jueves, 30 de junio de 2016

Miss Finiquitados: Junio 2016

¡Hola, potingueras!

En junio me he dedicado a ir terminando botecitos, culines, y demás remanentes que se van quedando por el camino, así como alguna minitalla.
Todavía hay algo por ahí coleando, pero eso ya lo dejamos para julio.

Espero que os resulte interesante.

Recordemos los códigos:
- Review: Producto previamente revisado en extensión en el blog. Enlazado a dicha reseña.
- Nombre del producto en verde: Productos de venta online, enlazados a su página web.
- Sospechosos Potinguiles Habituales: Productos ya revisados en algún Miss Finiquitados con anterioridad enlazados a dicha review.
- Minitallas Revisadas: Minitallas que he gastado y de las que ya os había hablado previamente en alguna entrada.Os las dejaré enlazadas a esa revisión y, si tengo algo que añadir a lo que dije en su momento, lo haré con unas breves líneas.

Douglas Hair Protein Repair Champú:
250 ml/ 9,95€

Se trata de un champú destinado a cabellos secos y dañados, perteneciente a la gama Protein Repair de la firma propia de Perfumerías Douglas.

Contiene proteínas naturales, aceite de almendras dulces, y queraina líquida para penetrar en el cabello en profundidad, nutrirtlo, y regeneralo.

Posee un olor suave, afrutado, y una textura cremosa, muy fácil de manejar. Espuma rápidamente, y deja la melena limpia, suelta, con volúmen, y, al mismo tiempo, con cuerpo, y muy suave.

Reconozco que yo sólo he utilizado este champú unas 4 o 5 veces, cuando mi pelo necesitaba un extra de cuidados. La persona que se ha encargado de agotarlo ha sido mi madre, que tiene el cabello más seco que yo, y lo lleva teñido. 



Debo decir que le deja el pelo precioso, brillante, y con vida. Ella misma me ha dicho que le ha encantado, y que repetiría con él.

De esta misma línea, yo probé la Mascarilla Reparadora, y me parece un producto interesante de cara al verano, que se estropea más el cabello.

Garnier Mascarilla Oliva Mítica:
10 ml x4

Pese a que son sobres de muestras, lo saco como minitalla porque junté 4, y 40 ml que suman en total, para mí, es una minitalla.

He usado esta mascarilla, sobre todo, cuando tenía el pelo más largo. Ahora lo cierto es que no me hace falta un tratamiento tan intensivo. 

Tiene una textura cremosa densa, de esas que no se cae si te embadurnas bien con ella, y el olor afrutado típico de esta firma en sus productos capilares.

Es una mascarilla intensiva para una nutrición extrema, rica en vitamina E. No contiene parabenos, pero sí phenoxyethanol.


Se aplica sobre cabello húmedo y limpio, se deja reposar, y se aclara con agua abundante. El resultado es un cabello con las fibras más cerradas (o con apariencia de ello), suave, brillante, y bonito.

Yo normalmente no la dejo actuar tanto tiempo, para empezar, porque no suelo entretenerme mucho en la ducha a diario, y para seguir, porque mi pelo no necesita tanta nutrición. De hecho, me ha durado la minitalla casi un año, así que imaginad lo de tarde en tarde que la he usado. Aún así, es efectiva, y no engrasa el cabello.

Me ha gustado mucho, y repetiría con ella si la necesitara.


Rituals Mandi Lulur Shimmer Body Cream:
250 ml/ 18€

Review.

Esta crema corporal pertenece a la Edición Limitada de la colección que lanzó el verano pasado (2015) Rituals, inspirada en los rituales prebosa indonesios.

Tiene una textura cremosa y untuosa que funciona y se extiende mejor si la calentamos previamente entre las manos (aparte de que cunde más, y se asienta antes) Como todas las cremas corporales de Rituals para verano, contiene partículas iridiscentes de mica para aportar un brillo extra a la piel.

A mí no me resulta un brillo evidente, salvo que te dé directamente el sol, que entonces sí se nota, y bastante, pero es una mica muy fina, no se ve chabacana.

Tiene un olor dulce, con fondo lechoso, que mezcla la leche de arroz y la flor de frangipani, parecida al jazmín, pero más dulce, y más intenso.

Yo esta crema no puedo usarla los días que hace mucho calor, porque las migrañosas, con determinadas fragancias, reaccionamos mal en momentos sensibles, pero la he gastado durante otoño y primavera, y me ha encantado.

Hidrata muy bien, mantiene elástica la piel, el perfume no se hace pesado pese a que tiene una permanencia bastante longeva, y es un olor muy femenino y relajante.

Aunque no es de mis líneas favoritas, repetiría con ella; sobre todo, con el exfoliante corporal de esta misma línea, que me encantó.


Etnia Crema Corporal Galleta María:
300 ml/ 4,90€

Esta crema corporal, que se presenta en un tarro estilo manteca, me la regaló mi amiga Gadirroja unas navidades.

Desde el principio, he tenido mis más y mis menos con ella.

Mis más:
- Huele a galleta María sumergida en leche, y es un olor dulce, pero no abusivo, que me parece entrañable y relajante, y que ya conocía de la loción corporal de la misma marca y gama (reseñado aquí)
- Hidrata -lo justito para pasar el día-, y deja la piel suavemente perfumada. No pica, y no necesitas aplicarte otra hidratante por la noche, aunque ésta va muy ajustadita en ese punto.


Mis menos: 
Se reducen, básicamente, a que es muy líquida para el envase que la contiene, y es incómodo. Es necesario trasvasarla a un bote con dispensador, porque meter la mano en este bote, y hacerlo en un tazón de natillas, es casi lo mismo, con la particularidad de que las natillas son incluso más consistentes y se escurren menos entre los dedos.

También debo decir que, al final de su uso, me ha empezado a oler algo raro. Tiene 12 meses de caducidad, y creo que conmigo ha superado ese tiempo; pero, teniendo en cuenta que la formulación no es precisamente demasiado natural, me ha extrañado. 

Contiene aceite de almendras dulces y manteca de karité, pero también parafina líquida, alguna silicona,  y glicerina. En mi caso, no me causan problema, pero si queréis algo sin parafinas, no es para vosotras.


En cualquier caso, ha sido la cantidad correspondiente a un par de usos lo que he tenido que tirar sin usar, así que tampoco hay mucho drama.

Como he dcho antes, es un producto con aspiraciones sencillas: hidrata sin excesos, no deja sensación grasa o molesta en la piel, la perfuma ligeramente, y elastiza.

Los mensajes son graciosos, diferentes en cada línea

De momento no repetiré con ella, pero, en caso de hacerlo, creo que me decantaría por la loción de la misma gama.


Essence Crema de Manos Happiness is The Secret To Beauty:
75 ml/ 2€ aprox.

Esta crema de manos me llegó como parte del premio que gané en el sorteo del blog Cositas hace unos meses.

Creo que fue parte de la colección del invierno pasado, aunque yo con esto de las cremas de manos de Essence no estoy muy al día.

En el envase nos dicen que es una crema de manos intensiva para pieles secas, que contiene aceite de coco y manteca de karité, y que posee una fragancia fresca.

Es una crema densa, de esas que hay que masajear y esperar a que se asiente del todo, no es para unas prisas. Tiene un olor suave y agradable, entre floral y acuático, que perfuma ligeramente las manos durante un rato.


En cuanto a la hidratación, diría que tiene una parte que sí es tratante, aunque no intensiva, y otra que te da la sensación de ser intensiva por cómo notas las manos en un primer momento, pero que, en mi opinión, tiene algo de efecto placebo, porque no hidrata tanto al final. En definitiva, que es más densa de lo que debería ser si nos ceñimos a la hidratación real que proporciona, no es intensiva, aunque calma las manos dañadas al momento.

Si se complementa con otra crema que realmente trate, creo que puede ser una solución para salir del paso, en el caso de tener las manos muy secas.
Si tus manos necesitan una hidratación más o menos normal, te puede servir.

No creo que repita con ella, porque hay otras cremas de manos que me gustan más, y porque esta ya está retirada. Ahora, que puede que vuelva a picar con alguna crema de manos de Essence, también. Son baratitas, huelen bien, y algo hacen.

Kemphor Crema Dental Clásica:
Minitalla 15 ml.

Esta minitalla nos la dieron en el I Desayuno Bloggers Alicante y Murcia.

El producto es una pasta dental, con textura densita de pomada, pero muy fácil de aplicar, extender, y aclarar. Previene sarro, caries, y placa, y su fórmula contiene menta piperita y esencias naturales. Protege las encías y el esmalte natural, pero no está específicamente indicada para encías o dientes sensibles.
Aún así, no he notado mayor sensibilidad en estos días. 


Tiene un sabor mentolado, deja la boca fresca y limpia, no se nota demasiado el edulcorante que casi todas llevan, y cumple con su función. Es una crema dental muy básica en su funcionamiento, agradable al uso, y eficaz en cuanto a sus objetivos.

No repetiré porque yo suelo usar pastas dentales que combatan la sensibilidad, pero no me disgusta en absoluto.

Yves Rocher EDT Plaisirs Nature Flor de Naranjo, Lavandín, y Petit Grain: 
20 ml/ 3,95€

Os hablé hace relativamente poco de esta minitalla, y de su fragancia fresca y relajante, donde se mezclan de forma magistral y equilibrada la flor de naranjo (la primera que saluda), el petit grain (la nota media), y el lavandín, que queda de fondo. 

No tiene una pirámide olfativa estructurada, es cómo percibo yo las notas, pero todas se mezclan en un momento determinado, y permanecen juntas hasta que se marchan.

He utilizado esta fragancia, sobre todo, como bruma de almohada, y me parece ideal para este fin, porque el olor no es invasivo, ni tiene el deje rancio de algunas colonias económicas. Ayuda a encontrar la calma, y favorece un estado de relajación. 

También me gusta tras días de sol, después de la ducha de tarde-noche, cuando te vistes con algo ligero y te preparas para bajar el bioritmo.

La permanencia es corta sobre mi piel, pero a una EDT baratita tampoco le pido milagros, y creo que está bastante bien teniendo en cuenta los usos que le doy. Para refrescarme o ambientar, me sirve.

Repetiré, por supuesto. De hecho, tengo el envase de 100 ml en marcha.

Nuxe Contorno de Ojos Prodigieux:
15 ml/ 18€ aprox

Este contorno de ojos me llegó en un regalo navideño de parte de Gadirroja 

Se trata de una cremita fluida que incluye tratamiento antiedad, desfatigante, y antibolsas. Es ligero y no graso, apto para pieles sensibles, y usuarios de lentillas.

Se presenta en un envase con sistema airless de émbolo, lo cual facilita la obtención de producto de forma higiénica y precisa, evitando que se degrade con cada uso y la exposición al aire.

El botecito es traslúcido, así que podemos ver lo que nos queda al trasluz, pero engaña un poco, porque, la parte final se confunde, y os puede pasar como a mí, que el último día me echó lo justito para ese uso, y hasta luego. Con mi consecuente cara de pasmo, claro.

Su textura es ligera y fluída, pero no llega a ser líquida. Se funde bastante bien, aunque no es de absorción inmediata, hay que darle unos minutos. De todas formas, esto varía en función de lo seco que tengáis el contorno de ojos. A mí, en un minuto, se me asentaba del todo y sin dejar brillos, sensación o resíduo grasos, o lo que fuere.

Tiene un olor florar que, en mi opinión, le sobra. Tiende a lo dulzón, y cansa, pero pasa pronto.

Respecto a su eficacia, yo lo he estado utilizando como contorno de ojos de día (sí, uso uno para el día y otro para la noche), y me ha hidratado correctamente la zona, me la ha dejado más elástica, las líneas de expresión se han difuminado como consecuencia de esa hidratación, y aporta confortabilidad. Las bolsas no han desaparecido, pero el día que encuentre un contorno de ojos que de verdad elimine las bolsas, sale en el BOE.
Lo que notas es mucha descongestión, y eso, para mí, vale enteros.

La fórmula contiene activos interesantes a nivel de hidratación, reparación, y antiedad:  ácido hialurónico de origen natural, extrcto de siempreviva azul, agerato azul, extracto de cacao, cafeína... (inciso: todas las flores azules tienen un efecto calmante en cosmética, hasta donde yo sé)

Me ha gustado, y repetiría con él. Creo que la relación calidad-precio está justificada, y cumple con lo que le pido a un contorno de ojos de día.
Os dejo la review de Gadirroja de este contorno de ojos por si queréis comparar opiniones.

Isadora Wonder Nail 778 Halo:
6 ml/ 8,95€

Review.

Se trata de una laca de uñas que salió como parte de una colección de primavera de la marca sueca Isadora, de venta exclusiva en Perfumerías Douglas.  

Era un esmalte traslúcido y duocromo, que jugaba con tonos verde pastel y lila azulado, y un efecto escarchado ultramegahiperfino que le aportaba una luz a la uña espectacular.

Pese a que se puede utilizar por sí mismo como esmalte único en la uña (dando un par de capitas eso sí), yo lo he utilizado casi siempre como top coat sobre otros esmaltes para crear efectos de color en las manicuras. Quien más trote le ha dado ha sido mi madre, y ella sí lo ha usado casi siempre solo porque, cuando tienes las uñas cortitas y de poco lucir, este esmalte las deja un poquito más apañadas, y eso es lo que buscaba ella casi siempre.

Los esmaltes de Isadora tienen una brocha ancha que se abre en forma de abanico, y cubre toda la uña de una sola pasada, dejando el esmaltado uniforme en un momento. Secan rápido, tienen una duración muy buena, no se escaman, no resecan las uñas de más, y, éste en concreto, se desmaquillaba bastante bien, pese a tener la escarcha, que suele costar más desincrustarlas de las uñas.

Me ha gustado, pero no creo que repita con él porque, primero, dudo que siga existiendo al pertencer a una colección ya pasada, y segundo, porque tengo muchos esmaltes, y alguno me queda en la caja bastante parecido. Pero es un tipo de esmalte con el que me gusta contar.

Yves Rocher Pastilla de Baño Efervescente Limón y Albahaca:
15 g/ 1,50€

Pertecene a la gama Plaisirs Nature, y es un producto efervescente de efecto energizante -o eso dice- que he usado en mis baños de pies. Como es pequeñita, podría haberla utilizado toda de una vez, y así lo haré en la próxima ocasión que utilice una de estas pastillas de baño, porque si no, el olor queda muy diluido. Os lo comenté en este post.

No tiñe el agua, aunque sí aporta un ligerísimo color que no se queda en la piel. Huele a limón dulce con un toque fresco de albahaca, es una fragancia vigorizante y agradable, pero no permanece una vez nos secamos los pies.


No creo que su uso tenga relevancia o no a la hora de la verdad en los baños de pies, no cambia radicalmente el resultado entre utilizarla o no, pero es agradable, suaviza y ablanda la piel, relaja los pies, y favorece que, al estar el tejido más receptivo, luego los tratamientos se asienten mejor. Además, es más placentero meter los piececillos en un agua que huele muy bien y que hace efervescencia, que en un agua sin más.
Pero, si nos ceñimos a la fórmula, es, prácticamente, bicarbonato perfumado.

Me gusta, y repetiré con ella, pero cuando esté al 50%. Es económica, pero si puede serlo más, mejor (ya os he dicho que tampoco es que me parezca de lo mejorcito)


Yves Rocher Gel Vainilla Orgánica Plaisirs Nature:
400 ml / 8€ aprox.

Este gel me llegó como parte de un regalo por un pedido, así que no puedo deciros su precio exacto. Además, con la renovación de esta línea de Yves Rocher creo que ha desaparecido.

No soy muy fan de la vainilla, me empalaga enseguida, así que he utilizado este gel como jabón de manos, alternándolo con otro, y usando muy poca cantidad de cada vez para evitar ese empalago que me suele provocar. No es de las vainillas más dulzonas que me haya encontrado, y lo agradezco.



Es un gel espesito, agradable, y muy fácil de extender, de enjabonar, y de aclarar. La piel queda limpia, suavemente perfumada, y no reseca, gracias al hamamelis de su fórmula. Creo que es un buen producto, pero el olor no me convence, así que no repetiré con él, aunque otros geles de esta firma me gustan mucho.




Sospechosos Potinguiles Habituales:
- Body Farm Jabón Íntnimo Savia y Camomila, 250 ml/ 4,90€. Llevo casi 3 años usando este jabón íntimo, y, cuando se me acabe el que acabo de estrenar, ya no me quedarán más botes en la despensa, y seguramente me tocará despedirme definitivamente de él, porque Body Farm, hermana pequeña de Korres, ha decidido abandonar el mercado español, así que ya veremos qué pasa. De aquí a entonces, les da tiempo de volver.
Es un jabón líquido con una composición más que interesante, no irritante, y preventivo, apto para pieles sensibles. Repetiré con él, si lo encontrara a un precio asequible, claro. 

- Demak Up Toallitas Desmaquillantes Piel Sensible y Seca, 20 uds/ 2€ aprox. Son unas toallitas de buen tamaño (20x20 cms), y están muy bien impregnadas en una loción limpiadora y respetuosa con las pieles sensibles y secas (ver review) Mantienen esa impregnación de la primera a la última, y son muy eficaces con la tarea de desmaquillado, pero para productos de alta fijación, les cuesta un poquito retirarlo todo. Yo no las uso para ojos, aunque el fabricante (español, por cierto) dice que sí son aptas para ese uso. En cualquier caso, siempre que uséis toallitas, por favor, completad la limpieza con algún gel desmaquillante que arrastre cualquier partícula o sustancia que la toallita no haya podido eliminar. Repetiré con ellas. 

- Lush Jabón Rock Star, muestra: Ya os reseñé hace años mi experiencia con otra muestra de este jabón corporal que yo he utilizado como jabón de manos, y como limpiador de brochas. Este último uso no es por nada en especial, sino porque estaba en mi lavabo, y suelo usar los jabones en pastilla para brochas y, sobre todo, esponjas de maquillaje. Tengo visto y comprobado que las dejan estupendas; sobre todo, los jaboncillos de los hoteles.
Tiene olor a chuchería, y es jabonoso, espumoso, y cremosito. No reseca especialmente, deja la piel ligeramente perfumada, y es agradable al uso, pero su fragancia no es de mis favoritas, y no repetiré con él, salvo que me lo regalen (en tal caso, lo utilizaré encantada, pero para las manos, para el cuerpo, me empalaga)

¿Coincidimos en algo?¿Qué producto va para vuestra lista de la compra, potingueras?

miércoles, 29 de junio de 2016

Cologne de Thierry Mugler: La fragancia más fresca de la familia Mugler

¡Hola, potingueras!

Hoy os voy a hablar de una fragancia de esas que, si fuera una persona, se podría convertir en un minirelato romántico por la forma de conocerla.

Hará 2 o 3 meses, realicé una pequeña compra en una perfumería, y me obsequiaron con un perfumín de Cologne, de Thierry Mugler. Me sorprendió, porque el verano anterior, buscando una fragancia con un amigo para que él renovara su repertorio, me topé con ese frasco verde y alargado, tan sencillo que parecía fuera de lugar entre los perfumes de grandes firmas, y me sorprendió su frescura y sencillez. Me gustó ya en ese momento, pero ya había cubierto mi cupo de compra de perfumes anual, y se quedó en el estante.

Por eso, cuando me regalaron esa muestra, una sonrisa asomó a mi rostro. "¡Ey, yo te conozco!", parecía decirme desde su envoltorio de cartoncillo, y disfrutamos de nuestra mutua compañía unos días. Yo supe en ese momento que Cologne de Thierry Mugler había entrado en mi vida para quedarse por un tiempo, y me hice el propósito de comprármela de cara a verano.


Gel de ducha, loción corporal, y jabón de manos de Mugler Cologne
Sin embargo, otras fragancias se cruzaron por el camino y, una vez más, parecía que tendría que retrasar esa compra. Creo que ya os he comentado en alguna ocasión que tengo un amplio repertorio de perfumes y que, precisamente como me gustan mucho, quiero ir terminando algunas antes de comprarme más -muchas más, matizo, que yo soy de temer en una perfumería con una tarjeta en la mano-, de ahí ese tope autoimpuesto.

Ya me había hecho a la idea cuando, desde Clarins España me enviaron este fantástiso set Cologne Thierry Mugler que os enseñé por Instagram nada más llegar a casa. Fué un sorpresón, un alegrón, y un regalazo para mis deseosos sentidos por esa sensación de verano, de sencillez, y de vuelta a lo básico.


Cologne de Thierry Mugler es una mirada atrás, a la "colonia de toda la vida", a esa vaporización fresca y casi anodina, cítrica, de envases generosos que había en todas las casas.

Obviamente, Mugler Cologne tiene mucha más calidad que la mayoría de esas colonias a granel de las que hoy renegamos, pero que fueron la base olfativa de muchas personas, su primer acercamiento al mundo de los olores y, como tal, también hay que mirarlas con cariño y respeto. Por muy bonita y alta que sea tu casa, como no tenga cimientos, se caerá.

Thierry Mugler reinventa la colonia, y crea algo tan contradictorio como es un chorro de energía, pero con un olor que transmite suavidad, sensualidad, limpieza, ...es la evocación del jabón y del olor a piel tras la ducha.


Mugler Cologne se lanzó en 2001, y se relanza ahora con un envase más estilizado, con la TM de Thierry Mugler en el relieve de la arista, creando una sensación de quebrado en el cristal. Es la hora de disfrutar de la sencillez y la naturalidad, y recurrir a notas cítricas que encajan siempre bien de cara al buen tiempo.

Es una EDT que me resulta tremendamente afín por su pirámide olfativa. Tiene una salida de nerolí, bergamota, y petit grain (o naranja amarga, muy sutil), y yo diría que un toque de limon siciliano también le podemos encontrar. Dicen que tiene una nota "S", columna vertebral de esta fragancia, ¿será el limón siciliano?


El corazón es de flor de naranjo africano, y la base es almizcle blanco. Es una colonia, la fijación es buena, pero la duración no es muy larga. Sin embargo, si frotamos los puntos donde hemos aplicado esta fragancia, podemos reavivarla un poquito momentáneamente.

Esta creación de Alberto Morillas para Thierry Mugler es para todos los gustos y edades. Podría encajarle tanto a hombres como a mujeres, a adultos, niños, y ancianos. Es una fragancia familiar por esa memoria perfumística, y porque se puede compartir con todos los de tu casa.

En principio, es una fragancia femenina, para mí encaja más en este grupo también, y la encuentro ideal para las estaciones cálidas, para afrontar la mañana con energía, para mujeres activas y deportistas, y para aquellas que quieran vestirse con un olor fresco, a limpio, y no invasivo.


Podéis encontrarla a la venta en formato de 100 ml con vaporizador a unos 49,99€, o en formato de 300 ml con vaporizador a 85,99€. En cualquier caso, comparad precios, porque yo la he encontrado mucho más económica.

Por la parte que me toca, estoy encantada con esta fragancia, y con los productos que le acompañan. No sé si el gel de ducha, la loción hidratante, y el jaboncillo están ahora mismo en algún set regalo, pero buscad si os interesa, porque así podréis disfrutar de Mugler Cologne desde la ducha, y hasta en las manos. Yo no lo he encontrado, pero quién sabe si lo sacarán más adelante para alguna fecha especial (quizá en navidades, quién sabe)

¿Conocíais Mugler Cologne?¿Qué fragancia de Thierry Mugler os gusta más?¿Soléis buscar tamaños grandes en vuestros perfumes?¿Qué olor define vuestro verano, potingueras?

martes, 28 de junio de 2016

Mini-Haul y Review iHerb: Elf, Bdellium Tools, y Reviva Labs

¡Hola, potingueras!

Hace un mesecito, más o menos, me llegó un encargo que hice a iHerb con varios productos, 3 de ellos referentes a cosmética y maquillaje, y me ha parecido interesante haceros una breve reseña de cada uno de estos artículos, por si os pudieran interesar.

Ya os adelanto que uno de ellos no me ha gustado nada, de otro aún estoy decidiendo cómo definir nuestra relación, y el tercero me encanta.
Para evitar despistaros mucho, os hablaré de ellos en este mismo orden.


Bdellium Tools Maestro Series 776 Blending Brush:
8,41€.

Desde hace ya mucho tiempo, intento no comprar brochas ni pinceles de pelo natural. Creo que los de fibras sintéticas que podemos encontrar en el mercado son de una calidad más que óptima, son suaves, sirven para cualquier tipo de producto y textura, tienen buenos precios, y tardan más en estropearse que los de pelo natural. Eso, sin hablar de que para su creación no se ha tenido que recurrir a cortarle el pelo a ningún animalito.
Por esta razón, de entrada, esta compra fue un patinazo por mi parte, porque es de fibras naturales.

Tiene un tratamiento antibacterial que va desapareciendo con el uso y los lavados. Yo no sé hasta que punto este tratamiento es efectivo, pero lo usan como una ventaja diferencial de marca.

 


Tiene forma de lágrima, está cortada en degradado hacia la punta, y en forma redondeada, tiene un espesor y una rigidez óptimas para una brochita de difuminar, y, en este sentido, cumple muy bien con su función, pero tiene una gran pega: pincha como un demonio.


 

Tengo la Bdellium Tools 776 de la línea normal, y recordaba que me hacía muy buen papel, pero necesitaba una brocha de este tipo extra, y quise recurrir a la gama superior, por eso me pedí la de la serie Maestro, que se supone que es mejor. Craso error, aunque no culpo a la línea. 
Me explico: 

Las brochas de pelo natural pueden salirte muy buenas, o muy malas en cuanto a suavidad, y esta ha salido mal. Son 9€ tirados a la basura. 
Como cualquier pelo natural, si se reseca (y, con el tiempo y los lavados lo hacen) tienen ese efecto, pero que ya me llegara así me sentó fatal.

Obviamente, no voy a comprar más brochas de pelo natural si puedo evitarlo. Ahora estoy buscando una de este tipo, pero sintética. Si hay alguna que conozcáis que merezca la pena, por favor, decídmelo en comentarios.


Elf Flawless Finish Foundation (Porcelain):
23g / 5,40€

Tras meses viendo reseñas sobre esta base, y sus buenas críticas, me decidí a probarla. Hace mucho que dejé de comprar productos de Elf a no ser que estén muy recomendados por personas de mi confianza, porque, pese a que cuando tuvo su apogeo fui consumidora de esta marca, poco a poco fui descartando la mayor parte de su catálogo por no tener una calidad suficiente con respecto a mis expectativas.

Se trata de una base de maquillaje de acabado natural, con SPF 15, y libre de aceites. No está testado en animales.

Tiene un filtro solar físico, o mineral que incluye octisalato al 2%, y dióxido de titanio al 5,5%.
Este detalle me parece muy interesante porque hace que sea un tipo de filtro compatible con pieles sensibles o reactivas.


También debemos tener en cuenta que los filtros minerales son los que suelen hacer pantalla, reflectando la radiación solar, y esto puede influir en cómo se ve luego sobre la piel, o incluso si nos exponemos a flash en fotografía. No he notado que blanquee en estas situaciones, pero generamente, los spf inferiores a 20 no dan problema en este sentido. También tened en cuenta que yo coy muy blanquita, y que notar diferencia en un "flashazo" con o sin spf mineral es complicado en mi caso.

Debo decir que es una base de maquillaje que me tiene un poco despistada. Me gusta su textura cremosa, no es tan líquida como las que acostumbro a utilizar, pero se reparte con facilidad sin aportar sensación de pesadez. El acabado es ligero y natural, luminoso, pero sin brillos extra. Se define como semi-mate. Es muy confortable sobre la piel, aguanta muchas horas, no parchea, y no se derrite.

Por otra parte, pese a que escogí el tono más claro (o eso creo) que es el Porcelain, me da la sensación de que es más anaranjado de lo que debería, al menos, sobre el brazo. Sin embargo, sobre mi rostro, tiene un matiz más amarillento que encaja con mi tono de piel, y se adapta muy bien. Tengo la sensación de que oxida ligeramente, pero es muy controlable. No es tan exagerado como me sucede con la Infalible Sculpt de L'Oreal, y apenas se nota esa leve subida de color.

En el brazo se ve así de oscuro. Sin embargo, en el rostro, no.
 
 

La cobertura es baja, unifica el rostro, y poco más. Si tenéis alguna rojez, granito, o herida, necesitaréis un corrector.

Un punto a su favor es el dispensador con su taponcillo. Sigo sin comprender que marcas de alta gama aún cobren este artilugio aparte, me parece una falta de consideración para con sus clientas, cuando la inmensa mayoría de las marcas medias lo incluyen. Y que no me vengan con la historia de que lo que cuesta el dispensador es un dinero que invierten en la calidad del producto, porque no cuela, que el dispensador puede costar, como mucho 1€, y al por mayor, céntimos. 



El contenido del envase me parece curioso, 23 gramos. No sé a cuántos ml corresponde, porque los gramos son una medida de peso, y los mililitros de volumen, pero le calculo que no tendrá más de 30 ml. Aún así, me parece que tiene un precio estupendo, y que merece la pena echarle un vistazo. A mí, de momento, me está gustando.

Reviva Labs Eye Complex Firming Cream:
21g / 7,60€

Se trata de un tratamiento para el contorno de ojos que aporta firmeza y tono a esta zona, y la detoxifica. Lucha contra las ojeras, las patas de gallo, y las bolsas, es apta pàra todo tipo de pieles, y posee una fórmula botánica compuesta por un complejo herbal con extractos de plantas que favorecen la microcirculación en la zona, y aceites vegetales que previenen la sequedad de la piel, y la resuelven en caso de existir.
No está testado en animales


Es una cremita espesa que aporta sensación de confort al instante. es como si almohadilláramos la zona donde la aplicamos, y el ojo se relaja. Con el uso continuado, la zona se ve más hidratada, más firme, más joven, y las líneas de expresión se disimulan.

Ojeras y bolsas, cuando he tenido migraña o una mala noche, han aparecido igual, pero el resto de días parece que algo de mejor aspecto sí que tienen. De todas formas, yo buscaba un contorno de ojos para pieles secas y sensibles, sobre todo, de cara a invierno, aunque ya estamos metidas en verano, porque es la época en la que mi contorno de ojos sufre más, y creo que lo he encontrado.

Si no tenéis esta zona entre seca y muy seca, no os va a agradar, porque es una crema densa. Yo la uso por las noches, no creo que sea apta para las prisas mañaneras, sobre todo si nos vamos a maquillar.


Tiene un olor suavecito y agradable, y hay que aplicar muy poquita cantidad, y a toquecitos para crear una capita protectora sobre la zona del contorno de los ojos.

Tiene el detalle de incluir la fecha de caducidad en la caja.

A mí me está gustando mucho, y creo que es un gran fichaje a un precio estupendo.


Os recuerdo que si váis a hacer vuestra primera compa en iHerb, os conviene usar un Código Descuento para ahorrar entre 5 y 10$. El mío es RIZ714.


¿Qué os han parecido estos productos?¿Habéis probado alguno de ellos?¿Alguna recomendación sobre estos productos, potingueras?

lunes, 27 de junio de 2016

Hawaiian Tropic Silk Hydration Air Soft: Sensación de piel desnuda

¡Hola, potingueras!

Una de las marcas que siempre está presente entre mis productos de protección solar cuando llega el verano es Hawaiian Tropic.

Sus envases son fácilmente reconocibles, adornados con grandes hibiscos (flor típica de Hawai) en sus etiquetas, y el aspecto llamado double ribbon o doble lazo, que envuelve la crema hidratante con extracto de seda que contiene en espiral con el protector solar, de un tono anaranjado, y que, una vez salen del envase, se mezclan para proporcionar a la piel un cuidado y una protección efectivas.

Los productos de Hawaiian Tropic ofrecen una experiencia multisensorial, ya que se une la seguridad del cuidado de la piel, con la belleza, y el plus del aroma tropical de coco, nuez kukui, plumeria, flor de la pasión,...olores dulces, agradables, frutales, pero no invasivos, ni excesivos.


Hawaiian Tropic fue fundada en 1969 en la costa de Florida, inspirada por las combinaciones de aceites y plantas naturales que utilizaban originalmente los hawaianos para cuidar su piel tras la exposición solar, y el agua del mar.

Hoy por hoy, es la cuarta marca líder mundial en ventas en cuanto a protección solar, y podemos encontrar diferentes texturas y grados de protección solar anti radiación UVA y UVB.

Como os anunciaba en el título, la línea Silk Hydration de Hawaiian Tropic, la del doble lazo, estrena la línea Silk Hydration Air Soft, que consigue una textura aún más ligera que, sobre la piel, da la sensación de no estar presente. Sólo sabrás que te has aplicado el protector por el rico olor a coco y piña colada que deja.


Los productos de esta línea los encontramos con Spf 15, 30, y 50, y su envase protege la disposición de doble lazo, y las propiedades de la crema. Gracias a la seda que contiene, promete 12 horas de hidratación continuada.

De esta gama, estoy ya casi terminando el Silk Hydration Face Spf 30 de Hawaiian Tropic, y es que me tiene encantada.

La textura es tal cual se describe. No es grasa, pero si muy hidratante,  da la sensación de aplicarte una crema de tratamiento más que un protector solar, si no fuera por su fragancia tropical.

No soy muy amiga de las cremas para rostro perfumadas, pero, afortunadamente, ni me resulta demasiado intenso su olor, ni se queda demasiado tiempo (eso, o que te acabas acostumbrando, no lo tengo claro)

El caso es que se extiende fenomenal y se funde al momento con tu piel. En apenas un minuto, desaparece cualquier tipo de brillo que haga pensar que llevas crema en el rostro, y puedes salir a la calle tan tranquila, maquillarte, o irte a la playa, porque me parece apto para ciudad y para  actividades lúdicas al aire libre.

El formato es muy cómodo, un envase transparente que se mantiene de pie, con sistema de émbolo airless, y tapón extra. Yo reconozco que la marcha que lleva mi envase no es ni medio normal, pero es porque, si pulsas hasta el final del recorrido que permite el dispensador, sale bastante producto, el doble de lo necesario sólo para rostro; pero, si somos un poquito coherentes, el cuello, el escote, y hasta la parte de la nuca, están expuestos al sol y al aire con cualquier camiseta que nos pongamos en esta época, que también hay que proteger con este tipo de producto, así que, por comodidad, uso sólo el Silk Hydration Face para toda esa zona en vez de un protector para sólo el rostro, y otro corporal para esas otras zonas.


Quizá con otros protectores solares que no dan tanto recorrido, separo facial y corporal, pero, en este caso, con el Silk Hydration Face Spf 30 de Hawaiian Tropic, no. 


Para cuerpo tengo el Satin Protection Sun Lotion Spf 30, una crema hidratante con protección solar alta, que contiene en su fórmula manteca de karité, vitamina C, y Vitamina E. Por supuesto, tiene la inconfundible fragancia cocada de Hawaiian Tropic que, pese a que en un primer momento está muy presente, va suavizándose hasta convertirse en un velo de olor sutil y agradable.

La piel se siente como si te aplicaras una hidratante corporal, no deja brillos, pero sí un suave aspecto satinado que refleja la hidratación y elasticidad que aporta a la piel.

En este caso, el envase es opaco, así que no sabemos cuánto producto nos queda, y es el peso del bote el que nos orienta.


Me llama la atención que, pese a que el protector facial y el corporal tienen la misma graduación de Spf 30, la facial tiene un sello de protección UVA superior, mientras que la corporal tiene ese mismo sello como bueno (4 estrellas frente a 3) Desconozco el motivo, pero a mí ambos productos me parecen estupendos.

Podemos encontrar el Satin Protection de Hawaiian Tropic en formato de bruma transparente. Es uno de los lanzamientos de la marca para este verano, y si no os gusta aplicaros cremas y preferís texturas más ligeras aún, podría resultaros interesante echarle un vistazo.

 


Todos los productos protectores solares de Hawaiian Tropic son resistentes al agua.


Finalmente, tras la exposición solar, hay que recuperar la piel con un producto específico para ello. Hawaiian Tropic nos ofrece el After Sun Ultra Radiance, una crema hidratante con textura fluída, que hidrata, suaviza, y deja la piel radiante.

Tiene un olor que me encanta, y que la firma denomina Island Mango. Combina mango, guayaba, plumeria, y otras frutas y flores. Me parece un olor riquísimo, sensual, y relajante.

Cuando te aplicas esta loción, notas una sensación de frescor inmeadiata, pero no es una crema que aporte frío. Quizá sólo en el primer momento, que alivia la piel tras el sol y la ducha correspondente, pero luego no es de esas lociones que te dejan helada. Sí más fresca, pero no de una forma exagerada.


Sinceramente, si no tuviera ese efecto, yo usaría el after sun hasta en invierno como hidratante corporal, porque me encanta cómo huele y cómo deja la piel; pero su función es otra, y me parece bien que se incluya ese plus de frescor, porque, en verano, se agradece.




Me gusta que el dispensador tenga tope de seguridad para evitar accidentes.

El Silk Hydration Face Spf 30 de Hawaiian Tropic contiene 50 ml, y su precio ronda los 7€. A mí me parece que está genial, y más siendo un producto ambivaente para uso urbano y no urbano.

La Loción Solar Satin Protection Spf 30 contiene 200 ml, y cuesta unos 10€, tanto la línea Silk Hydration, como la anterior.

El After Sun Ultra Radiance contiene 240 ml, y se comercializa a un precio de 10,75€, aproximadamente. Las versiones anteriores de los productos after sun de Hawaiian Tropic rondan los 8-10€.

Personalmente, creo que Hawaiian Tropic es una marca muy a tener en cuenta en nuestras vacaciones y salidas al sol, no sólo por tener un precio muy ajustado, por oler muy bien, y por tener unas texturas agradables, fluídas, y fundentes; sino porque todo eso lo reúnen productos de muy alta calidad. No en vano la recomienda la Skin Cancer Foundation Internacional desde hace años.

¿Conocéis Hawaiian Tropic?¿Cuál es vuestro producto favorito?¿Cuál de los productos que os presento hoy os tienta más, potingueras?

Click si te ha gustado

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios