miércoles, 2 de diciembre de 2020

Blooming Up Palette by Beauty Glazed: Mega paleta en tonos pastel low cost.

¡Hola, potingueras!

Hoy hace 11 años que estrené este blog. Cómo pasa el tiempo...
La verdad es que me he acordado esta misma mañana, así que ya veremos cómo celebrarlo
 
De momento, voy a presentaros una paleta de sombras de ojos con historia. Se trata de la Blooming Up de Beauty Glazed, una paleta que contiene en su mayoría tonos pastel, y que versiona a una de Morphe que no tuvo muy buenas críticas.

Quise esta paleta precisamente porque hacer sombras en tonos pastel que funcionen correctamente no es tarea fácil, y como Beauty Glazed suele darme buen resultado, quise averiguar qué tal se habían desenvuelto con este reto.

La cosa es que tuve que pedir esta paleta hasta 3 veces para que me llegara. Le compré las dos primeras a un vendedor de aliexpress con el que ya tenía experiencia y que no daba problemas. Sin embargo, esas dos paletas no llegaron nunca. Se lo comuniqué al vendedor cada vez que esto sucedía, y me devolvía el dinero invertido sin poner pegas y con mil disculpas.

La tercera vez que la pedí, además de que me fiaba poco de que llegara, ya me planteé seriamente el abandonar esta compra si no llegaba la paleta. No estaba dispuesta a dejarme el humor por el camino por 8€ que me costaba la paleta, por bonita que fuera y mucho que me apeteciera tenerla.
 


El caso es que llegó, y como véis es una monada. Me encanta la parte anterior, con esa portada en degradados pastel. La parte posterior con el holográfico ya me gusta menos, me empieza a cansar esa tendencia. Pero como lo que interesa es el interior, vamos a ello.

Cuenta con 35 sombras de ojos de 1,2 gramos cada una en diferentes acabados: mates, satinados, irisados, metalizados, una sombra tipo super shock shadow de Colourpop, y un glitter. Ideal para jugar. Encontramos tonos piel, corales, un par de amarillos, una columna de lilas, varios verdes, algunos azules, 4 sombras blanqui-rosa/verde/azul que me parecen ideales para el lagrimal, y un par de marrones satinados.
 



El packaging es de cartón prensado, ligero, con cierre imantado, sin espejo, y con film de plástico protector. En la contraportada encontramos los datos de la empresa, los ingredientes de las sombras, consejos de utilización, fechas de fabricación y de caducidad, sello de reciclado y leyenda de no testado en animales.
 

Voy a describir las sombras por columnas, empezando por la de morados, como si abriéramos la paleta a modo de libro. A mí me resulta más cómodo y más coherente en este caso.
 
Tenemos un lila rosado satinado, algo transparente,
dos morados mate que se parecen bastante sobre piel, pero el primero es más pastel y el segundo más grisáceo y pigmenta peor,
un lila rosado de reflejo casi azulado muy satinado, algo transparente,
y un gris metalizado con un puntito lavanda, bastante luminoso.

Comenzamos on un azul pastel o menta, según el ojo de cada cuál, muy luminoso, con un satinado muy potente y muy buena pigmentación,
le sigue un azul pastel que también se comporta bastante bien sobre piel, al igual que el verde menta pastel mate que le sigue.
El blanco tiene duocromo azul y es ideal para lagrimal o como topper, y el gris mate tiene un punto lavanda muy interesante y pigmenta muy bien.

La fila de verdes es muy interesante. Comienza con un blanquiverde muy luminoso y muy especial con un toque lima. Es un topper estupendo.
Seguimos con un verde pastel satinado de reflejo frío, homogénea,
y nos encontramos con la sombra cremosa de la paleta, tipo super shock shadow. Es húmeda y difícil de tomar, tanto con el dedo como con pincel, y más aún transferirla. Tiene una base lima transparente y microglitter en azul, rosa, dorado, y blanco. Es un topper, sin duda.
Después tenemos un verde satinado muy pigmentado de reflejo casi dorado, y por último, una de las sombras más especiales de la paleta, una especie de gris verdoso con micro partículas doradas, muy satinado, y muy bonito.

Pasamos a un tono amarillo pastel mate, que en mi piel se nota poco, y un tono lima pastel mate que se nota algo más. Pigmentan bien, pero son tonos a los que les cuesta destacar.
El blanco es satinado, suave, le doy poco uso. Le siguen un gris perla mate bien pigmentado, y un marrón café de reflejo ligeramente malva, también con efecto satinado intenso.

Encontramos un amarillo pastel muy satinado y muy pigmentado, muy luminoso. Ya vimos en la paleta Color Fusion una muy similar que me encantó.
Tenemos dos corales. El primero es mate y pigmenta muy bien, con un puntito neón; y el segundo es satinado y bastante transparente. Tiene un reflejo frío interesante, pero es difícl que agarre al pincel.
Lo mismo le sucede a la sombra rosa malva satinada que le sigue, también algo inconsistente. 
Terminamos esta fila con un marrón medio, de reflejo cobrizo apagado, traslúcida, más topper que otra cosa.

Encontramos un tono piel mate con cierto punto asalmonado. Pigmenta bien, pero a mí no me destaca. Le sigue el blanquirosa duocromo para lagrimales y como topper.
El champán satinado es bonito y consistente, y el naranjita mate pigmenta muy bien y tiene un puntito cercano al neón. El gris plomo satinado tiene muy buena pigmentación y es cubriente.

La última fila comienza con un blanco mate bastante pigmentado que uso para iluminar arco de la ceja y lagrimal. El glitter plateado es fino y adherente, y podemos conseguir bastante opacidad, aunque es mejor usarlo siempre sobre alguna base de color para los huequecitos que quedan. Yo uso prebase para glitter porque mi párpado ya va haciendo pliegues, y más vale prevenir.
Vamos terminando con otro tono piel, en este caso de subtono cálido, pero prácticamente idéntico al de al fila anterior. Tenemos el típico rosa satinado achampanado luminoso, y acabamos con un topo casi greige que pigmenta más bien poco y que en mi piel se ve algo sucio (por mi tono de piel, básicamente)

Echo de menos tonos rosas, más tonos de verdes y azules pastel, y encuentro que algunas sombras podrían considerarse dobles de lo parecidas que son sobre piel (como las dos moradas mate, por ejemplo, las dos tono piel, un par de achampanadas, etc) También me hubiera gustado tener algún tono más de contraste, algún tono oscuro, porque si quiero profundidad me toca recurrir siempre a la sombra gris-lavanda oscura, y eso da demasiada uniformidad a los resultados, salvo que pases de crear volúmenes, o recurras a otras paletas.
 


En cuanto a calidad, me parece que, siendo sombras pastel, se comportan bastante bien. Yo tengo una piel muy clara y amarillenta, en la que cuesta que estos tonos destaquen, y la verdad  es que con un simple corrector a modo de prebase (aunque usar prebase es mejor), me han dado muy buen resultado.
Alguna hay que pigmenta un poco menos, o que parchea ligeramente, tenemos la sombra húmera que es más complicada que el resto, pero, por ese precio, me parece una paleta muy aprovechable y de una calidad más que digna.
 


Las sombras pigmentan mejor sobre párpado que sobre mano o brazo, y necesitan prebase. Muchas de ellas pueden usarse como topper al ser semi-transparentes, y no he notado caída al usarlas. Para conseguir buen resultado, es mejor aplicarlas a toques antes de difuminar, así conseguimos una buena pigmentación y homogeneidad. Os dejo los trucos más útiles aquí.

El próximo día (viernes) os mostraré algunos looks realizados con esta paleta para que podáis ver posibilidades, y algunas son bastante sorprendentes -y no por extravagantes, precisamente-.

¿Qué os parece esta paleta?¿Conocíais la Blooming Up de Beauty Glazed?¿Os gustan los tonos pastel, potingueras?

lunes, 30 de noviembre de 2020

Miss Finiquitados: Noviembre 2020

¡Hola, potingueras!
 
Noviembre ha sido un mes determinar muchas cositas, también porque me he puesto en plan de sacar botecitos pequeños que llevaban tiempo por casa y que no quería que se echaran a perder. Estoy comprando mucho menos, aunque no lo parezca por el ritmo del blog, y estoy utilizando y disfrutando de mis compras.

Recordemos los códigos:
- Review: Producto previamente revisado en extensión en el blog. Enlazado a dicha reseña.
- Sospechosos Potinguiles Habituales: Productos ya revisados en algún Miss Finiquitados con anterioridad enlazados a dicha review.

Cien Skin Foodies Crema de Manos Reparadora Con Rosas Silvestres:
50 ml/ 0,99€

Esta es la tercera variedad de las cremas de manos de la línea vegana cosmética de Lidl. Contiene un 95% de ingredientes de origen natural, y respetuosa con el medioambiente. Tiene una textura ligera, no grasa. En su fórmula encontramos manteca de karité, con todas las propiedades que eso conlleva: hidratante, nutrititva, reparadora, antioxidante, protectora, etc.

Tiene un olor floral muy agradable, dulce, incluso afrutado en algún punto. No es el deje a rosa sintética de algunos productos de la vieja escuela que dan mala fama a esta fragancia. Tiene cierto efecto iluminador -sin purpurina- y está especialmente indicada para manos maduras y con signos de envejecimiento.

Es la más ligera de las tres variedades de las cremas de manos Skin Foodies, y mi favorita. Repetiré con ella.
 
Rituals Ritual Of Sakura Sensational Foaming Shower Gel:
50 ml/ 4€ aprox.
 
Este botecito me lo envió Iris como parte de mi regalo de cumpleaños de este año.
Pese a que sé que he revisado esta espuma de ducha varias veces, no consigo encontrar su reseña, así que la refrescamos. Se trata de un gel que se transforma en espuma densa y fragante al contacto con la piel, y que proporciona una ducha sensorial, a través del tacto de la espuma, y el aroma envolvente a flor de cerezo con toques de leche de arroz, ingredientes que representan esta línea.

Fue, durante un tiempo, mi línea favorita de la marca (también la primera que descubrí, y con la que me enganché a este formato y a esta marca), y siempre me deja sensación de cuidarme, de mimarme, de sentirme mejor, de regalarme algo bonito, y de dejar el ruido del mundo fuera.
La piel se queda muy suave, muy sedosa, y he notado que han mejorado la fórmula y me resulta más hidratante.
 
Sin embargo, en esta ocasión ha sucedido algo que ha enturbiado la experiencia, y es que el dispensador no funcionaba correctamente. No tenía presión, apenas salía el gel, y cuando salía era a base de casi luxarme el pulgar de fuerza que tenía que hacer, y salía líquido para crear una espuma birriosa.
No entiendo qué ha sucedido. Es la primera vez que me pasa con las espumas de Rituals, y espero ques ea la última. Repetiré con el producto, pero porque sé que no es lo habitual. Si no, bien lejos los mandaba.

Rituals Ritual Of Sakura Magic Touch Body Cream:
70 ml/ 5,90€
Promoción revista 4€ aprox.

Os he reseñado esta crema corporal más de una vez, pero como han renovado la imagen y la fórmula, también os reciclo la minireseña.

Se trata de una crema corporal hidratante y nutritiva con olor a flor de cerezo y un toque de arroz. En su fórmula contiene, precisamente, leches de arroz orgánico, y extracto de flor de cerezo.  También incluye antioxidantes, vitamina E, y centella asiática para cuidar la piel, reparándola, y dando un aspecto suave. Ayuda a calmar la posible irritación por sequedad.

He notado la fórmula más amigable, más fácil de aplicar, menos densa, y me gusta mucho más la sensación sobre la piel, más suave, máselástica, y con un olor más definido.  Repetiré con ella.

Etnia Happygel Gel de Ducha Papaya:
400 ml/ 3,50€

Se vino conmigo el verano pasado desde Barcelona, y fue parte del regalo de bienvenida que me hizo Iris al visitarla (si es que esta mujer vale un imperio)

Es un gel con un olor afrutado, dulce, y con un puntito cítrico. Es muy agradable, hace mucha espuma, deja la piel limpia, no reseca, y en el baño se queda flotando un ratito la fragancia. Evoca alegría y diversión, verano y buenos momentos, y con eso me quedo.

Lo he terminado gastando como gel para manos, porque se me ha juntado tanto gel de papaya y de mango en casa que ya no me daba más el verano, y así coordinaba un poco todo.
Me ha gustado, y quizá repetiría con él más adelante, quizá más por el recuerdo que me trae, que porque me fascine el olor, que no esel caso. Está bien, pero no me mata de amor y de pasión, no es el caso.

The Body Shop Zesty Lemon Body Yogurt:
200 ml/ 10€

Este producto fue parte de una de las colecciónes de edición limitada de este pasado verano, y su olor a limón ácido me recordó inmediatamente a una colección de mojito que sacaron hace unos años, pero con un punto más dulce y llevadero.

Tiene una textura cremigel muy agradable, fácil de manejar, de extender, que se asienta enseguida e hidrata la piel hasta 48 horas sin dejar sensación grasa o pesada. Contiene extracto de limón y leche de almendras orgánicas. Creo que la fórmula de los body yogurt se ha mejorado a partir de estas colecciones, y las noto mucho más hidratantes y cómodas. Tienen ese componente de frescor que tanto nos gusta en verano, y que no da frío en invierno (aunque el tacto crema, en general, agrada más cuando hace frío)

Me ha gustado mucho, y si volvieran a sacarlo, repetiría con él.

The Body Shop Rich Plum Exfoliating Sugar Body Scrub:
50 ml
250 ml/ 17€

No sé por qué, el pasado año no os hablé de las colecciones navideñas de The Body Shop, y eso que me hice con sendos lotes de pera y ciruela. Os las mostré por instagram, eso sí.

Este botecito formó parte de uno de esos lotes, y se trata de un exfoliante corporal a base de azúcar, con una textura semi-gelatinosa, y un riquisimo olor a ciruelas y bayas (a mi me da un puntito a arándano muy apetecible)

Me encanta el olor y lo suave que deja la piel, pero me he aficionado mucho a otros exfoliantes más sutiles y más oleosos y aunque no me desagrada, tampoco me compraría la talla grande a su precio original. No repetiré con el producto, aunque sí lo haría con esta línea. Ahora, me niego a pagar lo que piden por ella en Amazon o Ebay porque me aprece un abuso, por muy edición limitada que sea y que ya no esté a la venta.

The Body Shop Winter Jasmine Exfoliating Sugar Body Scrub:
50 ml
250 ml/ 17€
 
Os hablé de esta línea hace muy poquito. Es una de las ediciones limitadas de este año 2020 para navidad, y tiene un olor a jazmín y azahar, con un toque casi mentolado a veces que me transporta a un mundo mejor y más relajado, más bello, y más suave.

Es un exfoliante corporal a base de azúcar ecológico, extracto de jazmín de la India, y aceite de nuez de Brasil. Es vegano, y además de dejar la piel muy suave, y de estimular la circulación, se nota ese contenido en aceites que ha mejorado la fórmula. También he notado que rasca menos que el anterior, y me gusta más.
 

Con éste sí repetiría, pero me parece carete para lo que me dura a mí un exfoliante corporal. Con alguna promo, no digo que no volviera a caer con él.
 
Yves Rocher Bruma Perfumada Con Lavandín y Mora:
100 ml/ 6,95€
 
Compré esta bruma cuando salió como novedad, y aprovechando una propoción, ya que me parece algo cara para lo que es.
 
En realidad funciona como una EDT de toda la vida, de las que usamos tras la ducha para refrescarnos y darnos un puntito de olor, pero que apenas permanece en el tiempo.
Dice que puede usarse en cuerpo y cabello, pero al contener alcohol, yo he preferido dejarlo para cuerpo y ropa.
 
Contiene aceite esencial de lavandín y extracto de mora. El 98% de sus componentes son de origen natural, incluyendo el alcohol, no contiene colorantes, es vegano, y su envase es de plástico reciclado y reciclable.
 

Me gusta el olor de lavanda con el punto acidulce de la mora, me relaja y lo siento muy mío, así que seguramente repetiré aprovechando alguna oferta cuando la haya.

Yves Rocher Gel de Ducha Baies Des Merveilles:
200 ml/ 2,95€ (creo)

Este gel de ducha es parte de la colección de navidad de 2017. Tenía un color granate y un olor a frutos rojos realmente delicioso, con una salida cítrica de naranja y lima, y un fondo mentolado, los arándanos llevan la voz cantante.
 
Tiene una composición con un alto contenido en ingredientes de origen natural, no lleva parabenos ni ethoxyl.

No reseca, limpia bien, deja un olor maravilloso en la ducha y en la piel (aunque en la piel dure poco.
Me gustó tanto en su día que me compré el formato de 400 ml cuando lo vi en oferta y aún lo tengo por casa, esperando su turno (hay mucho por utilizar y terminar) De hecho, la foto es del bote de 400 ml.
 

Por este motivo, puedo decir que repetiré con él. Al menos, una vez más.

Clarins Total Eye Lift:
15 ml/ 76,50€

Os hice una extensa y profunda reseña sobre este producto que, sinceramente, me parece un avance en cuanto a tratamientos para el contorno de ojos se refiere, adaptándose a necesidades reales de mujeres reales, de las que nos levantamos pronto, nos acostamos tarde, y paramos poco.

Está pensado para adaptar sus funciones a las necesidades de la piel, con lo cuál, puedes utilizarlo desde los 25 años de edad en adelante, porque no resulta excesivo para una piel joven, ni se queda corto en una piel madura.

Es un bálsamo híbrido, tipo cremigel, que se aplica en 5 segundos, se asienta al momento, y vemos cómo la zona del contorno de ojos se descongestiona, se refresca, se ilumina, y se siente hidratado y elástico en apenas 60 segundos. Me parece impresionante. También pude aplicarse sobre las pestañas para reforzarlas.

Repetiré con él, aunque es carete, y hay que buscar buenas promociones, pero un autoregalo de calidad al año , no hace daño.

O.Two.O Esponja tipo Beauty Blender Negra:
1,35€

Compré esta esponja aplicadora de maquillaje casi de rebote, por hacer bulto en un pedido en el que la protagonista era otra (la copia de la de Juno con pelito, que no veréis en Miss Finiquitados porque me deshice de ella prácticamente al poco de llegar, no me gustó)

La verdad es que ha sido un gran descubrimiento, y me ha gusatdo mucho. Trabaja muy bien las bases, es bastante blandita, pero no tanto como la Beauty Blender Original, así que recoge menos producto y es menos porosa. Según iba pasando el tiempo y losusos, al secarse, se veía cada vez más pequeña y se notaba más dura, pero al humedecerla estaba como nueva.

Me parece muy versátil para trabajar diferentes tipos de base y obtener buen resultado (recordad que a base líquida esponja poco porosa y más durilla, y a más cremosa, más blandita y porosa. Esta no me ha dado problema para trabajar ningún tipo de base)

Repetiré con ella, aunque tengo una caja llena de esponjas por gastar, así que, si no se me estropean antes, tardaré en reponerla. La retiro porque ya ha empezado a soltar nubecitas de esponja al aplicar la base. Tras casi un año de uso continuado, ya ha cumplido de sobra.
 
Esponja Bicolor Aliexpress:
1€
 
En realidad esta esponja la retiré hace meses, pero como no la había despedido por aquí, quería hablaros un poco de ella, por si la encontráis en aliexpress, que es donde yo la compré. Ya no existen las tiendas, así que no os puedo dejar enlaces.

Era una esponja algo más grande que las que solemos utilizar ya en seco, pero en húmedo se hacían bastante grandes, y me hicieron un gran papel para cuando las estuve utilizando en diferentes sesiones y rodajes. Son algo más duras de lo que estamos acostumbradas, pero ni a mi ni a las personas con las que la utilicé nos parecieron molestas (de hecho, muchas de estas esponjas las regalé tras la sesión porque les gustaban a quienes las habían probado)

Me parecen ideales para trabajar con bases muy líquidas precisamente pore sta dureza, porque no absorben demasiado producto y lo reparten muy bien. Tienen menos vida útil que la anterior, y se desmigan bastante antes, pero los 4-6 meses los aguantan.

Tengo alguna reposición en casa, y repito con ella para las bases líquidas que estoy usando estos días.
No es una esponja para todos los públicos, pero si buscas algo más consistente y específico, te puede hacer el papel.
 
Essence Eyeliner Pen Waterproof:
Tono 01 (negro)
1 ml/ 3,59€ 

Se trata de un delineador en formato rotulador, con punta de fieltro, y resistente al agua. El color es bastante negro, no lo veo mate deltodo, pero tampoco me preocupa, es muy duradero y se desmaquilla bien. No deja rígidas las pestañas, y no se emborrona con el lagrimeo.
 


Sin embargo, me parece muy duro, me cuesta perfeccionar ciertos trazos porque me araña el párpado, y además se seca enseguida.

Es de esos productos que, en mi caso, se puede decir que lo barato sale caro. No repetiré.

Essence Volume Booster Lash Primer:
7 ml/ 3,59€

Se trata de una especie de pre-máscara de pestañas de color blanco, cuya fórmula contiene super frutas (me gustaría saber si estas van con capa y las normales no, o cómo las categorizan) Contiene aceite de açai y manteca de mango para cuidar y proteger las pestañas.

Se aplica antes de cualquier máscara de pestañas para crear una base más gruesa sobre la que trabajar y así conseguir más volumen.

Debo decir que le he dado muchas oportunidades, pero no me ha gustado. El blanco es difícil de cubrir, y más que dar volumen lo que consigue es un efecto de pegote en las pestañas. No sé si es porque las tengo muy cortas y muy finas, pero si las tuviera largas y gruesas no vería la necesidad de usar este tipo de producto, sinceramente.
No repetiré.

SOSPECHOSOS HABITUALES:
- Beauty Blender Sponge -original- (14,95€) Esta que retiro la compré en un pack de varias BB que me salió muy bien de precio (a unos 9€ por esponja aplicando un par de descuentos, si no recuerdo mal)
Es la típica esponja rosa que todas conocemos, muy blandita, sin látex, que crece al mojarla, porosilla, que deja muy bonita las bases, sobre todo las cremosas, y que se bebe las líquidas y tiene una legión de fans incondicionales por el mundo (paz y amor, hermanas, hay sitio para todas) Me gusta mucho, por supuesto, pero ahora mismo, por preferencias personales en cuanto a texturas y técnicas, no es mi súper favorita, aunque siempre tendrá un hueco especial en micorazón potinguero (el primer amor no se olvida)
Repetiré con ella, probablemente (tengo unas cuantas de ese lote aún, aunque son de diferentes colores), pero tardaré en hacerlo.

- Rituals Ritual Of Sakura Celebrate Each Day Body Scrub (125 g/ 3€ revista): Esta minitalla me al envió mi querida Iris como parte de mi paquetito regalo de cumpleaños este año. La espuma minitalla que sale a continuación en este post también.
Es un exfoliante corporal a base de azúcar ecológico, con aceites vegetales suavizantes (no contiene parafinas ni aceites minerales) Estáenriquecido con leche de arroz y extracto de flor de cerezo. Tiene un olor muy característico, floral, algo empolvado e intenso, en el que destacan notas de la flor de cerezo, sobre todo. Es menos árido que la versión anterior, más suave, el grano más fino, tiene más aceite, y es más agradable al uso. Repetiré con él.

- Deliplús 24K Gold Progress Aceite Desmaquillador (240 ml/ 5,60€): Estoy MUY INDIGNADA, pero mucho, porque Mercadona, que no tiene nada mejor que hacer que retirar productos que gustan, lo ha descatalogado y retirado de sus tiendas para sustituirlo por un agua micelar con aceite. Sobra decir que esa novedad me interesa lo mismo que clavarme agujas en los dedos de los pies.
El aceite 24K era perfecto para eliminar el maquillaje de las esponjas, con poca cantidad, y en apenas unos segundos. Las dejaba impolutas. No he encontrado nada así en años y ahora lo eliminan. Como desmaquillante, no, pero para las esponjas era el mejor, y la comunidad potinguera lo sabe.
Si lo encuentro, cosa que dudo, me pienso comprar un palé completo. Hasta el fin de los tiempos.
El único sistema para conseguir que Mercadona vuelva a reponerlo, o que saque algún aceite parecido es ir a las tiendas, preguntar por este aceite, y cuando os digan que no está y os ofrezcan el nuevo, que es un gel espumoso con aceite, mostréis desinterés y malestar, que no lo compréis. Así reprtan las reacciones de las consumidoras y si ven que elproducto no gusta, acabarán retirándolo. También podéis pedir cuentas por redes sociales (con educación siempre, por favor) a Deliplús y Mercadona. No es lo mismo 30 quejas que 3000.

- Clarins Supra Volume Mascara 01 Intense Black (8 ml/ 30€ aprox): Me encanta esta máscara de pestañas. Es de las pocas que me deja la pestaña muy negra, espesa, elástica pero curvada, me aguanta todo el día, no se mueve, se desmaquilla bien con un bifásico, y me da poca faena. Es carita, sí, pero la última vez que la compré lo hice con una súper oferta en un kit a 12,95€. No la he vuelto a encontrar tan barata, pero sí la he visto a unos 15€ en varios sitios. Para mí, lo vale. Repito con ella.

¿Qué os parece esta tanda de productos terminados?¿Coincidimos en alguno?¿Os habíais enterado del tema del aceite de Deliplús?¡Contadme, potingueras!

viernes, 27 de noviembre de 2020

Nail Art Para Dummies: Láminas Nail Foil

 ¡Hola, potingueras!

Hoy vamos a hablar de cierta técnica para uñas, aplicable a manicuras y pedicuras, en la que soy una auténtica novata. Me he decidido a contaros mi experiencia con este tema porque creo que hay que desmitificar los procesos y no hablar sólo de lo que nos sale bien y tenemos dominado. También hay que ponerse la L de vez en cuando y comenzar a pilotar, aunque no sepas muy bien por dónde vas.

Haces un par de meses me compré en aliexpress unas láminas de manicura o Nail Foil con diseño marmoleado. Hay muchos modelos, distintos tamaños, y diferentes precios, pero como yo lo que quería era probar, busqué un set que me diera variedad, aunque no fuera muy grande, y que me saliera económico porque, si no me gustaba, tampoco iba a gastarme un pastizal en el tema.

Encontré un lote de 10 láminas de 20x4 cm, que para un par de manicuras y una pedicura completa, te dan (si no tienes las uñas muy grandes, como es mi caso; si no, 1 y 1) 
 


Cuando me llegaron, descubrí que necesitaban un pegamento especial para conseguir la transferencia del diseño a la uña, así que me tocó hacer un nuevo pedido para conseguirlo, y compré uno de Born Pretty Store que está muy bien de precio, y que sirve tanto para transferencia con lámpara UV, como para si no quieres usar ese tipo de lámpara. Huele fuerte, aviso. Luego ya las uñas no huelen una vez terminadas, pero en el momento de abrir el bote, se nota.

Mientras me llegaba, me fui informando de cómo se trabajaba con estas láminas.
En principio, pueden utilizarse sobre uña natural o sobre uña acrílica, suelen necesitar un pegamento especial para lograr transferencia, y se trabajan de forma diferente si es con lámpara o sin lámpara, si es uña natural, o uña artificial.
 


Yo me voy a centrar en lo que conozco, en lo más rústico: uña natural, y sin lámpara. Para saber del resto hay muchas compañeras muy preparadas que os pueden hablar del tema con mucha más solvencia que yo.

Una vez tenemos láminas y pegamento especial, vamos a trabajar con ello.
 
0.- Comienzo por el cero proque esto es opcional. Hay quien recomienda recortar la lámina a un tamaño manejable para la uña, pero eso ya es cosa de cada una. Yo corté como para dos uñas pulgares juntas, que es la uña más ancha que tengo, y me dió para una mano completa. Ahora, cuanto más se ajuste la lámina a la uña, más fácil y más homogénea será la transferencia. 


1.- Necesitamos aplicar una prebase sobre la uña, como haríamos con un esmaltado normal.

2.- Conviene dar una capa de esmalte de color, a ser posible, o bien de un color parecido al fondo de la lámina que escojamos, o bien en contraste. Esto nos va a ayudar a que si no cubrimos toda la uña con la lámina, se note menos el "desconchón".
También podemos aplicar estas láminas a toquecitos, por zonas, en vez de hacer una uña completa. En ese caso, conviene más un tono de contraste.
 


3.- Una vez se ha secado bien primero la prebase y luego la capa de esmalte, procedemos con el pegamento. El truco consiste en aplicar muy, pero que muy poca cantidad, y cuando se vuelve transparente, que ya está pegajoso, aplicamos la lámina sobre la uña, presionamos bien, dejamos unos segundos, y tiramos del sobrante. 
Es muy importante que el pegamento no toque la piel, a ser posible, porque estamos aplicando un producto químico fuertecito (es de uso seguro, pero mejor no aplicar donde no se debe) Si sucede, simplemente lo retiráis con un poco de quitaesmalte, no hay misterio.


Si el esmalte está aún húmedo, el pegamento lo moverá, y cuando apliquemos la lámina, puede crear relieve. Lo mismo sucede si no esperamos a que el pegamento esté en su punto, que no sólo no va a quedarse la lámina adherida, sino que mueve lo que hay debajo. La primera manicura siempre tiene desperfectos. No os preocupéis.

He comprobado que es mejor retirar la lámina con decisión que despacito. Si está bien pegada, queda mejor, y si vamos lento, lo mismo no queda tan uniforme.

Yo normalmente lo que hago es aplicar el pegamento sobre un par de uñas, lo dejo unos segundos, y hago esas dos uñas, y así voy hasta terminar una mano.

4.- Una vez hemos terminado este proceso, sellamos con una capa de esmalte top coat transparente (o si quieres purpurina, a tu gusto) Dejamos secar bien, y listo.
 

5.- Cuando quieras retirar el esmaltado, recurres a tu quitaesmalte de confianza, como harías con cualquier otra manicura.

Estas láminas dan bastante juego y quedan muy adheridas, se ven muy finas sobre la uña, no les da relieve ni molestan más que un esmalte normal. La duración es bastante alta (llevas un pegamento), y, aunque no creo que sea saludable hacerse este tipo de manicura un día sí y otro también, para un de vez en cuando, es una opción muy entretenida y diferente. En mi caso, he notado que me reseca un poco la uña, pero tengamos en cuenta que mi uña ya suele ser seca de por sí, y que no tolera bien esmaltados permanentes o semipermenentes, así que le afecta prácticamente cualquier tratamiento extra más allá de un esmalte de uñas al uso.
 

¿Qué os parece este tipo de manicura?¿Conocíais las Nail Foils?¿Os resultan interesantes estos post desde el punto de vista de alguien no experto, potingueras?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios