miércoles, 18 de septiembre de 2019

Mi Paleta de Lethal Cosmetics de Verano

¡Hola, potingueras!

Hoy quiero hablaros de un autoregalo que me hice este verano por mi cumpleaños, y como tiene anécdota, os la cuento.

Todo comenzó una tarde de domingo de mediados de junio, que estaba yo trasteando por Instagram, y ví que había gastos de envío gratuitos en la web de Lethal Cosmetics a partir de 25€ para envíos internacionales. Y me dió por entrar.

Lethal Cosmetics es una marca cruelty free y vegana que se vende en su propia web, que es alemana (por lo tanto, no tendréis problemas con aduanas), y en Glamtown, que es española, pero no suelen coincidir en el tiempo que tengan las mismas ofertas, descuentos, productos, y tonos, aunque debo decir que la web española funciona muy bien, y que mi primera compra de esta marca fue en ella y no tengo pega alguna. Pero, en este caso, la promoción era en la página oficial.


El caso es que tenía fichadas algunas sombras de Lethal Cosmetics hacía tiempo, porque mi experiencia con las anteriores me encantó, y me parecen unas sombras de ojos espectaculares en cuanto a calidad y acabados, pero no son low cost pese a que haya quien categorice así a sombras cuyo coste no llega a 10€. A mí me váis a perdonar, pero si para hacerme una paleta de 10 sombras tengo que invertir 50€ o 60€, no me parece que sea low cost. De esto ya os hablé en un post.

La idea era hacerme con una paleta imantada con capacidad para 12 sombras, comprar 6, y colocar juntitas las que ya tengo con las nuevas que me iba a comprar. La paleta cuesta 12€ y cada sombra oscila entre 6€ y 6,50€. Superaba con creces los 25€ que pedían para tener gastos de envío gratis, pero el total se me quedaba en casi 50€.




Y en estas estaba de si pedía o no pedía lo que tenía en la cesta, cuando vi que había una opción por la que configurabas tu propia paleta con 12 sombras, a tu gusto, y viendo cómo podía quedar (porque luego cada sombra viene en su blister individual y las insertas tú misma) Al hacerlo así, te regalaban la paleta (12€ que no se suman al precio de las sombras), y, además, había un descuento extra del 30% en estas paletas autoconfiguradas. El resultado es que obtenía el doble de sombras por un precio prácticamente idéntico al de mi primera idea, las 6 sombras y la paleta vacía.
Así que elegí la opción de las 12 sombras con la paleta preconfigurada, obviamente.

Para acordarme de los nombres, me los apunté en un papel, puesto que no voy a estar sacando las sombras cada vez que me maquille para saber cuál estoy usando.
 

Os cuento todo esto porque hay veces que vamos a tiro hecho en alguna compra, y se nos puede pasar alguna oferta de este tipo que creo que es muy interesante. No sé si la tienen siempre o sólo de vez en cuando, pero os recomiendo que estéis atentas a sus redes sociales si os interesa esta marca para enteraros cuando ocurra.

También se dió la circunstancia de que, al haber algunas sombras nuevas en su colección, estaban sin stock. De esto me avisaron cuando fui a efectuar el pago, y me daban la opción de, o bien pagar en categoría de pre-orden, esperando por mi pedido entre 7 y 12 días, o de modificarlo con productos que sí estaban en la web, o de anularlo. Elegí la pre-orden, cosa que jamás había hecho, y el resultado fue bueno. 

Hice el pedido el 16 de junio, lo despacharon el 27 de junio, y me llegó el 4 de julio. Todo bien, y todo correcto.



De las sombras, ya os comenté cómo llegaban en un post anterior. Caba una en su sobrecito individual, con una plaquita de imán sobre el cartón que las contiene (aunque imantan todas sin necesidad de pegárselo), una leyenda en él, y el nombre detrás. Por cierto, en esta ocasión no percibí ningún olor especial en ellas, y ese toque floral que tenían las primeras que compré ya ha desaparecido (un año después, no está mal)




Me tocó pedir la paleta blanca porque negras no quedaban. No es lo que yo hubiera escogido porque se mancha con mirarla, pero se limpia, de momento, bastante bien. El día que se me ponga muy sucia, la forro, y listo.

Tiene espejo interior y debajo de éste hay una frase que dice "Los objetos del espejo son más espléndidos de lo que parecen". Viva la motivación.

En cuanto a las sombras, escogí 4 de acabado mate y 8 de acabado brillante. 

Echo es de las sombras más especiales de la paleta. Tiene una base anaranjada rojiza, y un reflejo rosado que le da un matiz muy curioso. Es metalizada, pero no mucho.

Defiance es una sombra de color bronce, muy metálica, con un punto cobrizo muy bonito. No aporta nada nuevo, es una sombra que ya hemos visto en muchas firmas, y es una apuesta segura.

Petrichor es una sombra de color verde marino, mate. Muy bonita, pero algo difícil de trabajar. Con un poquito de paciencia y el truquillo que os dejo más abajo, sin problema.
Es más oscura en directo.
Cycle es también mate, suelta polvillo al tomarla. No es problemática en ese sentido, pero os aviso. Es una sombra que también funciona mejor construyéndola poco a poco. La uso mucho para transición.

Equilibrium es una sombra preciosa, holocroma, de un color verde marino con un gran contenido en azul, metalizada, intensa, y muy pigmentada.

Equinox es una sombra metálica, también brllante y metálica, de un color dorado muy amarillo. Con un par de pasadas cubre perfectamente.

Enigma es duocroma, de base rosa chicle y reflejo metalizado entre lila y azul. Es algo más transparente que el resto de las que váis a ver hoy, pero cubre el párpado sin problema. Funciona mejor en húmedo.

Frantic es una sombra muy bonita, mate, entre burdeos y chocolate en la pastilla, pero que tira más al burdeos en la piel. Pigmenta muy bien, de las que mejor funcionan entre las sombras mate de la marca que yo tengo.
Es más oscura en directo, menos roja
Venom es una sombra muy bonita, un turquesa claro, un aguamarina con reflejo dorado, metalizada, pigmentada, y cubriente. No hay verano sin una sombra así.

Vertex tiene un color verde lima vibrante, muy conseguido, con un brillo metálico potente, y una excelente pigmentación.

Aerial es una sombra turquesa, holocroma, más azul que Venom, aunque me la esperaba más azul aún, todo hay que decirlo. Es color agua del Mediterráneo en verano en una playa limpia e idílica (en nuestras manos está que se conserven en buenas condiciones las playas que tanto nos gustan)

Cascade (a la que siempre llamo cerise, y no sé por qué) es una sombra mate de un color burdeos rosado, tipo guinda, pero muy apagadito. Hay que trabajarla un poco, pero funciona bien si aplicamos el truco que os dejo ya mismo.

Me gustan mucho las sombras brillantes de Lethal Cosmetics, son muy cremosas, muy pigmentadas, fáciles de trabajar, de mezclar, de difuminar, y con una adherencia estupenda, aunque suelo recurrir a alguna prebase, sobre todo si hace calor y humedad, por pura precaución. Suelo recurrir a aplicarlas humedecidas con spray fijador para darles más potencia y duración.



En cuanto a las sombras mate, no son malas, pero creo que no están aún a la altura de sus compañeras brillantes. No sé si es porque suelo escoger tonos difíciles de formular, pero las encuentro algo polvorientas (cosa que no me resulta un problema, pero que con las brillantes no me ocurre), y más difíciles de trabajar. Depende de qué sombra sea y qué prebase uses, puede ser que te haga parches, que al difuminarla desaparezca, que no se mezcle bien ocn otras, que te pase todo esto, o todo lo contrario.


A mí, como mejor me funcionan, es aplicando corrector en el párpado, en una cantidad mínima y bien difuminado (lo que es tocar con el aplicador y extenderlo con un pincel), y sellarlo suavemente con una sombra vainilla o con polvo que sea fino. Haciéndolo así, conseguimos que la sombra pigmente bastante bien ( si la aplicamos a toques, se queda tal cual se ve en su pastilla), resbale y se difumine, se mezcle con las otras, no haga parches, y consigamos un resultado satisfactorio.
Aún así, quizá en un futuro no siga arriesgando con las sombras mate de esta firma, ya que hay otras que me funcionan mejor, y me centre sólo en las de acabado brillante.


Estoy muy contenta con mis sombras, y aunque la configuración de la paleta me gusta, seguramente acabaré colocando las mate en una paletita, y las brillantes en la grande, y así, cada vez que quiera usar unas, me acordaré de las otras, y no se quedarán descabaladas. Es una forma de reunirlas, aunque no sea dentro de la misma paleta.
A veces, por no tener una sombra a mano, dejamos de usar el resto, y a mí esto creo que me puede funcionar. Ya he reconfigurado alguna paleta más, y lo cierto es que las uso mucho más que antes de hacerlo.

Sin prebase, dedo-brazo de una pasada, salvo Petrichor, Cycle, y Cascade, que he dado un par.


Este viernes os mostraré algunos looks realizados con mis nuevas sombras de Lethal Cosmetics, y espero que os gusten. Hay un poquito de todo, ya os aviso.

¿Qué os parece mi nueva paleta de Lethal Cosmetics?¿Conocíais esta marca?¿Tenéis alguna sombra de esta firma?¿OS resulta útil que os cuente anécdotas, trucos, y promociones?¿Reconfiguráis vuestras paletas para darles más uso, potingueras?

lunes, 16 de septiembre de 2019

Melting Moisture Lipstick Hypoallergenic de Bell: Labios Naturales.

¡Hola, potingueras!

Hoy quiero presentaros la línea Melting Moisture Lipstick Hypoallergenic de Bell, una colección de labiales automáticos y retráctiles -aunque algo tengo que contaros sobre esto- que ahora mismo cuenta con 6 tonos muy naturales, perfectos para cuando nos apetece un aspecto más suave, o a modo de contraste con looks de ojos poderosos, al gusto de cada cuál.

Estos labiales aparecieron a finales de mayo, pero no he querido sacarlos hasta casi entrar en otoño porque, sinceramente, su gama cromática de cara a verano a mí no me apetece mucho. Con el calor apetece color: rosas, naranjas, rojos, etc. Los tonos más relajados se me quedan dormidos en el cajón durante esos meses veraniegos, y personalmente tiro muy poco de tonos nude.



Una cosa que me gusta es que el color del tapón es muy similar al de la barra que contiene, y una que me irrita es que una vez sacas el labial de su caja, no sabes cuál es, porque la pegatina se queda en la caja que solemos tirar. Yo la despegué y la recorté con cuidado, y la volví a pegar en el labial, pero debería venir marcado de alguna forma.

 


Aún así, los he probado y ustilizado en varias ocasiones, e incluso aperecen en algún look que ha ido saliendo en el blog durante este tiempo, así que os los voy a dejar debidamente enlazados.

001 Soft Cream: Tono marroncito cremoso y lechoso, muy nude, pero de subtono cálido. De los pocos labiales de este tipo de tonalidad que me gustan y que me veo bien con ellos porque no me apagan el rostro. 


 

002 Mocha Beige: Marrón moca frío, que sube un poco el tono del labio, tipo chocolate, pero muy suave. Resulta muy natural, el labio parece desnudo sin estarlo, y se ve mejor.


Look aquí.
003 Rosewood: Rosa palo, muy natural, prácticamente es mi color de labio habitual.

 

004 Fresh Coral : Coral apagado, muy dulce, natural y favorecedor.

 

005 Raspberry: Rosa medio, algo cálido, de frambuesa ni el recuerdo. Favorecedor y natural, de los que más tono tienen.

 

006 Mauve Pink: Rosa labio con un puntito malva, muy suave, dulce, y natural, muy favorecedor. Es un tono al que suelo recurrir.


Look aquí.

Según la marca, los Melting Moisture Lipstick Hypoallergenic de Bell tienen una fórmula satinada que proporciona un efecto resplandeciente e intenso en los labios.
Pues mira, no. Es satinada, sí, pero suave, y tiende a irse haciendo mate con el paso de los minutos, dejando un aspecto semi-empolvado. En unos tonos sucede más que en otros, pero sucede.
¿Que puede ser por tener los labios más o menos hidratados previamente a su uso? No te digo que no, pero resplandecientes -lo que yo entiendo por replandeciente que es un brillo acuoso y vibrante-, no son. Ni falta que les hace, pero no lo son. 

También nos dicen que su textura es extremadamente ligera, y permite una aplicación suave y uniforme, dando la impresión de fundirse en los labios mientras los hidrata.
Aquí sí, sin pega ninguna. Efectivamente, son como un bálsamo ligero y fundente que ni lo sientes sobre el labio salvo por la comodidad y la hidratación que dejan. Obviamente, transfieren, pero tienen buena permanencia en el labio, se pueden retocar, y no se van a parches.

Finalmente, dicen que permiten una cobertura a todo color con una sola aplicación.
Pues ni sí ni no. Los Melting Moisture Lipstick Hypoallergenic de Bell tienen tonos muy naturales y algo transparentes, queda un color más bajo de tono sobre el labio que en la barra, así que sí, cubren, pero no son opacos; y auque podemos subirle un poco la intensidad repitiendo alguna pasadita, tampoco es que sean construibles realmente.

Tres pasadas por labial
Sobre el formato, me gusta lo pequeñitos que son, y el formato automático, aunque algunas veces he notado que al sacar producto del tubo, si lo dejo unos segundos, luego me ha costado que baje, como si se quedara fijo. Tened cuidado con esto, porque no sé si es que el cartuche me vino mal en algún tono, o es que son así.

Por otro lado, que el aplicador sea redondito no me gusta demasiado, me cuesta rellenar zonas anguladas como el arco de cupido y las comisuras. para unas prisas, como no tienen mucho color, te puedes apañar reconduciendo el labial con ayuda del dedito meñique, pero la idea es no tenerse que manchar los dedos. Prefiero aplicadores con corte biselado o piquito.

Aún así, no me parecen malos labiales, al contrario. Son los típicos labiales que echas en el bolso cuando vas a pasar el día fuera porque te puedes retocar en cualquier momento, no te pasas con el color, y te mantiene el labio hidratado y confortable. Estoy deseando que saquen tonos algo más vibrantes, porque creo que pueden ser un básico en cualquier neceser.

Podéis encontrar los Melting Moisture Lipstick Hypoallergenic de Bell en Onlinecosmeticos.es a un precio de 6,49€. Os recuerdo que siempre que realicéis una compra en esta web te van a incluir muestras gratuitas, los gastos de envío se anulan a partir de los 20€ de compra, y tu pedido llega a casa en unas 24-48 horas.

¿Qué os parecen los Melting Moisture Lipstick Hypoallergenic de Bell?¿Los conocíais?Los habéis probado?¿Os gusta este tipo de labial, potingueras?

viernes, 13 de septiembre de 2019

QiBest Metallic Jelly Highlighter y Silky Eyeshadow: Seudo-clones +3 Looks

¡Hola, potingueras!

Muchas veces, pese a que ya me espero que lo que voy a encontrar no sea exactamente lo que debería ser, al menos en el imaginario colectivo, me apetece arriesgar y probar, a ver si descubro algo interesante a medio camino. Esto me pasó cuando me topé en aliexpress con las QiBest Metallic Jelly Highlighter y las QiBest Silky Eyeshadow que son, respectivamente, símiles de las Jelly Much Shadow y SuperShock Shadow de Colourpop. En ambos casos, me costaron de media 1,40€ cada una.

Las QiBest Metallic Jelly Highlighter, pese a tener ese nombre, no las veo útiles como iluminadores, sino como sombras. Tienen textura gel, y depende del tono son más o menos cubrientes, más o menos purpurinosas, y más o menos fáciles de trabajar.



Dejan una sensación fría y húmeda en el párpado al aplicarlas. Conviene no abrir el ojo hasta que se haya secado, unos 20-30 segundos después, para evitar pliegues. Se pueden aplicar a toques o en arrastre, aunque el acabado puede diferir en ambos casos, y con cuidado de no levantar lo ya aplicado. Podemos trabajar un par de capas, pero siempre que no levantemos lo anterior. Para evitarlo, conviene esperar a que la primera capa se seque antes de aplicar la segunda, y a toques.



A mí, como mejor me va con ellas, es con un pincel de lengua de gato, plano y compacto, y trabajando en pequeños tramos. Con el dedo noto que levanto el producto. Será falta de costumbre, de maña, o un poco de cada, pero yo os cuento cómo las uso yo, y si alguien tiene una técnica interesante, lo bueno sería que la compartiera también.



Una vez se secan, ya no se mueven. No son molestas ni irritan, y se desmaquillan sin problema con bifásico. No tiñen el párpado, pero hay que tener en cuenta que crean una especie de capa metalizada sobre la piel, y que cuantos más años y líneas tenga ésta, más se va a notar la textura con estas sombras.

 
 
 
 

El delineado cuesta cuando aplicas este tipo de sombras, lo mejor es usar un gel liner, ya sea en lápiz o en tarro. 

Ingredientes, fecha de caducidad, descripción, y sello de seguridad aparecen en todas estas sombras.

02 Get It es un dorado metálico bastante amarillo, muy brillante, que deja efecto de escama grande, cubriente, y uniforme. No la veo para topper.

 


 
 



10 Victim tiene un color rosa fuerte, casi fucsia, con un matiz malva muy suave. No es tan brillante como la anterior, pero sí muy metálica. Tampoco creo que funcione como topper, ya que es cubriente.

 

11 My Kind es una sombra de un color azul marino suave, metálico, y bastante traslúcido. Se puede conseguir más cobertura con un par de capas, pero funciona mejor como topper. Contiene partículas de glitter plateadas, más evidentes con luz artificial.

  


 
 



13 Attention se parece a la anterior en cuanto a la cobertura. Es otra a la que sacaremos más partido como topper. Tiene un color lila frío con partículas plateadas, y deja un efecto de escamitas brillantes muy curioso.

 


 
 
Look con las QiBest Metallic Jelly Highlighter 10 y 13



En cuanto a las Silky Eyeshadow de QiBest, sólo me hice con dos colores, porque me apetecía probarlas antes de decidirme por más, y porque no había muchos tonos que llamaran mi atención.

Tienen una textura cremosa, muy parecida a las Super Shock Shadow de Colourpop, aunque tiran más a crema que a mousse. Son muy pigmentadas, y necesitan prebase, porque sin ella hacen pliegues en cuestión de segundos, y pierden intensidad.
 


 

La 22 Have a Fling tiene un color latón dorado muy bonito. Llegó perjudicada y la arreglé con una simple presión sobre sí misma, pero se le ha quedado una textura algo arenosa con el paso de los días. Esto hace que, sobre el párpado, no se cree una pátina lisa, sino que parezca un conjunto de escamitas muy juntas.

 

Es muy brillante, y como topper puede quedar preciosa. Esta conviene aplicarla con el dedo, y a toques, con pincel yo no he conseguido nada con ella.

 
 


La 23 Linger es de un color rosa fucsia muy bonito, con un matiz un pelín apagado, y acabado semimate. En este caso, es uniforme y se aplica bien con pincel. Ahora, tiñe el párpado bastante.

 
 


Como experimento, no están mal, pero las QiBest Metallic Jelly Highlighter no me ofrecen mucho más que otras sombras líquidas que ya hemos visto, y son más complicadas de aplicar que ellas.
Respecto a las Silky Eyeshadow de QiBest, el intento es bueno, de los mejores que haya visto hasta la fecha en marcas chinas, pero siguen sin convencerme del todo. Quizá porque soy una enamorada de las originales, pero, para probar si te haces con esta textura, bien están.

¿Qué os parecen estas sombras?¿Las habéis probado?¿Cuáles os llaman más la atención?¿Os gusta cómo quedan en los looks, potingueras?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios