye en la absorción de este mineral u oligoelemento, tuve que reducir drásticamente el consumo de té, y evitar, sobre todo, el té rojo y el negro, que son los más teinados, aunque de vez en cuando alguna licencia me permitía.

Esto ha influido en la segunda razón, y es que, como sabéis, me gustan mucho el té y las infusiones, y eso me lleva a probar muchas variedades diferentes, pero si reduces el consumo, el ritmo de compra también se frena, porque gastas menos, y porque hay que ir gastando lo que ya tienes antes de que se quede tan seco que no sirva ni para el arenero del gato.


Por lo tanto, estos últimos meses me he dedicado a ir terminando las existencias de té e infusiones que tenía en casa, aunque algún caprichito me he dado de vez en cuando con alguna comprita mínima, o alguna reposición de infusiones que son básicas para mí, y poca novedad ha habido.

No os voy a decir que haya terminado con todo lo que quedaba, pero sí que está en unos niveles controlables.

Sin embargo, una circunstancia colateral es que, al bajar las temperaturas, me apetece tomar más infusiones que en verano, pero las que no tenían teína se han ido terminando, y no quería centrarme sólo en el rooibos, el tomillo, el eucalipto, la melisa, el boldo, el poleo-menta, la manzanilla, etc, y lo que solemos encontrar de forma más habitual, así que, aprovechando que Pompadour hizo rebajas en su tienda online, compré varias infusiones que os mostré en Instagram, y que os quiero ir reseñando, porque, aparte de ser novedad para mí, me parece interesante ir conociendo otras opciones infusionables sin teína.

No quiere decir que a partir de ahora sólo vaya a haber este tipo de producto en esta sección, ni mucho menos, porque, de hecho, alguna de las que saldrá más adelante tiene teína. La idea es ir retomando el ritmo, e ir descubriendo tés e infusiones, pero ahora que tengo espacio para poderles dar la bienvenida. Si no sacas el coche viejo del garage, no vas a poder guardar el coche nuevo, no sé si me explico.

Todas las infusiones que os muestro hoy tienen un precio de 2,15€, más o menos, pertenecen a la línea Multinfusión de Pompadour, y podéis conseguirlas en la tienda online de la marca, o en supermercados que la comercialicen.


Pompadour Multinfusión Saciante:
Ayuda al control de peso.
20 sobres individuales de 2,2 gramos.
Ingredientes: Mate, extracto de Garcinia Cambogia, aroma de naranja, y fucus vesiculosus.

Vaya por delante que no compré esta infusión con el propósito que tiene comorecurso de venta, sino porque prometía sabor a naranja, y contiene algas, y las algas son siempre interesantes en cualquier dieta (y por dieta no me refiero a régimen)


El fucus vesiculosus tiene muchísimas propiedades, pero en esta infusión su función es la de incrementar el metabolismo basal gracias a su contenido en yodo. El mate es un termogénico y ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre, y la garcinia cambogia tiene efecto saciante.

El olor es bastante agradable, se nota el toque de naranja por encima del resto de elementos, y lo más proximo es el mate. Ni sabe ni huele a algas, al menos no de una forma evidente. Si sabes que las tiene, las buscas, y tu olfato y gusto están entrenados, quizá encuentres algún matiz, pero muy leve.

En realidad, sabe a un mate suave con naranja. A mí me gusta, pero recordad que el mate tiene un regusto algo amargo, y que no a todo el mundo le agrada.
Sea efectiva o no en su misión, cosa que no sé porque no la estoy usando con ese fin en el modo en que propone la marca, seguramente repetiré más adelante con ella, porque me resulta muy agradable.


Pompadour Multinfusión Vitadiez:
Infusión de plantas, frutas, y vitaminas con sabor a bayas.
20 sobres individuales de 3 gramos.
Ingredientes:  Hibisco, escaramujo, manzana, cáscara de naranja, aroma de bayas, bayas de arándanos, grosella negra, bayas de saúco, vitaminas C, E, B1, B2, B3 (niacina), B5 (pantotenato), B6, B8 (biotina, también conocida como B7 o Vitamina H), B9 (ácido fólico), y B12.

Es una infusión que puede funcionar como un chute vitamínico, pero huele y sabe a jarabe de los de toda la vida que da gusto.


De hecho, el olor es bastante fuerte, e incluso me resulta algo desagradable. El sabor es más pasable, y lo que más destaca es la presencia del escaramujo al final.

Cuando te tomas esta infusión por primera vez, piensas que no repetirás por el olor, pero si estás acostumbrada a infusiones de bayas, en realidad tampoco difiere tanto, y es una opción más.

No me mata de amor, ni de rechazo, está bien. El contenido en vitaminas le da puntos sobre otras de sabor parecido.


Pompadour Multinfusión Equinácea Plus 5:
Defíéndete naturalmente.
20 sobres individuales de 2 gramos.
Ingredientes: raíz de equinácea, hierba de equinácea, tomillo, eucalipto, menta piperita, romero, aroma de menta, y extracto de cistus.

De cara al cambio de estación, siempre es interesante buscar alguna forma natural de reforzar nuestro sistema inmunitario. De ahí que la infusión anterior y ésta sean tan interesantes en esta época del año.


Por contener romero, si padecéis hipertensión, cuidado con ella. No es mi caso, pero lo aviso.

El  olor que tiene a mí me encanta. A hierbas, a campo, a tomillo, a eucalipto y romero, a raíces, y a otoño.

El sabor es ligeramente amaderado, con un regusto picantito y fresco gracias a la menta piperita, y tras él llegan todas las hierbas que lo componen. No es una infusión dulce, ni creo que funcione endulzándola. Cuando te tomas una infusión para tratar determinada dolencia, y le añades dulce, puede interferir en su efectividad.

Por ejemplo, el sabor amargo estimula el hígado, hace que se ponga en marcha su proceso de autolimpieza. Si te haces una infusión con hierbas específicas para lograr esto, que son amargas, y las endulzas, haces un pan con tortas (o haces el canelo, que es lo mismo)

Tras el lapso dedicado a por qué no se deben endulzar las infusiones si las usamos para determinado fin, os recomiendo esta infusión si os gusta lo que he descrito.

¿Qué infusión te atrae más?¿Sueles tomar infusiones sin teína?¿Conocías o has probado alguna de las que os muestro hoy, potinguera?

jueves, 12 de octubre de 2017

Look Purple Nude

¡Hola, potingueras!

Os prometo que este look comenzó intentando ser políticamente correcto, pero la cabra tira al monte y acabo dándole un toque de irreverencia en cuanto me despisto. Es mi gen punk, asumámoslo.

Hoy vamos a ver en acción las sombras y uno de los labiales de Pierre René que os presenté en el post de ayer, aunque el labial se ve poco, porque me puse a jugar con el color, y al final apenas se aprecia en las comisuras, pero como en el mencionado post están los labios con el labial aplicado, si tenéis curiosidad, repasadlo.

Con mi cabellera, otra que tal. Me pongo a hacer fotos y se mueve, se cruza un pelo en la nariz, y encima el biombo va y se desmaya cuando le parece bien, como podéis apreciar en la primera foto.

Y ese es el encanto de la realidad de una blogger de belleza, queridas mías. Podría repetir las fotos, pero no tendría la misma gracia.

LOOK PURPLE NUDE
Ojos:
Comenzamos creando la zona de profundidad repasando la banana con la sombra en un tono topo oscuro, tipo piedra, mate. Yo elegí la Brownstone de Coastal Scents. En el ángulo externo del párpado móvil, tocando el pliegue, apliqué una sombra marrón mucho más oscura, la Black Berry de Coastal Scents.

 

En la mitad externa del párpado móvil apliqué la sombra marrón bronce 110 Chocolate Brown de Pierre René, y en la otra mitad la 144 Magic Violet. En el centro se funden de forma magistral ellas solitas, es la textura tan especial que tienen.

No podía prescindir de la 139 Deep Purple, de un color violeta vibrante, y la apliqué a ras de pestañas inferiores y lagrimal, aportando un toque de extravagancia.

 

Bajo la ceja aclaré la piel con la sombra vainilla mate 68 de Artdeco, y a ras de pestañas superiores dí un toque con el lápiz Master Drama Khol Liner Ultra Black de Maybelline. Como sólo quería intensificar las pestañas, lo difuminé, dándole algo de forma en la salida.


Las pestañas superiores las maquillé con la Máscara Ultra Volumen Sexy Pulp de Yves Rocher, y las cejas las rellené un poco con la Make Me Brow Eyebrow Gel Mascara 3 Soft Brownie Brows.

Rostro:
Un par de elementos discordantes que tenía en la barbilla los tapé con el Perfect Coverstick Nude Sand de Isadora.

Las ojeras van corregidas con el Corrector Fluido Dress Me Perfect 01 de Deborah Milano, y la base que unifica el rostro es la Sensai Fluid Finish FF102 Soft Ivory.

Todo va sellado con los polvos prensados Fit Me 225 Medium Buff de Maybelline.

Pómulo y Labios:
En el centro de las mejillas apliqué el colorete en tono rosa medio Blasphemy de Nars, y para que fuera más acorde al resto del look, lo suavicé y lo enfrié con el colorete rosa bebé Robotic de Nars


Para iluminar, elegí el "quesito" lila de la paleta de iluminadores de Isadora Face Glow Prisma Wheel 50 Rainbow Highlights.

Los labios comenzaron muy bien, con el labial Royal Mat Full Matte Lipstick 25  Notice Me Nude de Pierre René, que tiene un color nude liláceo muy interesante. Sin embargo, se perdía mucho con el look y con mi color de piel, y quise darle un poquito de marcha aplicando primero la sombra Deep Purple, y más centrada, la Magic Violet, a modo de extraño degradado.

Como el polvo de estas sombras es de tipo grueso, se nota en la foto de cerca el relieve, pero a distancia social no se aprecia. Para estas cositas, mejor pigmento más fino.

¡Y eso es todo!

¿Qué os parece la propuesta?¿Jugáis con los pigmentos en los labios?¿Sois de looks sociales, u os gusta dales un toque diferente, potingueras?

Click si te ha gustado

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios