lunes, 7 de octubre de 2019

Tenemos que hablar...


¡Hola, potingueras!  

Mientras escribo esta entrada, no tengo claro que vaya a ver la luz, o cómo va a terminar el asunto, pero algo se mueve, y creo que es momento de hablar con vosotras sobre nuestra relación.

Desde hace meses, y cuando digo meses me refiero a que verbalicé lo que ahora os voy a decir allá por marzo de este año a mis personas más cercanas, me estoy planteando qué hacer con el blog.

Puede que algunas cosas de las que os voy a comentar en este escrito os sorprendan, que no lo hagan, que os esté pasando también, que no os las imaginábais, o que incluso dejan al descubierto más información de lo políticamente correcto y que os lleve a preguntaros muchas cosas, y a imaginaros otras. Sólo os pido paciencia, porque va a ser un texto largo,  y calma, porque todo acaba adquiriendo su propia forma. Voy a intentar ser lo más abierta y honesta que pueda, porque tampoco es que hablemos de certezas, sino de una visión muy personal de algunos asuntos, y eso es terreno resbaladizo, porque es muy subjetivo, así que os ruego el máximo respeto.

Llevo con este blog casi 10 años, y durante ese periodo han sucedido muchísimas cosas en las que no voy a entrar en este momento, pero lo que sí es importante tener en cuenta es que, cuando llevas mucho tiempo haciendo algo, llega un momento en que un click salta, y empiezas a ver la película desde otro prisma. Te das cuenta de que hay rutinas automatizadas y aceptadas, por tí, y por el resto de compañeras y seguidoras, corrientes de cambio por las que a veces te dejas arrastrar y otras pataleas como si te fuera la vida en ello, y ciertas dinámicas que o te abren caminos, o te hacen bajarte del burro, y crear uno propio, te siga alguien o no. Incluso, puede que busques un camino solitario por algún tiempo para saber dónde estás, y qué quieres hacer, o dejar de hacer.

Como sabéis, en mayo cambié la frecuencia de publicación, en verano volví a hacerlo, y en septiembre volví a la de mayo. Sin embargo, puestas a tirar de la manta, debéis saber que todo lo que habéis estado viendo en el blog tras el post del 1 de julio hasta la fecha, exceptuando el último Miss Finiquitados, y la entrada del viernes pasado, era material preparado y programado hasta esa primera semana de julio, salvo matices que haya ido pudiendo encontrar en estos meses en los productos reseñados en septiembre, y que he editado antes de publicar. Lo que tiene hacerse borradores y luego maquetarlos para salir, pero el grueso estaba hecho.

El motivo es que necesitaba tiempo, necesitaba descansar, necesitaba desconectar, necesitaba entender y sanar mi relación con el maquillaje, la cosmética, y mi blog, porque, si bien sigue siendo algo que me mueve y me gusta, el cómo se están desarrollando los acontecimientos últimamente había enturbiado ese ambiente.

No es sólo que los blogs tengan menos movimiento, es que parece que cada vez todo va más deprisa y te arrastra, sin que tengas margen de maniobra, o creas que no lo tienes, y poco a poco te vas desconectando de aquello que te gusta, incluso en tu vida privada. Antes de que eso llegue, es mejor parar, respirar, y recapacitar.

Cada vez salen más y más productos, más marcas, y todo a más velocidad. Se nos hace normal que nos presenten las colecciones de navidad en octubre, sin ir más lejos.  ¿En serio? ¿No os patina? A mí me llega incluso ya a molestar, porque nos roban nuestro tiempo real, que es el ahora, no nos dan espacio para disfrutar de lo que ya tenemos, sino que además nos crean ansiedad por tener lo siguiente que sale, y si no lo posees y/o posteas rapidito -y por rapidito te doy de margen una semana-, cuando aparece en tus redes ya es algo que no está "caliente", y podemos estar hablando de algo que ha salido hace 7 días, que no te da casi ni tiempo a conocerlo.

Esa ansiedad no es buena, ni para el consumidor final, ni para las que nos dedicamos al mundo de la belleza, por el canal que sea (blogger, youtube, instagram, etc) Y no es buena porque en vez de ver las novedades como juguetes nuevos y atractivos que quieres descubrir y conocer, aprender a manejar, encontrarle sus trucos, y disfrutar de ellos, muchas veces te pones en modo máquina de análisis, en modo trabajo, y ese disfrute se pierde, porque no le dedicas ni un tiempo relajado, en el que el producto se va descubriendo de forma natural, y te va revelando virtudes y defectos, ni muchas veces el tiempo que te gustaría. Se vuelve frío, se evapora la emoción -no toda, obviamente, pero es una emoción moderada-. Todo, porque hay que revisarlo rápido, a fondo, hasta el último detalle, no sea que se te pase alguna peculiaridad y te pregunten y no sepas responder.
Basta. Basta a la autoexigencia y al exceso de exigencia externa; porque sí, hay gente que exige de más cuando te comenta, sobre todo en instagram, y no se molestan ni en pasar por la reseña del blog a ver si la información que piden está allí, o en tirar de google para averiguar un precio o una tienda cercana a su casa. Debemos marcar límites, sin culpa, con respeto, hacia nosotras mismas lo primero, y hacia los demás después, porque quien no se respeta a sí mismo, no respeta a los demás, y viceversa.

Todo esto, toda esta aceleración inducida del mercado, te acaba afectando, porque te gusta este mundillo, te gusta el maquillaje, te gusta la cosmética, y no te quieres perder nada, ni quieres que esas personas que te ceden su confianza a la hora de consultar tu blog se la pierdan, pero, seamos honestas, no es rentable.
No es rentable, para empezar, porque la gran mayoría de las que tenemos un blog lo hacemos por hobbie (que lo mismo si nos pagaran lo haríamos por trabajo, y ahí los parámetros cambian), y tampoco es rentable a la hora de realizar un post en condiciones, o lo que para mí lo es - en mi blog, cada una en el suyo es libre de hacer lo que quiera, y si le funciona me parece estupendo-.

Para mí, escribir 2 líneas de texto, tomadas del dossier de prensa para más señas, y poner 2 fotos, que además no son propias, no es un post para un blog. Es un anuncio. Repito, me parece bien quien lo haga, pero no es mi caso, porque ya que me hago un blog para compartir opinión y experiencias, lo mejor es empezar por una misma y contar la propia. Lo ideal es que en los comentarios se refleje la de quien lo lee, y generar una "conversación" que nos enriquezca a todas.

Para contar esa experiencia, se requiere tiempo. Tiempo de reprimirte de tocar el producto antes de sacar las fotos para que se vea nuevo e impoluto porque es más bonito que ya toqueteado, y eso a veces te genera cierta frustración -normalmente inconsciente, que se manifiesta cuando ya vas acumulando gotitas de lo mismo- porque no siempre puedes, o no te apetece, hacer las fotos según llega algo, y tienes otras cosas que atender y se puede postergar por días, semanas, o incluso meses (tengo paletas esperando reseña que llevan en mi casa un año, por ejemplo, unas tocadas, y otras no)
Esto ya es un condicionamiento que te acaba pasando factura, porque en términos normales, quien se compra algo que quiere probar, lo prueba, y punto. No se preocupa de fotos, de no romper el embalaje, de la luz, el ángulo, y el cómo presentarlo. Llega a casa, lo desenvuelve, y lo prueba, punto pelota.
Y lo peor es que es algo que se va apoderando de ti sin que te des cuenta, porque lo quieres sacar en el blog, porque te hace ilusión mostrarlo lo más bonito posible, porque quieres compartirlo en las mejores condiciones, como quien hace un regalo. Porque estamos regalado eso: ilusión, esfuerzo, trabajo, tiempo. Palabra clave, tiempo.

Tiempo de hacer las fotos, que no siempre tienes, de preparar el espacio, de volcarlas, de editarlas (cuando se te juntan 300 empiezas a hiperventilar) Tiempo de probar el producto, que no suele ser de 5 minutos ni de un día, precisamente, porque eso no es reseña, es impresión al tacto, y, como decía antes, no es lo mismo estar probando algo por gusto que porque te llegue y sea material para el blog.
No es que lo pruebes peor, no, y lo voy a explicar.
Lo mismo te compras un producto, o te regalan un cosmético, y le haces las fotos ya por inercia, pero no sabes si lo vas a reseñar o no, y lo vas incluyendo en tus rutinas, lo pruebas en modo consumidora no-blogger, con naturalidad, una naturalidad que cuando es "trabajo" - o tu mente lo categoriza como tal, cuando es material que ya identificas para el blog y tus redes-, se pierde o se difumina, y resulta que descubres algo que te gusta, o que te horroriza, y el sentarte a redactar es fluido, improvisado, no planificado, y vuelves a disfrutar de esa frescura de los comienzos, de cuando no había expectativas ni parrillas de programación, compromisos adquiridos -reales o imaginarios-, de cuando todo era más liviano y había menos mercadeo.

Tampoco perdamos de vista el tiempo de hacer looks, si se tercia, que cada uno de ellos te lleva una media de 2 horas, tiempo de redactar, de maquetar, de programar para que haya variedad en el blog y que todas las secciones estén atendidas. Tiempo de atender las redes sociales, incluyendo publicar y responder comentarios. Tiempo.
Tiempo que te robas. Tiempo que te pierdes.

Porque sí, estás haciendo algo que te gusta, porque te gusta y porque quieres, pero hay presión, más o menos, pero la hay, generalmente propia más que ajena, pero deja de publicar sin dar explicación, y verás qué pronto hay mensajes privados y rumorología sobre qué te está sucediendo.

Y ese tiempo, no lo recuperas. Por eso, te tienes que plantear si esa inversión de tiempo, de esfuerzo, de ganas, de ilusión, de querer compartir, te genera beneficios o déficit.

La comunicación es un acto generoso entre dos o más partes, voluntario, y que debe generar ganancia a todos los grupos o individuos implicados. Es dar y recibir. Pero si tienes la sensación de dar y no recibir, o de que lo que recibes no te está aportando lo suficiente como para que esa inversión de la que hablábamos se siga dando, hay que replantearse las cosas.

Por eso os he insistido tanto en que dejéis vuestros comentarios. Porque es muy bonito saber que te leen y que tu trabajo gusta, pero la única forma de que sepamos que hay alguien al otro lado es que dejéis unas palabras al final del post. Y por eso también es importante comentar en base al tema planteado en cada entrada, las preguntas finales, etc, porque así sabemos si el mensaje llega, cómo llega, a quién le llega, y poder actuar en consecuencia, mejorándolo para conseguir el objetivo y que ambas partes tengan una relación más fluida. Y aquí me voy a meter en un jardín, porque creo que también debemos prestar atención a si comentamos o no, y qué comentamos.

A veces, algunos de los comentarios que encontramos en los post se ve claramente que son por quedar bien, por dejar constancia de que alguien ha pasado y así forzar la visita de vuelta de cortesía y correspondiente comentario en su blog -algunas personas ya te lo indican directamente en sus palabras-.
Me he encontrado mucho de "¿qué hora es? manzanas traigo". Vamos, que no tiene coherencia lo que se plantea en el post de turno con el comentario que aparece, y eso te hace pensar en si realmente ese tiempo que le dedicas al blog, a hacer algo bonito, de calidad, interesante, algo que a ti te gustaría encontrar para distraerte o informarte, realmente llega, si se aprecia, si se valora, y si es suficiente el feedback que te deja como saldo. 

Otras veces, cuando lees ciertos comentarios te planteas si esa persona te lee por puro masoquismo. Son los del tipo: "no uso este tipo de producto (iluminador, labiales mate, sombras en crema, perfilador, whatever", "no me gustan los colores", "sólo utilizo labiales nude", "no me gustan los looks tan atrevidos",...y puedo seguir.
Una cosa es que, muy de vez en cuando, aparezca ese comentario en esa persona, porque no a todas nos gusta lo mismo, y es algo normal, no pasa nada; pero, cuando más del 90% de las veces que comentas en un blog es para decir que lo que te propone no te gusta,¿por qué sigues ahí?¿por qué te empeñas en transmitir esa negatividad en tus comentarios? ¿por qué visitas un lugar que no te gusta? Está claro que no es tu sitio, no dediques tu tiempo a algo que no te aporta y en lo que no aportas. Seguro que encuentras algún otro blog o canal más de tu gusto.

Hay que ser conscientes de que los blogs son sitios personales, y hay que respetar lo que ofrecen, más allá de que te guste a ti o no. Un creador de contenidos habla sobre lo que a él o ella le gusta, le mueve, y le motiva. El blog o canal se construye a su gusto y en base a su personalidad, no a la tuya, por muy borde que suene esto. Si de 10 veces que entras en ese blog, 8 es para decir que no te gusta, si no consigues disfrutar de lo que ofrece, hazte un favor a ti, y a los demás, y márchate. Busca aquello que sea más afín a ti. Quedarse en un lugar que no te da nada es como empeñarse en abrazar un cactus. Piénsalo.
Y si, por el motivo que sea quieres seguir ahí, el día -los días- que haya un post que no vaya contigo, pasa de largo, que por no comentar por sistema no se hunde el mundo. Es preferible un comentario menos que uno tras otro del estilo enanito gruñón (no me gusta, no me gusta, no me gusta...si no te gusta, no te lo comas)

Personalmente, si alguien decide no volver a este blog tras este post, simplemente le agradezco el apoyo prestado durante el tiempo que haya pasado por aquí, y le deseo que encuentre un lugar que de verdad le motive. O incluso, que se anime a crearlo, por qué no.

Como os decía al principio, este verano he medio descansado. Quizá debería haber cortado del todo y desconectar, porque a ver qué necesidad tengo yo de estar de vacaciones y permanecer pendiente de subir las fotos que toquen a instagram y otras redes sociales, pero es que tenía mucho material, y muy chulo, para verano (y si no lo habéis visto, es el momento), y que me gusta estar en contacto con vosotras y contaros qué productos he estado probando y cómo me ha ido con ellos, pero también es cierto que ha habido momentos en los que esa interacción me ha sobrado o se me ha hecho cuesta arriba, comentarios poco afortunados, o simplemente falta de ganas de compartir porque haya que hacer x publicaciones diarias si no quieres desaparecer. Vale, pues no se hacen. Se publica lo que apetece, cuando apetece, y si apetece. Si desapareces, es que quizá es lo que necesites, que tu tiempo ha terminado, y a otra cosa mariposa, que tampoco es tanto drama.

En este tiempo, he estado reorganizando ideas y material (que tengo por sacar lo que no os podéis imaginar), y tomando decisiones sobre cómo enfocar de nuevo el blog, y lo que se va a ir viendo. 
Ya podéis deducir que no estoy preparando una carta de despedida, sino de renovación. Al menos, en principio, pero sí que os puedo adelantar que las cosas van a cambiar.

Siento la necesidad de volver al origen, a publicar cuando me apetezca y porque me apetezca. De no depender de un planning -que me impongo yo-, ni de la "obligación" de que salga el post el día que toca. De no presionarme y de saltarme mis propias reglas. De fluir más, de disfrutar más. Que no es que no lo disfrute, pero cuando te marcas tanto las líneas de trabajo, a veces se hacen incómodas. Recuperar naturalidad, y para eso quizá necesite tiempo, más del habitual, o de vez en cuando desaparezca, sólo porque esté en otras cosas, como dedicándome a vivir.
Que no significa que deje de usar cosmética y maquillaje, sólo que lo mismo no tiene faceta pública, que lo haga en mi vida personal y privada sin más intención que la que puede tener alguien en la misma situación, pero que no tenga un canal o medio dedicado a la belleza.

Esto puede desencadenar que la frecuencia se mantenga, o que de repente no aparezca nada en unos días, semanas, o meses, sin aviso ni justificación. Puede pasar que haya secciones que desaparezcan, o que vean modificado el ritmo de aparición. Afecta a la forma de presentación de los productos, sobre todo en algunos casos, porque me estoy planteando nuevas fórmulas, aunque, en esencia, como va a ir todo según el enfoque que le quiera dar a cada post en concreto, habrá mucho que se mantenga igual, y algunos cambios que gustarán más o menos. Sólo os aviso, por si sucediera.

Los productos adquiridos por mí seguirán siendo el eje central del contenido del blog, sobre todo, en lo referente a las paletas de sombras (que tengo una atasco importante, y lo que está por venir), productos low cost de maquillaje, y looks. También os digo que habrá algunas presentaciones algo diferentes en este sentido que espero que os gusten. Vamos a ir experimentando, a ver si nos sentimos cómodas con los nuevos formatos, que convivirán con los ya conocidos. Quiero tratar productos semejantes de formas diferentes según el caso. Ya lo iréis viendo.

Me apetece también recuperar algunos post o temáticas que hoy se denominan Old School, esas entradas que entraban en nuestros bolsos y cajones y descubrían secretos -algunos, a voces- o curiosidades sobre nuestras preferencias o gustos, y que invitaban a que te apeteciera hacer tú algo parecido cuando lo veías o lo leías en el canal de alguna compañera. Muchas de ellas se transformaron en tags, y ya os digo que eso no lo voy a hacer, porque me resulta cansino y pesado, y porque compromete al otro. Si algún post os inspira y os apetece recrearlo, perfecto. Ahora, vamos a respetarnos y a recuperar la comunidad dando el crédito a quien le pertenece, mencionando a esa compañera que nos ha inspirado, nos conozca o no, nos comente o no, si la idea la sacaste de allí.
Creo que es algo que muy pocas hacemos y nos perjudica a todas el no practicarlo. Como gremio, hay pan para todos, y dar a conocer otros lugares que te agradan hace crecer el buen ambiente, ese medio, el tuyo, y la información y entretenimiento que nos brinda ese espacio. Algunas, por no decir la mayoría, además de ser blogueras o youtubers, somos seguidoras de alguien, consumimos blogs y vídeos, vamos a cuidar lo que nos nutre, tanto desde un perfil personal, como desde un perfil como creadoras de contenidos.

En cuanto a las colaboraciones, de momento van a seguir. 
Es un tema más complicado de lo que parece porque, aunque es muy goloso recibir productos de las marcas y tener acceso a novedades, no es gratuito, no son "regalos de las marcas", no os engañéis, ni engañéis a los demás, es material de trabajo, y hay una contraprestación a cambio: tu trabajo (como mínimo), tu tiempo, tu piel, y tu imagen. Ojo, que sí que hay veces que las marcas se marcan un detalle, pero cuando hacen estos envíos masivos de campaña, son eso, campañas, no regalitos porque les caigas mejor. Son empresas, no ONG's, y es totalmente lícito. Todas sabemos a qué jugamos.

No hay nada de malo en hacer colaboraciones, incluso si tu medio se nutre exclusivamente de ellas, pero, sobre todo en ese caso, puede llegar un momento en que te dé la sensación de que estás trabajando para X empresas por un sueldo en especie que no paga facturas. Si eso sucede, frena, reflexiona, y dale un giro.

A mí me gusta tener colaboraciones porque me permite conocer marcas y productos de una forma más profunda, y también a algunas personas estupendas, ya de paso, que son los contactos con dichas marcas. Sin embargo, la independencia es algo primordial para mí, y me gusta también crear contenido que no provenga de estas colaboraciones en primera instancia también.

Me he planteado incluso si dejar alguna, todas, o ninguna, y mientras a mí no me cause un estrés adicional, o considere que ocupan más espacio del que les quiero ceder, seguirán, porque también es contenido interesante para el blog, y de momento esto sigue. Mientras considere que hay un equilibrio entre estos dos tipos de material, y no me sienta presionada, interna o externamente, para proyectar estos post, continuarán las colaboraciones.

Actualmente estoy muy contenta con todas y cada una de las empresas que participan en mi blog.
Trabajo con empresas serias, respetuosas, que valoran lo que hago y que les gusta, y que jamás me dicen qué publicar, ni cómo, ni cuándo.
Obviamente, la puerta no está cerrada a nuevas colaboraciones, siempre que crea que encajan con lo que a mí me va bien. ¿Vosotras invitaríais a cualquiera a entrar en vuestra casa? Yo no. Pues esto es lo mismo. Esas colaboraciones seguirán mientras ambas partes creamos que tienen un valor suficiente y satisfactorio para todos. Vamos a ir sobre la marcha, despacito, y con buena letra. Y si alguien se baja del tren, pues hasta pronto, encantada, y mil gracias por todo.

Eso sí, vamos a jugar a no tener prisa, a intentar ir al día, y a no preocuparnos por sacar material que ya no es novedad. Debemos recuperar nuestro espacio y nuestro tiempo de disfrute, de jugar y practicar con los productos el tiempo que consideremos necesario, y de interesarnos o pasar de ellos en base a que el producto en sí nos llame, y no a su fecha de producción. Vamos a reclamar poder utilizar una paleta de sombras más de 5 días de edad sin saltar a la siguiente (que si seguimos el ritmo del mercado, esto es lo que sucedería), el poder seguirnos emocionando con ella aunque lleve un año en el mercado (si sigue a la venta, es por algo) y darnos cuenta de que lo mismo se parece un poco o un mucho a la que nos meten por los ojos cada vez que abres instagram y que va a salir en 3,2,1 como lo más de lo más que ha hecho la marca X, y que lo necesitas en tu vida (en tu vida podrás necesitar otras cosas, muy pocas en realidad, pero dudo que una paleta de sombras o una crema de manos con olor a frambuesa sea una de ellas)

Vamos a forzar la máquina y a hablar de los productos de Navidad en Navidad, y no el 31 de agosto, ni el 1 de octubre, ni en Halloween (y ya me estoy yendo tarde), y si para esa fecha ya no están, pues lo mismo hay que rebelarse y no sacarlos, porque ese corre-corre, ese vivir fuera del tiempo en el que estás, aunque sea por afición, genera cierto estrés, que sumado al de la vida propia, puede ser hasta nocivo. Que sí, que meter prisa es un recurso de venta, pero lo mismo es que me he cansado de que me vayan empujando hacia la caja registradora por sistema, y es mi forma de decir hasta aquí.

También vamos a usar cada canal para lo que es. El blog tendrá unos contenidos, e instagram otros, aunque instagram siempre va a ser un apoyo al blog, y nunca al revés. E Instagram sí nos da la opción de avisar de las las novedades, si es que nos apetece hacerlo, por ese aire de inmediatez que tiene.

Sé que este tipo de post en el que comentamos cómo será la nueva temporada se suele hacer a principio de septiembre, pero yo las cosas las hago a mi manera, y no tendría sentido anunciar estos cambios si luego me ciño a un timing ajeno.
Si me queréis acompañar, si algo de esto tiene sentido para vosotras, si os unís a esta rebelión seudosilenciosa pro-tiempo real, nos leemos muy prontito.
¿Cuándo? En principio, este miércoles. De momento hay muchos post preparados porque he tenido un extra de tiempo, de ganas, y de hiperactividad, pero os aviso de que puede haber variaciones para que, cuando lleguen, no os pillen de susto.

Vamos a ir haciendo lo que nos gusta cuando nos gusta, y cuando nos apetece, porque nos apetece. Y el día que eso cambie, se toma con naturalidad. Espero que te haya merecido la pena llegar hasta aquí. Y si no es mucho pedir, comenta, por favor, pero con sentido, y con afinidad.
¡Fluye, potinguera, fluye!

36 comentarios:

Rosa Sánchez dijo...

Me encanta tu reflexión, claro que sí, el maquillaje es para jugar con el y disfrutarlo, no para que te genere estrés. Así que me encantan tus replanteamientos, y disfrutaré de tus posts y tus fotos cuando quieras publicarlas porque así lo deseas, sin prisas y sin obligaciones.
Un abrazo guapa! ❤🌹

Ginger dijo...

No sé que decir Beatriz de este post tan largo, cada cual tiene su forma de ver las cosas pero si una cosa que como bien dices es un hobby y te genera ansiedad debo decir que ¡¡algo va mal!!, no sé muy bien el qué, pero está claro que por tu post algo que abriste con mucha ilusión te ha creado una «desilusión»... ¡no sé como explicarlo! porque escribirlo es más difícil que hablarlo... pero que vamos ¡solo es un blog! y ni siquiera es tu trabajo... la gente que tienes de seguidoras y comentaristas está claro que te tiene cariño y hay veces que comenta por eso mero hecho que no es poco y que unas veces les gustará más tu post y otras menos, pero aún así te comenta.

Está claro que yo lo veo de manera muy distinta este tema del blog, que yo abrí con mucho cariño y con una edad que no tiene nada que ver con el resto de vosotras pero es mío y por tanto ¡hago lo que quiero! como es descansar cuando me apetezca y el tiempo que me apetezca ¡como si no quiero volver! ja ja ja, es algo que no me daría ningún cargo de conciencia... faltaría... ¡solo es un hobby!!!!, los hobby son para divertirte no para agobiarte y si ha dejado de divertirme pues se acaba y punto y ¡a otra cosa mariposa!
Y no quiere decir que haya dejado de gustarme e interesarme el mundo beauty que como imaginarás es algo que me ha gustado desde muy joven a pesar de que no teníamos casi nada... pero lo que teníamos ¡¡me gustaba!!

En cuanto a muchas de las otras cosas que comentas, yo no he sentido que nadie me robe mi tiempo ni casi ninguna de las cosas que mencionas, en fin que es tu blog y lo debes gestionar como tu creas mejor pero..., si te viene mejor programaqr las entradas se progaman, ¡para eso están! y bueno no le veo ningún problema a eso, al contrario..., que no te cree malos rollos que con todo mi cariño es lo que parece con este post.

Besos

Potinguiles Viajeros dijo...

Totalmente de acuerdo con todo lo que dices, ya sabes mi opinión del tema de las novedades todos los meses, ese boom continuo en redes hace que nos agobiemos porque parece que nunca llegamos a enterarnos de todo. Seguiremos por aquí a nuestra manera. Besos!!

Adaldrida dijo...

Estoy al 90% de acuerdo con lo que dices, te apoyo totalmente con el tema de las novedades y la aceleración. Es así, y yo al menos elijo bajarme de la rueda y reseñar sólo lo que me gusta y aporta.
Respecto a los comentarios... el mundo enanito gruñón es un universo y, querida, todas hemos entrado en él alguna vez.

Un abrazo enorme, Bea. Seguiremos, cada una a su manera y sin exigencias absurdas.

Marina Mdc dijo...

Yo hace tiempo que cambié el chip, la falta de tiempo te hace priorizar, y como bien dices es un tiempo que no vuelve. Si estamos aquí por hobby, hay que gastar ese tiempo disfrutando... Y si n disfrutas, ha dejado de ser un hobby y algo falla.

Estoy de acuerdo con el tema de fluir, y me horroriza a partes iguales la vorágine consumista a la que hemos llegado... Pero en el fondo lo hemos hecho entre todas... También entre todos podemos darle la vuelta.

Besitos 😘

sonia b. dijo...

los hobbys no generan ansiedad sino placer!!!
yo no tengo blog, pero puedo hacerme una idea del trabajo que conlleva el tener uno, tiempo "robado" a otras facetas de la vida... (en mi caso es el deporte el motivo de esos hurtos)
publica cuando quieras que aquí seguiremos muchas (yo misma)a las que nos gustan tus post

Lucía_lamiradadeluci dijo...

Hola Bea. Me han encantado tus reflexiones de hoy y quiero subrayar una cosa de las cosas que has dicho: si no estoy, me estoy dedicando a vivir. Y lo subrayo porque lo he pensado muchas veces. A mí no me gusta estar de vacaciones pensando en qué publicación hacer, en si "toca" o no publicar una entrada y en si ya puedo estrenar algo o no le he hecho aún las fotos (de hecho me pasa como a ti y tengo paletas guardadas desde hace más de un año a la espera). Es muy difícil estar a la última con todo porque como dices, no paran de bombardearnos. Como ejemplo te diré que acabo de descubrir unas paletas de Essence que sacaron este verano y yo ni me había percatado. Me da igual que no sea tendencia, haré la reseña en mi blog igualmente. Creo que las que seguimos "independientes" podemos permitirnos estas licencias. Me gusta esa vuelta al origen, hace mucho que pensé algo parecido e intento llevarlo a cabo en mi blog. Hablo de lo que quiero y cuando quiero que para eso es mío. Y me tomo descansos y organizo mi vida. En mi caso no dejo que esto vaya más allá de lo que es, un hobbie y una distracción. Así que por aquí estaré siempre que pueda, encantada de leerte y de ver la forma que toman esas nuevas entradas. Un beso

Saruski dijo...

A mi me encanta tu blog y que seas tan sincera siempre. Yo te seguiré leyendo y me parece genial que publiques cuando te apetezca. Yo intento seguir un ritmo, pero como muchas de mis publicaciones son sobre cosas que coso y no todas tienen la misma complicación, no todas las termino para cuando creo y hay semanas que me quedo sin publicación y no pasa nada. Es nuestro hobby, tenemos trabajo y una vida que nos requiere tiempo, éste es nuestro hobby, y si deja de divertirnos, algo estamos haciendo mal.
Besitos enormes, y sigue como eres porque nos encantasssss

Noelia Cano | Lapinturera.com dijo...

Chapó, amiga mía.
Sabía que me iba a gustar mucho el post, y lo ha superado. Porque, según veo, además va a ser de esos post a los que te vas pasando para leer comentarios que también enriquecen muchísimo.
Sobre los temas que tocas, ya sabes que los hemos hablado largo y tendido en nuestros apreciadísimas y habituales charlas. Pero hay algo que no recuerdo haber hablado explícitamente y que hoy, mientras paseaba con Betty, me ha venido a la cabeza y fíjate que lo sacas también (nosotras no tenemos hilo rojo, tenemos una maroma multicolor XD). Y es lo de los post "old school". Sin caer en pesadeces (porque los tag terminaron haciéndose algo pesado), había post, secciones, muy bonitas. Muchos priorizaban rescatar productos que ya tenías frente a bombardear con novedades. Otros, como los retos de maquillaje, daban alas a la creatividad y otros, como bien dices, compartían secretos de tocador. ¡Me apetece mucho recuperarlos y leerlos en otros rincones! Así que mira, de un cambio de etapa, de un tocar fondo de alguna manera, resurgen también ilusiones.
Eso es parte de las cosas bonitas de este mundillo, esas que nunca dejaremos de valorar cuando estemos fluyendo.
Un abrazo.

Papish dijo...

Pues a mí me parece muy bien cualquier decisión que tomes, que para algo es tu espacio, tu tiempo y tu vida.

Yo no comento casi nada, porque casi siempre voy con prisas, pero sí que te sigo y a veces me actualizo con tres o cuatro post seguidos.

Estoy muy de acuerdo en que nos movemos en una vorágine de "corre-corre" en esto y en cualquier ámbito y para mí también es agotador. Así que te animo a que recuperes esa ilusión y a qué publiques cuando a ti bien te parezca.

Un abrazo.

Eneri dijo...

Me he sentido muy identificada con mucha parte de tu reflexión. De hecho ya has visto que mis publicaciones en los últimos meses han brillado por su ausencia porque necesitaba tiempo para mí, para mis cosas y también para volver a sentir esas ganas por compartir que estaba perdiendo en los últimos tiempos. Lo que te aconsejo, sin ninguna duda, es hacer algo cuando de verdad te apetezca y te nazca, no por imposición o autoimposición. Tenemos que disfrutar de todo lo que hacemos. Y eso se transmitirá a los demás. un besazo

Carmen Carpena dijo...

Creo que es la primera vez desde hace meses MESES que me leo un post de pe a pa y chica no te falta razón ninguna. Me he sentido tan identificada con tus palabras y estoy de acuerdo con todas ellas, especialmente con las de descansar del blog, de perder las ganas, de estar atenta a todo y todos y de dejarse influir por un número de visitas, likes o lo que narices sea que nos lleva a la deriva. Por mi parte y tras varios desencantos con blogger si abandoné, no quería hacerlo, pero necesitaba ese descanso como agua de Mayo. Ahora como tú, me lo voy a tomar con filosofía, pero con la mía, siendo fiel a mi misma, a mi tiempo y a mis ganas. Así que ambas con nuevas fuerzas y ganas vamos a tope <3

Joanna de Cosmética en Acción dijo...

La verdad es que coincido con casi todo lo que dices. Yo también desde hace casi un año he bajado el ritmo y ahora publico tres veces a la semana. Es que ya me sentía muy agobiada y presionada (a mí sí que algunas marcas me han presionado dándome sus "toques de atención"). Realmente necesitaba recuperar mi vida más allá del blog. Por otro lado, estoy de acuerdo sobre lo que comentas de la aceleración del mundo de la belleza. Es que sinceramente hablar en verano sobre los calendarios de adviento o las colecciones de Navidad me parece absurdo. Por cierto, yo también tengo una comentarista cuyos comentarios son casi todos negativos, diría que unos 95%. No sé como es posible que no le gusta casi nada de lo que presento... Y la última cosa, me ha encantado tu idea de volver al origen. De hecho, yo también he pensado hacer lo mismo, pero no sabía como expresarlo y tú lo has explicado perfectamente.

Mucho ánimo y un beso.

MARIA JOSE dijo...

En muchas cosas me siento identificada, en otras te entiendo aunque no esté en la misma situación (el tema colaboraciones, las mías son muy contadas y nunca me he sentido ni presionada ni nada, es lo que tiene ser un blog pequeñito que suele pasar desapercibido). El tema comentarios no me lo tomo tan a la tremenda, por lo menos han hecho el esfuerzo de comentar algo aunque no sea lo que esperaba escuchar y en cuanto a la exigencia por hacer X publicaciones a la semana hace ya muchísimos años que lo di por perdido y básicamente publico cuando la vida me deja (trabajo,casa, hijos, pasar las tardes llevando a uno y recogiendo a la otra de extraescolares, actividades, salidas, cine...), así que igualmente no puedo pasarme por los blogs a comentar como antiguamente. Sin embargo instagram es más inmediato, incluso en la cola del supermercado ves un look/producto/manicura que te llama la atención y le das like... y sí, seguramente no me acordaré de pasar por el blog cuando llegue a casa para ver todos los detalles de ese look o lo mismo sí y resulta que pillo un rato y disfruto poniéndome al día de algunas publicaciones, pero intento no estresarme por ese tema como cuando quería llegar a todo porque veo que muy a mi pesar ya voy bastante acelerada a diario.
En fin, que todo esta parrafada que me ha salido es para decirte no me voy a ir de aquí sólo porque publiques lo que te de la gana, cuando te de la gana y con la organización o desorganización que te apetezca en cada momento. Lo que siento es no poder dejar mi feedback más a menudo.
Besis

Mareas dijo...

Me siento muy identificada con algunas cosas que has escrito, es una entrada excelente y te voy a dejar un comentario larguísimo pero aquí va...
El tiempo, ese tiempo que se pasa en la preparación de las entradas es muy valioso porque yo opino cómo tú, me gusta dar mi opinión/ visión lo más personal y entendible posible. El tiempo que usamos es tiempo libre que arañamos de otras áreas importantes de nuestra vida y eso hace que dejemos algunas cosas desentendidas. A mi me ha pasado y me pasa.
Mi visión es que hace un tiempo a esta parte estoy tan desencantada por varios factores que también me estoy planteando que hacer con el blog para el año próximo. No lo voy a dejar pero sí voy a hacer algunos cambios y descansos.
Al final esto es un hobby y debería darnos alegría y no esa sensación de obligación que muchas veces tenemos.
Lo importante es que tú eres la reina de este espacio y hagas lo que hagas hazlo por ti.
Un beso!

marifloysuspotis dijo...

Bueno bueno bueno.....si te digo que la entrada me ha encantado ....me queda cortísima.
Y es que creo que, aunque te pueda sonar a topicazo, muchas estamos en un punto similar y de hecho el otro día lo comentaba con otras bloggers.
Estoy prácticamente de acuerdo en todo, quizá el tema comentarios es en lo que menos coincidimos... probablemente porque mis posts no llegan al alcance de comentarios de los tuyos.
Con respecto al ritmo yo me lo he planteado muy cómodo y por ahora llevo una programación adelantada que me permite probar tranquila....disfrutar del nuevo producto...o pensar si lo quiero reseñar antes como un lanzamiento o después de probarlo pero tengo claro que no me voy a quitar la vida...ni privarme de "mi tiempo" y "mi disfrute" por editar....hacer fotos o redactar....todo como vaya pudiendo.
Lo que si que me "enerva" un poco más es el tema de lanzamientos y que todo se queda "viejo" a los dos días!!!! Yo no soy de las que tengo muchas colaboraciones, por lo cual lo que tengo me lo compro en casi la totalidad por mi misma....y oye me gusta comprar maquillaje, me encanta estrenar....pero sobre todo me encanta usarlo!!! Y hoy día no da la vida!!
Desde hace un par de meses tengo una idea rondando en la cabeza acerca de rescatar esos "viejos olvidados" dícese colorete...paleta o labial y traerlos al presente...combinarlos...recordar porque nos gustaron y redescubrir nuestros tesoros de tocador. Ojalá pudiéramos organizar algo así, pensé en Gadi y en ti las primeras!
Gracias por este regalo de post!
Saludos!

Oly Colour dijo...

Hola Bea!!
Parece que me has estado leyendo la mente esto últimos días, por algunos puntos... A ver yo nunca hice post tales días como obligación, iba publicando ,según iba pudiendo, pero mínimo 1 vez en semana. Luego llegó un caos a mi vida y desaparecí ,mi mente no estaba aquí y es mejor hacerlo cuando lo sientes.. En esa desconexión seguí con mi chip de comprar novedades, hacer fotos antes de usarlas y todo esto que bien explicas, el problema es que muchas de estas cosas fueron ediciones de navidad, de verano, en resumen limitadas, cuando fui a publicar nada tenía sentido y aunque tengo un montón de cosas pendientes me he visto un poco frutrada con lo que dices de la velocidad a la que va todo. Se agolpan unas novedades con otras ,unas ediciones tras otras y nada tiene sentido, hoy me encanta esto pero mañana sale otro y ya me olvido, no es muy lógico, no disfrutamos lo que tenemos y yo soy muy disfrutona, así que me bajé un poco del carro.
Ahora bien, las redes, como tú las tengo de apoyo, sobre todo IG porque las otras a penas las uso y al final estoy a medias porque creo que el blog es el sitio de reseñas ,pero no hago reseñas, así que asomo la patita y ya, otro sin sentido.
Justo ayer domingo me senté y dije a ver , por qué estás tan bloqueada?, cómo puedo cambiar las cosas para sentirme cómoda!? y así estoy, intentando fluir, porque ahora tengo tiempo y lo echo de menos.
Sobre los comentarios, tambien te entiendo, hacer una reseña negativa de algo y que te digan, es preciosa , me encanta, gracias por el post! ... te quedas mirando pa Cuenca y el bajón de visitas de publicar hace un año a publicar hace un mes, también es bestial.
En fin amiga, vaya parrafada te he soltado, pero es que te entiendo mucho... Yo no soy de las old schoold , llegué en 2016 por aquí, pero todo lo relacionado con la vieja escuela me encanta ehh ... me flipaba hacer concursos , aunque los sorteos dan seguidores más facilmente ,yo disfrutaba así.
Uno de los puntos que más me ha gustado que tocas es no dejarse llevar por la corriente y así lo haré, puede que eso tenga que ver con lo que me bloquea, el no querer ser parte de la corriente ;)
Muchas gracias por tu post, me ha encantado leerte
Un besazo

Patricia Ortega dijo...

Hola Bea! Una reflexión muy profunda que te sale de muy adentro. Me parece estupendo que quieras dar un giro y que enfoques el blog de otra manera que compagine mejor con tu vida personal. Lo del tema de las campañas navideñas, de verano, etc... Coincido contigo totalmente y es verdad que para mí mucha gente ha dejado de tener credibilidad por el hecho de correr a dar reseñas sin saber realmente si han usado el producto. Tus post los leo pero comento poco, a veces por tiempo y otras veces (sobre todo en los looks) que cómo tenemos estilos diferentes para no dejarte un comentario de bien queda (lo que decías más arriba vamos). De igual manera por aquí me quedo y tengo ganas de ver los cambios. Seguro que en cada nueva entrada leeremos a una Bea más profunda, entregada.
Muchos besos reina!!

msevilla dijo...

No te digo más que eres genuina en la forma de hacer tu trabajo, muy profesional, te lo dice una que no lo es, pero te admira, y aprendo de ti a la hora de usar cosmética y maquillaje. Cómo lo hagas a partir de ahora, me va a seguir interesando. Y yo, te estoy muy agradecida.

Marigem dijo...

¡Hola!
Ainnnns tocas tantos puntos que es complicado responder sin irse por las ramas, tú lo escribes genial, pero contestar es más complejo.

Mi blog no tiene un tema concreto, así que no tengo ninguna presión por estar a la última en algo, ya sea belleza, ropa, libros...imagino que eso tene que ser una presión tremenda. Y además en el tema belleza, al menos en mi opinión, hay que probar con cierta calma y eso es entrar enun bucle de estrés horrible.

Creo que tú eres bastante diferente a la mayoría, y deberías centrarte en eso. Entiendo que tengas que cumplir con las colaboraciones, pero en lo demás pues tómatelo con calma. No necesitas tener todas las paletas del mercado, tus looks son tan trabajados y vibrantes que puedes hacerlos todos con pocas paletas y seguirían gustando.

Respecto a comentarios, pues no sé qué decir. A mí eso nunca me ha pasado, me refiero a escribir de forma reiterada que no les gusta lo que enseño, pero sí que me han dejado comentarios super desatinados. Haace años hice un post reflexivo sobre la muerte de mi padre, un día que estaa fatal, y una chica me dijo que era un post muy divertido y que tenía un premio en su blog. O decir que un proucto o me había gustado y decir qu eella también lo tenía y le encantaba.En fin.

Esto es un hobbie y como tal tenemos que disfrutarlo. Yo he adaptado las publicaciones, cuando estoy fuera desconecto, estoy de viaje, o en familia, pareja o con quien sea, punto.

Respecto lo de guardar las paletas por el tema fotos y todo lo que cuentas es un poco parte de esa vorágine que mencionas, en mi opinión es vivir demasiado deprisa. Y cuando las cosas se hacen deprisa, con agobios y sin naturalidad(que no digo que sea tu caso, es en general) al final los lectores lo notan.

Deja que fluya, disfruta y sigue compartiendo reseñas sinceras y looks a tu estilo, a mí me gustan aunque muchos no los pondría, pero gustar me gustan y gracias a ti uso lagrimal amarillo y he comprado alguna cosita.

Muy feliz día y a tu ritmo.

vircore dijo...

Ains que identificada me hayo, yo visitó blogs. Me gusta leerlos, pero puedo cuando puedo y hago maratones.
A veces elaboró mejores comentarios a veces peores.


La velocidad es tremenda y tenemos redes que ayudan a eso, instagram, es hoy para ayer y cuanto antes. Cuando yo recibo algún producto y lo saco en el blog reseñado 2 meses después me he llegado a sentir mal, ¿habré sido la última? Es que es eso, se trata de probar y transmitir tu opinión tras su uso, no un "mira que bonito va genial" (con el precinto)

Yo me he tomado un verano medio sabático porque quería reencontrarme

Los caprichos de ailec dijo...

Cuanta razón tienes en tus palabras Bea. Ya sabes que yo llevo mucho menos que tú en este mundillo y, aún así, muchas de las cosas que mencionas me "agobian" (como estar presentando ahora las novedades de Navidad...en serio? Y tanta novedad sobre la novedad anterior...es un agobio!) y me hacen perder la motivación muchas veces pensando en si interesara o no lo que quiero contar. Muchas veces es un poco frustrante y me hace perder las ganas así que te comprendo perfectamente.

La idea de crear entradas de "las de antes" me gusta mucho, alguna vez también lo he pensado porque me gustaba mucho verlas y así se cambia de tanta novedad. Estaré encantada de seguir por aquí viendo los cambios que vas a ir haciendo en tu blog. Siempre me ha gustado mucho tu espacio por tu sinceridad y tus maquillajes (aunque yo no me anime con algunos de ellos por el colorido me gustan mucho y agradezco verlos). Bsts!

Gafitas dijo...

Hayyy los desencantos, que malos son. Hace bastante que no publico como antes, hice paròn y voy a editar cuando tenga algo que me guste. Ya no programo con tanta antelacion, ahora hago fotos de otra forma. Que se yo... Que si, que ahora tengo otras cosas que hacer, pilates, francés y más. Un dia a la semana lo dedico a los blogs que me gustan. Leo y comento, normalmente con respeto, siempre. Si algo no me gusta, o no digo nada o simplemente lo digo pero sin hacer daño, faltaría mas.
Lo dicho, vuelve a disfrutar que de eso se trata "profe mia" trataré de editar y no tener tantas faltas. 😘😘😘

Enara Girl dijo...

Me ha parecido una entrada muy interesante, yo he bajado mucho el número de entradas en el blog porque me parece como a tí que mi vida y mi tiempo es más importante que el blog y las colaboraciones. He rechazado algunas colaboraciones de productos que no me interesaban por eso mismo. Pero no puedo dejar el blog del todo porque en cierto modo me hace compañía, me da ilusión.
Todo lo que hagas estará bien hecho.
Besos

Diana entrebrochasypaletas dijo...

Tengo pendiente leer entradas anteriores pero he dado prioridad a tus reflexiones. ¿Sabes qué? conozco esas sensaciones, además son varias las veces que he parado, cambiado el ritmo, por las circunstancias, por prioridades, por no perder las ganas con que escribo cuando se trata del blog sin importar que ahora no esté tan de moda hacerlo. Porque me encanta, me relaja, disfruto y no quiero dejar que eso cambie.

Así que tomarse las cosas con más calma y respirar es vital, y si, toma mucho escribir una entrada en condiciones, y si, a veces parece que nos exigen demasiado. Pero para eso es nuestro espacio, es nuestro momento, aunque lo compartamos, para seguirlo disfrutando y llevarlo por el camino que nos hace sentir bien. Lo contrario creo que no tendría mucho sentido.

Me gusta leer sobre tu renovación, ya sabes, a estas alturas, que me da mucha pena cuando alguien decide despedir su blog. Somos unas románticas de este tipo de espacio ^_^

Un beso grande : )

Rebeca Sánchez Fernández dijo...

Me ha encantado leerte, será largo, pero certero y muy ameno.
Es tu espacio con tu reglas y tus apetencias.
Yo últimamente voy muy pillada, ni tengo tiempo de escribir, ni de leer, ni nada...
Pero, como bien dices, esa ansiedad no es nada buena, estoy totalmente de acuerdo. Agobia, abruma y enturbia la rapidez con la que va todo en los últimos tiempos. No nos deja apreciar pequeños detalles y disfrutarlos.
Un besazo enorme guapetona.

Beatriz MissPotingues dijo...

PARA TODAS: Tras unos días complicados a nivel técnico, por fin puedo comunicarme con vosotras por aquí. Lo primero de todo, quiero agradeceros la acogida que está teniendo este post. Quien dice que los blogs han muerto, se equivocan, lasblogueras están muy vivas. GRACIAS.

Por otra parte, quiero aclarar algunos puntos comunes en algunos comentarios, aunque luego or iré respondiendo una por una, porque creo que hay cierta confusión.
El origen de este post no es la decepción, la desilución, la obsesión con las cifras, ni nada por el estilo. El origen es simplemente la capacidad crítica y el ponerla a funcionar, el hablar del elefante rosa que hay en medio del salón. Se trata de analizar qué sucede, qué nos sucede, qué estamos haciendo, por qué lo hacemos, y si queremos hacerlo y cómo.
Los tiempos cambian, el mercado cambia, tú cambias. Simplemente es ponerlo en claro, y continuar en un medio que me gusta, porque me sigue motivando, pero bailando a mi son, no al ritmo que se marcan otros. Tan simple como eso. Es una declaración de intenciones.

Si no me hiciera ilusión el blog, el post habría sido muy diferente, y no os avisaría de cómoserá lo próximo, os diría hasta siempre y gracias, nos vemos en las redes, si es que nos vemos. No es el caso. No veamos drama donde no lo hay, por favor.

ROSA SÁNCHEZ: A mí el maquillaje no me genera estrés, pero sí que el ritmo de los lanzamientos puede ser agobiante. No veo ni medio normal que dentro de una misma marca se lance una paleta casi cada día. Gracias por estar aquí.

GINGER: El blog no me genera ansiedad. Yo no he dicho eso en ningún momento. Si fuera así, ya me lo habría sacado de encima hace tiempo. No lo has entendido porque no hay desilusión en absoluto. Respecto a los comentarios, se agradecen, pero siempre que no sea un 90% de "no me gusta". Si es una forma de cariño, no me quieras tanto, quiéreme mejor, o no me quieras, que para quererme así, mejor no.
Yo lo del robo del tiempo creo que tampoco lo has terminado de entender, pero no importa. Por cierto, llevo años usando la programación, no me refiero a ese recurso concreto que te ofrece blogger, sino a algo más amplio. En fin, que cada una entiende lo que quiere.
Gracias por tu comentario.

POTINGUILES VIAJEROS: Que ni nos enteremos, ni que nos queramso enterar rebasada cierta línea, proque están provocando el efecto contrario.
Gracias, guapa.

ADALDRIDA: Me parece genial que te sumes a esta corriente, a ver si le damos la vuelta al tema. Sobre el enanito gruñón, una cosa es algo anecdótico, y otra cosa quejarse por sistema en cada entrada, me refiero a la segunda opción. Obviamente, no nos tiene que gustar todo y hay libertad para decirlo (con educación, claro) Gracias, guapa.

MARINA MDC: Coincido contigo. Todas hemos intervenido en esa rueda que ahora gira a una velocidad desproporcionada, y es momento de plantarnos y frenarla hasta un ritmo más sensato. Gracias por tus palabras tan sensatas, corazón.

SONIA B: Precisamente por eso, porque el blog es mi hobby y me gusta, y no quiero que se transforme en algo que no me proporcione placer, elijo poner en claro que no me gusta el ritmo que están tomando las cosas y ponerso al día sobre ello. El deporte siempre es tiempo ganado (salud a muchos niveles) Gracias por tu apoyo.

LUCÍA LAMIRADADELUCI: Es una frase que he tomado de mi amiga Iris, una mujer inspiradora que tengo la grandísima suerte de contar entre mis allegados. Yo publiqué en vacaciones porque tnía casi todo listo mucho antes y me apetecía sacarlo, si no, hubiera cortado y listo. Creo que sé a qué paletas te refieres, yo tengo una de ellas y hay reseña pendiente. Mil gracias por tu apoyo, guapetona.

Beatriz MissPotingues dijo...

SARUSKI: Exacto, si deja de ser divertido, apaga y vámonos. Gracias de todo corazón, bellísima!

NOELIA CANO: Ciertamente, del tema old school no habíamos hablado, pero como tenemos una WiFi que ni el 5G, pues eso XD Ya sabes, un final nunca es un final, es un comienzo de algo mejor. Gracias por mil cosas, amiga!

PAPISH: Muchas gracias, guapetona!! La verdad es que simplemente decirlo en voz alta da energía. Nosotras somos las que marcamos el ritmo. Gracias por tu constante apoyo durante todos estos años, que son unos cuantos. Te agradezco el comentario y me encantaría que te animaras a comentar alguna que otra vez (cuando tengas un pelín más de tiempo)
ENERI: Lo de la autoimposición es mi caballo de batalla, jajaja! De todas formas, sí, me he dado cuenta de la bajada de tus publicaciones, pero he entendido que tu vida te requiere. Gracias por estar ahí, guapetona!

CARMEN CARPENA: Yo no he perdido las ganas, pero sí me he sentido abrumada por el ritmo que está tomando todo, y necesitaba parar y reorganizarme. Espero leerte pronto, motivada, y a tu ritmo. Un abrazo gordo y achuchao, compañera!

JOANNA: Me vas a perdonar, pero si una marca que no te está pagando te presiona, es porque quieres. Así de sencillo. Yo eso no lo permito, y quienes trabajan conmigo lo saben. Sobre esa comentarista, siempre tiene que haber alguna tocando los cascabeles. Un abrazo y ánimo, guapa!

MARIA JOSE: A mí las empresas no me presionan, para eso me basto yo sola (cada una tiene sus teclas) Sobre los comentarios no es tomárselo a la tremenda,pero si hay una persona que cada vez que comenta es para dejar mal rollo, chica, que se lo deje en su casa. Otra cosa es que sea algo puntual, que no todo tiene por qué gustarnos, pero siempre con educación y con respeto.
personalmente, agradezco mucho cada visita, ya sea comentada o no, y las que os pegáis los maratones de post me parecéis unas campeonas, porque mis entradas no suelen ser cortitas precisamente. Gracias por tu constante apoyo, y por tu compañerismo, guapísima!

MAREAS: Yo no estoy desencantada con el blog, no eseso. Si fuera así, no estaría contando la cantidad de cosas que quiero hacer (porque tengo ganas e ilusión, ya veremos si me da el tiempo) Espero que encuentres tu fórmula. Un abrazo, guapa!

MARIFLOYSUSPOTIS: Precisamente por esoo quería sacar el tema, proque creo que todas nos estamso dando cuenta de ese elefante en medio del salón, pero pocas hablamos de él y tomamos medidas al respecto, y es el momento de plantarse y retomar las rindas de nuestros espacios personales. Coincido contigo en el tema del estreno y uso, a mí me encanta usar y disfrutar de lo que me compro, y el mercado va a un ritmo que casi no permite ni disfrutar de la compra. Tengo ganas de ver esos post que tienes en mente, estoy convencida de que serán interesantes. Ánimo, y a por todas, compañera!

OLY COLOUR: Yo también soy disfrutona, me gusta usar y reusar mis cosas, que para eso me las he comprado, sacarles jugo, buscarles el truco, y el ritmo que ha pillado el mercado beauty es, además de insostenible, agobiante y enervante. Creo que ese bloqueo que comentas puede venirte de entir que lo que sacas está fuera del tiempo. Yo te animo a que igualmente lo saques, porque es tu blog, tu tiempo, y tus motivaciones. A la que le gusta el maquillaje, le gusta, sea una paletad e hace 1 año, o de hace 5 minutos.
Gracias por todo, bellezón, ya tú sabes!

Beatriz MissPotingues dijo...

PATRICIA ORTEGA: Gracias por seguir por aquí y por comentar. Te agradezco que lo hagas, especialmente cuando sé que el tiempo libre es un privilegio en tu caso, y que no tenemos estilos idénticos, precisamente, eso dice mucho.

MSEVILLA: Y yo te agradezco a ti tus palabras y tu fidelidad, corazón.

MARIGEM: No se trata de que quiera todas las peletas del mercado (me encantaría tener un 80% lo confieso, pero no es viable ni sostenible, ni disfrutable), es que salen constantemente, y a pocas que te compres, es difícil llegar a tiempo si hay una nueva a los 5 minutos. Por eso es importante darse cuenta y pensar que, total, si ya vas tarde, qué más da! Saca las cosas cuando te vaya bien, y listo. Pero hay que decirlo, hay que plantarse, y hay que rebelarse. Te agradezco tus visitas y tus comentarios siempre, guapetona.

VIRCORE: Yo agradezco esos maratones porque significan que sigue habiendo interés cuando hay tiempo. Lo de sentirme mal, pues mira, no. Yo no me gano la vida con esto, intento no sacar na colección de primavera en octubre, pero por sentido común, más que nada. Ahora, se llega a lo que se llega, y ya está. Gracias por tu comentario, guapetona.

AILEC: El problema es ese, que nos han hecho pensar que si no sacamos lo que justo acaba de salir, ya no interesa, y no es cierto. Puede que para un público muy concreto sea así, pero quizá el grueso de nuestros lectores está ahí por mucho más que una novedad, así que cada una a su ritmo, y que se vaya frenando el mercado, porque no hay cabida para tantísima cosa como lanzan, o no al nivel de beneficios que quieren obtener. Gracias por estar ahí y por ser siempre un bálsamo.

GAFITAS: ¿Profe?¿Cuándo te has colado tú en mis clases de pilates que no te he visto, niña? No es desencanto, es ver la película acelerada, y a mí me gusta disfrutard e la fotografía, entender los diálogos, dejar que se desarrolle la trama...y el mercado va en plan trailer con spoiler del final, y es muy molesto. Me niego a jugar ese juego. Gracias por tus comentarios, guapa.

ENARA GIRL: A mí el blog me sigue gustando, por eso quiero conservarlo, al menos de momento -la vida da muchas vueltas-, pero a mi ritmo y a mi estilo. Yo no acepto colaboraciones que no van conmigo, ni con el blog. Un besazo, y gracias por tu opinión, guapetona.

DIANA ENTREBROCAHSYPALETAS: Exacto. Es algo que disfrutamos, y no podemos consentir que otros tomen las riendas de nuestro tiempo. Somos unas románticas, pero la vida se impone y quizá un día haya que dejarlo, pero mientras suene la música y haya ganas, bailemos! Gracias por tu apoyo, guapa!

REBECA SÁNCHEZ: Ese es el tema, la prisa mata las ganas, la ilusión, y todo lo bueno, así que recuperemos nuestro tiempo. Gracias por tu sabiduría y tus palabras, guapísima!!

Gracias a todas por pasar y comentar. Un abrazo enorme, potingueras!

Marta Chicle&Nueces dijo...

Hola Beatriz,

Leí ayer el post, pero no quise comentarte en ese momento porque tras leerlo necesitaba reflexionar, y de hecho no he dejado de dar vueltas a muchos de los temas que tocas desde entonces.

Creo que este post es la apertura en canal más sincera y directa que he leído en toda mi vida de blogger, y también pienso que debes haberte quedado más ancha que larga soltándolo todo. Imagino que llevarías mucho, mucho tiempo con algo moviéndose, y por fin salió. Como te digo, me has hecho pensar y reflexionar, y estoy de acuerdo contigo en la mayoría de los puntos que comentas, en otros no por no estar exactamente en la misma situación, pero en general, estoy muy de acuerdo con todo lo que comentas. Te confieso que en algunos momentos mientras leía he entonado el mea culpa, en otros he asentido con la cabeza, y en otros te he entendido desde mi posición.

Creo que llevas toda la razón del mundo en el tema de la inmediatez, pero no sólo ya en el tema colecciones, que también, sino en lo que a esta comunidad se refiere. Creo que podríamos estar muchísimo más relajadas y ser nosotras mismas las que demos a este mundo el giro que queramos, siempre desde la comodidad y naturalidad, sin forzar la máquina, porque es que nosotras somos la comunidad. Instagram está muy bien, pero si abrimos un blog es por algo, nos gusta escribir, relacionarnos con otras personas, disfrutar de esto. En este sentido creo que debería existir una unión que vaya más allá de 'te comento y me comentas', esta comunidad está muy viva por más que la inmediatez piense lo contrario, y nosotras somos responsables de disfrutarla y mantener viva la llama, de crear comunidad y hacerla nuestra, en definitiva de cuidar de nuestra casa.

Totalmente cierto, también, que las prisas parecen ser el centro hoy día, lo queremos todo aquí y ahora, la inmediatez nos resta a veces naturalidad, espontaneidad, y he visto cómo compañeras se veían sobrepasadas por esta situación, yo misma lo he vivido a veces, e incluso en ocasiones he sentido que el tiempo que empleo para esto no está compensado si al final, no hay comunidad, que en definitiva creo que es lo que nos mueve.

Yo conocí la Old School desde el otro lado, leía post y gracias a ellos llegaba a otros blogs, y lo que veía es una comunidad unida, un grupo de personas que realmente disfrutaban de una pasión común, pero sin estrés, sin prisas, y entiendo que lo eches de menos porque yo también lo hago aún habiéndolo vivido desde fuera. Es cierto que la inmediatez y las prisas tienen mucha culpa, pero en nuestra mano está recuperar, al menos en parte, ese encanto.

Podría seguir muchas líneas más porque en tu post hay mucha tela que cortar y esto da para una tarde larga de café y reflexiones varias, pero a decir verdad, sigo reflexionando (gracias por eso Bea!) y dándole vueltas a todos los puntos que tocas, y prefiero seguir haciéndolo antes de opinar y sentenciar. Lo que sí me alegra es leerte con ganas, con ganas de cambio, de seguir, de darle un giro, eso significa que hay algo que se mueve, así que me alegra saber que los cambios vendrán y serán seguro, a mejor.

Gracias de nuevo por el post y por hacernos reflexionar como comunidad y como bloggers, los post como estos escasean, y me ha encantado encontrarme con este.

Un besazo y aquí estaremos a la espera de los cambios.

Mariangeles Guerra Rodriguez dijo...

Muy buena reflexión.
La verdad es que es admirable el tiempo y el hacer que dedicas a los pots. No sé de donde sacas tiempo, porque yo cada vez tengo menos tiempo para comentar diariamente.
Algunas veces yo me aturullo con tantas marcas y productos que sacan, pero me gusta conocerlos y verlos.
El tiempo hay que dedicarlo a lo que te apetece en ese momento y ya está. Cuando quiereas publicar, pues publicas. Es un hobby del que tienes que disfrutar, sino malo. Yo seguiré siguiendote y leyendo tus pots.
Un besito

tita hellen dijo...

Lo comenté en otra vía y hoy en el blog, pero es que no te he comentado aquí, pero vamos que el post podría resumirse en un "tenía que decirse y se dijo".

Obviamente la vida nos trae y nos lleva y no siempre estamos frescas para poder publicar con ideas o con alegría, pero creo que mucha responsabilidad y creo que era MUY necesario decirlo es la cantidad insana de cosas que se estrenan todos los días y que compramos como si fuese necesario (y la verdad es que no) y muchas veces son más de lo mismo (en serio, cuántas paletas de ojos de colores rojizos son necesarias?!). Es imposible que creando tanta urgencia, logres realmente disfrutar de lo comprado, de verdad, es agotador.

Pero por otro lado la blogger que quiere compartir se ve empujada a esa vorágine en la que tampoco puede crear un sentido crítico real, porque si bien es cierto que las primeras impresiones suelen ser buenas, a veces, con el uso entiendes el producto de nuevas maneras: la crítica rápida te quita eso. Lo importante parece ser opinar rápido antes que dar una idea total del producto en sí, cuando si le das vueltas, una opinión bien dada de un producto comprendido en su globalidad da una nueva realidad al comprador, que es una de las funciones más útiles del blogger y de la pasión por compartir espacios: compartir experiencias sobre opiniones.

Estoy contigo también en los comentarios. Admito que soy la primera que a veces te digo "uy, esto yo no lo llevaría, PEROOOO... te lo veo y me gusta como lo llevas". Veo muy necesario para mi entrar en tu blog, porque creo que me abre la mente con respecto a ciertos colores y sobre propios prejuicios, porque veo que eres muchísimo más valiente en tonos que yo. Estoy segura que si no fuese por tu valentía con el color, a base de meterme y fisgonear en tus propuestas y educar al ojo, no tendría una paleta con rojos para ojos y no los hubiese usado nunca. Tu influencia para sacarnos de la zona de confort es refrescante. Es por ello que invito a que todas las que digan "yo esto no lo uso" se centren menos en si lo usan y más en si les gusta como queda.

Y por ello, de nuevo tu propuesta de volver a los orígenes, con esta idea renovada, lejos de parecerme mal, me parece tan refrescante como tus propuestas de color.

Me alegro muchísimo que hayas compartido todo esto con nosotras y nos saques de nuestra zona de confort, una vez más.

Besotes y un abrazo enorme.

Beatriz MissPotingues dijo...

MARTA CHICLE&NUECES: Mil gracias por tus palabras, guapísima. Efectivamente, como os comento, en marzo ya lo verbalicé, lo que quiere decir que ya llevaba meses rumiando estos temas, y que, tras comentarlos en mi círuclo crecano, aún me he tomado 6 meses más hasta darles forma. No es algo de un día para otro.
Como comentas, en nuestra mano está recuperar nuestro espacio. Este post es un grito, una llamada de atención en ese sentido, ver si hay alguien al otro lado, que creo que sí, y dejar de ir al ritmo que parece que nos imponen, porque nosotras somos quienes debemos decidir qué velocidad llevar, y qué temas tocar.
Te agradezco tu sinceridad. La verdad es que sí, es un post para café, pero un café largo, y espero que siga siendo un punto de encuentro donde exponer nuestras ideas y compartir. Mil gracias.

MARIANGELES GUERRA: Muchas gracias, guapísima! Hay días, incluso semanas, que apenas puedo pasarme por aquí, todo es gracias a la programación y la organización en esos ratitos libres. Un abrazo!

TITA HELLEN: Muchísimas gracias por tus palabras, Hellen, y por esas reflexiones. Efectivamente, la idea de los comentarios es dejar a un lado el prejuicio y quedarse con lo que te lleva a otro estado, con lo que te ayuda a evolucionar, a cambiar, o a reafirmarte en tus gustos.
Respecto al tiempo para probar, efectivamente. Hay post que nopodrían ver la luz sin ese tiempo. Sin ir más lejos el del Aqua Seal. lo saqué al poco de tenerlo, y la primera idea, aunque ya apuntaba maneras, no era completa. Unos meses más tarde saqué un post muy currado del que me siento muy orgullosa. Sólo necesitaba tiempo.
Respecto a esa vorágine de lo nuevo es viejo en 5 minutos, es la máquina del mercado, no te dan margen de maniobra para que no puedas pensar si ya tienes lo que te ofrecen, si realmente te gusta, o si tiene sentido el coleccionismo en algunos casos. Creo que hemos marcado un punto de inflexión, y me alegro. Espero que esto sirva de algo y que retomemos las riendas y el disfrute, que para eso estamos aquí.

Muchas gracias a todas, potingueras! Un abrazo!

Iris \ Volver a Sentirte to Wapa dijo...

Creo que por fin saco un hueco para leerlo tranquilamente y comentarte. Antes las colecciones de Navidad también nos invitaban en septiembre, pero éramos sabias y lo guardábamos hasta que llegaba a tiendas, como un tesorito.

Ahora, es todo a la de ya y es cierto hay muchísimas y muchísimas novedades, parece que si no son las primeras en sacarlo no existen, a mí me gustan las reviews con tranquilidad, con los productos probados y reprobados, no me gustan cuando sacan un producto y a los 2 días o como tú dices 7 ya se tienen una opinión formulada porque no .. yo sé que tal vez tardo demasiado en sacarlas, pero hija, que si estoy usando una crema facial no voy a dejar de usarla solamente porque me envíen otra.

Lo de que te exigen de más, lo he visto en instagram, que les falta pedirte que se lo compres tú y envíes a casa, Instagram es un apoyo al blog y yo de hecho, casi no saco productos de cosmética y maquillaje. Por eso me niego a hacer reviews allí.

Tienes que sentirte libre de publicar cuando te apetece porque al final no es un trabajo, si no un hobbie comno bien dices y hay que disfrutarlo. Y hay que dedicarse a vivir, a los placeres que más te gustan de la vida, este verano lo he hecho, bueno llevo haciéndolo tiempo, con youtube más,. lo dejé apartado porque me ocupaba bastante tiempo y de verdad, quería vivir. Mi blog ahora sigue su curso, pero con tranquilidad, sin agobios, ni prisas, sacando los productos cuando los pruebo de verdad y si hace dos meses que se presentaron, pues qué le vamos a hacer.

Ya sabes que aquí estaremos, o por lo menos yo estaré, es cierto, que a veces se va con prisas y no se comenta, perdón por no hacerlo. Esos comentarios negativos, también los tengo y a veces también pienso entonces ¿por qué me lees?.

Aquí estamos para disfrutar del maquillaje de los looks que te haces, de las reviews de productos, de los tés que bebés y de un sinfín de cosas, a tu ritmo, con tranquilidad y sobretodo con la ilusión de siempre, sin prisas y sin agendas autoimpuestas.

Un besazo super gordo :-)


Julia dijo...

Cuando creé mi blog, lo hice con unos conceptos distintos a los demás blogs de belleza. Yo no me puedo permitir pasarme la vida comprando cosméticos para enseñarlos, porque soy estudiante y tengo otras prioridades. Aún así, ha llegado un momento en el que no sé si seguiré adelante (casi siempre lo tengo parado) porque la falta de tiempo no acompaña, y no quiero convertirlo en una obligación más.

He leído todo el post. Voy a comentar por partes.

Reconozco que muchas veces he comentado "por obligación", tanto en tu blog como en otros, solo por dejar constancia de que había pasado por aquí, y por si había suerte y caía alguna visita. Pero entiendo tu razonamiento, y no me parece justo seguir haciéndolo. Cuando tenga algo que aportar, comentaré, y cuando no, no.

Sobre lo de sentirte obligada a publicar casi sin probar los productos porque salen demasiados al mercado y la gente demanda reseñas... Llevo tiempo sin pasarme por blogs de belleza, pero Instagram me sirve de muestra de lo que comentas. Salen al mercado tantos productos nuevos y tan deprisa, que es imposible seguir ese ritmo. Personalmente, he bajado mis compras de cosméticos, porque es una auténtica locura. Y si me pierdo algo, pues mala suerte, pero yo no soy capaz de seguir ese ritmo, y entiendo que vosotras tampoco.

Lo de las colecciones de Navidad en septiembre/octubre ya me parece demasiado. No sé a quién le vi calendarios de adviento de belleza en septiembre. Y yo me quede "¿En serio?" Esto ya parece como el turrón, que lo hay desde septiembre, pero vas en Navidad a comprarlo y ya no queda...

Y después de todo este discurso, me seguiré pasando de vez en cuando por aquí (he dejado de leer blogs diariamente porque sigo a tanta gente que casi se ha convertido en una obligación más...). Me gustan mucho tus maquillajes. Son atrevidos. Se salen de la línea de los que hago yo, pero para ver maquillajes en tonos neutros, ya me los hago yo, jeje.

Un beso, guapa :)

Beatriz MissPotingues dijo...

IRIS: No es que las guardáramos o no, es que ahora es la marca la que las saca a lacalle en septiembre. Yo no hago reviews en Instagram, para eso tengo el blog, pero hay personas que te piden de más, y algunas de una forma muy poco educada. Encima, les respondes, y ni un triste gracias.
La idea es recuperar ese patio de juego que solía ser el blog, disfrutar de él, ir a un ritmo propio, y disfrutarlo. Gracias por tu apoyo y tu inspiración, amiga!

JULIA: Hay muchas formas de hacer un blog de belleza, y comprar constantemente novedades no es indispensable. Yo sigo muchos canales que apenas compran productos nuevos, pero me encanta ver cómo le sacan partido a lo que tienen. Lo que veo es mucho producto, y pocas formas diferentes de presentarlo.
No conviertas tu blog en obligación, disfrútalo. Comenta cuandoq uieras y lo sientas. Es normal comentar por hacerte visible, sobre todo al principio, para que te conozcan las compañeras, lo hemos hecho todas. No pierdas la costumbre cuando por fin te comenten, porque eso lo hacen algunas, y no siempre sienta bien comentar y que no te devuelvan ni un comentario. No hace falta comentar cada día, pero uno de cada 3, o 5, o 7, o... sería de agradecer.
Gracias por lo de los looks, me ha hecho mucha gracia tu frase final. Un abrazo, guapetona!

Gracias por pasar y comentar, potingueras!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios