miércoles, 21 de octubre de 2020

Clarins Easy Looks Collection: Para un Otoño muy "Easy" (y con looks propuesta)

¡Hola, potingueras!
 
Hoy os voy a presentar la Colección de Colorido de Clarins para 2020, y ya os adelanto que me ha encantado, y que os va a encantar. Avisadas estáis.

Con Easy Looks Collection, Clarins celebra la llegada del otoño y de la reentrée a nuestras rutinas tras el verano sin perder el gusto por vernos guapas, con un toque de color que realce la belleza natural, con texturas confortables, formatos prácticos, y aplicaciones sencillas.

Me voy a dejar las paletitas de ojos para el final porque os he dejado un look con cada una de ellas para que veáis el potencial que tienen, incluso en momentos de exigencia.

Comencemos por los labios, y por un tipo de barra de labios de
Clarins que me fascina desde el minuto 1 en el que salió al mercado, la Joli Rouge Lacquer (27€)

Se trata de una barra de labios de acabado vinilo, cremosa, pigmentada, súper hidratante, fundente, y nutritiva como un bálsamo, cómoda hasta el extremo, que no sólo deja unos labios preciosos y apetecibles, sino que además los cuida. Su fórmula contiene extracto de salicornia para conseguir una hidratación de hasta 8 horas de duración, y un 70% de aceites que proporcionan un acabado brillante de larga duración, hidratación, reparación, nutrición, y un deslizamiento extra suave sobre el labio.
 


Para mí, los Joli Rouge Lacquer son el equivalente a un spa y una sesión de salón de belleza premiun para los labios. Ya está, ya lo he dicho.
 
Si no te va el acabado brillante, no son lo tuyo, claro. Son barras que transfieren, y que se van perdiendo con el roce, pero el color permanece muchas horas y la sensación de cuidado también.
 


A mí me ha llegado uno de los 3 nuevos tonos, el 758L Sandy Pink, que promete convertirse en uno de los nudes de mi vida (y mira que a mí el nude me atrae poco, pero así son las cosas)
 

Ahora, no puedo evitar pensar en el 759L Woodberry, de corte más oscuro, y, sobre todo, en el 754L Deep Red, que seguramente sea el próximo en caer en mi colección.

Uno de los productos más interesantes de esta colección es el Make-Up Corrector Pen (20€)
Se trata de una herramienta que nos va a servir para corregir pequeños defectos del maquillaje, un delineado rebelde, una ceja que se nos va de gruesa, o un labial que se sale del borde.
 

Es una especie de bolígrafo con punta de fieltro y un producto desmaquillante no graso (y no irritante) que podemos reutilizar varias veces hasta que ya esté muy manchada y no nos sirva. En ese momento, cambiaremos la punta por una de las otras 3 que trae de recambio, y tendremos hasta 300 usos disponibles entre las 4 que contiene este bolígrafo.
 


Es de edición limitada, así que, si os interesa, id rapidito a por él.

Pasamos a las cejas, y en este punto he tenido ilusión y desilusión casi al tiempo.
Por fin Clarins se decide a sacar un producto para arreglarnos las cejas, ese elemento tan importante de nuestro rostro que enmarca la expresión (ahora, más que nunca), y lanza Brow Duo (27€) en tres tonos:
01 Tawny Blonde, 02 Auburn, y 03 Coolbrown.
 

Consta de dos fases. La primera, unos polvos con color que rellenan y colorean la ceja de forma sencilla gracias a un aplicador ovaladito y suave. Lo curioso es que este polvo se transforma en un gel húmedo y fresco al contacto con la piel, que permite un dibujo preciso y estable de la ceja.
La segunda es una máscara de cejas fijadora con color que tiene un cepillito en espiral muy finito y de longitud manejable (ni corto ni largo), que modela y doma las cejas, y las deja en su sitio durante mucho tiempo.
 


¿Cuál es mi pena? Pues que, aunque la marca ha sido tan amable de enviarme 2 tonos, ninguno es el mío porque mi ceja es oscura y me han enviado los tonos para rubias. Porque sí, los dos primeros tonos son muy rubios, uno algo más oscuro que el otro, pero ya véis al diferencia en las fotos.
No he querido swatchearlos porque van para una amiga con el pelo más claro que el mío. Me quedo con las ganas de probarlo.

Y llegamos, por fin a las paletitas de sombras de ojos.
Clarins lanza 6 nuevas paletitas de su gama Ombre 4 Couleurs (4,2 g / 48,50€) en un formato de polverita redonda con la tapa del color representativo de los tonos que contiene dicha polvera.

Son polveritas pequeñas, caben en la palma de la mano, y en un neceser de bolso sin dificultad. Contienen espejo interior aunque no se abre del todo, se queda a poco más de 90º (para uso en ruta, tampoco necesitas más), y son bastante ligeras al peso, al ser de plástico, aunque conservan su aspecto cromado interior.

También incluyen un plástico rígido protector de las sombras que sirve de soporte a un pincelito de esponjilla para retoques rápidos. 

Los tonos siguen la dirección de las flechas del reloj, y la idea es poder transformar un look discreto de día en uno más sofisticado de noche simplemente jugando con los tonos dos a dos (los de arriba para día y los de abajo para noche), o utilizar los 4 tonos aplicando las posiciones 1 y 2 en todo el párpado para dar color, la 3 en la esquinita de la V externa para dar profundidad al ser la más intensa y oscura, y la 4 en la comisura interior o a ras de pestañas inferiores para conseguir un punto de luz con la sombra más brillante.

Por supuesto, podéis utilizar los tonos como mejor os parezca, pero esta es la propuesta de la firma, y la idea es, al igual que el diseño del packaging de la polvera, disponer de un producto versátil que nos acompañe a todas partes, por muy activa que sea nuestra vida, y que si nos sale un plan a última hora podamos acicalarnos al gusto con un gesto sencillo y preciso.

Debo decir que llevo muchos años probando sombras de Clarins, y me ha sorprendido muchísimo su cremosidad y su pigmentación. Altísima. Han mejorado una cosa bárbara desde las últimas paletas de sombras que probé de la firma, y eso que ya se notaba avance.

En los looks he utilizado prebase, obviamente, porque mi párpado ya va cumpliendo años y el pliegue acecha por bueno que sea el producto. Además, que si existe la prebase, es por algo.
Clarins, para la próxima, prebase de sombras, por favor. Y un iluminador de rostro, si no es mucho pedir, también. Gracias (yo les voy dando ideas, que al final, algo cae, oye)

La paletita 02 Rosewood Gradation contiene dos tonos topo y dos rosados tipo palo de rosa. Ninguna sombra es mate, son todas satinadas. Las dos de arriba, las más claritas, son algo más irisadas, y las otras dos son bastante suaves. Se puede utilizar a modo de mates para las zonas de profundidad, y no quedan extrañas.





En el look he aplicado las 4 sombras. Rosa oscuro en la V externa, y topo oscuro en la mitad interior de la cuenca. Igual en paralelo en la línea inferior de pestañas. 
En el párpado móvil invertí el orden, a modo de X, y apliqué la topo en la zona más externa y la rosa en la interna.
 



No quise darle mucho más énfasis, y sólo utilicé un delineador marrón difuminado a ras de pestañas, y máscara (la Supra Volumen de Clarins, para más señas, que la tengo ya en las últimas, y que la voy a reponer porque es de mis favoritísimas Top 3)

La paleta 05 Jade Gradation juega con tonos de verde y texturas diferentes, aunque sigue sin haber sombras mate. La sombra verde de la posición 1 es muy irisada, muy perlada, y hasta se desmiga un poco, hay que tratarla con cuidado, pero es muy bonita y aporta mucha luz. Al lado tiene una del mismo tono, algo más verdecilla, pero de corte satinado. 
 



La tercera es la niña bonita, un verde azulado marino precioso, satinado, intenso, pigmentado hasta el punto de que tiñe un poco el párpado (con el desmaquillado se va) Al lado tiene una sombra oliva de reflejo dorado de las de sí, quiero. Satinada también.
 



En el look no me he podido resistir a utilizar la sombra azulada en la V externa y media cuenca, y completar cuenca y párpado móvil con la verde oliva. En el centro del párpado móvil di un toque con la sombra perlada, y en el lagrimal la satinada clarita.

Yo, con esta polvera, donde quieras. El disgusto de las cejas se me pasó en cuanto vi las sombras de ojos. Más acertados los tonos para mis gustos, difícil (dentro de lo neutro, claro)

Finalmente, la paletita 06 Midnight Gradation combina tonos azules y grisáceos, y le sobrevuela el concepto de smokey eye de forma evidente -al menos, para mí-.
 


Las dos sombras claras son satinadas, pero algo más brillantes que en casos anteriores. La plateada es un poquito traslúcida, pero pigmenta bien en párpado, y la azul sardina me parece súper elegante y misteriosa. Otra sombra que para mí es un contigo al fin del mundo.



En la fila inferior jugamos con dos tonos humo: una especie de gris negruzco con un punto azul de fondo, satinada suave, y un gris acero con un satinado algo más brillante que su compañera.
 
Para el look utilicé la sombra más oscura en la V externa y tercio exterior de párpado móvil y a ras de pestañas, y suavicé el corte del ahumado con la sombra gris acero por encima de ella, y rellenando la banana. 
Cubrí todo el párpado móvil y la ínea inferior de pestañas con la sombra azulada, y terminé con la plateada en el lagrimal para darle un puntito de luz.
 



En esta propuesta y en la anterior llevo el labial que habéis visto un poco más arriba, el Clarins Joli Rouge Lacquer 758L Sandy Rose.


Hay otras 3 polveritas de tonos más neutrales a las que os recomiendo echar un vistazo si os gustan tonos más tostados.

Como véis, es una colección interesante y versátil, y cada una de sus piezas tiene un toque único.
A mí me ha encantado, y estoy segura de que le voy a dar mucho uso a todo (y de que me voy a comprar el Brow Duo en tono 3)

¿Qué os ha parecido la colección Easy Looks de Clarins?¿Os gustan las propuestas de maquillaje?¿Qué producto os llama más la atención, potingueras?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios