jueves, 21 de febrero de 2019

Popping Palette By Beauty Glazed, el disfrute hecho paleta

¡Hola, potingueras!

Sigo experimentando con  marcas chinas de maquillaje con buenas referencias, y Beauty Glazed es una de las que más me está gustando en cuanto a paletas de sombras de ojos.

Ya os comenté con la Paleta Jupiter que me había sorprendido cómo responden las sombras, su pigmentación, adherencia, y facilidad para trabajarlas, y por eso, cuando vi la Popping Palette By Beauty Glazed por unos 7€ en Aliexpress, no dudé en echarla al carro. Ahora está un poquito más cara, pero ya sabéis que los precios van oscilando por días.

La paleta tiene un tamaño grande, pero no exagerado. Será como 3 paletas de Sleek juntas puestas de pie. Es ligera, fina, y de cartón consistente y cierre imantado. No contiene espejo ni pincel. Sí trae lámina de plástico protector, que vete a saber dónde está ya.

Es cruelty free, reciclable, y en las instrucciones nos dicen que los tonos brillantes ganan en adherencia e intensidad si los aplicamos con los dedos. No es necesario, pigmentan y se agarran muy bien, y personalmente prefiero fijarlos con un pincel húmedo. 
Aún así, he notado que las sombras brillantes de Beauty Glazed no llegan a ser tan luminosas y metálicas como las de Focallure, por ejemplo. Sin embargo, las sombras mate funcionan mucho mejor las de Beauty Glazed. Una cosa por la otra. 




La Popping Palette By Beauty Glazed contiene 35 sombras de 1,2 gramos cada una, así que está más que amortizada y la relación calidad-precio es excelente. Todas las sombras tienen un tacto cremoso y suave.


Los colores son reales, sobre todo en los swatches. No hay prebases, ni trucos.

Fila 1, de izquierda a derecha:
Color piel o arena de acabado satinado.

Dorado algo verdoso metálico.


Verde lima apagado mate.


Verde hierba mate.

Verde musgo mate.

Verde bosque mate.

Verde amarronado latón metálico (me parece precioso)


Fila 2, de izquierda a derecha:
Verde musgo satinado con reflejo dorado metalizado.


Verde hierba satinado con reflejo metálico dorado.

Latón dorado metalizado.

Verde lima ácido mate, apagado.

Marrón moca claro mate.


Marrón dorado metalizado, muy brillante.


Marrón arcilla mate.
 


Fila 3, de izquierda a derecha:
Naranja calabaza, quemado, mate. Precioso.


Naranja satinado con micropartículas doradas, una de mis favoritas.

Rosa palo cobrizo, suavemente metalizado. Un tono muy especial.

Morado berenjena con subtono marrón, suavemente metalizado.

Marrón café mate.

Marrón oscuro chocolate, con reflejo metálico ligeramente dorado. Un clásico muy elegante. 

Marrón café lechoso mate.
 


Fila 4, de izquierda a derecha:
Naranja coral de reflejo satinado algo más rosado. Un tono super especial.


Marrón rojizo terracota, quemado, e intenso.

Berenjena mate puro, muy pigmentada, puede soltar algo de producto al tomarla.


Violeta satinado, oscuro, también un poquito delicada al tomarla.

Marrón rojizo, terracota, mate.

Granate mate, precioso e intenso.


Rosa rojizo apagado metalizado. Tiene un color muy particular y difícil de describir.



Fila 5, de izquierda a derecha:
Púrpura mate. Un violeta profundo de subtono azul royal, muy pigmentada, se desmiga un poco al tomarla.

Burdeos mate.


Gris asfalto con un punto que quiere ser morado y microperlado. Se desmiga mucho, es mala sombra.


Ultra violeta metalizado y perlado, muy bonito.


Rojo ladrillo mate, muy parecido al de la fila anterior.


La misma sombra gris mala de la misma fila ya vista.


Negro mate. Suficientemente oscuro, no es gris, pero tampoco es un negro puro.



La Popping Palette By Beauty Glazed es una versión de la paleta de Morphe 35M. Esos tonos verdes es lo primero que nos llevan a pensar en ella, y confieso que son precisamente esas sombras las que me animaron a comprarla, porque es complicado encontrar ese tipo de verdes, sobre todo en marcas low cost. Luego está que te queden mejor o peor, porque aunque todas parezcan iguales, no lo son, y cuanto más amarillenta es tu piel y más amarillo tiene la sombra, más tira todo al cetrino, tenedlo en cuenta. Yo tengo asumido esto y, aún así, me busco las artes para disfrutar de estos tonos y que no me apaguen del todo el rostro.



Es una paleta que disfruto mucho, me da mucho juego, me parece muy versátil e inspiradora, no me cansa, y siempre encuentro qué hacer con ella. No es una paleta para tímidas, no es una paleta neutra aunque en caso de apuro algún marrón tiene. 


Las sombras funcionan muy bien. La pigmentación es muy buena, no son polvorientas, aunque si las presionas de más, alguna la puedes perjudicar un poco. Se difuminan y se mezclan bien, aunque hay tonos mate que se agarran más a la piel y cuesta algo más difuminarlas. Aún así, pese al precio que tienen, no tiñen la piel, y eso siempre es algo a tener en cuenta.



Os recomiendo utilizar siempre prebase con estas sombras para mantenerlas lo mejor posible el mayor tiempo que podamos. El parpadeo, si el ojo está encapotado, si el párpado es graso, si el ambiente es húmedo, etc,  todo eso afecta, y hay que tenerlo en cuenta.
A mí me duran jornadas de 8 y 10 horas sin perder intensidad o moverse haciéndolo así.



Las sombras brillantes me gustaría que fueran más luminosas, más metálicas, pero, aún así, no tengo queja de ellas. Cuando quiero que sean algo más intensas, las aplico con el pincel humedecido en líquido o spray fijador, y listo (el de Hydra HD de Essence me va muy bien)



La  única queja que tengo es con las dos sombras de la última fila (31 y 34), porque, además de que son iguales, son las únicas sombras que se desmigan un poco, y cuyo color y acabado no me convence, pero por poco más de 7€ y entre 35 sombras, que 2 de ellas no me den lo que me gustaría no me preocupa en absoluto porque las otras 33 me hacen disfrutar de lo lindo.


Me encanta, me parece una de las mejores compras que he hecho últimamente, y le estoy dando una caña que no es ni medio normal. Mañana mismo os presentaré un post con 7 looks (sí, 7, se me va de las manos ya), y creo que os puede resultar muy interesante.

¿Qué os parece la Popping Palette By Beauty Glazed?¿La conocíais?¿La tenéis?¿Os tienta?¿Os gusta esta armonía de color?¿Preparadas para los 7 looks, potingueras?

miércoles, 20 de febrero de 2019

Glitter Low Cost: Niceface y Popfeel. Tan bonitas como delicadas.

¡Hola, potingueras!

Parece que el glitter -o purpurina- ha vuelto a nuestras vidas de forma contundente, y espero que no sea una moda pasajera que se queda sólo para días de Navidad, como solemos hacer, porque da mucha alegría y vida a cualquier look, y hay muchos colores y formas de llevarla.

Animada por esa esperanza, y por la curiosidad de probar glitter prensado, me puse a curiosear por Aliexpress, y me hice con unas cuantas sombritas de este tipo de dos marcas diferentes, aunque el vendedor realmente es el mismo.


Niceface tiene 45 colores disponibles, aunque yo sólo he visto 25, algunos de ellos realmente curiosos y sorprendentes, con mezclas de color únicas y llamativas. Dicen ser resistentes al agua, y tienen muy buena adherencia aún sin usar prebases específicas. El precio de cada una ronda 1€.

La 08 es un azul casi púrpura, intenso y precioso.

La 09 tiene un color verde oliva ácido muy interesante.

La 11 es un turquesa precioso, muy vivo.

La 14 es muy llamativa, con brillos dorados, turquesa, y verdes.

La 16 mezcla verde hierba con violeta, es muy curiosa.

La 17 combina azul celeste con fucsia.

La 22 tiene un color rosado rojizo muy interesante.

 


El tamaño de cada sombra es aproximado al de una de Nabla, y la consistencia es bastante compacta, una especie de purpurina prensada muy compacta con un fondo cremoso.

 

 
 

Vienen en un blister de plástico, muy bien protegidas, pero no son de un material que imante, y la pegatina se queda en el envoltorio, así que hay que renombrarlas y pegarles una pieza metálica o un imán para poderlas colocar en paleta, aunque no estoy segura de que esto sea buena idea. Luego os cuento el motivo.


Las Popfeel tienen un tamaño más pequeño, tipo sombra de Mac y similares. 

El precio es parecido al de las de Niceface, y vienen en un cartoncillo protegido. 

Con estas no noté tanta sequedad como con las otras pasados unos días, pero creo que también hay que asegurarse de contenerlas en una paleta o similar que cierre bien.

Como las anteriores, tampoco son de un material que imante, hay que prepararlas para colocarlas en una paleta. O preparar una paleta, que también es una opción.

 
 

La 10 es un azul oscuro muy bonito, aunque no llega a ser tan purpùreo como el anterior.

La 11 es un dorado cálido, muy bonito.

La 12 tiene un color granate muy interesante.

La 13 es un verde agua espectacular.

La 17 tiene una base naranja ácida con brillos en dorado claro y verde hierba. La muestro desenfocada para que veáis cómo refleja realmente, aunque en este vídeo de Instagram se aprecia bastante bien.

 

 


Cuando las estrené, se tomaban sin problema, en cantidad, el resultado era bastante homogéneo, y prometían mucho, pero tras colocarlas en una paleta, unos días más tarde fui a tirar de ellas y me  encontré bastante secas al tacto las de Niceface. Las de Popfeel no tanto. Después me di cuenta de que la tapa de la paleta estaba abombada y que esto permitía que entrara aire. Puede que fuera por esto que se hayan deteriorado tan rápidamente, así que, si no las váis a usar muy de seguido, casi que merece la pena dejarlas en su blister, como si de sombras individuales se tratara, en el caso de que lo tengan, o buscar un recipiente que cierre bien.


Primer experimento con el aceite, desastre.

Aún así, intenté trabajar con ellas, y se me ocurrió que, como con las sombras cremosas el truco de pasar un dedo manchado en un aceite con isododecane sobre la sombra las reavivaba, con éstas sería parecido, pero no fue buena idea, porque la purpurina no se agarra. El único truco que funciona es presionarlas más, y tener más paciencia. Afortunadamente, sólo lo hice con una de ellas de Niceface (que luego ha recuperado la textura que tenía antes del aceite) Con las de Popfeel simplemente presioné más, y, aunque vas marcando agujerito en la sombra, al menos no resbala sobre el párpado con el aceite.


 

Intenté aplicarlas con pincel, y tampoco quedaban bien, ni con uno de silicona, ni con uno de pelo sintético plano y rígido. Como mejor se trabajan es con el dedo, y con paciencia, a pequeños toques.
Cuesta conseguir un acabado compacto y cubriente con ellas. No sé si porque se me quedaron más secas, o porque no le tengo aún cogido el punto, pero lo bueno que puedo decir de ellas es que, una vez se agarran, ya no se mueven. Puede que alguna partícula que no se haya adherido bien se acabe cayendo, pero no acabas con purpurina hasta en las rodillas al cabo de las horas.



Tened cuidado al trabajar con purpurinas. En este caso, ninguna de las dos firmas tiene un troceado super fino, y eso puede hacer que, al retirar la purpurina de forma habitual, arrastrándola sobre el párpado con el demaquillante, irrite un poco el párpado. Os recomiendo usar el truco de la cinta adhesiva (celo, fixo, o como lo llaméis), que tiene tiempo, pero sigue siendo válido. No váis a conseguir eliminar toda con este método, pero sí la más superficial, y será menos erosiva la retirada del resto (que os recomiendo hacer con aceite, porque desprende con facilidad este material de la piel)

En resumen, mi primera experiencia con estos glitters ha sido bastante accidentada, por eso quiero probar otras firmas y trabajar más con ellas para saber si realmente merecen la pena o no.
Aún así, quería comentaros mi aventura en este caso para que vayáis avisadas de posibles contratiempos y los podáis evitar.

¿Qué os parecen estas sombras de glitter?¿Las habéis probado?¿Algún truco para trabajar con ellas, potingueras?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios