viernes, 30 de marzo de 2018

Look Hidden Gems

¡Hola, potingueras!

Hoy os traigo un look realizado con la paleta de sombras Hidden Gems de Sleek que vimos en el post de ayer, y con unos cuantos productos de Deborah Milano que estoy utilizando estas semanas, y de los que tendréis reseña muy prontito.

En principio, mi idea era llevarme el look a un ambiente festivo, contrastado, y oscuro, pero a última hora me pareció interesante ver cómo funciona una composición para ojos que asociamos generalmente a ese tipo de imagen con una piel y unos labios bastante más asociables a un día a día.

LOOK HIDDEN GEMS
Ojos:
Comenzamos por esta zona, sobre todo hoy, por si algo de partícula de la sombra cae sobre el rostro. Las sombras de la paletita Hidden Gems de Sleek no son demasiado polvorientas, pero sí tienen micropurpurinas, y muchas de llas vuelan y se posan donde menos falta hace.


Creamos una cuenca morada mate con la Super Shock Shadow Leopard de Colourpop, que es un pigmento prensado mate. Por encima de esa zona, suavizamos la transición y la hacemos más cálida con la sombra tostada Kokomo Café de Coastal Scents. Bajo el arco de la ceja iluminamos con la sombra vainilla mate 68 de Artdeco.

En el tercio externo del párpado móvil aplicamos la sombra morada Amethyst Sky, en el centro la verde Emerald City, y en el tercio interior la plateada Diamond Dust; todas ellas pertenecientes a la paleta Hidden Gems de Sleek. Todas tienen acabado metálico y perlado, gracias a múltiples microdestellos. Para fijarlas e intensificarlas, la segunda capa de producto la apliqué con un pincel embebido en agua de avena.

 

A ras de pestañas inferiores, remarqué la línea con la Super Shock Shadow Leopard de Colourpop, de color morado mate; y en la mitad externa dí un toque con la sombra rojiza Ruby Tuesday de la Hidden Gems de Sleek.

 


En la waterline inferior apliqué el lápiz color hueso Waterline Pencil de Pierre René, el delineado superior lo hice con el Tattoo Liner Trooper de KVD, y en las pestañas superiores apliqué la Stretch Lash Mascara de Isadora que está en mi top 3 de máscaras de pestañas.
Las cejas van arregladitas con la Tinted Eyebrow Mascara 01 Blonde de Deborah Milano

Rostro:
Corregí las ojeras, que ese día estaban algo moraditas, y encima el look lleva tonos morados, con el tono amarillo de la Concealer Palette Secrets Of Camouflage de Deborah Milano, y las aletas de la nariz, que las tenía algo rojitas, con el tono verde. Un par de marcas de granitos insensatos las cubrí con uno de los tonos naturales de la misma paleta. ¿Qué me parece? Dentro de unos días os lo cuento en detalle. 


Quise utilizar la Base en Stick Secrets Of Camouflage de Deborah Milano en el tono 01 Light para el rostro, pero no me convenció más allá de un bronceado muy suave en pómulos y temporales. Así que el resto del rostro va unificado con la Base Fórmula Pura tono 01 de Deborah Milano.
De todas formas, ya os contaré más a fondo sobre ella en su próxima reseña, porque tiene truco.

Todo ello va sellado con una fina capa de los polvos sueltos Poudre Liibre 01 de Clarins.

Pómulo y Labios:
Las mejillas y pómulos van trabajados con la elegante paleta trío My Best Highlight & Contour Face Palette N.01 de Deborah Milano.

El tono más oscuro lo he usado a modo de contorno suave bajo pómulo, el colorete rosado, da vida a las mejillas, y el iluminador en un tono oro rosado (el "oro" no es amarillo, y se agradece en este caso) luce en lo alto del pómulo. También tendréis review, pero ya os adelanto que es una paleta para regalar y regalarse.


En los labios llevo el precioso Royal Mat Lipstick 04 Toffee Cream de Pierre René, de acabado semimate, y color natural, entre marroncito y rosa, que queda siempre estupendo, lo acompañes con lo que lo acompañes. Es uno de mis tonos naturales favoritos.

¡Y eso es todo!

¿Qué os parece la propuesta?¿Os interesan las novedades?¿Os gusta cómo encajan unos ojos de fiesta en un conjunto natural, potingueras?

jueves, 29 de marzo de 2018

Sleek I-Lust Palette Hidden Gems, The Rockstars Collection. Tarde, pero llego.

¡Hola, potingueras!

Dicen que más vale llegar tarde, que no llegar, y eso me ha sucedido a mí con esta paletita de sombras que me regaló hace casi un año mi amiga Gadirroja.

Se trata de la Hidden Gems Palette, y pertenece a la gama I-Lust, que se caracteriza por contener sólo 6 sombras en vez de 12, aunque te cobran igualmente 10,49€ por ella (en Primor está a 9,49€); por salir en fechas muy concretas como edición limitada, aunque luego puedes seguirlas encontrando en varios puntos de venta mucho tiempo después; y por tener un packaging más compacto y con una estética algo más trabajada que las de la línea I-Divine. Son la "gama de lujo" de las paletas de sombras de Sleek, por decirlo de alguna manera.




Es una paletita alargada, con espejo interior, cierre por presión de click, y contiene un pincelito de doble cabo, con una esponjilla en una punta, y un pincel sintético de lengua de gato en la otra. No sé qué tal funciona porque no lo he utilizado.



Todas las sombras de Hidden Gems Palette tienen nombre de piedra preciosa, y la marca te invita a sacar la estrella del rock que llevas dentro con estas sombras de acabado brillante y, según ellos, gran pigmentación. 

Emerald City: Verde esmeralda con partículas en dos tonos de verde y dorado.
Amethyst Sky: Sombra de un precioso violeta nocturno con partículas en azul y fucsia.
Amber City: Dorado quemado con partículas en plata, dorado, y bronce.



Sapphire Blues: Azul noche de base ahumada con partículas en azul, lila, y alguna plateada.

Ruby Tuesday: Sombra rojiza con un peculiar tono entre ladrillo y rosado, con partículas en dorado, rosa, y me parece ver alguna naranja a veces.

Diamond Dust: Sombra en color plata con partículas en ese mismo tono.



Son sombras de base metalizada y con un alto contenido en partículas brillantes, algo gruesas para mi gusto muchas de ellas, aunque manejables. Esta particularidad dificulta su adherencia al lugar donde las colocamos, pero, misteriosamente, se acaban quedando pegadas donde menos falta hacen, por eso hay que trabajarlas de cierta manera.

La pigmentación no me convence demasiado en arrastre, se pierde bastante y quedan transparentes. No tengo nada en contra de este efecto, pero creo que son sombras que lucen mucho más cuando se compactan o se superponen a otras que sean más opacas. Son sombras para las que tienes que encontrar el truco. 

Se pueden construir e incrementar la pigmentación aplicándolas a toques y capa sobre capa, preferiblemente con un pincel de lengua de gato, plano, y compacto; pero como mejor me funcionan a mí es con el pincel húmedo. Con este sencillo ardid consigo una pigmentación alta y cubriente, uniforme, un acabado brillante, una sombra que se adhiere de una forma increíble, y puedo extenderlas sin miedo a que se desmiguen las partículas por el camino.

Transferencia dedo-brazo, en seco, y sin prebases. Se percibe transparencia.

Me parece una paletita muy mona, y de un tamaño ideal para llevártela, por ejemplo, junto con otra más neutra y básica cuando tienes que prever looks de fiesta y looks mucho más discretos.

Me gustan los tonos, me parecen sombras que consiguen un resultado muy bonito si las trabajas correctamente, pero sigo pensando lo mismo que cuando la vi por primera vez: yo no me la hubiera comprado; pero no porque no sea bonita, sino porque no me aporta realmente nada nuevo. Me parece un intento por parte de Sleek de remozar sus paletas Sparkle, pero sin esforzarse demasiado, y cobrándonos el doble por ello, y a mí, cuando me intentan vender la moto de esta manera, me dan pereza.


Ahora, que es la paleta que echaría en el bolso para fiestas, sí. Con esto y las 4 sombras básicas para construir volumenes en mate, puedes hacer lo que quieras, porque si algo bueno tienen es que se mezclan y se difuminan sin problema.

¿Qué te ha parecido la paleta Hidden Gems Palette de Sleek?¿La conocías?¿La tienes?¿Has probado alguna otra paleta de la gama I-Lust, potinguera?

miércoles, 28 de marzo de 2018

Miss Finiquitados: Marzo 2018

¡Hola, potingueras!

Bienvenidas a un post de Miss Finiquitados que yo pensaba que iba a ser de los más cortos de este blog, y ha resultado tan largo, o casi, como viene siendo habitual. A última hora se han terminado varios productos a la vez, como si se hubieran puesto de acuerdo.

Tenemos de todo un poco, y creo que os resultará interesante.

Recordemos los códigos:
- Review: Producto previamente revisado en extensión en el blog. Enlazado a dicha reseña.
- Sospechosos Potinguiles Habituales: Productos ya revisados en algún Miss Finiquitados con anterioridad enlazados a dicha review.
- Minitallas Revisadas: Minitallas que he gastado y de las que ya os había hablado previamente en alguna entrada.Os las dejaré enlazadas a esa revisión y, si tengo algo que añadir a lo que dije en su momento, lo haré con unas breves líneas. 



Catrice Ultra Curl & Volume Mascara Lashes To Kill:
10,5 ml/ 4,59€

Se trata de una máscara de pestañas de color negro que promete una mirada abierta, pestañas curvadas y voluminosas, y una permanencia larga gracias a su cepillo curvado en forma de cuchara.

Compré esta máscara porque, en general, este tipo de aplicadores me dan muy buen resultado, pero ha sido una máscara que he terminado deshechando por pura desesperación, y por amor a mi propia integridad física, ya que no había vez que la usara que no me metiera el cepillo en el ojo, y duele.


Le he dado mil y una oportunidaddes, y no consigo cogerle el punto. Ni me da volumen, ni me curva la pestaña, y si doy alguna capa de más, se me hace algún pegotillo incómodo.
No repetiré con ella.


Catrice Rock Couture Extreme Volume Mascara:
12 ml/ 4,59€

Es una máscara de pestañas que promete volumen, pestañas muy negras, y una duración de 24 horas. No he llegado a estar tanto tiempo con ella aplicada, pero sí os puedo decir que aguanta muy bien el paso de las horas.

Esta máscara pasó de no hacerme ni cosquillas por estar muy líquida, a ser una pasta que ya no podía aplicar en mis pestañas sin dejarlas apegotonadas. Digamos que he podido usarla muy poco tiempo en unas condiciones óptimas, y con un resultado que, si bien no era tan voluminoso como me hubiera gustado, sí que me dejaba una pestaña más importante de la que suelo tener.


No sé si es que la fórmula es así y se seca en un pestañeo, o es que a mí me vino mal, pero no me ha impresionado tanto el resultado como para volver a intentarlo.
No repetiré con ella.

Givenchy Base Fluida Eclat Matissime:
30 ml/ 46€
Review.

He dudado mucho en sacar o no este producto en el post, porque puede ser políticamente incorrecto admitir que has terminado una base que lleva como 6 años contigo, y que te ha funcionado genial hasta el último minuto.

El tono que he gastado es el 3 Mat Sand que, cuando la estrené, me quedaba un poquito oscura para mi tono de piel, y hoy por hoy es mi tono exacto. También puedo deciros en cuanto a cambios que esta base ya la están retirando, o eso me ha parecido entender, y que podéis encontrarla por unos 30-35€.

La dejé arrinconcada sin darme cuenta, y cuando la he recuperado me ha encantado, sobre todo, para mezclarla con otras bases y aligerarlas, o para superponer un poquito en las zonas de brillo más conflictivas (zona T) Se funde genial, queda natural, es muy fluida y muy cómoda, y no es un mate cartón, por eso he podido utilizarla.

Es una base muy interesante a nivel de activos, puesto que cuida y trata la piel, os recomiendo echar un vistazo a la reseña anterior. Me gusta, y de buscar una base de acabado mate natural ligera, sería una de las primeras que buscaría. Repetiría con ella.


Clarins True radiance:
30 ml/ 39€
Review.

Al contrario que la base anterior, ésta ha subido el precio (costó 35,10€ cuando la compré) y me siento muy decepcionada por no poder repetir compra, ya que, en el único lugar en el que podía conseguir mi tono, que es el 103 Ivory, que es la tienda online de Clarins, no hay tono inferior al 107.
Me parece una decisión muy desacertada. Si es belleza para todas, es para todas, para las de piel blanca también. Me encantaría reponerla, pero me niego a ir con la cara de un color que no me corresponde. 
Señores de Clarins, las personas que somos claras de piel también tenemos derecho a utilizar sus productos en nuestro tono. Por favor, reconsideren su decisición. Ya no pedimos que nos proporcionen las bases en tienda física, con que estén disponibles online nos conformamos, tampoco es pedir tanto, creo.

Respecto a la base, es una de Miss Favoritas. Tiene un acabado luminoso y fresco, es fluida y agradable al uso, tiene una fragancia super envolvente y apetecible, floral, es confortable, aguanta jornadas largas, se ve natural, y cuida de tu piel.

También me ha aguantado en perfecto estado mucho más allá de los 18 meses que garantiza el fabricante.

Repetiría con ella, pero como no me mude a Andorra como poco - y no me apetece-, me da que va a ser complicado que encuentre mi tono (Señores de Clarins, en serio, no me pueden dejar así, me van a causar un trauma, miren que va en su conciencia)


Treets Traditions Pure Serenity Bambú Body Scrub:
375 g/ 9,99€
Review.

Es un exfoliante corporal que se inspira en la tradición japonesa del baño Onsen para celebrar el solsticio de invierno. Contiene flor de cerezo y yuzu, como el resto de la línea, pero, además, incluye bambú junto con la sal como agente exfoliante.

El gránulo es muy fino y se queda compactado abajo, hay que removerlo en los aceites para lograr una pasta más o menos homogénea que nos permita un masaje agradable y eficaz. Deja la piel muy suave e hidratada, y el perfume es una delicia. Sus notas cítricas se perciben durante mucho tiempo, aunque sin resultar invasivas. Es muy revitalizante.

No contiene SLS, SLES, parabenos, siliconas, colorantes, ni aceites minerales.

El producto me gusta mucho, aunque me pareció que la boca del envase no estaba bien rematada por dentro, y cuando ya quedaba poco producto, habia que tener cuidado al sacarlo para no arañarse. La espátula se hizo imprescindible. Supongo que seria sólo una partida, y que la marca lo ha resuelto.
Repetiría con él.


Ziaja CC Cream:
50 ml/ 4,99€
Review.

Se trata de una cremita fundente y agradable que hidrata la piel, le da uniformidad, y luminosidad, y la deja preciosa y elástica. Regenera y calma la piel, la alisa, la tonifica, y es apta para pieles sensibles.

Contiene escina de castaño de indias (favorece la microcirculación), vitaminas E y C, provitamina B5, Q10, ácido hialurónica y filtro solar UV/UVB Spf 10. Para por las mañanas, en invierno, estupenda y maravillosa.

Ya os comenté que este producto me gustó mucho en su día, que deja la piel con un aspecto fresco y despejado, y que puede usarse como prebase o como tratamiento para un dia en que no nos apetezca darnos color. Sin embargo, la he terminado como crema de manos.

La razón es muy simple: se me ha acumulado mucho producto de este tipo de características y uso, y como ya tenía tiempo por casa, los últimos estertores los ha dado dajándonos las manos bonitas e hidratadas. Antes de que se estropee, prefiero descubrir una gran crema de manos que, si bien no es la más rápida en asentarse, tampoco es la más lenta, y ofrece un cuidado intensivo y específico a una zona que se ve sometida a envejecimiento, y a la que no prestamos tanta atención como deberíamos.

Repetiría con ella en ambos usos.


Scholl Velvet Smooth Baño de Pies:
150 ml/ 5,99€
Review.

Otro producto que andaba rodando por casa sin ton ni son y acabó en el dispensador de jabón de manos.

En principio, se trata de un gel jabonoso con caviar verde, minerales marinos, y vitamina E, que relaja e hidrata los pies, dejando un olor fresco, y una sensación de limpieza muy agradable.
Como cada vez que me hacía el baño de pies usaba el gel que mejor me venía, y de éste no me acordaba, decidí darle un final digno, y usarlo en las manos, para lo cual me ha gustado mucho.

Obviamente, atendiendo al poco caso que le he hecho en su uso original, no repetiré con él, pero no porque no me guste, sino porque no soy tan exquisita con los geles de pies. Uso el que más cerca me pilla y más me apetece de cuerpo en ese momento, y listo.


The Body Shop Manteca Corporal Frambuesa:
200 ml/ 16€

En principio, esta manteca corporal salió como parte de una edición limitada, pero es fácil encontrarla en tienda, sobre todo online, varias veces al año.

Tiene un olor acidulce bastante evidente que pede llegar a resultar cargante para según qué olfatos.
Es una manteca hidratante, pero sobre todo nutritiva y regeneradora, gracias a la manteca de karité de comercio justo con Ghana, y la manteca de cacao que contiene en su fórmula. Es ideal para pieles secas y muy secas, y tiende a ser espesita, y a espesarse más con el tiempo, aunque con el calor de las manos y el masaje se extiende bastante bien.


La he usado espaciada, muy espaciada, en el tiempo, porque es un olor muy intenso para mí, y porque por su densidad y capacidad nutritiva, con el calor, la tenía que guardar pronto, así que al final ha acabado como crema para las piernas de mi madre, bastante secas, o para los pies de ambas tras a pedicura, y en ese uso ha funcionado muy bien.

Es un buen producto, pero no repetiré con él porque el olor es demasiado punzante para mí. Si eres más golosa que yo, que es fácil, te encantará.


Sephora Crema Desmaquillante Eau de Coco:
50 ml/ 5,95€
Review.

Se trata de un desmaquillante facial que puede utilizarse también para párpados y labios, que tiene una textura cremosa, y es ideal para pieles sensibles, deshidratadas, y secas; aunque conozco a algunas poseedoras de piel mixta que la usan y están encantadas.

El tacto es curioso, algo gomoso, pero muy agradable de aplicar, de extender, de emulsionar, y hasta de retirar. Resulta respetuoso con la piel y efectivo en cuanto a desmaquillar. Para los ojos no me gusta, porque a mí me hace velo y es más denso de lo que me resulta agradable en esa zona, pero hay quien sí lo utiliza así y le va bien. Para gustos, colores.

Funciona como un aceite en crema, y hay que emulsionarlo con agua antes de retirarlo. La piel se queda limpia, elástica, redensificada, y calmada.  Es un producto que me gusta mucho y con el que repetiré más adelante.


Douglas Desmaquillante Bifásico Beauty System:
200 ml/ 12,95€
Review.

Es uno de Miss Favoritos en cuanto a desmaquillantes para ojos se refiere. El otro que tiene Douglas en su línea básica me gusta, pero éste es que me fascina.

Contiene agentes hidratantes y antiedad en su fórmula, y esto se traduce en que, ademas de desmaquillar ojos y párpados a la perfección, y ser especialmente efectivo en cuanto  retirar productos waterproof sin romper ni arrancar ni una pestaña, no reseca, no irrita, y no parece que te hayas aplicado un desmaquillante, sino un producto de tratamiento.

Tampoco hace velo graso, ni deja rastro oleoso, se tarda muy poquito en conseguir desmaquillar los ojos, y los productos que nos hacen la vida más fácil nos caen mejor.
Repetiré, por supuesto, si es que consigo encontrarlo de nuevo.


L'Oreal Mascarilla Con Arcilla Roja Exfoliante:
50 ml/ 9,95€
Review.

Debo reconocer que esta mascarilla me ha gustado mucho, hasta el punto de ya adelantaros que repetiré con ella, y que me apetece probar las de arcilla amarilla y azul de la marca, a ver qué tal resultan.

Como su nombre indica, es una mascarilla de arcilla roja que contiene agentes exfoliantes. Como yo la usaba era dejándola estar 10 minutos, y masajeando suavemente antes de retirarla para exfoliar la piel. Si tienes cuidado, no hay peligro de que te irrite en caso de piel sensible.

El rostro se quedaba muy limpito, con el poro cerrado, sensación fresca y relajada, y una luminosidad muy bonita. Además, el olor que tiene me encanta, me relaja, y eso es un plus a la hora de cualquier tratamiento cosmético. Tiene notas de eucalipto, y a mí el eucalipto siempre me va bien.

Una cosa que me encanta es que no se termina de secar, no acartona, y no deja esa sensación tirante de las arcillas típicas. Para retirarla, el sistema más sencillo es hacerlo con un paño de microfibra de rizo húmedo, sale a la primera, y el paño se limpia con bastante facilidad.
Recomendada.

Sospechosos Habituales:
- Beauty Face Serum IST Hidratante, 10 ml/ 6,49€: Me encanta este serum, y creo que se va a convertir en uno de mis básicos. Contiene colágeno y ácido hialurónico, un complejo de aminoácidos, y aceite de jojoba. Su fórmula es sencilla y respetuosa; tanto, que lo he estado utilizando como serum para el contorno de ojos, aún siendo en principio para el rostro, y me ha hecho un gran papel. Repetiré con él tan pronto como me sea posible. Lo necesitáis en vuestras rutinas.

¿Qué os parecen Miss Finiquitados?¿Coincidimos en algo?¿Tenéis problemas para encontrar vuestro tono de base, potingueras?

martes, 27 de marzo de 2018

Labiales Dragon Star, otros Fakes, y algún fail, de Aliexpress



¡Hola, potingueras!

 Hace tiempo que dejé de comprar labiales de "imitación" en Aliexpress, al menos, a sabiendas de que lo fueran. De hecho, el lote de labiales que os voy a mostrar hoy aparecían con otro envase más anodino, y los compré por color y acabado, y cuando llegaron a casa, me encontré la sorpresa.

Pocos de ellos me han convencido un mínimo, para que veáis que no siempre se acierta con las compras, y que te puedes llevar sorpresas de este tipo.

Como véis en la foto de cabecera, se me juntaron 3 que directamente se llaman Jeffrey Star -y que no lo son, claro-, 2 que se llaman Dragon Star -más sutil, pero se capta la idea-, y uno que imita a los Matte Me de Sleek.

DS Golden Blue-DS Gold Nude- Matte Me Fake 450 Beauty Mark- JSF Unicorn Blod-JSF Posh Spice- JSF Scorpio

Comenzamos por los Dragon Star. Tenemos uno nude, y otro azul metálico precioso, que no ha resultado lo bueno que sería deseable.


El Dragon Star 11 Gold Nude tiene un color marroncito lechoso, con un puntito dorado que le aporta un sueve acabado metalizado.. Es bastante curioso. Con un look potente, puede tener su punto.

 

Resulta cómodo al aplicarlo, tarda un poco en secar, pero queda bastante uniforme. Cubre con una capa, no se raja, no transfiere, y la sensación es llevadera, aunque se percibe algo seca, y se incrementa esa sensación si lo llevas mucho tiempo. Sobre un labial en barra o un poquito de bálsamo, es más fácil de llevar.

El Dragon Star 14 Golden Blue ha sido un chasco, porque el color es una pasada. De un azul cobalto intenso, vibrante, y muy brillante, metálico, tenía todas las papelets para ser EL azul, pero resulta que no hay forma de que quede cubriente y uniforme.

 
 

Clarea, hace parches, se mueve cuando lo aplicas, y huele a jarabe infantil. Ha sido un chasco.

Por similitud, pasamos a los Fakeffrey Star, o Jeffrey Star Fake.
Estos que en principio compré por color, traían hasta el nombre del que imitan. Sólo ha coincidido uno de ellos con uno de estos labiales originales que tengo, y os lo mostraré el último para que veáis que, por lo menos ese, en cuanto a color está bastante conseguido.

Posh Spice Fake es un marroncito claro con un matiz rosado-malva, muy bonito.
Tiene una aplicacion sencilla, buena pigmentación, y cubre con una capa. No hace aguas.





El problema es que parece que nos e termine de secar nunca, y que si presionamos un labio sobre otro podemos notarlo algo pegajoso. Podría haber funcionado, pero no ha sido así.

Scorpio Fake tiene un color lila apagado. Necesita una capa generosa para ser cubriente, y hay que trabajarlo con cuidado para que resulte uniforme.





Tarda un poco en secar del todo, y marca las líneas del labio más de lo que me gusta. La sensación, una vez asentado, es algo seca, pero es llevadero, no raja el labio, y no transfiere. Pasable.

Finalmente, llegamos al Unicorn Blood Fake. Yo tengo el original, y el color es bastante parecido. Sin embargo, en cuanto a comportamiento, no tienen nada que ver. Os invito a leer la reseña del original para entrar en detalle.








Los dos tienen un color granate perfecto, precioso, y favorecedor. El fake hay que trabajarlo un poco para que quede uniforme, y se extiende bastante bien.

Seca rápido y se siente seco, incluso arenoso. Es el mayor fallo que le encuentro, porque llega a rajarse y parchearse. Necesita de un labial debajo (truco aquí) para que podamos aprovecharlo.

Finalmente, llegamos al Matte Me Fake 450 Beauty Mark.
Lo compré por su color chocolate, perfecto y favorecedor, pero ha sido otro fiasco.





El aplicador es largo y finito, muy manejable, y tiene un curioso olor a chocolate que, con el paso de los minutos acaba oliendo y sabiendo a "labial chino" plasticoso, muy desagradable. 

Tiene una textura agradable al extenderlo, y es relativamente fácil conseguir un resultado bastante unifome si lo trabajamos un poco. Sin embargo, tarda mucho en secarse, se siente pegajoso, y al final se hace arenoso.
Lo tiene todo para ir derechito al cubo de la basura.

7 labiales para olvidar. Lo mejor es recurrir directamente a marcas con su propio nombre, aunque sean marcas chinas, que dan mucho mejor resultado, como Magical Halo, de la que tengo unos cuantos labiales más, ideales de cara al buen tiempo que os mostraré muy pronto.

¿Qué os han parecido estos labiales?¿Qué color os gusta más?¿Habéis tenido alguna experiencia semejante, potingueras?

Click si te ha gustado

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios