viernes, 21 de septiembre de 2018

Look Loving Orchid

¡Hola, potingueras!

Sí, por fin me véis el pelo por aquí, y nunca mejor dicho. Necesita un repasito y estoy decidiendo si sigo con el corto o lo dejo crecer, porque yo con esto del pelo voy según me da el aire. Total, vuelve a crecer. Una oreja no, pero el pelo, sí. No hay drama.

Veréis que las cejas las llevo asalvajadas, es lo que tienen las vacaciones, que a ellas también les toca, y a ver si dejándolas a su rollo crecen esos pelitos que quiero que crezcan. Pronto volverán a estar más limpitas, pero aviso por si alguien es sensible con este tema, antes de que le dé un ataquito.

Hoy os muestro un look realizado con algunas de las sombras Super Vibrant de Phoera que vimos en el post de ayer, y otros productos que son interesantes, unos recién presentados, y otros por aparecer en breve.

Me dí cuenta, una vez lo hice, de que las sombras principales me recuerdan a dos de una mini paleta de Natasha Denona que ha lanzado recientemente (y que no tengo), así que tonos de tendencia, señoras (y señores, si es que hay alguno por ahí leyendo)


LOOK LOVING ORCHID
Ojos:
Como ya comenté ayer, las sombras principales necesitan prebase, así que esta vez comenzamos aplicando la Soft Eyeshadow Base Hypoallergenic de Bell en todo el párpado móvil y fijo. Después, comenzamos a crear la profundidad de la cuenca con la sombra Kokomo Café de Coastal Scents, de tono marrón tostado. para dar intensidad a la V externa, trabajaremos esta zona con la sombra de color morado mate Edgy Eggplant de Coastal Scents, que arastraremos ligeramente a ras de pestañas inferiores en su tramo más externo. Terminamos de perfilar las pestañas inferiores con la sombra azul cobalto mate Neptune de Makeup Geek.
Iluminamos bajo el arco de la ceja con la sombra vainilla mate Absolute Eye Color 660 Eyes White Open de Catrice.

Aplicamos con el dedito, a toques, la sombra metálica azul noche 120 Sapphire Super Vibrant de Phoera en el tercio externo del párpado móvil. Rellenamos el resto de este párpado con la sombra violeta 121 Movie Super Vibrant de Phoera, y retocamos la parte más cercana al lagrimal con un toque de la sombra 108 Ice Super Vibrant de Phoera que añade una escarcha duocroma entre verde y rosa clara. 

 

Delineamos a ras de pestañas superiores con el Ink Liner Trooper de KVD, y rellenamos la waterline inferior con el Nyx Faux Whites 05 Baby Podwer, de color azul pastel. Marcamos pestañas superiores con la Lash Renegade Mascara de Wet n Wild, que estoy probando, y fijamos un poco las cejas con el Make Me Brow nº2 de Essence.

Rostro:
Para las imperfecciones he utilizado el Perfect Coverstick Nude Sand de Isadora, para las ojeras el Corrector Fluido Drees Me Perfect 01 de Deborah Milano, y para el rostro llevo la base Gosh Foundation Drops 004.

 

Lo he sellado todo con los polvos Healthy Look Matifying Podwer Traslucent 010 Luminous Light de Catrice, que funcionan muy bien. Dan un aspecto mate, pero no acartonado y, de momento, no me resecan. Fue un regalito de Iris, y un acierto.




Pómulo y Labios:
No podía dejar pasar la ocasión de que viérais en acción el trío iluminador Makeup Revolution Renaissance Illuminate Radiant Rose. He aplicado el tono más oscuro en mejillas y hacia las sienes, y he dado un toque extra de brillo con el tono más achampanado en la parte alta de pómulo. También es lo que llevo como iluminador en el lagrimal.

En los labios llevo el precioso Sephora Cream lip Stain 19 Radiant Orchid, de un precioso color violeta de acabado mate. Me encanta por bonito, por favorecedor, y por cómodo.


¡Y eso es todo!

¿Qué os parecen estas sombras en acción?¿Y el iluminador?¿Y el labial?¿Os gusta la tendencia que se avecina de sombras azulonas y violetas, potingueras?

jueves, 20 de septiembre de 2018

Phoera Super Vibrant Shadow, ¿Clones Super Shock Shadow de Colourpop?

¡Hola, potingueras!

Hace unas semanas os mostraba por Instagram unas sombritas que prometían ser interesantes, y que se parecían mucho a las Super Shock Shadow de Colourpop. Se trata de las sombras Super Vibrant de Phoera, y, de primeras, la alerta clon se dispara; pero, ¿es oro todo lo que reluce?¿es determinante un swatch? Ni sí, ni no, sino todo lo contrario.

Sé que queréis que os diga ya si son o no son clones, pero no es tan sencilla la cosa, y tampoco sería yo si no os cuento toda la historia con detalle, así que tendréis que esperar un poco.

Descubrí estas sombras gracias a un vídeo de Jurly's Ecke, y me llamaron mucho la atención. Ella las había comprado en Buyincoins (tenéis enlace en su vídeo), pero también podéis encontrarlas en Aliexpress. Yo he comprado algunas en cada lugar, y me han llegado bien.
No os dejo enlace al vendedor de Aliexpress porque las ofertas van cambiando y es más fiable que busquéis por cuenta propia y comparéis, porque un día te cuestan 1,23€ y no tienen gastos de envío, y otro el mismo vendedor te las vende por 2,25€. Lo normal es que os vengan costando cada una una media de 1,40 - 1,50€.



La mayoría me llegaron bien, pero alguna estaba bastante desmigada. No es un problema porque, por su textura, se pueden recompactar simplemente precionando la sombra sobre su cajita. De todas formas, si tenéis dudas, en el mismo vídeo os dice cómo hacerlo, y hasta os enlaza a otro que os lo muestra también. 



Otra cosa a tener en cuenta es que las sombras que yo os muestro hoy pertenecen a la gama Super Vibrant, y son Ultra-Metallic Shadow. Os lo comento porque después de hacer esta compra ví que existían las Ultra Matte, y de las que espero poder hablaros en muy breve plazo de tiempo (una es muy catacaldos, y quiero saber si son iguales, mejores, o peores)

En ningún momento, las Super Vibrant de Phoera se definen como clones de Colourpop, aunque en aspecto, packaging, presentación, tacto, etc, nos las recuerden demasiado. Incluso casi en el comportamiento inicial, pero no, no son iguales, y pueden ser bastante decepcionantes, sobre todo como tengas la expectativa alta.

La mayoría vienen bien prensaditas, y son las que mejor se comportan. Tienen un tacto cremoso bastante parecido al de Colourpop, aunque yo las noto más gelatinosas, por decirlo de alguna forma, y sobre el párpado no terminan de adquirir ese tacto crema que las deja quietecitas en su sitio durante horas. Por lo tanto, en apenas unas horas (2 -4...depende de la sombra) nos despediremos de nuestro look.

Se desmaquillan con facilidad, pero os recomiendo usar prebase, y aplicarlas antes de hacer el resto del rostro, por si alguna "nieva".

Vamos a verlas una a una, y luego resumimos.

101 Cream: Me vino bastante rota, pero se ha compactado bien, sin efectos secundarios. Es duocroma, de base blanca y reflejo metálico dorado frío, pero no queda totalmente cubriente, sino como una pátina de purpurinas muy finas y muy juntas. Me gusta más como topper que como sombra, pero es bonita y da mucha luz. No es especialmente viajera, curiosamente.

103 Ice Blue: Es una sombra preciosa, pero problemática. A mí me llegó reventadísima y, aunque la he prensado y reprensado, al pasar el dedo sigue desmigándose. Tiene un color azul turquesa precioso e hipnótico, es muy metálica y perlada a la vez. Sobre brazo, queda lisa y perfecta, pero en el párpado es más complicado conseguir ese resultado. Puede quedar escarchada, incluso, si no la trabajas bien; y si la trabajas, puede que te nieve la ojera, avisada estás. Es una sombra muy pigmenatda, cubriente, y opaca, pero da mucho trabajo, y es de las más viajeras, incluso con prebases.

108 Ice: Es una sombra muy bonita y especial. Parece blanca, pero luego da reflejos en verde y rosa claro, según le incida la luz. No es una sombra cubriente y opaca, sino bastante transparente. Su textura granulosa la hace complicada a la hora de trabajarla si queremos conseguir un velo uniforme, pero con suavidad, y varias pasaditas, se consigue un efecto perlado muy bonito. Es necesario aplicarla sobre prebase porque los brillos son muy viajeros. Sólo la uso como topper, porque no creo que valga como sombra principal. Aún así, merece la pena, porque cambia totalmente el efecto de la sombra que lleve debajo de ella.

109 Rose. Tiene un color rosa rojizo muy particular e intenso. Es preciosa, de tacto algo gelatinoso, aunque bastante compacto, se trabaja con facilidad, sobre todo con el dedo. No suelta demasiada purpurina (de color naranja y rojiza, por cierto). Es cubriente, opaca, compacta, muy pigmentada, y muy bonita. Con prebase, sin problemas.

110 Olive: Me llegó rota y la pude recuperar, aunque el tacto es ligeramente arenoso, pero no se deshace. También notamos ese toque gelatinoso que caracteriza a estas sombras. Es preciosa, tiene un color verde oliva dorado metálico espectacular, y, además, tiene un fino perlado de purpurinas muy chiquititas en dorado champán. Viste el ojo por sí misma, queda cubriente y uniforme, y si usas prebase las purpurinillas no se van demasiado de paseo.

112 Paris: Es una sombra bastante compacta, de tacto algo gelatinoso, aunque se trabaja bien. En este caso, con una prebase para sombras, la podemos sujetar sin mucho problema. Es muy pigmentada, uniforme, y cubriente. Tiene un color burdeos de reflejo metálico malva muy rosado precioso e intenso. Queda mejor aplicada a toques, si la difuminas se pierde bastante.

113 Egypt:  Llegó perjudicada, pero se recuperó sin mucho problema. Se nota su tacto gel, pero es controlable. Tiene una base anaranjada ligeramente quemada, muy bonita, con un acabado metalizado suave, y está plagadita de purpurinas finas en dorado cálido. Se trabaja bien, es uniforme y cubriente, y con prebase se sujeta bastante bien, aunque me ha salido algo viajera.

115 Widow: Es una sombra de color rosa claro, ligeramente satinada, con un reflejito suave en dorado y rosa. Es opaca, cubriente, compacta, muy pigmentada, se trabaja con facilidad, y no suele crear pliegue, aunque, como todas las que váis a ver el el post, conviene utilizar sobre prebase para asegurarnos que su intensidad se mantiene durante horas. Combinada con 108 Ice queda preciosa.

119 Turquoise: Tan bonita y llamativa como problemática. Tiene una textura muy gelatinosa y difícil de trabajar, con prebase, con prebase para glitter, con un jumbo debajo,...no hay forma, con todo se mueve y se pliega en apenas unos minutos. Es de un color verde agua metálico y perlado precioso, pero cuesta mucho que quede lisa sobre párpado. Hay que aplicarla a toques, y quizá eso sea lo que hace que se pliegue más, porque se queda mucha cantidad, pero, si no lo haces así, clarea. Hay que elegir entre intensidad y pliegue inmediato, o color casi velo, y pliegue algo más tardío. Me llegó muy reventada y muy húmeda, y quizá sea también eso lo que hace que, sobre párpado, a veces queden escarchas muy notables. Si con el tiempo se acaba secando algo y se trabaja mejor, ya os lo diré, pero, de momento, es un chascazo.
Con prebase normal

Con glitter Glue

Sobre sombra Jumbo fija.

120 Sapphire: Es una sombra de un color azul noche, metálico e intenso, que mata de amor. Tiene un tacto liso y suave, con ese puntito ligero de gel, fácil de aplicar y de extender. Opaca, cubriente, pigmentada, y muy agradecida. Necesita prebase, como todas, para no viajar con el parpadeo.

121 Movie: Es una sombra de color violeta con cierto reflejo azulado, de acabado metálico, y de tacto bastante parecido al de las Super Shock de Colourpop, aunque sigo notando ese puntito de gel. Es cubriente, compacta, muy pigmentada, muy fácil de trabajar y mezclar, y muy bonita. Con prebase, como todas, mejor que mejor.

122 Salmon: Es una sombra de color fuego, preciosa, cambiante y especial. De tacto algo gelatinoso, aunque bastante compacto, se trabaja con facilidad, sobre todo con el dedo, y a toques. Si se difumina, es la fiesta de la purpurina. Es cubriente, opaca, compacta, muy pigmenatda, y muy bonita. Con prebase, sin problemas.

123 Daisy: Tiene un tacto ligeramente gel, pero también cremosa, así que se trabaja bien. Es de un precioso color dorado anaranjado cálido, metálico y uniforme, con micropurpurinas en su mismo color. Es algo viajera, pero con prebase se controla. Muy bonita y combinable.

124 Provence: Es una sombra de un color violeta muy bonito, con un reflejo suavemente metalizado y uniforme. Es agradable al tacto, es de las más sequitas, y es de las que mejor se comporta. Eso sí, tiene cierta transparencia, aunque puede cubrir el párpado sin problema y conseguir un acabado intenso. Es de las que menos se mueven.

¿Colourpop, o Phoera?
Colourpop, sin duda.
Colourpop y Phoera tienen sombras muy pigmentadas que hacen unos swatches estupendos, pero como realmente se aprecia el comportamiento es sobre la piel del párpado, ya que tanto la textura, la movilidad, la porosidad, y hasta la forma de aplicación y presión son diferentes en manos y párpado.

- Colourpop tiene tacto crema mousse a polvo, y Phoera es una especie de crema gel que no varía.
- Colourpop se adhiere y se fija sin necesidad de prebases, Phoera necesita prebase para no irse de excursión con el parpadeo.
- Colourpop mantiene el color intacto e intenso durante largas jornadas, y Phoera se va difuminando en apenas unas horas, se puede plegar según el caso, y las purpurinas necesitan ser fijadas, no son de larga duración.
- Las sombras de Colourpop se trabajan con mayor facilidad tanto con el dedo como con el pincel, permiten más técnicas de difuminado, mezcla, superposición, etc, y combinan muy bien con otras texturas y sombras. Las de Phoera son más limitadas en cuanto a aplicación y técnica, se pierden bastante con el difuminado, si las aplicas con pincel, éste tiene que ser muy plano y compacto, y trabajarlas a toques o pequeñísimos tramos, y, según el caso, si las superpones a otras sombras, o superpones otras sombras sobre ellas, puede que sea un desastre sonado.

Tened en cuenta que mi párpado no es seco ni graso, es un párpado normal, de 43 años, y no está especialmente encapotado.


Por lo tanto, para mí, las Super Vibrant de Phoera NO son clones de las Super Shock de Colourpop, aunque el intento es bueno.


Yo no las compré esperando encontrar ese clon, porque, para mí, las Super Shock de Colourpop son de lo más particular y especial que hay en el mercado, y me gustan tal cuál, pero sí que me daba curiosidad ver cómo habían conseguido esa aproximación en la marca china, y lo cierto es que no están mal.


Salvo las que son más gelatinosas y más difíciles de trabajar y conseguir un resultado digno, y, sobre todo, duradero, el resto, con prebase, son sombras muy apañaditas y muy bonitas, muy bien pigmentadas, y que, si buscas hacerte un look que no te dure más de 3-4 horas sin resultar desastrosas (aunque se van degradando poco a poco desde que te las aplicas), te pueden dar juego.



Personalmente, me ha gustado probarlas, y creo que quizá necesite más tiempo para conocerlas mejor, ver si se secan con el tiempo y se trabajan con más facilidad, si consigo más aguante, etc; pero no son unas sombras que recomiende, sinceramente. Creo que, actualmente, por un poquito más de coste tenemos opciones que les dan 100 vueltas.
Es un buen intento, pero necesitan mejorar.



De esta marca os hablé también de unas sombras líquidas estupendas, os dejo aquí el post por si os apetece revisarlo.

¿Qué os han parecido estas sombras?¿Conocíais las Super Vibrant de Phoera?¿Las habéis probado?¿Cuál es vuestra favorita, potingueras?

miércoles, 19 de septiembre de 2018

Encuentra tu Perfume en Notino: Chloé Nomade

¡Hola, potingueras!

Con la llegada de la nueva estación llegan diferentes cambios en nuestro ámbito más cercano: rutinas, armarios, calzado, cosmética, maquillaje, peinado, e incluso perfumes.

Aunque haya fragancias que nos acompañen siempre, hay otras que asociamos a estaciones más calurosas o más frías.

A mi parecer, el regalarse un perfume al iniciar algún proyecto que requiere un esfuerzo extra, como puede ser la vuelta al cole, incluso para los que ya lo dejamos atrás hace muchos años, puede ser un incentivo, un mimo extra que nos haga el tránsito más agradable.


Chloé Nomade es un perfume que nació este mismo año, y que, personalmente, creo que encaja perfectamente con esta estación. Pertenece a la familia chipre floral para mujeres, y en su descripción dice que captura el espíritu de una mujer abierta al mundo, librepensadora, sensual, elegante, segura, e inspiradora, mezcla de suavidad y fortaleza.

Sus notas de salida son ciruela mirabel, bergamota, limón, y naranja. 
Las notas de corazón son freesia, jazmín, melocotón, y rosa.
Las notas de fondo son musgo de roble, resinas, patchuli, sándalo, y almizcle blanco.

A mí me sobra el melocotón, para no variar, pero tiene una composición muy peculiar.

Chloé Nomade EDP está firmada por la nariz Quentin Bisch, que también ha trabajado para algunas ediciones limitadas de Mugler, Azzaro, Missoni, y otras firmas.


Es una fragancia frutal-floral, sobre todo, donde la ciruela gobierna y se combina con la freesia. Estas notas dulcifican la base amaderada. Pese a ser chipre, no es un perfume demasiado invasivo, salvo en un primer momento, con el despliegue de las primeras notas, que suele ser bastante intenso, aunque pasa pronto.

Tiene una buena fijación y duración, y cómo van variando sus matices en la piel resulta muy interesante.

Podemos encontrar Chloé Nomade EDP en diferentes tamaños (30 ml, 50 ml, y 75 ml) y a diferentes precios dependiendo de dónde la compremos. En Notino encontramos el de 75 ml a 58,50€, y el de 50 ml a 45€. Francamente, un precio estupendo.

La tienda online Notino.es me parece una grabn opción a la hora de adquirir nuestros perfumes y fragancias, puesto que suelen mantener unos precios con descuentos interesantes, y de vez en cuando nos encontramos con alguna promoción extra. Ahora mismo, podemos disfrutar de un 60% de descuento en lo que han llamado Happy Days, así que es el momento para navegar y descubrir qué nos espera de entre los más de 1500 productos de 50 marcas diferentes que nos ofrece esta página.



Desde low cost a alta gama, de perfumería a cuidado dental pasando por cosmética, dermocosmética, cosmética bio, maquillaje, hogar, etc. 

Tenemos diferentes formas de pago (paypal, contra-reembolso, con tarjeta o con transferencia bancaria), disponemos de hasta 90 días para realizar una devolución, el contacto es sencillo y tienen un número de teléfono de tarificación normal al que podemos llamar en un amplio horario comercial, los gastos de envío son razonables e incluso a veces hay productos que no tienen gastos de envío.


El pedido llega en unos 3-5 días hábiles desde que lo solicitas, y te envían un correo el día anterior a su llegada para que estés pendiente de su recepción.

Creo que es una página con muchas posibilidades, y os recomeindo echarle un vistazo.

¿Qué tal lleváis la reentrée?¿Os apetece un nuevo perfume?¿Conocíais Chloé Nomade?¿Pasaréis a ver qué hay en Notino, potingueras?

martes, 18 de septiembre de 2018

Revolution Beauty: Regalazos que me han acompañado este verano.

¡Hola, potingueras!

Ya poco a poco nos vamos incorporando a la rutina,  y nos vamos haciendo a la idea de que el otoño está a punto de entrar por la puerta, pero no quiero despedir el verano sin hablaros de algunos productos que me regaló mi amiga Gadirroja por mi cumpleaños, y que pertenecen al compendio de marcas que abarca Revolution Beauty (Makeup Revolution, I Heart Revolution, y todas las variantes beauty "Revolution" que se os ocurran y que yo, personalmente, me pierdo con tanta rama y con tanto cambio de nombre que no hace más que marear al personal)

Voy a comenzar por lo que menos me ha gustado para quitárnoslo rápido de encima.
Se trata del I Heart Revolution Multi Liner Brights, un bolígrafo automático que inluye cuatro lápices para ojos y labios de tonos vibrantes, y se que parece mucho a los Stylo 4 Couleurs de Clarins, pero que no le llegan ni a la suela de los zapatos.




La idea es buena, ya que te permite disponer de 4 lápices para diferentes usos y con distintos colores en una sóla herramienta. El problema, para mí, es que me resultan más duros de lo que mi piel soporta, sobre todo la del párpado, y no pigmentan tan bien como deberían.



En el brazo, genial, porque la presión es mayor, y queda más intenso, pero en el ojo, además de que no queda tan vibrante y compacto, me rasca. Si no tienes la zona muy sensible, quizá te hagan el apaño.

Tienes un tono azul cobalto mate, y un malva, verde agua, y blanco perladitos. Una pena, pero no es para mí.

Para los labios tenemos dos labiales temáticos, uno por la familia de los unicornios, y otro por la de los dragones. Ambos son también de I Heart Revolution.




El más llamativo es el Unique Unicorns Lipstick en el tono Magical Delight. Ya les podrían poner nombres más cortos y sencillos, proque como para unas prisas, oiga.



Es un labial ya muy llamativo en barra, con efecto duocromo entre lilas y verdes, brillante, perlado, y con estrellas grabadas en bajorelieve.

Resulta cremoso, confortable, deslizante, de los de toda la vida (transfiere, y la duración es media) No es un labial opaco, sino que tiene cierta transparencia y, aunque es modulable y cubre el labio, siempre se va a ver más natural que un labial que tape la piel del todo.


La base es de un bonito y ensoñador color malva claro, que se adapta muy bien y deja un labio casi natural y bonito. El casi lo pierde por las micropartículas de brillo en verde clarito, dorado, y turquesa que lo hacen tan especial.

Cuando la cremita se va, quedan los brillitos, pero, salvo que te estés tocando la boca y la cara todo el día, no acabas con esa purpurina hasta en las orejas. Me parece precioso y muy mágico, combina genial con casi todo, y es una forma de darle un toque de fantasía a cualquier día de tu vida sin caer en la estridencia.

El Dragons Dare Lipstick en el tono Dragon's Blood es de los rojos sandía más bonitos que me haya probado. Tiene una base roja con un contenido en rosa vivo abundante, y esto da una luz y una vida al rostro impresionante. Estás guapa con él aunque no te corrijas ni las ojeras.



Es un labial de acabado liso, semi-mate, y, aunque no es de larga duración y transfiere con el roce, tiene una permanencia muy buena, tiñe el labio, y no se va a parchetones. Es muy cómodo, no reseca, y no se mueve.


Como detalle, la barra tiene grabadas escamas de dragón, y el corte al biés es algo redondeado. A mí no me parece demasiado práctico, pero tampoco es que moleste al aplicarlo.
Sobra decir que, si te gustan los rojos, lo necesitas.

Pasamos a los iluminadores, y, sin salir del mundo de la fantasía, os tengo que hablar del Liquid Highlighter de Makeup Revolution Liquid Mermaid Scales


Se trata de un iluminador líquido de un tono verde clarito con efecto holográfico y un perlado muy fino en blanco, verde, rosa, lila,...vamos, que para discretas, no es.


Se puede usar bajo la base, sobre la base, mezclado con la base, intenso o evidente, o ligero y evidente (es verde, ¿qué esperas?) Y sí, tiene micro partículas, micro, no escarcha como copos de nieve, ni como galletas. Micro.


 

A mí me resulta fácil trabajarlo e integrarlo. Suelo aplicarlo sobre la base, a veces le añado un iluminador en polvo por encima, y otras no. El truco es siempre ir de menos a más. Yo echo una gotita en el dorso de la mano, y desde ahí la voy aplicando con un pincelito suelto, para iluminador, y lo voy trabajando muy suavemente, agregando cuando lo sienta necesario. Si os ponéis el pegotito directamente sobre la piel, y lo trabajáis con pincel denso, lo más fácil es que os quede un parche y que os mueva la base, porque se fija enseguida y luego no se mueve.

Es el segundo que tengo de este tipo (el primero, aquí), y sigo con ganas de hacerme con el doradito.


Y llegamos, por fin, a la joya de la corona, al trío de iluminadores que más he utilizado este verano y que mejor cara me dejan con el mínimo esfuerzo. Se trata del Renaissance Illuminate Radiant In Rose de Makeup Revolution.

Se presenta en una polverita de estilo clutch con tapa en oro rosa cromado y base crema, con el cierre de los monederos antiguos. Para protegerlo, viene en una fundita en tono rosa empolvado de tacto aterciopelado.

En su interior, encontramos un espejito, y 14 gramos de producto repartido en tres tonos de iluminador: Un dorado champán muy clarito, un rosa palo claro, y un rosa palo algo más subido y tostado. 


El polvo es fino y adherente, yo no le encuentro partículas, o al menos, no destacables, y el acabado es un efecto de piel húmeda, jugosa, natural, y precioso.

Como más me gusta usarlo es tomando el tono más oscuro y usarlo a modo de bronceador, por ese toque tostado. En piel clara, parece que hayas estado en la playa. Para rematarlo, sobre pómulo suelo aplicar el champán dorado. También puedo recurrir al rosa claro el día que quiero algo más suave.



Es un iluminador que se nota que está, no es un iluminador mate o ligeramente satinado. Es modulable y puede ser más o menos sutil, o llegar a una intensidad cegadora bajo luz artificial.

Si os gustan los iluminadores efecto J-Lo años 90, a por él de cabeza. A mí me encanta, tanto, que si dijeran de retirarlo me compraba 5 de reserva (bueno, 5 no, pero 3 a lo mejor sí)

Más de un producto lo veréis pronto en diferentes looks, y os va a enamorar, ya os aviso.

¿Qué os parecen estos productos de Revolution Beauty?¿Y la historia de los cambios de nombre?¿Cuál es el producto que más se os apetece, potingueras?

Click si te ha gustado

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios