lunes, 14 de mayo de 2018

Isadora: Novedades para Labios, Uñas y Ojos.

¡Hola, potingueras!

Isadora es una de las marcas que llevo probando y revisando en este blog durante muchos años, y siempre he pensado -y lo mantengo- que es una firma más que interesante, con unos productos de calidad, capaces de adaptarse a las nuevas tendencias que van surgiendo sin perder su esencia.

Recientemente os he estado mostrando en diferentes publicaciones de Instagram los productos de los que vamos a hablar hoy, todos ellos disponibles en Perfumerías Douglas en exclusiva, por si alguno os interesa.

Hay algunos que me han gustado mucho, y uno en especial que me parece un patinazo, pero no de la marca, sino del concepto del mismo en cualquier marca.


Se trata del Precise Roll-On Eyeliner Waterproof (16,90€, 1ml)
Es un delineador con un curioso aplicador en forma de rueda, también conocido como "el corta-pizza". 

Podemos pasar esta rueda hacia delante y hacia atrás al hacer el delineado, teniendo en cuenta que, cuando la movemos hacia atrás, se hace más gruesa. 
Teóricamente, facilita el trazado, pero a mí me parece de los inventos más absurdos para el maquillaje desde que salió la esponja de silicona estilo plantilla de gel para los zapatos de tacón.

Lo primero, ¿quién decide qué es hacia delante y qué hacia atrás?¿Te acuerdas de esa posición cuando te lo colocas en el párpado?¿Recuerdas que no puedes ir libremente hacia delante y hacia atrás mientras lo realizas sin que el trazado cambie?¿Ahorra tiempo?



Para mí, algo que ya requiere concentración de por sí, te exige una atención extra en el proceso. Estás más pendiente de la ruedecilla que del trazado, y hasta que le coges el tranquillo, ¿cuántos te has cargado? Lo siento, pero no es para mí. Yo no me puedo permitir el lujo de hacerme y retirarme un delineado 3 o 4 veces por día hasta que le pille el punto, porque no tengo tiempo, ni ganas, ni me lo soportan ojo y párpado. A mí dame un formato más clasico y hablamos, porque el producto en sí no es malo.

Es waterproof, muy líquido, muy negro, seca mate, tiene una alta pigmenatción y cobertura, y seca enseguida, pero el formato es un no rotundo y va a Miss Descartes.


Seguimos con ojos, y con la máscara de pestañas Isadora Grand Volume Lash Curler (19,90€, 9 ml)

Es una máscara que busca conseguir curvatura mantenida en el tiempo, gran volumen y grosor en las pestañas, de larga duración, sin emborronarse o dejar caer trocitos, con una textura cremosa que permite la reaplicación de varias capas, y con un cepillo curvo para un efecto elevador extra.

La fórmula de esta máscara contiene Polymide-1 para conseguir un efecto rizo de larga duración, cera blanca de abejas y de carnauba como agentes emolientes, hidratantes, y densificadores, y goma de acacia como emoliente y protector de la pestaña. No contiene fragancia, y está testada oftalmológicamente, igual que el eyeliner.



Si hay algo que me gusta de las máscaras de Isadora es que cuidan mucho la pestaña, y aunque sean de larga duración, no sólo no la resecan, sino que la ayudan a mantenerse hidratada, funcionando a la vez como un produco de tratamiento.

El cepillo tiene una forma curva para adaptarse a la forma del ojo, aunque, en mi opinión, es algo más cerrado y más corto de lo que me resulta cómodo. Puede que otras personas no le encuentren este problema, porque hay que tener en cuenta que cada ojo tiene una forma y un tamaño, y nosotras nuestras manías. Yo no tengo los ojos precisamente grandes, pero se me hace muy justito para manejarlo con esa curva. Aún así, no es complicado el uso y se le coge el tranquillo rápido.


Con la parte cóncava, atrapamos las pestañas desde la raíz, cubríendolas de producto, y empujándolas hacia arriba. Con la parte convexa, las separamos y les damos una forma abierta.

Puedo decir que cumple con todo lo que promete, aunque yo agradecería algo más de volumen.
Deja las pestañas muy bonitas, pero necesita varias capas, y estar un ratito trabajándolas para darles la forma que queramos. Hay que tener cuidado porque a veces se queda mucho producto en la parte más baja del cepillo, y nos podemos manchar.

Sin
Con

Hay quien dice que se desmaquilla fácilmente. Puede que si aplicas una capa o dos, sí, pero en mi caso que le doy bastante caña, cuesta un poco retirarla y hay que tener paciencia y un buen producto. Con agua micelar dudo mucho que la puedas retirar.

Es una máscara que está bastante bien, aunque a mí me falta más espesor y volumen, y me sigue gustando mucho más la Stretch Lash Máscara de Isadora.


Pasamos a labios con dos versiones de unos tonos bastante naturales, una tipo glossy, y otra mate.

Los Twist-Up Matt Lips de Isadora (14,90€, 3,3g) ya son conocidos por aquí, y me gusta mucho la sensación que dejan en el labio.

Tienen un formato de jumbo automático y retráctil, con punta de corte biselado y afilado que permite una sencilla aplicación en el labio, pudiendo llegar a los puntos más finos del mismo sin salirse del contorno.

La textura es cremosa y ligera, muy hidratante y confortable. Dejan sensación de terciopelo en los labios, y así es como se ven, aterciopelados y mates, pero sin ser un mate seco.

 

El color es intenso y modulable, cubriente, y de larga duración. Transfieren, así que no son eternos, pero puedes reaplicarlos tantas veces desees sin que hagan parches o resequen, puesto que su fórmula contiene extracto de papaya y extracto de flor de orquídea, con propiedades antioxidantes, suavizantes, hidratantes, regeneradoras, y antiedad.

El tono que véis es el Twist-Up Matt Lips 73 Haute Chocolate, de un color marroncito medio, algo rosado, como la mancha que dejaría una pastilla de chocolate suave. Queda muy mono y muy natural, es un tono muy sencillo de llevar y de combinar.


Por otra parte, tenemos los Twist-Up Glossy Stick de Isadora (14,90€, 2,7g), que tiene un formato muy similar al anterior. Se diferencia en la punta, cónica en este caso, que nos recuerda a los kajales clásicos. Personalmente, me gusta más la forma del anterior, pero tampoco es complicado maquillarse con esta moldura.

En este caso, se trata de un labial con color suave que rellena e hidrata el labio, dejando un bonito acabado brillante tipo gloss. La textura es cremosa y agradable, nada pegajosa, no se mueve alegremente por los contornos si no te pasas con la cantidad, y da cierto efecto relleno gracias a los pre-péptidos de colágeno de su fórmula, y al ácido hialurónico que ayuda a mantener la hidratación todo el día.

 

Es como un bálsamo con color, de esos que puedes llevar en el bolso y resplicarte en cualquier momento, hasta sin emplear espejo. Lo puedes aplicar también sobre otros labiales para hacerlos más confortables y darles un toque de brillo.





Yo tengo el Twist-Up Glossy Stick 59 Boho Beige, y me parece de los tonos nude más bonitos y dulces de mi colección. Pese a ser muy clarita de piel, no me hace mala cara.

Swatches de los labiales sobre mano, acompañados de Eyeliner Roll-On



Para las uñas tenemos una serie de esmaltes Wonder Nail (8,90€, 6 ml) de bonitos tonos pastel y acabados suaves.

En este caso, de los nuevos tonos yo tengo el 581 Peal Girl, un rosa cremoso pastel de acabado suavemente perlado (nada que ver con los que usaban nuestras queridas abuelas), que deja un aspecto precioso y cuidado.

Estos esmaltes se caracterizan por su pincel ancho y cuadrado, que se abre en abanico al pasarlo sobre la uña, cubriendo de esmalte toda la superficie. 







Secan rápido, son de larga duración, cubren con una o dos capas según el caso, no resecan las uñas, y no amarillean.

Para cuidar las uñas, conviene aplicar siempre una prebase sobre la lámina antes de esmaltarla. La Rock Base de Isadora (13,90€, 6 ml) es ideal para esto.

 

Con el mismo formato que los esmaltes, funciona como protectora, endurecedora, hidratante y rellenadora de estrías -en caso de tenerlas- de la uña, y como prolongadora de la duración del esmalte.
Todo ello es, en gran parte, debido a su contenido de neonyca (extracto de semilla de apio) de su fórmula.

Deja un aspecto brillante y suave, luminoso, que hace que incluso podamos utilizarla por sí sola si no queremos aplicar esmalte encima. Es ideal para tratar uñas débiles y quebradizas.



A mí, desde luego, me gusta mucho, y la uso como base para otros esmaltes, y por sí sola.
Se desmaquilla con facilidad con cualquier producto diseñado a tal efecto, pero la sinergia suele ser mejor con productos de la misma firma.

Como véis, hay un poquito de cada, y para todos los gustos. 
Recordad que las reseñas tienen mucho de subjetivo porque se basan en experiencias personales, y cada una tiene sus preferencias, por eso es importante leer diferentes opinionnes. Aunque como probar por una misma, no hay nada.

¿Qué producto os ha gustado más?¿Habéis probado algún eyeliner de ruedecilla?¿Os convenció?¿Qué os tienta más de la marca Isadora, potingueras?

20 comentarios:

Asuncion Artal dijo...

Me gusta la máscara y el labial, el formato del eyeliner tampoco me convence. Un beso

Reme Ballesteros Bolinches dijo...

Los dos labiales me han gustado mucho.


Besos

Karen García dijo...

De todo mi favorito son los labiales.
Con el eyerline tengo problemas similares a ti, no logro acostumbrarme a la bolita, también compré uno con un formato similar y me sentí tentada a cortarla jajaja no logro que me quede como me gustaría o como me quedan los delinados que van con pincel.

Un saludo!

Noelia Cano dijo...

Me quedo con los labiales. Del eyeliner ya hemos hablado y me estaré haciendo vieja, pero me dan una pereza tremenda estos formatos tan rarunos.
Besitos.

Joanna de Cosmética en Acción dijo...

A mí los labiales de esta gama me gustan mucho.

Besos

Eneri dijo...

el formato del corta-pizzas desde luego que no me convence nada :S

ailec877 dijo...

A mi también me parece un invento absurdo el formato del delineador ¡no tiene pies ni cabeza!La mascara tiene buena pinta aunque no me gusta que cueste retirarla. El labial me gusta mucho. bsts

Nuria M dijo...

Los labiales son muy bonitos
Besos

Heaven* dijo...

No he probado nada de esta marca pero me quedaría con los labiales, lo demás no me ha fascinado. Por cierto, qué invento lo del Eyeliner ¿y si quieres hacerte el rabillo? Con este cachirulo no sé qué puede salir de ahi...un beso!!

airuN dijo...

El roll on opino lo mismo que tu. Para mí fue un sufrimiento hacerme la línea de hecho lo dejé por imposible me pareció complicadisimo. Besos

Patricia Ortega dijo...

Los esmaltes de Isadora sin buenísimos! Tengo unos cuantos. Respecto al delineador, habia pensado en hacerme con el de Mac pq ví un video de Jose Ojeda y parecía super facil de usar pero prefiero pincel y gel.

Beatriz MissPotingues dijo...

ASUNCIÓN ARTAL: El rollo on no creo que triunfe.

REME BALLESTEROS: Son muy ponibles.

KAREN GARCÍA: Es un formato absurdo.

NOELIA CANO: Pues creo que ya somos dos, o unas cuantas más.

JOANNA: A mí también.

ENERI: Ni a mí.

AILEC877: La máscara, si no costara retirarla, ganaría puntos.

NURIA M: Son muy favorecedores ambos.

HEAVEN: Se supone que con este artilugio lo del rabillo debería ser coser y cantar, pero ya te digo que no. El rostro tiene dimensión, curvas, entrantes y salientes que un formato tan rígido no consigue salvar con dignidad.

AIRUN: Yo lo intenté unas 4 veces, y desistí, valoro mucho mis ojos como para estarme jugando su salud irritándolos por utilizar algo que no cumple con lo que promete.

PATRICIA ORTEGA: Ten en cuentaque los maquiladores de la firma aprenden a usar sus productos y te los venden como lo más porque es su trabajo, y está bien, pero hay que pensar un poco y probar por una misma, no lanzarse a por algo sólo porque a un maquillador, que tiene una hablidad superior a la media para maquillar, se le de bien manejar un artilugio. Yo, desde luego, no te lo recomiendo.

Gracias a todas por pasar y comentar. Un abrazo, potingueras!

Julia R. dijo...

Ninguno de los productos me enamora pero me gustan el labial nude y el esmalte de base, van bien en plan básicos de neceser. Pero no me tientan en sí, porque ya tengo productos del estilo que cumplen la misma función.

tita hellen dijo...

Nunca le he pillado el encanto a los eyeliners de cortador de pizza, la verdad, es que no los veo nada precisos y es una manera de hacer más dificil lo que, con un pincel o rotulador, es supersimple, a parte de que me parece que no aprovecha igual el producto.

Los labiales son muy bonitos, al igual que las lacas, que son preciosos y muy curiosos.

Besotes

esther makeup dijo...

Ni sabia que existia ese formato de eyeliner... ya no saben que hacer, de entrada la idea ya parece incómoda...
Me ha gustado lo que cuentas de la máscara de pestañas
Un besote

Lucía_lamiradadeluci dijo...

Unas novedades muy interesantes. Los labiales son preciosos. Por cierto, estás guapísima en esa foto. Un besote

Istarh Istarh dijo...

Me encanta esa foto, estás guapísima ^.^ Los labiales son muy bonitos y el perfilador me llama bastante la atención, pero con lo torpe que soy seguro que acabo como un panda XD

¡Besos!

Aspirante a Miss Divina. dijo...

Bellísima en Instagram.
Ya te sigo.
:D

Gafitas dijo...

Tengo un Twist-Up Matt y estoy encantada con él, asi que no digo mas. Anda que el roller, ya les vale..

Beatriz MissPotingues dijo...

JULIA R: Lo entiendo.

TITA HELLEN: Coincido contigo con lo del roll-on.

ESTHER MAKEUP: Es incómoda, ciertamente.

LUCÍA LAMIRADADELUCI: Muchas gracias, guapa.

ISTARH: Gracias, guapa. No te recomendo el eyeliner.

ASPIRANTE A MISS DIVINA: Mil gracias, guapa!

GAFITAS: Los twist-up funcionan genial.

Gracias a todas por pasar y comentar. Un abrazo, potingueras!

Click si te ha gustado

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios