miércoles, 19 de junio de 2019

It's My Pleasure palette by colourpop, y 3 Super Shock Shadows que la complementan.

¡Hola, potingueras!

Como ya os anunciaba en el post referido a la Just My Luck Palette by Colourpop que os subí la semana pasada, hoy vamos a volver a analizar una de las paletas de sombras monocromáticas de 9 tonos de Colourpop y tres Super Shock Shadows que la complementan, siempre desde mi criterio.

En este caso, toma el relevo It's My Pleasure de Colourpop, una paleta de las mismas características que la anterior referida. 

Recordemos:
- Monocolor, esta vez en tonos morados, violetas, y rosas, con matices.
- 9 sombras de 1 gramo cada 1, 12$ de precio. Cruelty Free.
- Carcasa de plástico rígido del color guía de la paleta, cierre de click, espejo interior, y una protección extra porque las sombras son muy delicadas.
- Carcasa de cartoncillo fino en el mismo color, con los nombres de cada sombra en la parte posterior. También los encontramos en la contraportada de la paleta y debajo de cada una de las sombras.

 
 


Ya os comenté que, personalmente, prefiero las paletas de cartón y cierre imantado, pero entiendo que si el contenido es más delicado, la carcasa necesita ser más compacta.

Kittenfish (término que se usa para alguien que luce mejor en las fotos que publica que en la vida real, hasta el punto de hacerte dudar de si es la misma persona) Esta sombra mate tiene un color lila pastel muy dulce. Pigmenta muy bien, es muy uniforme, y no parchea. Cremosa al tacto.

Do Or Dough (dough= dinero en efectivo u objeto que se acepta como pago en una transacción) Es una sombra metálica, muy brillante, duocroma, de un intenso color violeta, con microglitter en azul turquesa y rosa. Tiene una base entre marrón y rosada con cierta transparencia, pero es uniforme, cubriente, y compacta. De las que menos se desmiga.

Pretty Cruel (bastante cruel) A mí esta sombra me gusta y me mosquea al mismo tiempo. Tiene una base mate de color marrón rosado, o palo de rosa, muy práctica para crear transiciones. Ahora, lleva purpurina dorada muy fina y dispersa que lo único que hace es acabar en cualquier sitio menos donde debe. Este tipo de sombra mate con purpurina está totalmente desfasada y a Colourpop le ha dado por recuperarla. No era buena idea antes, y sigue sin serlo ahora. Dejadlo estar. La sombra en sí, muy buena, pigmenta bien, es intensa, difumina sin parchear,...le sobra la purpurina.

Rare Minimun (no estoy segura de su traducción, lo siento) Esta sombra es cremita pura, y una de las que tiene ese tacto rugoso y húmedo de los pigmentos no prensados. Es muy metálica y cubriente, y tiene un color arándano intenso y precioso. Recomendable trabajarla presionando la sombra y en húmedo.

Earthshine: Quería esta paleta por esta sombra, principalmente, lo confieso. Es muy especial, y bastante transparente. De base rosa pálido, y reflejo entre azul, lavanda y rosa, muy brillante, y con un microglitter muy fino y volátil en esos mismos tonos. Se desmiga un poco al tacto, necesita prebase y trato en húmedo. Es bastante transparente, funciona mejor como topper.

Chick Lit: Esta sombra se desmonta con mirarla. yo la tomo directamente en húmedo, porque si no va cayendo por todas partes. Tiene un color morado intenso, y un reflejo satinado que no llega a metálico. Es muy oscura, pero no llega a tener base negra. Tampoco es cubriente del todo, pero queda bastante opaca sobre el párpado si la trabajas con un poco de insistencia.

Mr. Sandman es la sombra más discreta, dentro de las brillantes de la paleta, y la que más se sale del rango de color. Tiene un tono marrón suave, con cierto matiz rosado, de base, y un reflejo entre plateado y rosa frío muy  curioso. El microglitter es muy fino y está bien compactado. El acabado es muy metálico, muy brillante, y queda muy uniforme pese a gozar de cierta transparencia.

Fan Fiction es una sombra rosa chicle pastel, mate, que pigmenta bastante mejor en párpado que en brazo, y que necesita algo de trabajo para no parchear. Es algo polvorienta, y hay que aplicarla sobre prebase para que dé un buen resultado. Resulta algo floja.

Sleeper es la única sombra oscura mate de la paleta. Tiene un tacto muy arenoso, y pigmenta mucho, así que hay que trabajarla con cuidado. Sobre prebase, y tomándola presionando el pincel sobre la sombra, no dará problemas. Se difumina bien, y no parchea.


Las sombras de la paleta It's My Pleasure de Colourpop son de lo más blandito que haya visto en esta marca, se desmigan con suma facilidad en su mayoría. Es como si fueran pigmento prensado que no han terminado de prensar, sobre todo en cuanto a las sombras más brillantes.
Para poderlas trabajar, os recomiendo hacerlo siempre con un pincel húmedo, y presionando sobre la piel antes de extender. También podéis hacerlo con el dedo, claro, pero si os habéis dejado una miguita sin prensar, caerá, y manchará (mucho) Obviamente, prebase necesaria, sí o sí.



Respecto a las sombras mate, la que más problemas da es Sleeper, que es grumosa y arenosa. Sin embargo, cuando la trabajas, se difumina sin problema, no tiene apenas caída, y no parchea. Es como un pigmento mate prensado.



En cuanto a la gama de color, me gusta, no voy a decir lo contrario, pero echo en falta algún tono más oscuro aparte de Sleeper.



En conjunto It's My Pleasure de Colourpop es una paleta preciosa, con muchas posibilidades, y muy festiva. Da juego y te permite crear looks de fantasía con suma facilidad, disfrutar del brillo, y de los tonos morados, aunque no sean precisamente tus favoritos (en mi caso no lo son, y me encanta esta paleta) 

Pasamos a las tres Super Shock Shadows que he decidido combinar con esta paleta. En este caso, ya las tenía en mi colección hace tiempo, y cada una tiene su review (que dejo enlazada al nombre) 
No sé si están todas a la venta o no, porque como tan pronto las retiran como las relanzan, voy un poco perdida con ese tema. Si os interesa alguna, miradlo vosotras en su web.




Fantasy fue la última en llegar.
Es un pigmento prensado de base rosa fucsia con reflejo metálico en violeta y fuscia debido al microglitter que contiene. Tiñe un poco la piel, y tiene cierta transparencia, así que permite jugar con ella como topper, aún dentro de la intensidad de color que ofrece. Es una preciosidad.

Dare tiene un intenso y vibrante color violeta, y un acabado metálico muy llevadero, contiene particulas de glitter ultrafino en su mismo tono, en azul, y en rosa, que le dan dimensión, pero que no la hacen purpurinosa, ni se caen. Es uniforme, compacta, y cubriente. No tiñe la piel.

Dance Party es la que más tiempo lleva conmigo y está como el primer día. A veces no es cosa de los meses que tengan, sino de la sombra en sí. Tiene una base gris acero algo transparente sobre la que se despliega un velo de microglitter en tonos rosas y azules espectacular, muy condensado.
Aplicas esta sombra sobre otra negra, azul, morada,...y ya tienes el look de fiesta hecho en 2 minutos.


Al arrastrarla, se ve esa transparencia, pero podemos conseguir más intensidad aplicándola a toques. Aún así, creo que funciona mejor como topper, y nos permite obtener tonos nuevos.
No tiñe la piel ni va perdiendo brillitos, pero es recomendable prevenir cuando usemos algo que lleve glitter, y utilizar alguna prebase.


¿Qué os parece la It's My Pleasure de Colourpop?¿Y las Super Shock Shadows?¿Tenéis la paleta o alguna de estas sombras?¿Os gustan los tonos violetas?¿Os está gustando esta forma de presentación de estas paletitas, potingueras?

lunes, 17 de junio de 2019

Protección Solar Clarins: Nuevas Fórmulas Respetuosas con Océanos, Corales, y Nuestra Propia Piel.

¡Hola, potingueras!

Me alegra poder presentaros algunos de los nuevos productos solares para este verano de Clarins, ya que sus fórmulas no sólo protegen la piel de la radiación solar, sino que son también respetuosas con el medio ambiente, con nuestros océanos, tan castigados ya, con la vida que hay en ellos, y con los corales, que agonizan cada día un poco más.

Clarins ha realizado rigurosas pruebas en laboratorio para asegurarse de que sus productos no tienen impacto negativo sobre los corales, y es pionera en su apoyo al reto Plastic Odyssey, un catamarán de 25 metros propulsado exclusivamente por resíduos de plástico marino. Realizan la selección de resíduos a bordo, utilizando como combustible aquellos no reciclables. 
Los tubos y frascos de la línea solar Clarins han sido fabricados con plástico reciclable, las cajas y folletos ha sido impresos en papel elaborado de madera producida en bosques gestionados con criterio sostenible.


Son texturas logradas, agradables al tacto y al olfato, ligeras, confortables, no pegajosas, de alta protección (SPF alto) y aptas para muchos tipos de piel. para broncearnos mejor y más protegidas, Clarins ha desarrollado estos nuevos productos solares con protección alta, de SPF 30 y SPF 50+. Sus fórmulas incorporan los últimos avances tecnológicos y botánicos de los Laboratorios Clarins para preservar la salud y la juventud de la piel:

- El Sun Filter Complex, elaborado con los mejores filtros orgánicos, absorbe los rayos solares antes de que penetren en  nuestra piel, y la protegen de los rayos UVA (causantes del envejecimiento y las alergias) y rayos UVB (causantes del enrojecimiento de la piel)

- El Sun Plant Complex de Clarins a base de 6 extractos de plantas (guisante, corteza de platanero, aloe vera, baobab, olivo, y espiga de oro) completa la acción de los filtros con una acción antiedad que protege las células de la piel. Es capaz de reforzar las defensas de la piel y evita un envejecimiento prematuro de la misma debido a la exposición solar.


Las texturas se extienden con facilidad, alcanzando toda la extensión de nuestra piel, garantizando un bronceado uniforme y seguro, constante durante toda la exposición. Un derivado de tocoferol (proveniente de compuestos orgánicos que forman la vitamina E) refuerza la acción antioxidante de los filtros y previene la aparición de arrugas y manchas.

Tanto para cuerpo como para rostro hay 5 productos diferentes, resistentes al agua y a la transpiración. Yo os voy a hablar de los que tengo conmigo, y que he podido probar en estos días, aunque aún no puedo daros una impresión completa.


Para rostro hay varios productos, dos de ellos de tacto seco, uno de SPF 30 y otro de SPF 50+.  No tengo ninguno de los dos, y la verdad es que me hubiera gustado probar el de SPF 50+, cosa que no descarto hacer en un futuro, aunque no sé si son más específicos para piel grasa, y lo mismo a mí no me van bien. Pero esto ya es especulación mía porque no lo sé.


Lo que sí sé es que el Gel en Aceite Solar Invisible SPF 30 de Clarins (50 ml / 29,50€) me parece un producto muy curioso e interesante, sobre todo si tu piel es seca, sensible, se siente incómoda con el sol, o se deshidrata con facilidad. Vamos, la mía casi casi clavada.

Tiene una textura fiel a su nombre, entre gel y aceite, casi de emulsión entre estas dos formas a medio camino. Resulta muy fundente, y aunque dice ser invisible, no lo es del todo.

Por una parte, no deja velo blanco alguno, se torna transparente y de ahí creo que viene su nombre. Sin embargo, sí deja un brillo satinado en la piel evidente que a personas de piel grasa pone nerviosas y a las de piel seca no. Este aspecto se va naturalizando con el paso del tiempo.



Sin embargo, no resulta grasa u oleosa al tacto una vez se extiende y se asienta, y como prebase para maquillarnos se convierte en un fondo muy cómodo que nos asegura confortabilidad durante horas y que no interfiere negativamente con nuestro maquillaje.




Me encanta sentir la piel calmada y reconfortada durante horas, como si estuviera más rellenita e hidratada, y que sea versátil. Aunque no está diseñada para uso urbano, si me maquillo me puede servir para este fin, y si voy a estar sin maquillar, en playa, campo, piscina,  etc, no me molesta ese aspecto satinado, porque no es tipo sartén lista para freír.


Por otra parte, también he podido toquetear, que no usar, el Compact Solar SPF 30 de Clarins (11 g/ 37€) Se trata de un protector solar con color que, pese a decir ser compacto, es de textura fluida y formato cushon. Imagino que lo de compacto viene por su packaging.

Es para rostro, obviamente, y aunque tiene un tono bastante claro, a día de hoy no he podido utilizarlo porque sigo blanca como la cal. Espero poder utilizarlo a lo largo del verano y contaros más cosillas sobre él.



Lo que no sólo no me gusta, sino que me horroriza, es la "esponjilla" que trae, de silicona, tipo plantilla de gel que ponemos en los zapatos para que nos amortigüe la pisada. Nunca quise una esponjilla de estas cuando se pusieron de moda, y sigo pensando lo mismo. 


 



Es preferible aplicarse el producto con los dedos antes que con esta cosa que lo único que hace es desplazarlo de lado a lado y tiro por que me toca. No ha sido nunca un buen invento y sigue sin ser una buena idea. No, Clarins, no. Mal. Producto bien, aplicador mal.


Como protector solar corporal tengo la Leche en Spray solar SPF 50+ (150 ml /31,50€)

Adoro esta leche solar, me encanta la sensación tan confortable que deja en la piel, lo que la hidrata y lo que la protege. Tiene una textura ligera, un olor frutal-floral muy agradable, y no deja sensación grasa.

No sale vaporizada, no es una bruma, pero sí hace más cómoda la aplicación. No deja brillo oleoso, pero sí un aspecto sanamente satinado, muy sutil, que no molesta a nadie, y por eso creo que es ideal como producto unisex, sobre todo para esas personitas que tanto les cuesta aplicarse un protector solar.

 

 

Dentro de la gama solar también tenéis las texturas gel y gel en aceite, pero de SPF 30. A ver si de cara al verano 2020 tenemos disponible el Gel en Aceite SPF 50+, porque creo que a más de una nos puede encantar.
Ahí lo dejo, señores de Clarins.


Finalmente, como tratamiento post solar corporal tengo el Bálsamo After Sun Calmante de Clarins (150 ml/ 29,50€)

Ya he probado fórmulas anteriores de este post solar, y es uno de mis favoritos, así que agradezco cada vez que me llega, porque reconozco que el precio es elevado, pero es de los más calmantes y reparadores que haya probado.

Tiene textura cremosa, bastante densita, sale como pomada, pero se funde en la piel como si nada, deja una sensación fresca y acuosa, sin brillos, sin grasa, sin pesadez, y con una fragancia tan relajante y delicada, floral y frutal, que te deja nueva tras un día de playa. Clarins garantiza hasta 48 horas de hidratación, y cumple. Para pieles delicadas, secas, muy secas, deshidratadas, castigadas, etc, es el compañero ideal de verano.




La ventaja de esta textura cremosa tan especial es que cunde mucho, porque con muy poca cantidad, al ser tan fundente, cubres bastante extensión de piel, funciona como un producto concentrado.
Además, se puede utilizar en rostro y cuerpo, lo cual es una doble ventaja, porque after sun para rostro, pocos hay, o pocos conozco.



Su fórmula combina 5 extractos de plantas: aloe, sandía, mimosa, girasol, y manteca de karité. Podéis encontrar también otro after sun de la marca en textura gel, pero yo prefiero la crema, me reconforta más.

No os voy a mentir, Clarins es una de mis firmas favoritas para muchas cosas, y en protección solar no iba a ser menos. Me siento protegida y cuidada con sus productos, y ahora que cuidan también del mar, más.

¿Qué os parecen estos productos de Clarins?¿Conocíais esta iniciativa pro medioambiente?¿Qué productos os llama más la atención, potingueras?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios