viernes, 18 de enero de 2019

Look Ginger & Cedar

¡Hola, potingueras!

Como os comenté en el post de ayer, hoy vamos a ver algunas de las sombras de la Paleta Renaissance de Handaiyan en acción, que, si me lo permitís, creo que ha quedado precioso y muy llevadero.

También os muestro la base My Everyday Make-Up de Bell con una propuesta de maquillaje completa, que siempre se aprecia mejor el resultado que sólo viendo la piel en crudo. Muy pronto tendréis la review completa.

LOOK GINGER & CEDAR
Ojos:
Estas sombras necesitan prebase, como ya os dije ayer, y he utilizado la Soft Eyeshadow Base Hypoallergenic de Bell para sujetarlas y darles intensidad. 

Ya os comenté ayer cómo debemos trabajar estas sombras para conseguir un acabado intenso y, sobre todo, duradero.

 

Apliqué la sombra Mulberry, de un suave tono melocotón mate, por toda la cuenca, hacia fuera, y hacia arriba, a modo de transición, y después intensifiqué la cuenca, pero más cerca del párpado móvil, con la sombra marrón terracota mate Lullaby.

 

El tercio externo del párpado móvil lo rellené con la sombra de color vino mate Hot Cider, y repasé ligeramente la V externa con ella. El resto del párpado lo rellené con la sombra brillante duocroma entre rosa y dorado Ginger Snap, y en la parte más externa del párpado le dí un toque con la sombra cobriza oscura y brillante Blizzard, que me parece una preciosidad.
Finalmente, en el lagrimal le dí un toque con la sombra blanca Jack Frost, pero no fue muy exitoso el experimento, es una sombra difícil de trabajar.


Bajo el arco de la ceja no apliqué sombra vainilla, porque tenía un molesto granito que cubrí con un producto específico para tratar estas irregularidades, el Perfect Coverstick Nude Sand de Isadora, y no quería añadir nada más.

El delineado superior lo hice con el Flash Liner Black de L'Oreal Havana Camila Cabello, y las pestañas superiores las maquillé con la Mascara Supra Volume de Clarins, una de Miss Favoritas.
Las cejas van arregladitas con el Make Me Brow 02 de Essence.

Rostro: 
Para las ojeras apliqué primero un poquito del BB Cream 7in1 Eye Concealer de Bell, de efecto iluminador, y luego unas gotitas del Cover Eye & Skin Concealer 30 Beige Hypoallergenic de Bell.

Uso este combo cuando tengo la zona especialmente cansada y deshidratada y me funciona muy bien, y creo que es ideal para combinarlo con la base que he utilizado en este look.


La base utilizada es la My Everyday Make-Up 01 Ivory de Bell. La particularidad es que está aplicada con las manos, y como podéis ver, no se aprecian irregularidades, pero sí una piel unificada y luminosa. Utilicé el Perfect Coverstick Nude Sand de Isadora para cubrir las imperfecciones que esta base no oculta.

Finalmente, sellé todo con los polvos de acabado luminoso Multicolour Podwer de la EL Blossoms etc de Essence. A ver si vuelven a sacar algo parecido pronto.

Pómulo y Labios:
Como rubor utilicé el 03 Peach Velvet Effect Blush de Deborah Milano, que es un básico para mí y deja un aspecto tostado natural. Como iluminador elegí el Blossoms Dream Blush 01 Call Me Coral de Essence, también de edición limitada, que me da un efecto satinado bonito y natural.


En los labios llevo el espectacular Fluid Velvet Metal Mat 51 Red de Deborah Milano, de edición limitada que salió poco antes de navidades, pero que aún podéis encontrar a la venta.

¡Y eso es todo!

Sombras brillantes, tonos rojos en ojos y labios, acabado metálico para un labial, todo junto, y es armónico. Arriesgad y ganad.


¿Qué os parece el look?¿Os atrevéis a combinar dos zonas de brillo?¿Qué os parece el labial?¿Os gusta cómo quedan las sombras, potingueras?

jueves, 17 de enero de 2019

Renaissance de Handaiyan, una paleta low cost curiosa.

¡Hola, potingueras!

Me gusta ir picoteando y probando diferentes marcas de maquillaje, incluídas algunas de origen asiático que encontramos en Aliexpress, aunque no son la opción que elijo con más frecuencia. Sin embargo, la paleta Renaissance de Handaiyan se coló entre mis compras de rebote, y lo cierto es que me ha gustado más de lo que esperaba, aunque tiene ciertas peculiaridades que luego desgranaremos.

Es una paleta sencilla, con 14 sombras de 0,8 gramos repartidas en dos filas. En la superior tenemos sombras brillantes, y en la inferior sombras mates.
En la contraportada podemos ver fechas de fabricación y de caducidad de la paleta, aunque ya sabemos que esas cosas son relativas. 


 

El packaging es de cartón con cierre imantado, contiene una funda de cartoncillo, un film transparente en el interior, y un pincel de doble cabo.

El pincel tiene una parte de cerdas bastante plastiqueras, de lengua de gato, plano, al que no he conseguido sacar ninguna utilidad. Sin embargo, la esponjilla, esa que lleva tan mala vida entre la mayoría de las potingueras, es una gran aliada, y luego os explicaré por qué, y para qué.



Esta paleta me llegó porque había tenido un contratiempo con una compra y me tuvieron que hacer una devolución, y con los 4€ que me reembolsaban compré la paleta Renaissance de Handaiyan sin mucha esperanza. Ví unos colores bonitos, una distribución que me gustaba, y me hizo gracia ese combo de tonos que me recordaban una mezcla entre la Modern Renaissance y la Norvina de ABH (que se me dieran un aire no significa que sea un clon, sólo que a mí me las recuerdan de pasada)

Jack Frost es una sombra blanca muy metálica y muy blandita al tacto, parece hacerse bolitas, y hay que prensarla y arrastrarla sobre la piel para conseguir un resultado óptimo. Al final del post tenéis cómo hacerlo.

Gumdrop es también metálica y tiene un precioso color arena. No da problemas de aplicación, es luminosa, y me parece un comodín en esta paleta.

Holly es un marrón dorado metálico, también tiene buen comportamiento.

Ginger Snap es una sombra duocroma de base rosa y reflejo dorado intenso, muy metálico, y muy bonito. De las más tentadoras de la paleta.

Blizzard es de mis favoritas. Tiene un color cobre rojizo, casi arándano, muy metálico e intenso. Hay que saber trabajarla, es blandita, pero no se hace grumitos.

Miracle promete más de lo que da. Es más perlada que metálica. Para mí, es un velo de color lila semitransparente satinado con partículas de glitter muy fino plateado. Funciona mejor sobre una base de color. Suelta bastante polvillo, así que cuidado al aplicarla.

Wonderland me parece una exquisitez de sombra. Metálica, super cremosa, super intensa, super brillante, con un color bronce precioso, me parece lo más elegante de toda la paleta.

Lullaby es una sombra de color marrón terracota y acabado mate. Tiene buena pigmenatción, no es polvorienta, y se trabaja bastante bien.

Mulberry tiene un color melocotón pastel apagado mate muy curioso. Pigmenta más en el párpado que en el brazo, y resulta ideal para transiciones.

Slay es una sombra mate de color topo claro. Pigmenta bastante más en el párpado, y se trabaja con facilidad. Para la cuenca funciona muy bien si queremos una profundidad media.

Santa Baby es una sombra muy curiosa por su colorido. Es también mate, y tiene una tonalidad coral casi neón muy alegre. Pigmenta muy bien. Sorprende encontrar este tipo de tonos en paletas tan económicas.

Macaroon es también bastante peculiar. De acabado mate, tiene un color rosa frío pastel que a veces parece tirar a malva. En mi piel no queda demasiado bien, pero no deja de ser curiosa.

Hot Cider tiene un color granate muy bonito, muy logrado. Pigmenta muy bien en párpado y se ve más rojiza en piel que en la paleta. Me gusta mucho.

Drummer Boy tiene un color marrón café mate bastante oscuro, y queda genial para crear una base ahumada, oscurecer a ras de pestañas, o lograr una profundidad marcada. Pigmenta bastante bien, y no parchea.

Es una paleta muy aprovechable si atendemos a dos cuestiones principales.
La primera, es que las sombras necesitan prebase. Todas ganan en intensidad y adherencia, y conservan mejor su intensidad con esta ayuda. Sin ella, las mates van perdiendo potencia, y las brillantes viajan sin control.


Las sombras mates pigmentan mucho más sobre párpado y con pincel que en transferencia dedo brazo, se difuminan sin problemas, y no parchean. Con prebase, conseguimos un resultado muy digno que nos puede aguantar una jornada de unas 6-8 horas sin problema antes de comenzar a perder intensidad.

Las sombras brillantes parecen un pigmento perlado prensado más que una sombra al uso. Son muy metálicas, muy luminosas, y quedan preciosas. Resultan blanditas al tacto, cuando las tomamos con pincel de pelo se desmigan, y cuando las tomamos con esponjilla, pincel de silicona, o con el dedo, notamos que se mueven.
Sin prebase, nos convertiremos en la reina de las hadas en pocos minutos, porque son muy volátiles. De hecho, si nos maquillamos con un pincel normal, notaremos cómo nos va cayendo polvillo sobre la mejilla, y aunque usemos prebase, pasadas unas horas, esos brillos se van replegando hacia la línea de las pestañas.



Si las intentamos aplicar con el dedo, se quedan en el dedo y apenas transfieren hacia el párpado.
La mejor solución que yo he encontrado es aplicarlas con el pincel de esponjilla, o, si no os gustan estos pinceles, con alguno de silicona, aunque no dan el mismo resultado dependiendo del tipo de silicona que uséis. Con este de Essence no agarraba a penas producto y se me hacía difícil conseguir transferencia. Sin embargo, con el que véis en la foto que compré en Buyincoins, el resultado es excelente (segundo look que también os mostré en Instagram)

Santa Baby con Miracle

Wonderland y Blizzard
Blizzard y Gumdrop.

Usando este tipo de pincel, la sombra queda super compacta, cubriente, uniforme, vibrante, y perfectamente adherida. No se mueve, no se cae ni un brillo, y no se repliega.
También con la nueva versión del pincel de silicona de Essence Glitter & Pigment Applicator se pueden tomar estas sombras, y lo tenéis por 1,89€ en muchas tiendas. 





La paleta Renaissance de Handaiyan es una paleta sin muchas pretensiones con la que podemos conseguir bonitos looks si seguimos estas dos pautas. Es una paleta que cuesta 4€, no le podemos pedir mucho más.



Si la tuviera que comparar con otras marcas en base a mi experiencia, diría que está en la línea de W7, pero algo por encima. Más que nada, porque las sombras brillantes son pigmento, y no intentos de velo de color. Eso, o que le he cogido manía a W7, que todo puede ser.

¿Qué os parece esta paleta?¿La conocíais?¿Os gusta?¿Os tienta, potingueras?

miércoles, 16 de enero de 2019

Kiehl's Calendula Deep Cleansing Foaming Face Wash, un gel que cuida la piel delicada.

¡Hola, potingueras!

Tenía ganas de hacer una reseña sobre el Kiehl's Calendula Deep Cleansing Foaming Face Wash o Gel Limpiador de Caléndula de Kiehl's, así que por fin me he animado con él.

En principio, es un gel limpiador purificante para pieles mixtas que calma y regenera la piel, que hace una espuma muy fina, y que resulta muy agradable, pero va un poco más allá.

Está infusionado con caléndula y glicerina, y eso le da una textura espesa que consigue que, con muy poco producto, tengamos suficiente cantidad como para limpiar nuestro rostro en perfectas condiciones. Por lo tanto, pese a no ser un producto económico (75 ml /10€), sale rentable.

Aunque funciona mejor en pieles grasas y mixtas, puesto que retira suciedad, grasa, e impurezas, no reseca la piel, así que podemos utilizarla incluso pieles algo deshidratadas o con tendencia a la sequedad. Eso sí, con más prudencia.

Conocí este gel cuando tuve un brote en la piel que me la alteró mucho, y me lo recomendaron en Kiehl's. En apenas 2 días mi piel volvía a ser la misma de siempre, y desde entonces tengo este gel de fondo de armario. Cuando me noto una especial sensibilidad, o me sale algún granito por alguna reacción, lo utilizo.


No suelo usarlo de constante porque, por mi tipo de piel, y más con temperatura ambiente fría, no es el más adecuado para mí, pero me gusta mucho para la doble limpieza, por ejemplo, y ahí no noto que me reseque de más aunque lo utilice más de seguido.

No es un desmaquillante, aunque sí que ayuda a retirar la grasa del maquillaje tras aplicar nuestro producto específico para este fin.

Me gusta, y me parece un gel muy recomendable para la inmensa mayoría de tipos de piel. Deja la piel muy limpia y confortable, elástica, y hasta luminosa.

Tenéis formato de 250 ml y 500 ml que sale más a cuenta que la talla de viaje, pero si no lo váis a gastar muy a menudo, o no sabéis si os gustará, es preferible probar con el formato pequeño, aunque la opción de solicitar una muestra en Kiehl's también está ahí.

¿Qué os parece el Kiehl's Calendula Deep Cleansing Foaming Face Wash?¿Lo habéis probado?¿Qué gel limpiador soléis utilizar, potingueras?

martes, 15 de enero de 2019

Mis Labiales Favoritos 2018 (Taj - con jota- del morro)

¡Hola, potingueras!

Hace unos días nuestra compañera Adaldrida nos lanzó un guante desde su blog con el post Top 5 Labiales Más Usados de 2018, y me gustó la idea, pero la recogí a mi manera. De ahí lo del Taj -con jota- del morro.

Lo del Taj con jota imagino que fue una errata del autocorrector de su móvil, pero me hizo gracia hispanizar este término anglosajón (tag) de una forma tan casual. Esa es la primera parte del morro.

La segunda, obviamente, es porque será un post dedicado a labiales que se aplican en...los labios. O el morrete.

Y la tercera es porque yo no puedo decantarme por sólo 5 labiales por muchos motivos, y menos decir que son los más usados, porque pruebo tantos al cabo del año que me resulta complicado ser certera con esto; así que he reformulado el tag, y lo he adaptado a lo que creo más destacable, creando 5 categorías (una de ellas muy larga, aviso), y enmarcándolo bajo el título de Miss Favoritos, aunque me dejo muchos fuera.

Hay mucha foto, todos ellos están reseñados y enlazados a su correspondiente post, y espero que os guste.

1.-Tendencia del año: Glossy Lips.
Después de vendernos el mate y el metálico, el acabado glossy recupera posiciones, o al menos lo intenta, tanto en barra, como en lip gloss de toda la vida, pero con una ventaja que me hace incluir esta categoría: los brillos de labios de 2018 no son los de los años 90, que pasaban por chicle fundido y pegajoso.



El Lip Dew de L'Oreal con Camilla Cabello ha sido el brillo de labios del año, y no soy la única que lo dice. En mi caso, tengo el 02 Serendipity, y me siento comodísima con él. Deja sensación de bálsamo labial, y brillo acuoso. Obviamente, transfiere y tiene sensación cremosa, pero no es "baboso". Son de edición limitada, pero aún alguno se puede encontrar.



También de L'Oreal, los Color Rich Shine Lipstick apuestan por ese acabado glossy, cristalino y acuoso, pero con un tinte que cubre y perdura más allá de la crema.

 

Son cómodos, hidratantes, y muy fáciles de llevar, incluso en su tono más descarado, el rojo 352 Beautyguru, que es apto incluso para las más tímidas con este color si damos una pasadita ligera.

La sensación es muy cómoda, también tipo bálsamo (yo gasté uno usándolo como si lo fuera), y hay colores para todas. Espero que hayan llegado para quedarse. 

2.- Descubrimiento del Año: Nyx Liquid Suede Cream Lipstick.
En esto podéis decir que quizá llegué un poco tarde a la fiesta, a lo que alegaré que lo bueno se hace esperar. Tonterías aparte, yo aún no había probado esta marca y gama de labial, y me quedé gratamente sorprendida al encontrarla.


Me gustan mucho porque tienen colores intensos, son cubrientes, duraderos, cómodos, y tienen una textura que parece labial líquido, cremosa y confortable. Transfieren, sí, pero a cambio te duran todo el día y no te resecan los labios.

Cherry Skies

Hay a quien no le convencen precisamente por no comportarse como un labial mate fijo, pero es que yo no creo que lo sean, aunque su acabado se vaya matificando con el paso de las horas. Su acabado es liso y cremoso, semi-mate.

Jet Set

De los tonos que probé en 2018, y que más me enamoraron, me quedo con Cherry Skies, un rojo sangre oscuro y precioso; Jet Set, el azul cobalto más bonito que he visto en mi vida y que mejor se comporta; y el Run The World, que aún no ha sido oficialmente presentado en el blog, pero que vísteis en mi Instagram, y que siempre me recordará ese viaje a Barcelona tan especial con mi amiga Iris.




Su color violeta es de lo más favorecedor y coqueto que te puedas encontrar.

3.- Reconciliación del año: Sephora Cream Lip Stain.
De violeta, a violeta, y tiro porque me toca. También relacionado con Iris, que fue quien me regaló el precioso tono 19 Radiant Orchid, y que sirvió para que me animara de nuevo con estos labiales de fama mundial, pero en los que yo no confiaba demasiado.

 

La razón era que probé hace años los primeros que sacaron y, aunque en un primer momento me entusiasmaron, pasadas unas semanas se volvieron muy secos e imposibles de llevar.
Ahora no, ahora siguen siendo labiales de secado en mate y no transfer, pero bastante cómodos para ser labiales líquidos de acabado mate. 

4.- Los más originales: Catrice Glitter Storm Liquid Lipstick.
Os hablé hace nada de ellos, y pertenecen a una de las últimas ediciones limitadas de Catrice, pero me consta que aún podéis encontrar alguno en algunos comercios.


Son 4 labiales líquidos de secado en mate metálico que, al frotalrlos, sacan una fina purpurina que los hace espectaculares, sobre todo bajo luz artificial.
No transfieren, y no resultan incómodos (al menos, no demasiado si estás acostumbrada a este tipo de labial e hidratas previamente los labios)


Uno de los más especiales es su rojo-no rojo, el 02 Roaring Red. Si buscas algo diferente, busca estos labiales.

5.- Los Rojos del año.
Preparáos, porque esta viene larga, aviso.
Quien me conoce, ya sabe que a mí un rojo de labios me gusta más que a un tonto un sonajero, todos son bonitos, y no hay dos iguales (sí, los hay, pero hoy no cuenta) Este año, ha sido fuerte en cuanto a rojos espectaculares, y en varios acabados, así que comenzamos.

- Acabado Metálico: Fluid Metallic Matt Lipstick 02 Metallic Red de Deborah Milano.
Aunque este año han sacado más tonos de esta línea, mi primer flechazo con un labial rojo con este acabado fue este labial en concreto, y por eso no puedo dejar de mencionarlo.

 

Es de lo más bonito y uniforme que he probado en cuanto a labiales de este tipo y acabado, no raja, no se cuartea, y resulta bastante cómodo. Es un labial líquido mate metálico, que reseca un pelín más que los mates normales, pero aún así es muy llevadero si estás acostumbrada a estos labiales.

- Tinte Labial: Lip Marker Tattoo 02 Deep Red de Deborah Milano.
Repetimos con la marca con este rotulador de edición limitada (pero que quizá aún encontréis en algunas tiendas)
 

Es un tinte labial muy homogéneo que no parchea, no hace aguas, aguanta carros y carretas, y lo más sorprendente, no reseca nada. Me fascina, y espero que vuelvan a sacarlo en lineal fijo con muchos más tonos.

- Labial Líquido Mate: Ultra Matte Lip de Colourpop Firts Position y Arriba! by Iluvsaraiih.
Son dos labiales líquidos de acabado mate de ediciones limitadas que me enamoraron y que tuve que hacerme con ellos sí o sí, pese a que cada vez compro menos labiales líquidos de acabado mate.

First Position

Ambos tienen un acabado rojo vivo, descarado, y cálido, con un punto anaranjado muy evidente, más en Arriba! que en First Position, y que dan mucha luz al rostro.

Arriba!

Son labiales que, con un buen delineado, te visten. Me encantan.

- Labial en barra mate, acabado velvet: Joli Rouge Velvet de Clarins 742V Joli Rouge.
Es EL rojo. De acabado mate aterciopelado, tiene un rojo perfecto: intenso, cubriente, homogéneo, vivo, fresco, y de subtono azulado.

 

Viste el labio, es confortable, no reseca, no cuartea, no se mueve, aporta sensación de volumen (ópticamente), transfiere lo justo, y te da una vida y un aspecto radiante que consigues con muy pocos labiales.

- Labial en barra semi-mate: Pierre René Royal Mat Lipstick 32 Blade.
Fue de los primeros en llegar en 2018, y me parece un rojo de labios precioso que ha pasado muy desapercibido, y no entiendo el motivo.

 

Es cubriente, homogéneo, duradero, tiene un acabado semi-mate que tira más a mate que a semi muy cómodo y bonito, desliza bien, no se mueve, es de buena calidad, tiene un precio asequible, y es un rojo cálido muy especial, tipo rojo sandía, muy fresco y llevadero.

- Labial en barra cremoso: Colour Lipstick de Bell 03
También os presenté estos labiales hace poco, pero me han gustado tanto que he decidido incluirlos.
Es la vuelta a la barra de labios clásica de toda la vida (que creo que se va echando ya de menos): cremosa, deslizante, hidratante, confortable, de acabado brillante y jugoso, y con 12 tonos a elegir.

 

Pese a que esta gama tiene 3 rojos preciosos, me quedo con el 03 Cherry Red, un rojo cereza más clásico, más oscuro, y más línea Old Hollywood que los otros dos rojos, más anaranjados.
Tiñe el labio y tiene buena duración, aunque transfiere y no es un labial permanente.
Si buscas algo cómodo y resultón, échales un vistazo.


Como habéis podido comprobar, me encantan los labiales, tengo una buena colección, y me paso las normas de los tags por la peineta, por eso no suelo hacerlos, pero éste me hizo gracia. Quizá fue la jota. Quizá sólo tuvo algo que ver.

Me gustaría ver vuestros labiales favoritos de 2018 en vuestros espacios, así que, quien se anime, que se sienta nominada.

¿Qué os han parecido estos labiales?¿Tenéis alguno?¿Os gustan los tags?¿Os animáis con este tag, potingueras?

Click si te ha gustado

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios