lunes, 17 de febrero de 2014

Un oasis llamado La Prairie (probando Cellular Swiss Ice Crystal)

¡Hola, potingueras!

Hoy voy a salirme un poco del estilo habitual, y os voy a contar una experiencia de una forma muy personal. Ponéos cómodas, porque va para largo.

La noche había sido corta y de mala calidad. Los síntomas del sueño eran evidentes y un madrugón no iba, precisamente a mejorarlos; pero era tan inminente como inevitable, porque había que resolver gestiones prontito y no me daba tiempo ni a cubrirme las ojeras.

Durante toda la noche el viento fue el protagonista, y por la mañana seguía soplando fuerte y contundente, así que me hice una triste coleta sin gracia  y salí a la calle pertrechada con el anorak más grueso que tengo, cual esquimal desarraigado.

Una vez resolví lo que tenía como obligación, metí la mano en el bolso y me encontré con una invitación de La Prairie que me había llegado por correo hacía un par de días. El Corte Inglés me pillaba de camino, así que me acerqué a preguntar sobre la promoción que anunciaban.

Intenté medio peinarme con los dedos, pero fue imposible, el viento hizo muy buen trabajo, y mis pintas de la loca que se salvó de ser absorbida por un reactor me hacían preguntarme si me atenderían o llamarían directamente a seguridad.

Tarjeta de Cita La Prairie
Al llegar al stand de La Prairie me encontré con Azucena, una mujer hiper amable que pareció no notar ese aspecto que, para mi, era tan penoso como notorio; sin embargo, no sé si por profesionalidad, o porque las personas que ven -ojo, ven, no miran, ven- a las personas dan menos improtancia al aspecto externo, me hizo olvidar esa fachada y, muy amablemente me dió cita para probar los nuevos productos de La Prairie, consistentes en la Crema Facial y el Aceite Seco de la gama Cellular Swiss Ice Crystal.

Con las buenas sensaciones que me había otorgado aquella breve interacción y visita al stand de La Prairie, y la promesa de una sesión de belleza con productos de la firma y un posterior regalo de unas muestras de estos novedosos productos, volví feliz a mi casa, esperando el día de la cita.


Muchas veces me preguntáis cómo me llegan estas promociones, y la respuesta es bien sencilla: aprovecho siempre que puedo para probar una muestra, sobre todo si es de alguna firma ultracarísima y que me guste como es el caso de La Prairie, que se merece pelear una melé de equipo de rugby canadiense para conseguirla si es preciso. 

Normalmente, cuando vas a recoger las muestras, te toman los datos postales, y, de vez en cuando, te llegan estas golosinas en forma de carta.

Hay a quien le da pereza dejar los datos, ir a la sesión para conseguir unas muestras, ...Bien, es respetable, pero yo creo que se pierden mucho, porque que te dan la oportunidad de probar cosméticos muy interesantes y, además, que te regalen una sesión de belleza con productos que probablemente no puedas probar de otra forma, en manos sabias y amables de la consultora de belleza que te atienda, que te expliquen el tratamiento y sus beneficios, y que, además, te regalen unas muestras para que puedas continuar el dicho tratamiento en casa, a mi me parece un regalo nada despreciable.

...

La semana había sido intensa, y el día de autos se anunciaba un fin de fiesta apoteósico tras una jornada non stop agotadora que había comenzado a las 7 de la mañana y que sólo me había permitido 20 minutos libres que utilcé para comer algo ligero. No sabía a qué altura podrían estar las bolsas de mis ojos a las ocho de la tarde, hora de la cita en La Prairie, pero imaginaba que, más o menos, por las rodillas.

Decidí usar un maquillaje ligero que me permitiera estar presentable y cómoda todo el día. Recurrí a mis infalibles: una bb cream hidratante, un jumbo de ojos de larga duración, colorete, lipgloss, y un poquito de máscara de pestañas que fuera fácil de retirar. También delineé los ojos con lápiz, para conseguir un aspecto más natural y adaptable. Y así pasé el día, sólo repasando los labios cuando los notaba secos, que, con el frío, suele ser a menudo.

No os voy a contar todo lo que hice ese día, porque ya el post es largo, pero sí os diré que, cuando, por fin, salí en dirección a La Prairie, por fin respiré un poco, y me alegré por haber escogido ese día y esa hora para celebrar mi "fin de mes".

Nada más llegar, me recibió Azucena, sonriente y encantadora. Me pasó a la cabina, donde me puse un kimono y un gorrito desechables que estaba precintados a mi llegada, y bromeamos sobre el aspecto del gorrito, que a mi me recordaba a los bañadores de los años 20, cuando las mujeres iban tan pintonas con esos trajecitos tipo pololo (me gusta esta palabra, pololo, tiene su musicalidad. Pololo...pensadlo)

Me preguntó sobre mi piel, cómo era, cómo la cuidaba, qué productos utilizaba, y qué conocía y había probado de La Prairie.

Le conté que mi piel es, sobre todo sensible, que en invierno sufre mucho, que gusta de texturas calmantes, untuosas y amorosas, y que se deshidrata con facilidad y se bebe los pantanos de 2 en 2 si se los pones cerca en estas fechas.

Ella pareció conplacida al saber sobre mis andanzas cutáneas y los tratamientos que utilizaba, y me comentó que la gama Cellular Swiss Ice Crystal de La Prairie estaba muy enfocada para mi tipo de piel y mis necesidades.

Esta gama se ha basado en el funcionamiento de unas flores muy especiales que tienen una gran resistencia al clima frío de montaña, sobretodo la saxifraga púrpura, que vive a 4000 metros de altura, soporta radiaciones ultravioleta, y hace frente a temperaturas de -40º (o 40º bajo cero, como más os guste)
Durante la noche, crea unos cristales que la protegen y la envuelven, y sólo florece en junio.

También se han inspirado en la soldanella alpina, una flor en forma de campanilla que hiberna en invierno, y que es capaz de derretir el hielo a su alrededor cuando llega la época de floración por sí misma.

No podía faltar el alga de nieve alpina, una flor que ya se utiliza desde hace tiempo en varios tratamientos de La Prairie, capaz de soportar 120º bajo cero, y que reaparece en primavera creando un precioso manto rojo. 

¿Y qué significaba todo esto? 
Nada más, y nada menos, que es un tratamiento diseñado para rehidratar y calmar la piel con efecto inmediato y de larga duración, ya que, además de contener extractos de aceites esenciales de estas flores de muy alta calidad y en una cantidad mayor que en ninguna otra gama, incluye dos tipos de ácido hialurónico, uno de alto peso molecular que se va a las capas más profundas de la piel para capturar el agua y retenerla, acolchando la piel, y otro de bajo peso que se queda en superficie y hace lo propio, aliviando el estrés y las irritaciones que sufrimos a diario debidas a factores externos como el frío, la polución, el agotamiento, ...

Además de todo esto, la gama Cellular Swiss Ice Crystal presenta el primer aceite seco de La Prairie, un aceite del que sólo necesitamos una gota en cada uso y que, mezclado con la Crema Cellular Swiss Ice Crystal, le confiere textura y unos poderes semejantes a los de haberse aplicado una mascarilla intensiva.

El aceite puede utilizarse mezclado con la crema, o por sí solo, y ambos productos, crema y aceite, pueden utilizarse tanto de día, como de noche.

La Crema Cellular Swiss Ice Crystal requiere del uso de muy poca cantidad de producto también. Tanto es así que, con una muestra de 5 ml tienes suficiente como para una semana (usándolo mañana y noche)


Todo esto me lo explicó mientras me hizo una limpieza con productos suaves y efectivos, una exfoliación facial, me aplicó una maravillosa mascarilla hidratante, y, por fin, los productos de la gama Cellular Swiss Ice Crystal mezclados, ya que es la forma en la que la piel adquiere más textura y, la mía, lo necesitaba.

También me aplicó un contorno de ojos y un bálsamo labial, así que me quedé como nueva y, con el tratamiento hecho, me fui a mi casa a terminar de relajarme; no sin antes darle las gracias a Azucena por todas las atenciones prestadas, y portando conmigo 2 muestras de 3 ml cada una del Dry Oil Cellular Swiss Ice Crystal y una de 5 ml de la Crema Cellular Swiss Ice Crystal.

Cuando me levanté a la mañana siguiente, mi piel seguía perfecta y radiante, calmada, hidratada, nutrida, luminosa, con cuerpo,...

Podía seguir disfrutando de esa sensación gracias a las muestras, pero eché en falta en ese momento no tener a mano ninguna muestra de contorno de ojos de La Prairie. En ese momento, sonó la puerta, y como si del genio de la lámpara se tratara, se presentó ante mi un mensajero con un paquetito reminitido desde La Prairie. Pero esa historia os la contaré mañana, ¿os parece, potingueras?


32 comentarios:

marifloysuspotis dijo...

Qué bien te explicas guapi!! Tengo el ojo echado a este tratamiento desde que leí su lanzamiento...creo que voy a hacer una visita a ECI a ver que tal! Debe ser una gozada! Saludos!

Boudoir And Other Things dijo...

Me parece una experiencia fantástica!!! me han dado ganas de irme al stand y decir que me muero porque me prueben ese aceite seco y la crema!!!! Muchas gracias por contarnos tu experiencia, yo nunca me he parado en el stand de la praire porque me parecía una marca carísima pero mira, quizá merece la pena gastar un poco más de dinero y quedar tan contenta! Besos!

Beauty and Healthy dijo...

Tienes razón en que muchas veces da pereza ir a los stands y dejar los daos personales... pero creo que tendré que pasarme a pedir un par de muestras de esa crema y del aceite.
Un beso guapa!

Gadirroja dijo...

Me ha encantado la manera de narrarlo y ese final providencial y abierto, mañana más!!
BESOS!

Ginger dijo...

Lo has explicado muy bien, yo no he probado nada de esta marca solo por una razón, su precio!!!!! en cuanto a lo de las muestras, yo la verdad soy de quienes no les hace mucho caso porque si ponemos en una balanza las veces que ido a por la muestra con mi papelito, bueno pues si ponemos la veces que me la han dado gana el NO, siempre la respuestas es "No les queda" con lo que yo pienso que se las quedan quienes trabajan allí, que por otra parte no me parece raro!!! así que muchas veces pues por esta razón paso de ir a por ellas.


Besos

Lola Antón dijo...

Creo que mi piel también agradecería esos cuidados; y es cierto, la mayoría de veces por pereza no me acerco a recoger muestras o invitaciones que me llegan; pero tras ver tu experiencia me lo pensaré dos veces. Y mañana nos desvelas el misterio, un besazo guapa!

Vanessa Sibylain dijo...

Suena maravillosamente, con esas descripciones de flores que parecen de una fábula, flores Tolken, jeje... de precio tiene que dar terror, me temo, pero seguro que vale la pena cada euro que cueste.

Gladys dijo...

No extraña en lo absoluto que te hayan tratado tan bien y que hayas salido encantada con los productos. Las muestras cunde mucho porque las cremas son muy concentradas. La verdad es una marca cara pero merece totalmente la inversión. Yo tengo ganas de comprarme su base y corrector que viene todo en un mismo botecito, pues todo lo que tengo de la marca es una maravilla y siempre repito. Espero atenta la historia del regalito!
Gracias por compartir!

RachelBustamante dijo...

Probé hace años una muestra de crema hidratante de la marca, y me gustó bastante. besos!

Mareas. dijo...

Diriamos que fue una experiencia religiosa y bien merecida.
Los tratamientos en cabina son fántasticos y si te los hace un buen profesional más aún.
Un beso.

Maria Luisa dijo...

Un tratamiento estupendo!
Besos!

Raqueleita dijo...

¡¡Qué suerte maja!! Ya me gustaría a mi tener un CI en mi ciudad. He probado un tratamiento de La Prairie, limpiadora, tónico e hidratante, y es otro mundo, no tiene nada que ver con el resto de productos que he probado. No me gastaría el dineral que cuestan sus cremas, porque no dispongo de tanto dinero, pero si lo valen, ya lo creo que valen lo que cuestan. Besos.

Joanna dijo...

Yo aún no he probado nada de La Prairie, pero sé que los tratamiento de esta marca son buenísimos, vamos, un lujo.

Besos

Fátima dijo...

Te has explicado genial neni, no he probado nada de la marca pero ese aceite me ha llamado mucho la atención. Me parece una monada cómo te han envuelto los productos en el lacito, super detallista por parte del personal de la firma.

un besote!

PLAlimentación dijo...

Que detallado y bien explicado esta todo el post...y al final nos dejas con la duda!Habra que esperar a mañana,jajaj.bsts!

abbie gold dijo...

no he probado la marca pero siempre escuche que era una amrca buenisima

Claire Espejo dijo...

Me ha dejado con ganas de más...me ha encantado como has tratado el post de hoy!!! Besos guapa!!

rocipici dijo...

me ha encantado el post de hoy y estoy deseando saber lo que pasa mañana . besos guapa

My Pinkbubble dijo...

Me encanta como has contado hoy la historia, y los detalles. Muchas veces nosotras nos vemos peor de lo que estamos eh? (te lo digo por lo del pelo despeinado y demás y que Azucena no viese nada) ;)

No he probado nada de la marca, pero no sera por ganas!

un besin

ENDLESS NIGHTS dijo...

Me ha encantado el post.
La verdad es que las cremas tienen pintaza, y lo mejor son los ingredientes tan exóticos que tienen, me encantaría poder probarlas pero me da a mí que tendré que esperar a ver si se me aparece también un genio por la puerta.
¡Besos! Que los disfrutes. :)

nins dijo...

La verdad es que es una oportunidad increíble poder probar así de bien esos productos! Y me dejas intrigada con la historia del paquetito!
Un beso

maria vargas dijo...

Si hay algo para lo que hay que encontrar siempre tiempo es para probar la prairie, sobre todo porque a 300 euros casi cada producto, te están aplicando un tratamiento de lujo simplemente con la aplicación en casa, las muestras son un tesoro y, si encima te envían un regalo yo creo que levitas de pura felicidad¡

ANeRuy dijo...

Un post genial, me ha encantado!

Besooos desde Mi pasion inconfesable : )

esther makeup dijo...

Que relax me ha proporcionado tu experiencia!!! (y a la vez un pelin de envidia), deberia aprovechar mas el tema muestreo como dices
Un besote

Andie dijo...

Ja ja. Me he reído con tu historia. Me siento identificada. Yo también tengo días de esos de no parar desde las 7 de la mañana. La línea tiene muy buena pinta. Hay que ver la cantidad de marcas se están apuntando a lo de los aceites. Alguna cosilla que he probado de La Prairie me ha gustado bastante. Estoy deseando leer mañana el resto de la historia. Besos

Aniña (@vampyevil) dijo...

No conozco la marca pero me llama la atención! besitos

Misha dijo...

Debe ser una maravilla *_* esta marca tiene una fama que le precede y sería genial poder probar algo de lo que nos dices ;D
Besos guapa!!

blankita747 dijo...

De esta marca solo tengo un perfume que es una maravilla.
Que envidia tu experiencia =D que relax!!!
Besos

Ses dijo...

Estoy impaciente por saber cómo continúa la historia, sí que parece cosa de magia. Me ha llamado mucho la atención el producto, sobre todo conociendo tu piel.

Miss Potingues dijo...

MARIFLOYSUSPOTIS: Gracias, guapa. Es espectacular, ya te lo digo.

BOUDOIR AND OTHER THINGS: Es una marca ultra cara, pero sus productos sons ensacionales, así que, si se te presenta la oportunidad de probar algo suyo, ¡hazlo!

BEAUTY AND HEALTHY: Suerte! Espero que consigas esas muestras, porque merecen la pena.

GADIRROJA: Gracias, guapa.

GINGER: Cuando te envían la invitación a csa, suelen tener la muestra si no te duermes para ir a recogerla. Alguna vez también me ha pasado que no tenían, y, en esas ocasiones, depende de la marca cómo se comporten. Por ejemplo, Sisheido de "disculpó" (que no tenían por qué, peor lo hicieron) y me dieron otras muestras a cambio, y otras marcas con un "no nos queda, lo siento", te finiquitan, pero si no vas, ya te digo yo que, de entrada, lo tienes todo perdido.

LOLA ANTÓN: Hay que ir, que merece la pena darse un mimo.

VANESSA SIBYLAIN: De precio ronda los 270€ cada producto, echa cuentas ...

GLADYS: Es una marca excelente, pero carisísima!! Por eso aprovecho cada vez que puedo para probar algo.

RACHELBUSTAMANTE: En mi opinión, mejoran con cada nuevo producto.

MAREAS: Religiosa no, que a mi los dogmas y las misas me aburren bastante, jajja!

MARIA LUISA: Sin duda.

RAQUELEITA: Hay productos que son maravillosos, pero pican el bolsillo, la verdad.

JOANNA: Ya lo creo que lo son.

FÁTIMA: Se lo trabajan todo hasta el último detalle. No tienes más que ver el cartoncito para la cita. Exquisitex en estado puro.

PLALIMENTACIÓN: Ya lo tienes para leer ;)

ABBIE GOLD: Lo es.

CLAIRE ESPEJO, ROCIPICI: Muchas gracias, guapas.

MY PINKBUBBLE: Puede ser, pero era para verme la cara ese día, jajaja!

ENDLESS NIGHTS: Un genio, o paasarte por el stand a pedir una muestra a ver si te la dan.

NINS: Ya la tienes lista para leer ;)

MARIA VARGAS: Exacto: es un tratamiento de lujo en cabina y el regalo extra son las muestras que te llevas a casa (no es que me enviaran nada más después)

ANERUY: Gracias, guapa!

ESTHER MAKEUP: Aprovecha, que merece la pena.

ANDIE: Los aceites existen desde siempre, lo que pasa es que se ahn vuelto a "poner de moda" gracias, también, a que otros estilos de vida y filosofías más naturistas se van conociendo.

ANIÑA: Es estupenda.

MISHA: Lo es, a mi este tratamiento en concreto me ha encanatdo.

BLANKITA747: Olí uno, pero ni me atreví a preguntar el precio, ajajja!

SES: Ya sabes que es muy especialita, pero este tratamiento le sienta como un guante.

Besos a todas y gracias por pasar y comentar!!

Lucía_lamiradadeluci dijo...

¡Qué experiencia tan estupenda! Yo vivo en un pueblo, alejada de todo y no puedo aprovechar estas cosas, que si no...Un besote

Miss Potingues dijo...

LUCÍA: Es una pena, pero, si puedes, pruébalo.

Besos!

Click si te ha gustado

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios