miércoles, 11 de diciembre de 2019

Drop Make-Up Hypoallergenic de Bell: Naturalidad, Larga Duración, y Comodidad.

¡Hola, potingueras!

Hoy quiero hablaros de la base que me ha estado acompañando estas últimas semanas, y que creo que podría convertirse en la base de diario casi perfecta (lo del casi, porque es muy subjetivo, y la perfección no existe)

Se trata de la nueva base Hipoalergénica de Bell Long Lasting Drop Make-Up (Drop Make-Up para los amigos), que se lanza en un formato de 30 gramos a un precio de 9,99€ en un botecito de plástco negro opaco, con sistema de gotero, una textura líquida muy manejable, y grandes promesas.

La marca la define como una base de cobertura total increíblemente duradera. Presenta una fórmula ligera que suaviza las finas arrugas, y no deja la piel seca. Es adecuada para todo tipo de pieles, incluídas las sensibles.


Sus dos ingredientes naturales incluyen agua de mar, rica en minerales, y extracto de semilla de calabaza, que tiene propiedades calmantes. Testada dermatológicamente, vegan friendly, sin aceites minerales ni gluten.


Se presenta en 8 tonos, para dar cobijo a distintos tonos de piel, pero a los más oscuros no llega, también hay que decirlo. Encontramos subtonos amarillos, rosados, y melocotón.
Yo diría que hay dos grupos: 
A/ Del 1 al 4, para las pieles claras o muy claras, siendo 1 y 3 claramente amarillos (mi tono perfecto de invierno es el 3), el 02 el de subtono rosado, y el 4 tiende al neutro.



B/ Del 5 al 8, para pieles medias, en el que yo creo que el 5 podría ser mi tono de verano, con un punto melocotón moderado, 6 y 7 los encuentro muy parejos con un punto más rosado en el 7, y el 8 es el más oscuro y bronceado; pero, dentro de este grupo, creo que es el subtono melocotón el dominante.


La textura, como comentaba antes, es líquida, pero no es agua. De hecho, contiene bastante pigmento y, aunque no se especifica, os recomiendo mover el botecito antes de sacar el producto para se unifique la composición. Podemos aplicarla con esponja o con brocha. Yo soy más de esponja, pero con la brocha duofibra de Maiko para rostro queda estupenda también, y se consigue algo más de cobertura.


Con ambas herramientas hay que trabajarla un poco para igualarla y conseguir la cobertura deseada, no es complicado, pero como es tan ligera y con tanto pigmento, hay que colocarla un poquito.

Para mí, no es cobertura total, pero sí podemos conseguir una cobertura muy alta si lo deseamos. Es modulable, y por eso mismo también podemos dejarla bastante suave. Tiene un acabado natural que, en mi piel, tiende al mate, al menos al primer momento, aunque se va naturalizando con el paso del tiempo. Todas las bases necesitan un poco de margen para asentarse y revelar su magia.

Esta vez, además de grano, estaba medio pachucha.


A mí, en cuanto entra el frío, la piel se me vuelve mate, tirante, apagada, se me deshidrata mucho. Por eso, componentes como el agua de mar no me favorecen demasiado, en general, y me daba miedo que esta base me pudiera resecar la piel. No ha ocurrido. De hecho, me tiene bastante confundida porque, como os decía, en un primer momento parece que se va a quedar muy mate, y cuando se asienta, se vuelve más natural sin llegar a ser brillante, e incluso llega un momento que la sientes como si fuera una base de tipo hidratante.

Vale que yo suelo utilizar una prebase que me hidrate la piel previamente, con cualquier base (salvo que me marque que trata este aspecto en particular), pero, aún así, como es un paso que sigo siempre en invierno, que es cuando más lo necesito, no creo que sea cosa de la prebase.

Aún así, no creo que sea una base hidratante per sé. De hecho, yo no necesito sellar la Drops Make-Up después con polvos -y me aguanta todo el día como nueva-, salvo que aplique aceites como prebase, que entonces ya sí la sello con polvo no demasiado secante, o con algún fijador en spray.




Es una base muy cómoda. No reseca, porque no lo hace, pero tampoco es hidratante. Si lo fuera, daría saltos de alegría. Es una base muy confortable, muy ligera, no la sientes sobre la piel en ningún momento, deja la piel muy bonita y luminosa, muy uniforme, y aguanta larguísimas jornadas. No se te ve "maquillada", es como una segunda piel, y creo que se puede adaptar perfectamente a cualquier tipo de piel, siempre y cuando conozcas tus puntos fuertes y débiles (si es muy grasa y sueles necesitar reguladores del sebo, o si es seca y necesitas hidratación extra, etc)

Podéis encontrarla en onlinecosmeticos.es, y si buscáis una base que una vez te la apliques te olvides de ella y sepas que no te va a parchear ni a oxidar, ni a tener comportamientos poco adecuados, deberíais darle una oportunidad. Además, el formato es ideal para neceseres pequeñitos y viajes.

¿Qué os parece esta base?¿La conocíais?¿Os llama la atención la Drop Make-Up de Bell Hypoallergenic, potingueras?

lunes, 9 de diciembre de 2019

Magnetic & Adhesive Lashes de Ardell en Notino. Mi odisea.

¡Hola, potingueras!

Cuando tuve la idea sobre lo que hoy os voy a comentar, no me esperaba un viaje semejante, entretenido, educativo, y frustrante en ocasiones, pero muy revelador.

Resulta que se me ocurrió que, de cara a navidades, con los lookazos que nos preparamos, sería interesante recuperar las pestañas postizas. Resulta que se me ocurrió que las pestañas magnéticas y las adhesivas serían coser y cantar, y escogí unas cuantas en Notino para realizar este post.

Elegí la marca Ardell por conocerla desde hace años y confiar en su calidad. Además, en Notino tienen muchísimos productos para pestañas que yo desconocía que existieran en su catálogo. Echadle un vistazo porque es interesante. 

Me fijé en las pestañas auto-adhesivas, y escogí el modelo Demi Wispies (7,90€), el más popular y vendido de esta marca en cualquier categoría de pestañas postizas.



Las pestañas vienen con una banda adhesiva incorporada que evita que tengas que utilizar pegamento para pestañas. Sacas las pestañas de la cajita, y las aplicas directamente. De hecho, vienen con una banda extra.



Todo parecía muy fácil, y me decidí a utilizarlas. 
Para empezar, la banda me pareció bastante pegajosilla, intentad no tocarla mucho porque la váis a ir ensuciando y pegará peor, se puede deformar, o incluso desprender si tiramos bruscamente. Yo la toqueteé tanto, que al final en uno de los ojos tuve que aplicar pegamento para pestañas.

Look Glistening Aqua

Ahora, quedan preciosas, y son bastante cómodas, no pesan nada, y no se mueven (salvo que te pongas de frente a un ventilador en marcha, rollo Paulina Rubio

El caso es que, además de las pestañas postizas, pedí un aplicador para pestañas magnéticas (3,50€), aunque luego lo he utilizado poco.

 

Es de plástico, pero tiene unas bandas en el interior de la pinza que sirven para colocar la pestaña magnética, la inferior, y la superior; de tal modo que "sólo" hay que conseguir que nuestra pestaña natural quede entremedias de las dos partes de la pinza, y presionar para colocar de golpe las dos partes de la pestaña.




En teoría, es fácil, pero a mí me costaba mucho ver dónde tenía realmente la línea de pestañas para prensar, y hay que pillarle el punto. Ahora, útil, es, porque hacerlo de forma manual con los deditos, es una película.

De las pestañas magnéticas completas, pedí dos modelos, las Double Wispies y las Double Demi Wispies (15,90€ c.u.) Con las Double Wispies y las Double Demi Wispies tuve el mismo problema: creo que, por la forma de mi ojo y las peculiaridades de mis pestañas, no se me quedan bien pegadas a los extremos y no se me ajustan.


Mis ojos son más bien pequeños, rasgados, y, además, en la parte externa, tengo un pequeño cortecito, muy bien cerrado, de una operación de hace años. Esto, en principio ni es problema ni es antiestético. De normal no se nota que mi pestaña acaba un par de milímetros antes que mi párpado, pero como las pestañas magnéticas van montadas sobre la natural, y no haber pestaña ahí que la sujete, se queda volando.




Lo mismo me sucede en la parte interior del párpado. No hay corte, pero mis pestañas acaban antes que la línea de pestañas. Tendré alguna suelta, pero no tienen cantidad, densidad, ni fuerza para sujetar nada, y también se me queda volando.

Look Maleficent Was Here

Quise adaptar la pestaña a mi línea de pestañas, y recorté las Double Demi Wispies. Hay que tener cuidado de que haya imán y de que encaje. Esto te limita bastante. Me quedó una pestaña muy extraña que, si le doy algo más de forma, quizá pueda utilizar como acento.




 


Por las particularidades de mis ojos, creo que, si quiero pestañas completas, me tendré que quedar con las autoadhesivas, o las normales, pero las magnéticas completas no son para mí, parece ser.

Finalmente, llegamos a las pestañas magnéticas de acento (15,50€ c.u.), y me pedí los dos modelos que tenían en la página de Notino. Estas pestañas se colocan en la parte final de la línea de pestañas, y se adaptan mejor que las largas a la forma que tenga tu ojo.


Más allá de la pericia que yo tuviera al colocármelas, creo que quedan muy bonitas y le dan un aspecto alado al look muy de mariposa que me gusta mucho. Las del modelo 001 son más ligeras que las del modelo 002, pero ambas opciones son cómodas y bonitas.


 
 
 

Accent 001
Como véis, he tenido bastantes peripecias, pero no culpo al producto, sino al desconocimiento que tenía sobre él, pese a haberme visto muchísimos vídeos y post sobre el tema. 

 

 

Look Excesive Stage (Accent 002)

No me considero una persona especialmente hábil a la hora de colocarme unas pestañas postizas  -del tipo que sea-, pero tampoco me considero especialmente torpe. Simplemente, me falta práctica, y cuando el nivel de óxido está muy alto, porque llevas literalmente años sin ponerte unas pestañas, no puedes pretender que te salga a la primera, en 2 segunos, y perfecto. Como todo, requiere práctica, y paciencia.


La idea de este post es que os déis cuenta de que a todas se nos puede atravesar una técnica, o un producto, o creer que no sabemos hacer algo, y que no hay que darle más importancia que la que tiene. A veces sólo es ser algo más amables con nosotras mismas y darnos el margen necesario para aprender a utilizar las cosas. Evidentemente, como os he comentado, luego entra en juego la fisonomía y características propias de cada una porque no todo nos va a sentar bien.

Si no tenéis costumbre de utilizar pestañas postizas, es probable que os veáis extrañas, que notéis las pestañas al principio, o incluso que apreciéis una sombra al cerrar o abrir el ojo cuando las lleváis, sobre todo si son muy grandes y espesas. Recordad que hay muchos modelos a elegir. Yo me he ido a algunos un poco exagerados porque buscaba ese efecto tan Drag en algunos de los modelos, pero hay para todos los gustos.

Espero que os haya gustado, y que os animéis a probar y a recuperar las pestañas postizas, porque le dan otro aire a los looks, y porque es divertido cambiar cómo te ves de vez en cuando.

Personalmente, seguiré probando con estas pestañas y con el aplicador, y a ver si consigo que me queden bien las pestañas magnéticas completas, porque quiero probar más modelos.

En Notino hay más de 1500 referencias de diferentes firmas, desde low cost a alta gama, de perfumería a cuidado dental pasando por cosmética, dermocosmética, cosmética bio, maquillaje, hogar, etc, en stock propio.

Tenemos diferentes formas de pago, disponemos de hasta 90 días para realizar una devolución, el contacto es sencillo y tienen un número de teléfono de tarificación normal al que podemos llamar en un amplio horario comercial, los gastos de envío son razonables e incluso a veces hay productos que no tienen gastos de envío.
El pedido llega en unos 3-5 días hábiles desde que lo solicitas a través de Correos Exprés.


¿Qué os han parecido estas pestañas?¿Las conocíais?¿Os animaríais a probarlas, potingueras?

viernes, 6 de diciembre de 2019

Blue Ocean by Handaiyan, un clon accidental. Review + Looks.

¡Hola, potingueras!

Hoy os voy a hablar de una paleta que compré hará ya un año. Sí, increíble, pero cierto, y no es la única paleta que lleva tanto tiempo conmigo y aún no os la había reseñado.

Se trata de la Blue Ocean de Handaiyan, y recuerdo que la compré porque acababa de probar la Reinassance de la misma marca, y quería comprobar si esta firma podía estar en la misma línea que Beauty Glazed, Focallure, o Ucanbe. Ya os adelanto que, en mi opinión, no, está en una liga algo inferior.

Destaca su pequeño tamaño, poco más grande que cualquiera de las paletas de 9 sombras de Beauty Glazed, y más corta que las de Sleek. Es de cartón, ligera, con cierre imantado, no trae espejo, sí contiene film de plástico protector, y un total de 14,2 gramos de producto repartidos entre 12 sombras de acabado mate y metálico irisado.





Llama la atención lo hundidas que están las sombras en sus huecos, pero no dan problema de acceso a ellas. También es curiosa la distribución de nombres en función de los tonos. Creo que el tipo que imprimió los nombres en las paletas y el que colocó las sombras no llegaron nunca a conocerse.



En la parte posterior encontramos los ingredientes y datos de la empresa, y el logotipo cruelty free con la fecha de caducidad.

Algo de lo que no me dí cuenta hasta pasados unos meses es que esta paleta es muy muy muy parecida a la paleta Yemoya de OPV, quizá porque por ese entonces apenas había oído hablar de esa marca.


En la fila superior encontramos:
  • She Young, de tipo metalizado irisado y un tono cobre rojizo muy potente.
  • Unicorn Tears, sombra de transición por excelencia, con su tono tostado y acabado mate.
  • Dusty Rose, un azul eléctrico metálico irisado impresionante.
  • Velvet, marrón mate rojizo, tipo chocolate.
 

La fila central contiene:
  • Cashmere, duocroma, oro rosa, metálica e irisada.
  • Vintage, rojo mate algo apagado.
  • Pumpkin Pie, un dorado muy brillante, metálico e irisado.
  • Cocoa, verde oliva de reflejo dorado, metálica e irisada.
 

La fila inferior termina con:
  • Gold Lust, de un tono burdeos mate.
  • Honeymoon, un cobre que quiere ser duocromo pero no llega, metálica e irisada.
  • 20, de un color entre vino y guinda, precioso, metálica e irisada.
  • Twighlight, marrón café, frío, mate.
 

Las metálicas sueltan bastante partícula, así que atentas a las recomendaciones de los tutoriales para sacar partido a la paleta. De entrada, ya os aviso de que es mejor hacer antes los ojos que el resto del maquillaje.


LOOK B.O. CASHMERE:
Mi idea es no enrollarme mucho con los looks en esta ocasión, porque no tienen complejidad alguna.

Este primero es muy natural, y es un tipo de look que uso para cuando necesito buena cara con urgencia.

He usado la sombra mate marrón tostada Unicorn Tears en la cuenca, la medio berenjena mate Gold Lust en la V externa, la brillante bronce She Young en el tercio externo del párpado móvil, y la brillante Cashmere tipo oro rosa en el resto de la almendra del ojo.

Como iluminador (arco de la ceja, lagrimal, pómulo, y tabique nasal) llevo el The Highighter 10 Heroic de Essence, y como rubor llevo el The Blush 30 Breathtaking de Essence.
 

El labial es el Ultra Matte Lip First Position de Colourpop, que revive a un muerto con ese color rojo vivo con un punto rosado.


LOOK 20 HONEYMOON:
Otro de mis looks comodín de otoño, no sorprende la combinación, porque ya la habéis visto más de una vez. No es falta de ideas, es, simplemente, para que os déis cuenta de que se puede hacer el mismo look con diferentes materiales, que aunque yo os presente tal o cual paleta, si tenéis tonos parecidos podéis lograr un resultado cercano. Y también, por qué no, para mostraros parte de mis looks básicos, mi fondo de armario para cuando voy con prisas.

En esta ocasión no usaremos más que 3 sombras de toda la paleta. Velvet, un chocolate rojizo mate, para cuenca, V externa, y línea inferior de pestañas; 20, un tono burdeos brillante y metalizado para la mitad externa del párpado móvil; y Honeymoon, un tono cobrizo metalizado y perlado para la mitad interior de la almendra del ojo.

En la waterline inferior apliqué un poco del Slide On Pencil 16 Golden Bronze de Nyx, y lo oscurecí con un poco de negro, con el que ahumé el delinado. Para los labios apliqué el perfilador Stay On Lip Liner 02 de Bell, que creo que ya ni existe, y el Colour Lipstick 01 Red Berry de Bell de un precioso tono frambuesa.


 

Las mejillas tienen un toque natural muy luminoso, combinando el Colorete Biocura 76 Sunset y un toque del iluminador Moonlight de Becca. Como véis, rescates de productos aquí y allá.


LOOK BLUE LIGHTS:
En esta ocasión, he usado una prebase para glitter como sujección para las sombras brillantes, y me ha resultado más cómoda la aplicación (aunque mezclarlas es otro cantar), y más liso el resultado sobre piel.

La cuenca va con el tono tostado mate Unicorn Tears, la V externa (incluso por encima de la azul) y a ras de pestañas inferiores va con la sombra marrón fría oscura Twiglight, los dos tercios externos del párpado móvil visten con la sombra azul eléctrico metálico Dusty Rose, y el tercio interior del párpado móvil lleva la sombra brillante dorada Pumpkin Pie.

La waterline inferior va con el Long Lasting Stick Eyeshadow 47 de Kiko Milano, de un tono azul eléctrico, y el los labios llevo el Long Wear Pencil 01 Hypoallergenic de Bell como perfilador y relleno de labios, y sobre él el Colour Lipstick 12 Nude Beige de Bell.


 

En las mejillas destaca por frescura y brillo el Fresh Blush 03 Neutral Coral Hypoallergenic de Bell que salió en el Calendario de Adviento de este año.


LOOK VINTAGE COCOA:
Esta es la propuesta más arriesgada de las que os traigo hoy.

La construcción es muy simple: prebase,  cuenca con el tono tostado mate Unicorn Tears, un toque de oscuridad muy pegado al pliegue en la V externa con Velvet de tono chocolate mate, y la preciosa sombra verde metalizada con glitter dorado Cocoa en todo el párpado móvil. Como en el caso anterior, la trabajé con una prebase para pigmentos.

En el cuarto externo del párpado móvil dí un toque de azul con la sombra Dusty Rose, y a ras de pestañas inferiores quise contraste con la sombra Vintage de color rojo mate. La waterline inferior y el lagrimal tienen un bonito color dorado platino gracias al lápiz Eye Matic nº8 de Pierre René.

Para las mejillas combiné el Ultra Bronzing Podwer 001 Lustrous Sun de Bell, que parece muy oscuro pero queda super naural incluso en una piel tan blanca como la mía. En las mejillas dí un toque rosado y luminoso, y en el pómulo un toque de iluminador a juego, ambos de la paleta Sweet Romance Face Palette 01 de Bell.

 

En los labios, el socorrido Nyx Liquid Suede Cream Lipstick Sandstorm, de un color marroncito nude frío muy favorecedor, a mi parecer, dentro de esta gama de color y matiz.


En resumen, la paleta Blue Ocean de Handaiyan no es nada del otro jueves, en general, pero tampoco es una paleta despreciable. Necesitas una prebase sí o sí para sacar partido a las sombras y que se sujeten en condiciones, pero se trabajan con facilidad. Las mates se difuminan y se mezclan sin parchear, y las brillantes...esas necesitan un plus.

Las sombras brillantes son muy especiales. Son como pigmento prensado, pero no prensado del todo, por eso se hacen arenosillas y tienen mucha caída. Lo ideal es trabajarlas sobre una prebase, o mezclándola con ella, especial para pigmentos. Así logramos que no manchen donde no deben, que los brillos se sujeten y se vean mejor, que la textura sea más lisa sobre la piel, y que aguanten largas jornadas sin deteriorarse.

Yo suelo preparar la zona con el pincel impregnado en prebase o líquido para pigmentos y, con ese mismo pincel, luego tomo la sombra brillante que me interesa. No se estropea, no se hace dura, ni se genera pátina, porque el pincel sólo captura lo que toca, no se filtra.

Teniendo eso en cuenta, yo os diría que, si os gustan las sombras brillantes y os compensa, adelante con la compra. Si no, por las mates no lo hagáis, porque no son malas, pero tampoco son destacables.
Me costó menos de 4€, así que tampoco le podemos pedir mucho más.

¿Qué os parece esta paleta?¿La conocíais?¿Os gustan sus sombras?¿Qué look os ha impactado más, potingueras?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios