sábado, 23 de abril de 2016

Los Platos Rotos Los Paga El Pobre

¡Hola, potingueras!

Hoy vengo a plantearos un debate que ya hemos tocado alguna vez, pero en el que me gustaría que os mojárais un poquito más de lo habitual.

Supongo que el título os despistará un poco, pero lo váis a entender enseguida. 
La idea que subyace es que, muchas veces, exigimos más a la parte contratante de la segunda parte, que es de la que menos deberíamos esperar de entrada, que a la que sí promete más. Me explico:

Cuando compramos un producto de determinado precio, tenemos una expectativa sobre él en base a ese coste. No siempre se corresponde la idea más caro = mejor o más barato = peor, por mucho que la publicidad nos quiera hacer creer lo contrario.

Sin embargo, confiemos o no en esto, suele suceder que, cuando comparamos dos productos destinados a lo mismo, solemos ser más críticas e implacables con el producto de menor coste, cuando, si nos ceñimos a esa teoría, es del que menos deberíamos esperar.


Además, el mismo argumento que justificamos en el producto caro, es la condena del barato por pura ley de compensación de conciencia y remordimiento de bolsillo. 

Por ejemplo, si tenemos dos paletas de sombras, que son prácticamente idénticas, y se comportan de la misma manera, a la que nos ha costado más dinero le perdonaremos que las sombras sean polvorientas "porque son muy bonitas y especiales" ,cosa que luego se demuestra que no es cierto, porque igual de especiales son las de la paleta barata, que son clavadas en color y acabado; pasaremos por alto que pigmenten poco porque "como uso prebase para todas las sombras, sean caras o baratas, no me importa" , aunque debería importar, uses o no esa prebase por costumbre o especificidad de tu piel, que la sombra tenga calidad suficiente como para sujetarse en el párpado, más allá de tus hábitos, para justificar su precio superior al de otra sombra que no lo hace y que es más económica; o cualquier otra cosa que se os ocurra.

Todo esto, por supuesto, es extrapolable a labiales, coloretes, o lavadoras. Me da igual el producto, la idea es la misma.

Sin embargo, si una sombra más barata se comporta igual (no agarra, no pigmenta, o es polvorienta), desenfundamos los cuchillos, y justificamos su ausencia de calidad en base a estos argumentos.
¿Cuántas veces habéis leído, oído, o incluso dicho "es malísima porque es polvorienta, no pigmenta, no dura, etc", cuando con otra paleta más cara que se comporta igual lo habéis pasado por alto? Yo también lo he hecho, no pasa nada. Todas tenemos un momento de ceguera transitoria.

No se trata de no decir que una paleta sea buena o mala por tal o cual característica, porque hay sombras que son polvorientas, pero son estupendas en cuanto a agarre, cremosidad, etc. Simplemente, no prensan bien. Otras, están bien prensadas, pero no hay forma de sacarles color. Incluso no se trata de condenar un producto que tiene una calidad baja si, aún así, nos gusta. Se trata de ser más justa, y de no condenar a un producto por ser más barato que otro que hace lo mismo siendo más caro, sólo por justificar el dolor de bolsillo que te supone reconocer que te has gastado el dinero en una castaña pilonga muy cara que, probablemente, tiene un equivalente más barato, igual de castañazo, que no te hubiera picado tanto en la cartera, y, sobre todo, en el orgullo.

Es como echarle la culpa a la amante de tu pareja porque él te haya fallado. Quien tiene que darte cuentas, si es que tiene que dártelas, es tu pareja, que es quien tiene un pacto y un compromiso contigo, no la otra persona (dos no jo...bailan, si uno no quiere)
Ergo, quien tiene que cumplir más expectativas es quien te ha prometido más, quien te ha convencido de hacer el mayor esfuerzo económico de inversión en un producto, descartando otras opciones más económicas, prometiendo mejor calidad, porque ha roto esa promesa.

Es más, ni siquiera hace falta comparativa, sino honestidad para reconocer cuándo un producto, caro o barato, no vale lo que cuesta, o no nos gusta, o nos ha decepcionado porque no es lo que esperábamos, más allá de su precio.

¿Qué opináis al respecto?¿Soléis caer mucho en esta doble moral de gastos?¿Creéis todo lo que os prometen las marcas, potingueras?


33 comentarios:

fibras sensibles dijo...

Pues a mi me pasa justo lo contrario, que si un producto barato me falla lo tiro y ya está, pero si es caro me reconcome, porque efectivamente esperaba más de el. Mi ultimo pestiñazo, el agua de belleza de caudalie, que pese a las buenas críticas a mi solo me sirve para resecar mi piel. Todavía echo humo por el dinero tan mal gastado

Noelia Cano dijo...

Pues sinceramente, espero no caer en ese error porque precisamente creo que hay hacer justo lo contrario. Como dice Fibras sensibles (a mi también me disgustó el agua de caudalie, es alcohol puro), lo caro nos joroba más: has "tirado" dinero que pensabas que estabas invirtiendo en cuidados.
Cuando compro un labial de 3 euros, si me reseca o no me va bien, no me joroba tanto como cuando vale 20. Por eso no entiendo el afán de la gente con ciertos productos de Kate Von D que se están demostrando que son malísimos.
Un besazo!

Noelia NW dijo...

Es verdad que a las marcas baratas se lo perdonamos porque como no nos ha dolido el bolsillo... Pero hay que ser honrado y reconocer las cosas. Yo no me creo la publicidad de las marcas y los enunciados bonitos, yo soy de las que doy la vuelta al producto y leo sus componentes.
El limpiador de Mac por ejemplo lleva alcohol y mucha gente obvia esto ¿por ser mac? Seamos más honestos con nosotros mismos.

Un saludo.

ali2011 dijo...

Hola Bea! Interesante reflexión. A mi me pasa como a fibras sensibles y a Gadi, si el producto es caro y malo es cuando me da algo, porque si es barato no me da remordimiento tirarlo. En lo de las expectativas pues puede que sean más altas con los productos caros, pero hoy día con la cantidad de información que tenemos muchas veces compramos productos low cost porque son clon de otro y le exigimos lo mismo que al original. Besos!

El Mundo del Nail Art dijo...

Toda la razon, yo tengo productos muy baratos y me van genial. Y algunos caros que no. Es que muchas veces se paga la marca mas k el producto en si.
Un besooo

Marian Martos dijo...

A mi me duele mucho más algo que es caro y que no cumple mis expectativas que algo que es barato, porque de lo barato espero que sea un producto normal sin pretensiones ( a veces sorprende claro está) de lo caro espero algo superior en calidad y especial. Muchas veces se paga una marca, publicidad y nada más, otras veces hay calidad detrás, yo no suelo invertir mucho en cosas de maquillaje prefiero hacerlo en otras cosas más importantes y que no serán tan de paso, pero bueno hago una reflexión extrapolable a todo. Un beso buen fin de semana!

Julia dijo...

No suelo comprar productos caros, pero como me compre algo caro y me salga malo, no sólo me parecerá un mal producto, si no que probablemente no le volveré a comprar a esa marca, o si lo hago será con desconfianza. Si uno barato me sale malo, pues mala suerte. Fastidia, pero por lo que ha costado... Tampoco es para tanto.
Me fastidió cuando compré una base de uñas de China Glazé, porque a otra chica le había ido bien, y a mí no consiguió fijarme el esmalte. Aunque no creo que sea culpa de la marca, si no de mis uñas, que repelen cualquier tipo de producto y los esmaltes no me duran ni un día.
Me fastidió más tirar una base de Dior porque era muy naranja. Aunque eso fue culpa de mi inexperiencia en el mundo del maquillaje y por dejarme aconsejar por un vendedor de la marca.
Lo que quiero decir es que me pareció peor lo de la base de Dior que lo del producto de China Glacé. Si un esmalte de Essence se me cae al día, me dará rabia, pero se lo pasó. Si me lo hace uno de Opi o de Essie (nunca los he probado, pero los pongo de ejemplo por precio) me decepcionaría y mucho. Si pago mucho por un producto, espero mucho más de él que si me ha salido barato.
Un beso, guapa:)

esther makeup dijo...

Yo tengo doble rasero, pero justamente al contrario, y como veo, ya han opinado como yo en anteriores comentarios. Con un producto low cost soy mas permisiva porque "por lo que vale" con que me haga el apaño ya me vale y si es un desastre no me da duelo. Pero con un producto caro me duele el alma si no es perfecto porque para eso me he gastado los cuartos...e incluso si no me los he gastado, tengo una minipaleta de una marca carísima que me regalaron y cada vez que la miro la fulmino con la mirada de lo mala que me salió y se me abren las carnes de pensar en la pasta que se gastó la persona que me la regaló. Yo soy muchisimo mas exigente con lo caro que con lo barato
Un besote

marifloysuspotis dijo...

Pues sinceramente es cierto que ....quien no ha querido justificar en algún momento una clavada de compra que has hecho por un producto que al final ni fu ni fa? jeje. Me ha gustado mucho tu razonamiento, y deberiamos exigir los mismo a todos los productos, da igual el "apellido" (precio o marca) que tengan detrás. Saludos!

El mono Gretel dijo...

Alguna que otra vez he puesto mi confianza en una marca por estar dentro de un segmento alto y vaya chasco me he llevado. Y viceversa. No me había planteado como tal tu reflexión de hoy, pero creo que cuando nos hacemos con algo caro a veces estamos satisfaciendo una especie de fetiche, y así lo podemos encumbrar de manera injusta, subjetiva y ciega. Pero todas las vendas caen y el olfato se afina, así que yo creo que esa tendencia se invierte mucho en el consumidor "experto". Me ha encantado el mensaje de la entrada!!! Muchos besos y feliz fin de semana!

Eneri dijo...

yo soy más crítica con los productos que son más caros. Espero que todos vayan bien, ojo, ya sean caros o baratos, pero es que encima si son caros y no son efectivos... sientes mucho más haberte gastado el dinero. Pero en definitiva creo que deberías juzgarlo todo con objetividad, independientemente de la marca, el precio... un beso!

Mariola Azores dijo...

Yo creo que se trata de un resorte psicológico. A nadie le gusta darse cuenta de que ha tirado el dinero, de que no ha hecho "una compra inteligente", por eso justificamos las adquisiciones más caras, aunque no se lo merezcan.

mybeautrip dijo...

Muy buena reflexión y, para ser sincera, creo que alguna vez he caído en esta doble moral. Quizás no a la hora de juzgar, pero sí en el momento de dar oportunidades. Parece que te esfuerces más para que te guste un producto en el que has invertido más dinero.
Besotes

Belswan dijo...

estoy totalmente de acuerdo contigo y me ha parecido un post muy interesante. A veces indultamos un producto caro solo por la marca que tiene y por lo que hemos pagado, cuando muchas veces algo de low cost lo supera o iguala.
No por pagar mas nos llevamos algo mejor a casa. Lo que se paga mucho, igual que pasa en la ropa, son las marcas...Besos

Lady Sibylain dijo...

Yo me considero más exigente con las marcas mas caras, iba a decir que imparcial, pero no, cuando pago quiero que el producto responda acorde a la calidad de la que hace alarde, si no me siento directamente estafada, cosa que con los productos baratos no me ocurre. Con estas cosas suelo ser bastante objetiva, o al menos eso intento.

Un beso y que pases buen finde.

Maquilladictas Blog dijo...

Soy una gran consumidora de maquillaje low cost. En muchísimas ocasiones he comprobado que no sólo productos más baratos son de igual calidad que otros de alta gama, sino que en no pocas ocasiones, los superan. Por poner un ejemplo, mis paletas de sombras de Sleek dan 100.000 vueltas a las dos paletas que tengo de M.A.C. ( a estas alturas ya no me importa reconocerlo); pigmentan y duran muchísimo más, se trabajan mejor y además el acabado es mucho más bonito. Ahora me he comprado la Comfort Zone de Wet n Wild sólo porque tiene una sombra que es un clon de la Club de M.A.C. y me está funcionando a las mil maravillas. No me ha llegado a 7 € y tengo 7 sombras más de "propina".
Cuando quiero un producto, empiezo a tirar de gama baja o media. Si me da buen resultado, ahí me quedo. ¿ Para qué voy a gastar más?. Si no me da buen resultado, empiezo a subir de gama... lo que casi nunca llega a pasar.

Aspirante a Miss Divina. dijo...

No me pasa a mi eso, si gasto más en algo siempre espero que sea de mejor calidad.
¿De verdad piensas que hay puestas más expectativas en los productos baratos?
www.aspiranteamissdivina.com

Joanna de Cosmética en Acción dijo...

La verdad es que yo soy más exigente con los productos caros. Y coincido con el comentario de Gadi sobre los productos de Kat von D. ;-)

Besos

Marta R. dijo...

Pues a mí me pasa justo lo contrario, si compro un producto barato y no me sale bueno, pienso... "Nadie regala duro a cuatro pesetas" y más o menos me conformo. Ahora bien, cuando es caro y me he rascado bien el bolsillo, y el producto no llega a lo que yo considero unos mínimos, soy de las que se acerca a la tienda, comunico mi malestar, y si es necesario escribo a la marca explicando mi experiencia.
¡Saludos!

sonia b. dijo...

a veces pecamos de "marquismo" y aunque nos salga mal o no nos guste nos jodemos porque nos ha costado mucho dinero, cuando habría que exigirles mucho mucho más

Patricia Ortega dijo...

La verdad es que me he vuelto muy exigente en cuanto a escoger un producto u otro. Serà pq no puedo invertir todo lo que me gustaria en este menester. Prefiero ir a lo seguro. Aunque por ejemplo compré la vice 1 de U.Decay y la vendí pq no me gustó nada.

Reme Ballesteros dijo...

Puento yo lo tengo muy claro a una marca cara no le perdono que no de un buen resultado, sino es así me parece tomadura de pelo


Besos

Potinguiles Viajeros dijo...

Después de mucho tiempo en el ' mundillo' te vuelves más exigente en cuanto a la calidad, a mi la marca me da un poco igual, busco unos resultados en concreto, sí que es cierto que si has pagado más dinero y no cumple tus expectativas te cabreas porque quieres cosas que te sirvan y no que te ocupen espacio. Me ha gustado la entrada, besos!

Irina Miller dijo...

Hola Bea.
Curiosamente de joven he tenido los maquillajes de alta gama o de luxe. No obstante, me daba cuenta, que no es oro todo lo q brille.
Personalmente creo que espero más calidad en productos de alta gama y unos fallos puedo perdonar en los productos low cost. De echo a mi me decepciona más cuando no cumple mis expectativas y me toca a tirar a la basura cosméticos por 20-30-40€. Últimamente y con la crisis, intento buscar productos de calidad de marcas low cost y encuentro incluso clones de marcas famosas. Como, por ejemplo, el corrector de maybelline y de NARS, incluso para mi en relación calidad/precio gana Fit Me, jeje.
Otra cosa que muchas veces compramos un producto de alta gama por pura fetiche,por la Marca, por que el packaging nos gusta y nos apetece dar un capricho y por eso nos perdonamos la baja calidad de producto en sí.

Lucía_lamiradadeluci dijo...

Fíjate que a mí me pasa justo lo contrario. Si compro una sombra barata y me sale polvorienta pues...casi que se lo paso. En cambio si me dejo una pasta en algo y no funciona como me gustaría pongo el grito en el cielo xD. Un besote

Maval Sanca dijo...

La gran mayoría de gente opina eso. El otro día en un vídeo de youtube de un haul una chica decía que un labial de MAC se le cuarteaba a los 15 minutos de aplicárselo...y aun así lo recomendaba XDDD
Pero yo opino justo lo contrario.
De hecho con las cosas muy baratas suelo probar suerte aunque a veces acaben en la basura.
Para las caras me lo pienso mucho y si luego no funcionan genial...buff menudo cabreo me pillo.

Raqueleita Blog dijo...

Tienes toda la razón Beatriz, muchas veces me ha ocurrido eso, he criticado la paleta de bajo coste y me había gastado el triple en otra que más o menos le ocurría lo mismo y no se lo he tenido tan en cuenta, aunque ahora me estoy haciendo crítica con ellas también, he visto muchas firmas de reconocido prestigio sobrevaloradas, de las que ahora ni siquiera hablo en el blog. Besos.

Beatriz MissPotingues dijo...

FIBRAS SENSIBLES: Me alegro de que seas equitativa en tus exigencias, pero me refiero más al tema de decirlo públicamente, de hablar "mal" de una marca que tiene reconocimiento sin pudor. Una cosa es comentárselo a las amigas, y otra decirlo abiertamente en un canal o un blog. A eso es a lo que voy con este post.

NOELIA CANO, JOANNA: Ya sabes que las modas nos vuelven un poco lelas. Dentro de un par de meses se oirá cada vez más la realidad de estos productos. De hecho, yo cada vez me encuentro más críticas para ellos, curiosamente, en canales o blogs modestos, pero muy interesantes.

NOELIA NW: Si conoces lo que es el producto y decides invertir en él, bien, cosa de cada cual. Otra historia es que esperes milagros y no te molestes en leer la etiqueta, como bien indicas.

ALI2011: Clones, clones, pocos hay, porque para ser clon tiene que ser exacto. Ahora, parecidos o imitaciones muy válidas, estoy de acuerdo contigo en que cada vez es más fácil encontrarlos.

EL MUNDO DEL NAIL ART: Aunque cada vez menos, sí, aún hay esa tendencia.

MARIAN MARTOS: Me parece una buena forma de llevarlo.

JULIA, ESTHER MAKEUP: Me alegro de que seas equitativa en tus exigencias, pero me refiero más al tema de decirlo públicamente, de hablar "mal" de una marca que tiene reconocimiento sin pudor. Una cosa es comentárselo a las amigas, y otra decirlo abiertamente en un canal o un blog. A eso es a lo que voy con este post.

MARIFLOYSUSPOTIS: Esa es la idea, pero luego nos dejamos llevar por cantos de sirena en algunas ocasiones, y por la presión social.

EL MONO GRETEL, IRINA MILLER: Muy buen apunte con lo del fetiche, tienes toda la razón, y en parte es un tema que subyace en el post.

ENERI: Me alegro de que seas equitativa en tus exigencias, pero me refiero más al tema de decirlo públicamente, de hablar "mal" de una marca que tiene reconocimiento sin pudor. Una cosa es comentárselo a las amigas, y otra decirlo abiertamente en un canal o un blog. A eso es a lo que voy con este post.

MARIOLA AZORES, MYBEAUTRP, BELSWAN: Ciertamente. Coincido totalmente contigo, y voy más allá, a si se es capaz de enfrentarse con la imagen social que tiene ese producto o marca, y ponerse en el punto de mira por no opinar "como se debería".

LADY SIBYLAIN, MAQUILLADICTAS: Me alegro de que seas equitativa en tus exigencias, pero me refiero más al tema de decirlo públicamente, de hablar "mal" de una marca que tiene reconocimiento sin pudor. Una cosa es comentárselo a las amigas, y otra decirlo abiertamente en un canal o un blog. A eso es a lo que voy con este post.

ASPIRANTE A MISS DIVINA: No creo que haya más expectativa puesta en los productos más baratos, sino que no miramos tanto el criticarlos abiertamente, cosa que no sucede en la misma forma con productos caros que se comportan igual de mal.

MARTA R: Esa es la actitud!

SONIA B: Eso es lo que trato de sacar con este post, el no quedarse callada y el reclamar a la marca, cueste más o menos el producto.

PATRICIA ORTEGA: Seguro no hay nada, es muy relativo ese cocepto, pero, si a ti te sirve, bien está.

REME BALLESTEROS, POTINGUILES VIAJEROS: Me alegro de que seas equitativa en tus exigencias, pero me refiero más al tema de decirlo públicamente, de hablar "mal" de una marca que tiene reconocimiento sin pudor. Una cosa es comentárselo a las amigas, y otra decirlo abiertamente en un canal o un blog. A eso es a lo que voy con este post.

LUCÍA LAMIRADADELUCI: Pero, ¿lo haces en petit comité, o lo comentas públicamente?

MAVAL SANCA: Estoy intentando procesar lo de un labial que cuesta más de 20€, cuartea, y lo sigue reomendando (momento pantallazo azul)

RAQUELEITA: Me alegra que te estés volviendo más equitativa.

Besos a todas, y gracias por pasar y comentar!

MARIA JOSE dijo...

Lo cierto es que yo tengo muchos más productos low cost (sobre todo clones) que productos de precios elevados, pero en todo caso es al revés, una frase que repito bastante con estos clones es "por el precio que tiene funciona bastante bien" o "no se le puede pedir más", porque así es en la mayoría de los casos.
A voz de pronto te diría que lo poquito caro que he probado sí que me ha convencido, pero si no funciona y encima cuesta un dineral no se le puede disculpar.
Besis

Gafitas dijo...

Pues leyendo me he dado cuenta que tienes razón en este caso, yo no tengo nada que sea caro pero supongo que de tenerlo, si se comportara asi haría lo mismo, digo yo.. Damos mas valor y perdonamos si es caro y machacamos si es barato.

KISHA SAKORI BLOG dijo...

Me encantan este tipo de post de "mojarse". En mi caso, yo venía de usar marcas archiconocidas y caras "por su calidad" ya que trabajaba con ese tipo de marcas de lujo y me parecían la bomba... en 2005 cuando empecé a estudiar más a fondo cosmetología y concepto ecológico se me desmoronó mi falso mundo del lujo=calidad. Me alegro un montón porque desde entonces valoro mucho más marcas más económicas y con mejores ingredientes y texturas... de hecho a no ser que me lo regalen ya no compro marcas que antes usaba de estas caras. Ahora soy MUY objetiva con estas cosas y critico mucho más las caras si no cumplen lo prometido.

Besitos! ^^

tita hellen dijo...

Creo que hay dos clases de personas a lo que comentas, las que como ha dicho Gadi, precisamente por ser caro, exige más calidad, porque precisamente, para eso haces el desembolso y las que son más blandas, quizá para automaquillar que las han timado vilmente y tratar de ganar coherencia interna (es la única explicación lógica que le veo a ese comportamiento), son más laxas porque como has dicho "son especiales" cuando no lo son para nada.

Yo soy del grupo de Gadi: haces desembolso con una marca y quieres que esa marca sea buena y te dé un grado de calidad, si no sale con esa calidad, es timo, lo maquilles como lo maquilles. Cuando compro en un chino sé que estoy comprando excedentes de packs, cosas con menor grado de calidad y sé a qué atenerme, pero transijo muy mal que compres algo de calidad y te den gato por liebre.

Otra cosa que me confunde y me molesta es que escriban post o hagan reviews con esa laxitud a un producto malo porque es de marca y caro, porque se supone que haces una review para cambiar impresiones y si eres laxa y el producto es muy malo, estas confundiendo al personal. Se supone que una review es para hacer esa labor social, no?

Muy acertado el post. Besotes

Beatriz MissPotingues dijo...

MARIA JOSE: Esa es la idea, ser justa con el producto. Lo que no es lógico es que un producto barato nos haga un papelón, imite a otro más caro, y el caro no cumpla ni la mitad de bien que su imitación y no le digamos ni mú. Algo falla.

GAFITAS: Es una forma de justificaros nuestros gastos, y eludir y aceptar que cometimos un error.

KISHA SAKORI: Yo he probado un poco de todo, y hay productos carísimos fabulosos, y otros que están en el mismo rango y son muy normalitos. Lo ideal es ser justa en base a resultados y formulación, y decidir si compensa la inversión.

TITA HELLEN: Me quedo con tu último punto y coincido totalmente. Cuando eres blogger y haces reviews tienes una responsabilidad, y es la de ser honesta, proque hay personas que se van a gastar el dinero en un producto u otro según lo que les hayas contado, y, aunque no todas las pieles funcionan igual y cabe margen de error, porque para eso es una experiencia personal, me parece muy duro que alguien pueda derrochar el dinero en un producto que no merece la pena sólo porque se lo leyó a fulanita.

Besos a todas, y gracias por pasar y comentar!

Click si te ha gustado

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios