lunes, 24 de agosto de 2020

Esponjas Desmaquillantes, y Otras Alternativas a los Discos de Algodón

¡Hola, potingueras!

Cuando os mostré un par de esponjitas desmaquillantes en mi perfil de Instagram y os pregunté si os interesaba conocer más sobre ellas, la respuesta fue mucho más afirmativa de lo que me esperaba, así que he querido prepararos un post completito en el que os voy a contar qué esponjas tengo, cuáles son las que conozco, cómo las utilizo, con qué productos las utilizo, con qué herramientas las complemento, cómo las lavo, y qué tal se conservan.

Vaya por delante que todas las esponjas que yo tengo son de la marca Maange, y que todas las he comprado en Aliexpress. Su precio ronda 1€ aproximadamente para las grandes, las más conocidas, y 1,30€ para las pequeñas que vienen en lotes de 2 unidades. Estas pequeñas son más recientes en el mercado y menos conocidas.



También debo deciros que las primeras las compré un poco a lo loco, sin leerme siquiera las fichas del vendedor, y que es importante hacerlo porque resulta que no todas son iguales, y no sólo en aspecto, sino en usos; aunque luego os daré mis impresiones personales en cuanto a sensaciones, resultados, y arrastre, que pueden coincidir o no con las fichas previas.

Las primeras que me compré fueron estas dos rosas, una de tipo acolchadito, y otra de pelitos largos jaspeados. La jaspeada cuando llega es muy mona y tiene el pelito muy peinado, pero en cuanto la lavas, se queda así, como la véis en la foto.No afecta a la suavidad, ya os lo digo.


Lo primero que hay que hacer es lavarlas, y, en general, cuando lo haces, sueltan un olorazo a neumático importante. Os recomiendo echarles un buen chorro de un gel que os guste, achucharlas bien para que entre el producto, aclararlas muy bien, y dejarlas secar al aire. Yo las cuelgo con una pinzita en el tendedero y no tardan demasiado en secar. En invierno sí que las suelo dejar en el tendedero de interior que, aunque no les da el calor directo, cosa que prefiero evitar, se van secando muy bien.


Se pueden lavar en la lavadora, pero yo no lo hago. Yo siempre las lavo a mano en cuanto termino de utilizarlas. Lo hago con un gel, un jabón de manos, un poco de detergente, ..lo que tenga a mano y me pida el cuerpo. Lo del detergente lo dejo para cuando quiero hacerles una limpieza más profunda, pero con el jabón de manos se quedan impolutas.

Laa razones de hacerlo así son:
1.- Me resulta más rápido y más cómodo dejarlas en condiciones según acabo con su uso, no me cuesta nada dedicarles 30 segundos o 1 minuto, y así tenerlas listas, si no para el día siguiente, para dentro de 2 días (depende de la estación, ya os digo)
2.- Considero mucho más práctico y más higiénico este sistema porque la lavadora no puede insistir en dónde se ha agarrado el maquillaje o la mascarilla y nuestras manitas sí, así que van a salir mucho más limpias con ese lavado artesanal.
3.- La lavadora las estropea más por la forma en la que trata la ropa para lavarla durante su funcionamiento. Yo tengo la rosa acolchada desde hace más de 1 año y está casi nueva (no me ha perdido ni color, ni grosor, ni acolchamiento, ni suavidad, ni nada)
4.- Me da no se qué meter algo con maquillaje, o aceites, o lo que sea con el resto de mi ropa. Hay cosas que es mejor no mezclar.

Como os decía hace un ratito, dependiendo de la forma y el color son para una cosa o para otra.
Yo os he copiado las especificaciones de la página de la marca para que lo tengamos todas aquí como apunte.

Esponjas rizadas o acolchadas:
- Blanca: Elimina maquillaje suave, BB Cream, y protector solar.
- Rosa: Elimina maquillaje medio, diario.
- Marrón: Elimina maquillaje pesado, maquillaje de escenario (yo también la uso para retirar algunas mascarillas aunque la marca no lo especifique)

Esponjas lisas y jaspeadas:
- Blanca/ jaspeada rosa con blanco: Eliminan cremas, maquillaje suave, BB Cream, y protector solar.
- Jaspeadas marrón con blanco /negra con blanco: Elimina maquillaje medio, diario.
- Negra: Elimina maquillaje pesado, maquillaje de escenario

Esponjas pequeñas de color:
- Blanca y verde: Eliminan cremas, maquillaje suave, BB Cream, y protector solar.
- Marrón, Naranja, y Roja: Eliminan maquillaje medio, diario.
- Negra: Eliminan maquillaje pesado, maquillaje de escenario.

Vayamos por partes. Hablemos primero de las esponjas grandes.
Las esponjas rizadas y las jaspeadas, así como las negras de ese mismo estilo son de un tamaño grande, aunque manejable. Ya véis que ocupa más o menos la mano, y son muy flexibles.
Para mí, aún con las especificaciones del fabricante, las lisas (ya sean monocolor o jaspeadas) son mucho más suaves y respetuosas con una piel sensible que las rizadas, que tienen más capacidad de arrastre, y que, aunque no llegan a irritar, sí son algo más agresivas para este tipo de piel (ideales para pieles mixtas o grasas, por tanto) 



Aunque tienen la capacidad de retirar todos los productos que indican con tan sólo humedecerlas con agua, yo sólo las utilizo de esa forma para retirar mascarillas, o para terminar el desmaquillado una vez ya he eliminado los productos con los que me desmaquillo. Esto lo explico mejor ahora.

Suelo hacerme la doble limpieza: primero desmaquillo con un aceite o bálsamo en aceite, y luego termino de limpiar la piel con un gel desmaquillante o un gel limpiador. Cuando termino de masajear el aceite o el bálsamo, lo emulsiono con agua con los deditos, lo masajeo un poco, y luego utilizo una cara de la esponja para retirar todo el maquillaje y el aceite. Una vez hecho esto, me aplico el gel y lo emulsiono de nuevo de forma manual, y retiro los restos con la cara limpia de la esponja.



Generalmente, con esto es suficiente. Si he utilizado un maquillaje más intenso o más adherente tiro de la esponja rosa rizada, y si es más suave o tengo la piel más sensible utilizo la rosa y blanca jaspeada, que es la que mejor me va por mi tipo de piel.

No irritan y no dejan pelusilla, pero sí váis a notar que si la piel es sensible, cuando usas una esponja que arrastra más de lo que tu piel necesita te da la sensación de haberte hecho una limpieza quizá demasiado potente, y vas a tener que poner más atención en calmarla. Esto se soluciona no siendo agresiva en el desmaquillado y conociendo las capacidades de cada esponja, también os lo digo.

Respecto a las esponjas pequeñas, son bastante nuevas para mí, las he descubierto hace poco, y no noto diferencia entre las rosas y las verdes. Son igual de suaves y agradables.



Vienen con una tira de tela no elástica y, aunque en principio no está pensada para darle la vuelta a la esponja, se puede hacer, no es incómodo ni modifica el uso.




Tenía mis reticencias para utilizar estas esponjas, porque tengo los ojos y los párpados algo sensibles, y no suelo desmaquillarme los ojos con las esponjas grandes salvo que haya disuelto el grueso del maquillaje con un aceite o bálsamo que no me irrite. Sin embargo, les di una oportunidad.

Al ser gruesas, me daba reparo no controlar bien el tacto sobre el ojo, ni la presión. pensaba que me haría daño, o que arrastraría de más. El truco es relajarse, posar suavemente la esponja impregnada en el producto desmaquillante que vayáis a utilizar sobre el párpado, y acariciar la piel hacia fuera. Sale solito. Es muy chocante, porque hacemos mucha más presión con un disco de algodón normal que con estas esponjas si no nos empeñamos en querer tocar el ojo con los dedos.

Yo utilizo un desmaquillante bifásico, y no echo en la esponja más producto del que lo haría en un disco de algodón. No hace falta que se empape y traspase de un lado a otro. Es más, el producto se reparte entre las dos caras de la esponja y es más que suficiente.

Retira todo el maquillaje, o casi, ya que el ángulo del lagrimal, depende de cómo coloques la esponja, puede costarte.

La línea de pestañas ya sabéis que es más complicada, sobre todo si le pones varias capas de máscara y eyeliner a saco, como hago yo. En ese caso, lo que hago es terminar con la ayuda de una manopla de microfibra húmeda (con agua, normalmente), y mucha delicadeza. La manopla me permite una precisión que la esponja, por grosor, no me da.


Las manoplas las podéis encontrar también en Aliexpress y suelen salir 2 unidades por 1€, más o menos.

En caso de utilizar glitter sí recurro a discos desmaquillantes para evitar que las partículas se queden enganchadas en la tela de la esponja o la manopla y que luego me den problemas en usos posteriores. Por glitter me refiero a partículas que no son maquillaje. Las sombras brillantes me las retiro también con la manopla o con la esponja.

En principio, serían ideales si no fuera porque noto cierta sensación incómoda en los párpados un rato después de haberme desmaquillado con estos sistemas. La trampa está en que esos pelitos tan suaves, o ese rizo mimoso, que desmaquillan tan bien apenas rozando la piel, hacen las veces de una exfoliación superultramínima, pero la piel tan sensible lo nota. Por lo tanto, no me queda otra que seguir utilizando los discos de algodón para los párpados, aunque sigo buscando alternativas. Puedo utilizar esponjas y manopla de vez en cuando, pero no a diario; así que combino su uso con algodones. Eso sí, utilizo la mínima cantidad posible (normalmente, con una cara del disco para cada ojo tengo más que suficiente)

Ahora, como para rostro no noto esa molestia, sí utilizo esponjas grandes, pequeñas, y manoplas.
Las pequeñitas me van genial para cuando quiero utilizar un agua micelar como desmaquillante, pro ejemplo, para iintensificar su eficacia. La verdad es que, salvo que tengáis esta piel ultra sensible, podéis usarlas sin problema. Eso, o que yo últimamente la tengo más protestona, que también puede ser.

También uso mucho las toallas de microfibra de la misma forma que las esponjas en cuanto a rostro. Me resultan muy suaves y agradables, muy manejables, y en caso de apuro, puedo repasar la línea de pestañas, aunque creo que es más delicada para esa zona la manopla.
De las toallas os hablé ya hace tiempo en el blog, así que os lo dejo enlazado para no enrollarme más.


Estas son las esponjas, toallas, y manoplas que yo tengo, y todos mis trucos. A mí me funcionan bien y estoy contenta con el resultado, pero cada cual tiene su forma de hacer las cosas y puede que haya por ahí truquitos interesantes que se me hayan escapado. Si conoces alguno, por favor, déjalo en comentarios para que todas podamos aprovecharlos.

¿Qué os parecen estas esponjas?¿Las conocíais?¿Las tenéis?¿Utilizáis esponjas, manoplas, toallas o algún otro tipo de herramienta de desmaquillado alternativa a los discos de algodón, potingueras?

16 comentarios:

Saruski dijo...

Pues gracias por la información porque si que estoy pensando en hacerme con unas esponjitas y manoplas de estas

El Mundo del Nail Art dijo...

Yo me desmaquillo el rostro con gel desmaquillante con las manos y el tónico me lo aplico con las manos también porque estoy acostumbrada hacerlo así de hacer los tratamientos. En cuanto a los ojos, ahí si uso discos de algodón.
Bsss

sonia b. dijo...

lo miraré porque hay que utilizar alternativas más ecológicas a los discos de toda la vida
muchas gracias por la info

Noelia Cano | Lapinturera.com dijo...

Se agradece muchísimo toda la información, yo me he pasado a las compresas reutilizables y tengo pendiente pasarme a los discos lavables, y con tu post de hoy me has hecho dar el paso.
Un besito.

Joanna de Cosmética en Acción dijo...

Yo tengo una toalla parecida, pero la verdad es que aún no me he animado a usarla. Gracias por compartir tus trucos, guapa.

Besos

Marigem dijo...

Hola.
Qué entrada más completa. Yo poco a poco voy pasándome a discos lavables y voy disminuyendo el uso de desechables.
Muchas gracias por la info y feliz día.

Kary Pink dijo...

Un post muy completo, gracias por la información

marifloysuspotis dijo...

No sabes lo bien que me viene este post porque estoy pensando en hacerme con varias y reponer otras ya estropeadas, saludos!

Rebeca Sánchez Fernández dijo...

Me ha encantado la entrada. Muchísimas gracias por la amplia información.
Yo voy poco a poco con el cambio.
Un besazo, guapísima.

Eneri dijo...

pues me viene muuy bien este post, lo estudiare a fondo

Beatriz MissPotingues dijo...

SARUSKI: Yo les doy mucho uso, espero que te gusten.

MUNDO NAIL ART: Yo eso lo llevo haciendo muchos años, pero para retirarlo utilizo estas cositas. Los discos de algodón intento usar los mínimos.

SONIA B: Hay que hacer lo que se pueda, pero mientras las grandes corporaciones no se pongan a trabajar en esta línea, y el reciclaje no sea tan alto como debería, por mucho que haga el consumidor, poco avanzamos.

NOELIA CANO: Yo voy poco a poco, probando cosillas.

JOANNA: No sé a qué esperas para estrenarla, van fenomenal.

MARIGEM: Yo también voy haciendo estas cosas de modo gradual.

KARY PINK: Muchas gracias, me alegro de que te haya gustado.

MARIFLOYSUSPOTIS: Me alegro de que te sea útil entonces.

REBECA SÁNCHEZ: Ir de golpe sería muy desconcertante, hay que ir integrando los cambios a nuestro ritmo.

ENERI: Me alegro de que te resulte útil.

Gracias a todas por pasar y comentar. Un abrazo, potingueras!

Potinguiles Viajeros dijo...

Uso este tipo de esponjas para desmaquillarme en el gimnasio, es más rápido y menos engorroso que llevar líquidos y algodones y mucho más limpio para este tipo de sitios. Me apunto las tuyas para cuando tenga que renovarlas. Besos!!

MARIA JOSE dijo...

En condiciones normales necesitaría las marrones/negras porque siempre usaba maquillajes super cubrientes, pero ahora que la mascarilla me tapa casi toda la cara y uso menos base de maquillaje sí que podría dar el paso, que gracias a tu post ya tengo toda la información.
La verdad es que para los ojos siempre uso el bifásico en disco de algodón (y éste sale negro, negro entre las 2 capas de máscara de pestañas y el eyeliner), pero para la cara uso la típica esponjita desmaquillante reutilizable que con el tiempo se va encogiendo y poniendo dura para decirte que ya toca cambio jejeje
Besis

The Magic's World dijo...

Yo también me he pasado a este tipo, en concreto he probados las Freshy cosmetics, pero creo que cualquier opción es buena mientras dejemos de lado los algodones...
Miauuuuubesitos guapa!!!

tita hellen dijo...

No dudo que terminaré picando en este tipo de inventos, me parece una manera de generar menos basura y al mismo tiempo, creo que dan una limpieza más completa.

Besotes

Ali Momentos de Evasion dijo...

Este tipo de esponjas y manoplas no las he probado, pero sí que me he pasado a los discos reutilizables de bambu, que son como los discos de algodón y me van genial para usar con tónicos o para desmaquillar con agua micelar. Se quedan algo guarritas al lavarla en la lavadora, pero con una pastilla de jabon quedan bien... aunque me da pereza hacerlo siempre así
Gracias por la información
Besos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios