viernes, 28 de febrero de 2014

Miss Finiquitados: Febrero 2014

¡Hola, potingueras!

Se acabó el mes más corto del año, aunque hay quien dice que no es lo malo la cuesta de enero, sino la de febrero. No lo sé, francamente.

Pensé que este mes iba a traeros poco contenido para este post, pero la última semana han empezado a terminarse cosas en bloque, así que la entrada es jugosita.
 
Recordemos los códigos:
- Review: Producto previamente revisado en extensión en el blog. Enlazado a dicha reseña.
- Nombre del producto en verde: Productos de venta online, enlazados a su página web.
- Sospechosos Potinguiles Habituales: Productos ya revisados en algún Miss Finiquitados con anterioridad enlazados a dicha review.
- Minitallas Revisadas: Minitallas que he gastado y de las que ya os había hablado previamente en alguna entrada.Os las dejaré enlazadas a esa revisión y, si tengo algo que añadir a lo que dije en su momento, lo haré con unas breves líneas.


Lush Gel Snow Fairy:
250 ml/ 10,50€

Gracias a un sorteo organizado por Iris en colaboración con Lush, tuve la oportunidad de probar este renombrado gel de ducha por ser una de las ganadoras.

Es un gel de edición limitada que sale cada navidad (si por navidad entendemos la época que comienza justo cuando termina halloween hasta  finales de enero, más o menos) y que tiene una orda de adeptas y múltiples fans.

Es un gel espeso, de color rosa chicle, que contiene (o contenía, porque creo que las están eliminando) purpurinas moradas que se quedan en el bote y no en la piel, y que tiene un olor muy dulce que a mi me recuerda a una mezcla de Palotes con gominolas.

A mi el olor de los Palotes me agrada si es para un ratito; ahora, el tema gominolas me satura la pituitaria rápido, así que con este gel he tenido mis más y mis menos. Me he tenido que acostumbrar a él y utilizarlo de tanto en cuanto para no saturarme. Lo siento, pero es que las chuches no me han gustado ni cuando era cría. Especialita que es una.

Como gel, es agradable, deja la piel limpia y no reseca. El olor permanece sobre la piel muy poco tiempo, y, considerando que es su punto fuerte, quizá los de Lush deberían plantearse hacer una crema corporal con este olor para sus fans. Este año, de momento, sacaron una barrita de masaje con esta idea, si no me equivoco.


Lo mejor de todo ha sido que, gracias a esta circunstancia de que me tocara el bote grande, he podido regalar muestras generosas a unas cuantas amigas más golosas y gominolosas que yo, y lo han disfrutado mucho, cosa de la que me alegro.

No creo que repita con este gel salvo que me lo regalen, porque considero que es carete para lo que ofrece y no me mata de amor.


Lush Bubble Bar Santa's Sack:

Se trata de una barra de espuma de baño de la Edición de Navidad de 2012 que me vino en un pack que me autoregalé el año pasado y que creo que podéis encontrar a la venta en época navideña.

Me encantan los productos de Lush, pero reconozco que soy bastante lenta gastándolos; sobre todo las bombas, porque lo de darme baños me cuesta y lo hago muy de tarde en tarde.

Lush propone gastar esta bomba-barra en 2 usos (o 3, si usamos cada regalo por separado): una con los regalitos, y otra con el saco.
Los regalitos tienen una textura diferente al saco, no son efervescentes; así que yo lo que hago es deshacerlas y dejar que el chorrro de agua saque la espuma.

El olor es cítrico y muy agradable, mezcla de tonka y nerolí, revitaliza y despeja. 
Respecto al color de la bañera cuando se deshace la bomba, te da la sensación de estar inmersa en un refresco sin gas, pero con espuma.

Me gusta y repetiría con ella. 


Rituals Sakura Scrub:
200 g/ 15,50€.

Ya os hablé de este producto en formato de muestra aquí. Me gustó tanto que me hice un homenaje y me autoregalé el formato de venta para disfrutarlo a gusto.

Se trata de un exfoliante a base de azúcar ecológico envuelto en una mezcla de aceites suavizantes desarrollada para revitalizar y nutrir las pieles más secas.


El grano es grueso y lo uso con cuidado para que no me arañe, pero, una vez se disuelve en el agua, lo que queda son los aceites perfumados con aroma a flor de cerezo japonesa protegiendo la piel, creando una capa barrera por la que el agua resbala. Ya sólo resta secarse y disfrutar de la hidratación y el perfume que llevamos en el cuerpo durante horas.

No necesitas loción corporal tras su uso, y me parece fantástico este efecto 2x1 y el olor que tiene. 


Si hay que ponerle una pega, es que, según lo vas usando, el exfoliante se va terminando y el aceite queda abajo, con lo que llega un momento en que ya no te sirve como exfoliante, pero sí como aceite de ducha. Para mi esto no es un problema, más bien al contrario, es un plus porque tengo 2 fases de uso y 2 productos diferentes en uno, pero, si para vosotras lo es, con echar azúcar moreno en el aceite en el momento de usarlo, solucionado. No es azúcar ecológico -o sí, depende del que utilicéis- pero la textura es similar.

Estoy encantada con él y repetiré más de una vez y más de dos. Pasa a Miss Favoritos por la puerta grande.


Apivita Lip Balm Spf 20 con manteca de cacao, cera de abejas orgánica y aceite de oliva:
4,4 gramos/ 4,70€.

Este bálsamo labial me llegó en una cajita de Glossybox hace tiempo.

Tiene un 90% de ingredientes naturales, no contiene parabenos, siliconas, ni aceites minerales, y me parece muy efectivo y una opción muy saludable por un precio ajustado.

Éste en concreto huele a mantecado -clavadito a las pastas mantecadas que hacía una tía mía-, y es de los pocos olores dulces que me gustan (curiosamente, me suelen gustar los olores que me recuerdan a las panaderías y pastelerías, pero no me gusta el dulce. ¿Tendrá algo que ver la tahona de mi tía?)

Antes de que me vaya por los cerros de Úbeda -zona muy bonita, por cierto, viva Jaén-, os contaré que es un bálsamo muy agradable, muy confortable. Es cremoso sin exceso, pero se nota su presencia en los labios. Crea una capa por encima que los va hidratando y nutriendo. A mi me gusta aplicármelo por las noches, cuando ya voy a dormir para aprovechar los tiempos de regeneración natural de la piel.

Como os comentaba antes, es efectivo y se nota mejoría tanto al momento como con su uso continuado.

Algo que os recomiendo es que, para aprovechar del todo los bálsamos, cuando lleguéis al ras y no podáis aplicarlo directamente con la barra, saquéis el producto con una espátula y lo metáis en un tarrito, porque queda bastante cantidad remanente en la pieza que sujeta la barra.

Me ha encantado y repetiré con él.



Douglas Nails Hands & Feet Anti-Aging Handbalm:
200 ml/ 15,95€.
 

Review.

Se trata de una crema de manos de textura fluida y ligera que rejuvenece la piel de las manos aportando elasticidad, firmeza, protección, e hidratación.

Contiene filtro solar para evitar que los rayos solares dañen la piel y provoquen o acentúen manchas. No he conseguido encontrar el dato específico de cuánto es su Spf, lo siento.

Su principal componente es el ácido hialurónico, e
s rico en vitamina E, anti radicales libres, y, también contiene aceite de semilla de sésamo, manteca de karité, aloe vera y pantenol.

Tiene un color rosa malva y se presenta en un envase con dosificador por pulsación que hace muy cómodo su uso.


No deja rastro graso y permite volver a vuestras tareas en cuestión de segundos. De hecho, yo la tenía en el escritorio y la usaba a menudo mientras posteo o participo en vuestros blogs.

Cunde una barbaridad, puede reutilizarse varias veces al día , y el aroma me recuerda a un bouquet floral con un toque cítrico.

Me ha gustado mucho y repetiría con él.
Podéis encontrarlo a la venta en Perfumerías Douglas en exclusiva.
 


Licor Del Polo X-ite Clear Sensation:
75 ml/ 2,40€.

Review.

Ya sabéis que suelo sacar los dentífricos que voy usando en el blog. Me parece interesante conocer y contrastar opiniones sobre ellos. Al fin y al cabo, son productos que usamos -o deberíamos usar- todos y todas varias veces al día.

De esta pasta de dientes con esta presentación tan vanguardista, poco puedo añadir a lo ya comentado en el review.

Contiene menta piperita y menta verde con toques de frambuesa. El resultado es parecido al sabor de una pasta de dientes infantil, pero menos dulce y más mentolada. Es suave y agradable.

Es algo menos densa que la mayoría de los dentífricos de tubo, lo cual la hace muy manejable. Además, gracias a este envase, se aprovecha todo su contenido hasta el final.

Cunde mucho porque es muy fácil controlar la cantidad gracias a la pequeña cánula que tiene como salida y esa textura de la que hablaba.

Los dientes se notan limpios, y además de luchar contra la placa, la caries, las manchas, los problemas de encías, y el mal aliento, controla la sensibilidad dental. Me ha resultado muy confortable y me ha gustado.


Repetiría sin problema con ella. Ahora estoy con su hermana la verde.


Fit Me Foundation 110 Porcelain:
30 ml/ 10€ aprox.

Review.

Con esta base he tenido mis más y mis menos, y os aconsejo que os leáis la reseña que hice para poneros en antecedentes.

Lo primero que debemos saber de esta base, es que es una base en gel. Esto quiere decir que la aplicación es diferente y, que si no sabemos cómo tratarla, nos puede quedar a parchetones.

Es muy fresca y fluida, y no la recomiendo en absoluto para pieles grasas ni para épocas de mucho calor porque se resbala. Yo conseguí que me aguantara sobre la piel más de 4 horas cuando ya había pasado un año desde que la había abierto (así que, en teoría, estaría caducada o poco le faltaba, pero a mi no me ha dado ningún problema), y utilizando un serum de los que son tipo crema antes de maquillarme en vez de una hidratante. No sé si es que el serum se agarra más a la piel, pero a mi me da mucho mejor resultado cualquier base si lo hago así.

Además, el truco está en la aplicación. En vez de aplicarla con una brocha y extenderla, o aplicarla con las manos y distribuirla mediante masaje, lo mejor es utilizar una esponjita húmeda y aplicarla a toques rápidos y seguiditos.
Por ser gel, si la arrastráis en la forma que sea, lo que se va adheriendo a la piel, se va levantando y queda irregular (os puede hacer pelotillas); por tanto, a toques.
Si queréis aplicar una segunda capa, esperad a que la primer sa haya asentado, porque si no, también os cargáis el maquillaje.
Pero, sobre todo, recordad: no arrastréis esta base bajo ningún concepto. Yo estuve peleada con ella hasta que dí con el truco.

La cobertura es media-baja. Iguala muy bien, cubre algo, pero no corrige imperfecciones.

El acabado es muy jugoso, así que se hace necesario sellarla y matizarla con polvos. Lo de sellarla es, más que nada, porque siempre queda algo de sensación húmeda en la piel con ella. A mi, como tengo la piel con tendencia a deshidratarse, sobre todo en invierno, no me importa que esta sensación esté presente.

Si la vemos sobre la piel a una distancia media, la piel se ve muy bonita, fresca y despierta; pero, si la distancia es muy corta, veremos que rellena los poritos; así que una limpieza escrupulosa es necesaria tras su uso. A mi no me ha sacado granitos.

Tiene spf 18. No está mal para invierno. Yo la he utilizado mucho para fotografía y no me ha clareado ni dado ningún problema en ese sentido.

No creo que repita con ella porque me ha costado mucho cogerle el punto y, sobre todo, porque para conseguir mi tono tuve que recurrir a San Ebay, ya que en España las mujeres de piel muy blanca parecemos proscritas para las firmas de maquillaje, que se empeñan en que todo en mundo tiene un tono medio (mentiraaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!)

Como bonita, queda muy bonita y luminosa, pero, si encuentro otra base que me resulta más agradecida en la aplicación y más fácil de comprar, seguramente no dudaré en irme a por la otra.
De todas formas, no se puede decir de este agua no beberé, porque, una vez encontrado el truco, no me ha disgustado.

Kueshi Intense Body Scrub:
50 ml - Birchbox
200 ml/ 14,50€

Esta minitalla me llegó con mi primera Birchbox, que os mostré en mi facebook, donde voy poniendo las impresiones sobre los productos que he probado. 

Sinceramente, me fascinó desde el primer uso. Tiene un grano más bien fino, pero redondeado, no agresivo, y la cantidad es media, por lo que exfolia, pero no irrita; y eso una piel sensible lo agradece.

Por otra parte, deja una sensación en la piel de spa: relajada, y súmamente suave, hidratada incluso.
Supongo que su contenido en aloe vera, camomila, y centella asiática tienen mucho que ver en este punto.

No contiene parabenos y, salvo en la tienda online de Birchbox, no tengo ni idea de dónde se puede comprar, pero yo repetiría con este exfoliante de calle.

Sospechosos Potinguiles Habituales:
- Demak' Up Discos Original Duo. 65 uds.

Y, por este mes, esto es todo lo que os puedo comentar.
¿Habéis probado algún producto?¿Alguna recomendación, potingueras?

jueves, 27 de febrero de 2014

Miss Tés, Vol. 11

¡Hola, potingueras!

Llevo una temporada bastante prolífica en cuanto a probar y encontrar tés o infusiones que me gustan, así que espero que no se os haga pesado encontraros un par de entradas mensuales de tipo "tetero".

En esta ocasión, voy a hablaros de tés e infusiones que ya vienen preparados, no son tés a granel; pero ya sabéis que me gusta probar un poco de todo, porque en todas partes podemos encontrar pequeñas joyas.

Yogi Tea Rosa:
17 bolsitas x 2g/ 3,55€.


Contiene: Hibisco, flores de manzanilla, flores de saúco, flores de tila, pétalos de rosa (5%), canela, flores de lavanda, milenrama, jengibre, pimienta negra, hinojo, cúrcuma, aroma natural, pétalos de girasol, alfalfa, llantén menor, cardamomo, clavos, y bebida de kombutcha deshidratada.

En la primera edición de Miss Tés, os presenté una de las infusiones que son ya un fondo de armario para mi, la Yogi Tea Limón y Jengibre.  Esta infusión me animó a probar otras variedades, aunque le sigo siendo fiel, y suelo tener siempre existencias en casa; y, un día trasteando por un supermercado de alimentación especial, me topé de frente con una buena exposición de tés de esta marca a un precio bastante bueno, teniendo en cuenta que no son las más económicas del mercado, precisamente.

Ya había probado con anterioridad alguna infusión de rosa, y me parece que tiene un efecto relajante y tonificante muy bueno, sobre todo para las mujeres y para esos días más molestos del mes.



Huele a rosas rojas, pero a rosas de verdad, de esas que te encuentras frescas en el rosal, incluído ese matiz acre y verde. No es un olor discreto, precisamente; pero, curiosamente, pese a tener este olor tan evidente a flor, y más, a rosa, que a algunas incluso hasta nos marea, no me desagrada. Quizá porque me sienta tan bien, que no se lo puedo echar en cara.
De todas formas, una vez infusionado, no huele tan fuerte.

Cada bolsita trae un mensajito zen, y en la caja podemos encontrarnos mudras o movimientos de Tai Chi que te invitan a entrar en su página web para conocerlas más con su explicación.

Ya os he comentado que yo la compro en algunas tiendas de productos ecológicos y de alimentación especial, aunque también en algunas herboristerías las tienen.

En iHerb tienen muchas variedades, pero ésta en concreto no la he logrado encontrar.


Harney & Sons White Christmas Tea:
20 pirámides x 2 g / 7,99$ - 5,90€

Mezcla de té blanco, almendras y vainilla.

También en la primera edición de Miss Tés os hablaba de otra variedad de esta casa de tés, Harney & Sons, que, aunque es algo más cara, merece la pena probarla.

Esta sí que no la he encontrado en tienda física, así que os toca parar en iHerb si queréis conseguirla.

El té aparece en un saquito de seda, dentro de una  bonita lata. A mi me parece que estas latas son como para coleccionarlas, pero cada cual tiene sus gustos (y su espacio)


Es una edición especial de navidad, y, aunque en este momento puede que aparezca como discontinuado, no le hagáis mucho caso, porque de tanto en cuanto lo reponen (sobre todo en otoño e invierno, en primavera y verano no lo sé)

El sabor es suave y muy rico. A mi me sabe a galleta de almendras, pero sin resultar dulzón, aunque sí es un té de tipo dulce gracias a la almendra y la vainilla, y a la ausencia de amargor del té blanco, uno de los tés más finos que existen.

Es ideal para meriendas o para momento de apetenca de algo dulce y relajado sin añadir calorías.
Además, como no tiene teína, incluso podemos tomarlo por las noches.

*Ahora mismo está disponible en la web, ¡¡por si os interesa!!

Antes de que se me pase, os recuerdo mi código de iHerb, por si queréis utilizarlo en vuestra primera compra. El código es RIZ714 y os sirve para que os descuenten 5$ si el pedido es inferior a 40$, y 10$ si es superior a este importe.


Además, ahora mismo (tan "mismo" como que finaliza mañana el día 3 de marzo), existe un descuento extra del 10% en tu compra que se realiza de modo automático (se suman, vaya)


Hornimans InfuDREN:
20 bolsitas x 1,5g / 2 €, aprox.

Cola de caballo (34%), Rooibos verde (32%), Lemongrass, cáscara de naranja (10%), y aromas.

Antes de que me echéis a la hoguera, os diré que hay veces que los de Hornimans hacen infusiones que merece la pena probar, aunque no sean las más puras del mundo, y este es un claro ejemplo.

Se supone que es una infusión de efecto drenante, que ayuda a eliminar líquidos, y animarte a orinar; y lo hace, al menos a mi me lo hace. 

No la tomo porque la necesite, ni porque piense que me voy a quedar hecha una sílfide por hacerlo, sino porque vi la combinación de ingredientes y me gustó, sin más.


Tiene un olor y un sabor muy ricos, más que a naranja, me recuerda un poco a mandarina dulce, pero sin ser dulzona ni empalagosa, es muy fácil de tomar, y creo que podría gustarle a cualquier persona, aunque no sea muy amiga de infusiones y tés.

En cuanto a efectividad, ya os he comentado que a mi sí me entra algo de prisa por ir a liberar líquido cuando la tomo, pero ni es exagerado, ni tiene efecto laxante, ni nada extraño.
Además, como yo la tomo cuando me apetece por su sabor, tampoco sé si tomada de contínuo hará algo más, pero milagritos, a Lourdes y pagando, señoras.

Como no tiene teina, también se puede tomar por las noches y puede ser una alternativa algo más alegre a la manzanilla, la tila, o la hierbaluisa típica de la infusión nocturna.

¿Habéis probado alguna de estas infusiones?¿Conocéis alguna parecida, potingueras?

miércoles, 26 de febrero de 2014

Nuevos Soft Sensation Lipcolor Butter Ultra Vibrant de Astor: Más color, Más tiempo, y Labios Más hidratados

¡Hola, potingueras!

El post de hoy viene cargado de color y de información, así que ponéos cómodas porque tengo muchas cositas que contaros.

No sé si os acordaréis de esta entrada del blog donde os presentaba los Soft Sensation Lipcolor Butter de Astor, pero os aconsejo que os la repaséis, porque lo que acaba de llegar es igual, pero mucho mejor.

Astor ha mejorado la fórmula para conseguir que estas barras de labios hidratantes con color de larga duración sean aún más hidratantes y confortables, tengan un color más intenso gracias a su alta concentración de pigmentos, y que ese color dure mucho más sobre el labio; de hecho, en los tonos más fuertes, tiñen un poquito el labio. Y cumplen con creces.


De hecho, yo cuando las probé fue lo primero que noté y me sorprendió. Si me gustaba ya la versión anterior, esta prometía, si no igualarla, superarla.

Conservan la punta biselada para una fácil aplicación, el formato automático que permite transportarlo y reaplicarlo en cualquier momento, además de no necesitar sacarle punta, y un olor dulce

En esta ocasión, se presentan 6 nuevas barras de Soft Sensation Lipcolor Butter de Astor en diferentes colores y se denominan Ultra Vibrant para destacar su color más intenso y vibrante, con el brillo característico de un gloss, y la cobertura de una barra de labios. 

Salvo uno de ellos, que es más discreto, el resto viene pisando fuerte con colores potentes. Lo que tienen en común es que todos ellos son tonos de tendencia.

Para redondear la jugada, Astor ha sacado 6 nuevas lacas de uñas de la gama Perfect Stay Gel Shine para poderlas combinar con estos maravillosos labiales. Yo es que soy fan de ellos desde los primeros que salieron y alguna caerá.


Por si todo esto fuera poco, Astor ha creado una nueva página web muy actual e intuitiva donde podemos encontrar toda la información referente a cualquier lanzamiento de la marca (toda, hasta el INCI al completo); ¡y no sólo eso! sino que también han creado una página especial para los Lipcolor Butter donde podéis encontrar todos los consejos y trucos de belleza, y, además, tienen activo un sorteo de un lote de productos Astor muy interesante que sólo requiere de rellenar un formulario en la página principal. 

Y, ya que nos ponemos, también os dejo su página de Facebook y su página de Twitter, para que no os perdáis nada.

Como véis, han estado muy atareados, siempre para mejorar.

Y no me enrrollo más, ¡que aún tenemos que ver los nuevos  Soft Sensation Lipcolor Butter de Astor Ultra Vibrant en acción!

En la anterior ocasión, había tonos que me gustaban más que otros, incluso hubo un par que no me gustaba cómo me quedaban (y que una amiga mía adoptó gustosamente, ¡no queremos potis tristes!); pero, en esta tanda...¡me gustan todos! Aún así, hay algunos que me gustan un poquitito más que otros, aunque la diferencia es mínima:

017 Playing Hot Pink:
Rosa chicle de toda la vida. Alegre, femenino, jovial y favorecedor. Bonito, bonito.

 
 
 

018 Pretty In Fuchsia:
Su nombre lo dice: preciosa en fucsia. Muy sensual, más maduro que el anterior, pero sin perder jovialidad ni femineidad. Para mi, uno de los más bonitos de esta colección.

 
 
 

019 Plump It!:
Que no os llame a engaño su color ciruela tan intenso en la barra, porque en los labios el tono es más suave. Tremendamente bonito, con matices rosados. Deja unos labios listos para morder con suavidad, como si de una fruta madura se tratara. 
Es uno de los colores más especiales de este grupo.

 
 
 

020 Flirt Natural:
Cuando lo vi, me recordó automáticamente al 008 Hug Me de la edición anterior, uno de mis favoritos (ya véis que tute lleva), pero no son iguales en absoluto.

 


El Hug Me es más rosado, más traslúcido, y tiene micropurpurinas mientras que el Flirt Natural es más marroncito, cubriente, y liso.


Tiene un color tostado, tirando un poquito a teja, y me parece un tono muy combinable y muy neutro para todos los días.

 
 
 

021 Keep In Touch:
Rojo vibrante claro, con matices casi anaranjados, pero sin dejar de ser rojo.
Es, para mi, un rojo muy atrevido, descarado, casi inmaduro, y alegre.

 
 
 

022 Red My Lips:
Y el rojo puro, clásico, maduro, elegante y atemporal por excelencia es éste.
Sí, uno de mis favoritos, sin duda alguna.

 
 
 


Sé que hay muchas fotos, pero es que esta vez quería que pudiérais apreciarlos y saborearlos con detalle. Eso, y que me recreo yo misma la vista con ellos.

Cada uno de estos Soft Sensation Lipcolor Butter de Astor Ultra Vibrant tiene un precio de 8,95€ aproximadamente y podéis encontrarlos en perfumerías adscritas a la marca y stands de El Corte Inglés.

Creo que son menos de 10€ muy bien invertidos porque, además de un color precioso, y un labial confortable, os lleváis una barra hidratante que os va a acompañar en cualquier momento. Sólo hay que echarla al bolso, y a disfrutar del día.

Y ahora va cuando yo os pregunto, ¿cuál es vuestro Soft Sensation Lipcolor Butter de Astor Ultra Vibrant favorito, potingueras?

martes, 25 de febrero de 2014

Milano Red Laque, el labial más especial, vibrante y confortable de Deborah Milano

¡Hola, potingueras!

Ayer vimos una de las tendencias propuestas por Deborah Milano y algunas de sus novedades de rostro.

Hoy nos centraremos en la segunda tendencia que marca el nuevo lanzamiento de Deborah Milano, los Milano Red Laque, un producto absolutamente fascinante que combina lo mejor de un básamo, un tinte labial, un gloss y una barra de labios.


El resultado es una barra de labios líquida, hidratante, hiper pigmentada, y de larga duración.

Me ha sorprendido y encantado este producto, y, aunque tengo estos 4, no descarto hacerme con alguno más.

El formato simula una barra de labios de alta gama (ha sido diseñada en exclusiva por el arquitecto y diseñador Mario Trimarchi para Deborah Milano); pero, al abrirla, vemos aparecer el pincelito de un gloss con una pasta cremosa con mucho color y brillo no purpurinoso, sino lacado. Eso es la barra de labios líquida.

Este aplicador hace muy confortable y preciso el uso, permite bordear los labios sin salirnos, y dejar una buena cantidad de labial sobre ellos sin miedo.

El color es super intenso, tanto al aplicarlo, como cuando se asienta; y permanece mucho tiempo sobre los labios. Además, tintan un poco la piel, lo que incrementa la intensidad de color y la permanencia. También les confiere la ventaja de que , al ir desapareciendo, lo hacen de forma uniforme.


La sensación sobre los labios es muy curiosa.
Cuando lo aplicas, parece un gloss espeso, por textura y brillo; pero, pasados unos segundos, notas cómo se fija al labio. Sigues notando la textura confortable e hidratante del producto, pero es como si perdiera esa primera viscosidad sin que su aspecto se modifique, ya que se sigue viendo jugoso y lacado como un gloss.

Crean una película que se adhiere a los labios que ni se seca, ni reseca, ni pica, ni parchea, ni hace cosas extrañas.

Contienen un 30% de agua y un 50% de ceras naturales, y eso es lo que les da esa jugosidad, confortabilidad, capacidad hidratante y aspecto.
Además de hacer los labios más bellos, los cuidan.



Hay hasta 7 tonos disponibles, y su precio es de 12,2€.
Yo aquí os he mostrado el 4, que tiene un color marroncito que me recuerda a un postre de crema dulce; y el 7, que tiene un color frambuesa vivo espectacular que tenéis que ver en directo para disfrutarlo del todo.




Otros dos tonos también interesantes son el 1, que es un rosa palo, tipo nude, muy natural que no rebaja el tono del labio, sino que es como llevar los labios desnudos pero perfeccionados:




Y el 9, que tiene un color rosa fresa muy vivo precioso que compite directamente con el 7 en cuanto a mi favorito de esta gama:






Personalmente, yo me quedaría con la tendencia nude en los ojos, y los labios potentes con los Milano Red Laque.

¿Vosotras con qué os quedáis, potingueras?

Click si te ha gustado

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios