jueves, 31 de diciembre de 2015

Look Nochevieja Bae 2015

¡Hola, potingueras!

Esta noche despedimos el año, y hay que ponerse bien guapas. Es el momento de sacar purpurinas, brillos, color, y un poquito de irreverencia, y ponerlos a trabajar.

Creo que no podría haber mejor momento para ver algunas de las sombras de Colourpop en acción, así que os he preparado una propuesta que combina 5 de ellas.
Espero que os guste.

LOOK NOCHEVIEJA BAE 2015:
Ojos:
Comenzamos aplicando una prebase de sombras en todo el párpado, o una para pigmentos, porque vamos a trabajar con mucha purpurina, y mucho brilli brilli. Yo he utilizado la Shadow Worx de Coastal Scents para esta tarea, porque me suele dar buen resultado. Aún así, alguna purpurina acabará yéndose de excursión.


Con un pincelito de lengua de gato, aplicamos la sombra Bae de Colourpop en el centro del párpado móvil, dejando libres los cuartos externo e interno. Tiene una base color vino, y destellos en azul; y es precisamente ese azul el que va a determinar la elección de las sombras que le acompañan.

En el ángulo externo del párpado móvil aplicamos la sombra Rex de Colourpop. Es una sombra de base negra y destello azul oscuro y violeta, pero destaca más el azulón. En el cuarto interno del párpado móvil, aplicamos la sombra Krinkle de Colourpop, un precioso gris azulado con reflejos plateados y dorados fríos.


Con flash, para que veáis cómo reflejan los brillos
Para añadir profundidad, vamos a utilizar la sombra Mooning de Colourpop. Tiene un color de base marrón café, y está poblada de destellos en color cobre. Esta es la única sombra que aplicaremos y difuminaremos con un pincel de pelito abullonado, y la colocaremos en la zona del pliegue del ojo, y subiendo hacia el párpado fijo.

En el lagrimal, aplicaremos la sombra dorada champán Base 202 de Freedom, y bajo el arco de la ceja la somba vainilla mate Touch Me de Make Up Revolution.

Delineamos a ras de pestañas superiores con el Gel Liner 77 de Inglot, negro-negrísimo, y rellenamos la línea inferior de pestañas y waterline inferior con el mismo producto. Al delineado le damos una forma que rasgue la expresión del ojo, haciéndolo más felino.

 
 

 

Por debajo de la línea inferior de pestañas, damos un toquecito de la sombra Rex, aplicamos la Máscara Flashing Volume de Isadora en pestañas superiores, peinamos las cejas y las fijamos con el Brow Shaping Gel 64 Cashmere de Isadora, y corregimos la ojera con el Perfect Stay Concealer 002 Sand de Astor.


Rostro:
El rostro tine que aparecer pulido y luminoso, por eso mezclo la base Flawless Fix Beauty Balm Light (1) con un toquecito de la PhotoFinish 010 Sand Beige de Catrice. Así consigo el tono y acabado exacto que busco.

Sellamos rostro y ojera con los polvos sueltos Poudre Llibre 01 de Clarins.

Pómulo y labios:
Como os decía al principio, es noche de fiesta, y hay que salir a divertirse. No encuentro un color más divertido y descarado que el naranja, así que he decidido utilizar el Pigmento Prensado Erotic de Colourpop como colorete. Tiene un color naranja rosado muy vibrante, y un destello dorado precioso.


Como es muy escandaloso, lo mejor es aplicarlo con una brocha duofibra pequeña en muy pequeñas cantidades, e ir subiendo. No he querido exagerarlo mucho, porque los labios también son potentes, y se trata de tener un aspecto fresco y juvenil sin acabar pareciendo una pepona.

He vuelto a utilizar la sombra Base 202 de Freedom como iluminador, pero sin complejos, por encima del colorete, por el pómulo, y sobre el arco de cupido. Queda fenomenal. ¿Queréis un iluminador baratito? Esta sombra os sirve.

En los labios he aplicado el Twist-Up Lipstick Orange de la colección Colour Madness de Flormar, y lo he rebajado un poco "besando" una servilleta. Después, le he dado un toque de brillo con el Gloss Prodige 03 de Clarins, de un extraño color beige que rebaja un poquito el tono del labial y le añade frescura.

 

¡Y eso es todo!


Sacad vuestras sombras y labiales favoritos, y jugad con ellos.
Disfrutad de esta noche.

Os deseo una feliz salida de 2015, y una mejor entrada en 2016.
Mañana nos vemos de nuevo, a ver qué tal nos ha sentado el cambio de año.

¡Feliz Nochevieja!¡Feliz Año Nuevo, potingueras!

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Miss Finiquitados: Diciembre 2015

¡Hola, potingueras!

Diciembre ha terminado con muchas minitallas, y con una buena colección de máscaras de pestañas y de cejas. 

También tenemos otros productos que revisar, pero ya os aviso de qué váis a encontrar en su mayor parte.

Recordemos los códigos:
- Review: Producto previamente revisado en extensión en el blog. Enlazado a dicha reseña.
- Nombre del producto en verde: Productos de venta online, enlazados a su página web.
- Sospechosos Potinguiles Habituales: Productos ya revisados en algún Miss Finiquitados con anterioridad enlazados a dicha review.
- Minitallas Revisadas: Minitallas que he gastado y de las que ya os había hablado previamente en alguna entrada.Os las dejaré enlazadas a esa revisión y, si tengo algo que añadir a lo que dije en su momento, lo haré con unas breves líneas.

The Body Shop Fuji Green Tea Gel de Ducha:
250 ml/ 7€

Review.


Es un gel que comparte fragancia con el resto de productos de esta línea, a té verde con un puntito cítrico que me recuerda a la fragancia Omnia Green de Bvlgari. Es fino, fresco, y con una textura muy ligera y casi gelatinosa.

Al contacto con el agua y mediante el masaje, crea una fina y abundante espuma que deja el cuerpo limpio y suave. No reseca nada, y es el complemento perfecto para la manteca corporal.
El olor en el cuerpo no se mantiene sólo con el gel, pero deja el baño con una fragancia estupenda.

Pese a que me gusta mucho este olor, me apetece menos cuando va entrando el frío, por eso me ha costado un poquito terminar el culín que me quedaba del verano, pero repetiré con él porque me encanta. 

Ten Image Eye Primer:
6 ml/ 11,24€.

Review.

Se trata de un preparador para el maquillaje de ojos. Aparece en formato de tubo con aplicador de esponjita.  La textura es cremosa, y tiene un color piel que ayuda a unificar el párpado.

Garantiza una mayor permanencia del maquillaje sobre el párpado sin resecarlo, tiene un acabado mate y sedoso, y ayuda a intensificar las sombras que apliquemos sobre él. Sus ingredientes activos favorecen la reducción de imperfecciones, proporcionando un aspecto suave y saludable. 


En principio, cumple con lo que promete, pero tiene una pega muy grande, en mi opinión, que es lo que hace que, de momento, no me plantee repetir con él; y es su envase.

Para comenzar, el aplicador de esponjilla no me parece lo más práctico, ni lo más higiénico. El producto se queda pegado a las paredes del envase, y va a resultar difícil obtenerlo cuando quede poco, porque es espeso y no resbala. Creo que lo ideal es un formato de tubo de plástico flexible, que es como mejor aprovechamos el producto.

También creo que, si su textura fuera más fluída, sería más agradable y fácil de trabajar, pero eso ya son puntillismos personales, porque tal como es se comporta fenomenal, y no da ningún problema.

Pese a que intensifica las sombras, y, las agarra bien, tiene una caducidad muy corta (6 meses), y, una vez sobrepasada, deja de cumplir con su función.

Me da pena descartar un producto que pertenece a una marca que me suele gustar, pero hay que ser sinceras y dar una opinión realista y objetiva si queremos que los productos mejoren.
No repetiré con él en lo que no cambien, como mínimo, el envase.


Ten Image Cazcarra Mascara Obsession False Lash Effect:
12 ml/ 16,50€

Review

Comencé con ella muy emocionada: es una máscara cremosa, cubriente, extranegra, que levanta las pestañas, que dura, que no descascarilla, que da volumen, que no reseca las pestañas,...Pero ha sido una nube de humo para mi. Al mes de estarla usando, mes y medio, comenzó el desencanto.

Pese a que me encanta el cuerpo que aporta a las pestañas, y lo que las cuida, es muy espesa, cuesta trabajarla, y necesitas de un cepillito limpio para eliminar los pegotes de produto que te deja al aplicártela con su goupillón. Agarra demasiada cantidad, y le cuesta repartirla; por tanto, ya ahí tenemos doble trabajo.

Agrupa las pestañas en cuanto te despistas precisamente por el mismo problema, y hay que trabajarlas, sin la seguridad de que acabes dejándolas bien.

Además, y esto ha sido lo que me hace descartarla, mancha la ojera. No es que se derrita, pero, si por lo que sea tenéis que mantener los ojos cerrados un rato, es probable que algo de sombra gris os quede en esa zona.

Imagino que esto será por la espesura del producto por una parte, y por la pigmentación tan intensa por la otra, pero es algo que deberían mejorar, porque es una máscara que, con un cepillo diferente, y dejando de manchar, sería estupenda. Tampoco repetiré con ella en lo que no la mejoren en estos puntos.

Clarins Be Long Mascara: 
7 ml/ 27,50€.
Tono 01 Intense Black.

Review.

Es una máscara que alarga las pestañas, y que favorece su crecimiento con el uso continuado,  fortaleciéndolas día a día. Contiene matriquina y pantenol para conseguir este cuidado, y cera de carnauba y polímeros fibrógenos, compatibles con la queratina de la pestaña, para envolver a la perfección cada pestaña, fijar el maquillaje, y lograr una curvatura inmediata. 

El cepillo es muy cómodo, sobre todo si tenéis los ojos pequeñitos y pestañas escasitas o pobretonas. Está hecho de elastómero y está desarrollado en forma de turbina para poder acceder a todas y cada unas de las pestañas, cubrirlas y curvarlas, todo, en una sola pasada. Y lo consigue.La cabeza del cepillo tiene púas más pequeñitas para acceder a las pestañas más difíciles y poderlas cubrir también.

Es curioso que esté ligeramente inclinado con respecto al eje del aplicador, pero esto está ideado así para facilitar la aplicación.

Las pestañas las deja peinadas, separadas, curvadas, algo más largas, cuidadas, ...pero le falta lo que yo quiero: volúmen. Y es que ya su nombre dice a qué se dedica, a la longitud.

Por tanto, no la recomiendo para personas que tangan poquitas pestañas y que busquen el mismo efecto que yo, pero, si no es vuestro caso, es una máscara fácil de trabajar, que aguanta todo el día, que no te rompe las pestañas, no descascarilla, no se emborrona, y se desmaquilla con facilidad.

No repetiré con ella, no porque considere que sea un mal producto, que no es el caso, sino porque no me ofrece lo que yo le pido a una máscara de pestañas. Hay otras máscaras de Clarins que me gustan más que ésta, como la Truly Waterproof.

Isadora Flashing Volume Instante Effect Mascara 20 black:
9 ml/ 15,95€

Review.

Vamos a por la tercera máscara de pestañas que vemos en el día de hoy.

Se trata de una máscara de pestañas tiene un cepillo pequeño, corto, y de púas gruesas y cortas. Es de silicona y resulta muy cómodo a la hora de trabajar las pestañas. Curiosamente, vi hace poco una máscara low cost con un cepillito parecido, pero no sé qué tal resultará. Cuando la pruebe, os cuento.

Este cepillito permite capturar las pestañas por zonas, aplicar la máscara en la raíz, y llevarla hacia el exterior, abriendo y levantando la pestaña. A mi me parece muy práctico en este sentido porque así podemos dirigirlas hacia la dirección que corresponde: las frontales hacia arriba, y las exteriores, hacia arriba, pero en diagonal.

Carga bastante producto, así que cuidado al sacarlo, sobre todo al principio, y tiene una textura algo espesa, es muy cubriente, aunque no notas que las pestañas te pesen. No aporta demasiada longitud, eso sí. 
 
Permite aplicar más de una capa sin arrastrar la anterior, ni dejar las pestañas duras, y crea mucho volumen, que es lo que yo busco, y es muy negra, de las que a mi me gustan. Su fórmula repele la humedad, así que es ideal para el verano.

No descascarilla, ni reseca, aguanta todo el día, y te abre la mirada; pero cuesta un poquito desmaquillarla, así que hay que usar un producto bifásico y tener un poco de paciencia. 


Podéis conseguirla en Perfumerías Douglas. Creo que repetiré con ella.

Isadora Brow Shaping Gel 64 Cashmere:
5,5 ml/ 13,95€

Review.

Esta podría ser la historia de cómo estirar un chicle hasta más no poder, porque mira que le he dado tute a esta máscara para cejas, y me ha aguantado más de un año de uso. No la tiro porque se haya secado, sino porque ya, por mucho que rasque, no sale producto.

Es una máscara para cejas con una textura muy particular en la que cada detalle está medido al milímetro, o casi. Podemos encontrarla en 4 tonos diferentes, pero el mío, clavadito, es éste.

Peina, fija sin resecar, da volumen y algo de color a la ceja, y queda muy natural. O eso creía yo, porque, en distancias cortas, se ve la purpurina plateada que contiene, y que, en macros, no queda tan bonita. Ahora, en una distancia de conversación, nadie te ve que lleves ese brillo en la ceja.
Su existencia se justifica en que la firma no quiere que la ceja quede mate y artifcial, añadiendo años a quien utilice esta máscara. 

Tiene una fórmula gel-fibra muy ligera que se adhiere a la piel y al vello, rellenando vacíos, y sin descamar la piel, pese a ser un producto de larga duración. Cuida el vello de la ceja, y lo mantiene hidratado, cosa más importante de lo que parece.

El cepillito es de los que más me gustan de todos los que he visto en máscaras para cejas. Es pequeño, fino, y preciso, con lo cual, tengas mucha o poca maña, más o menos grosor de ceja, es muy fácil trabajarla sin salirse de los márgenes.

Me gusta mucho, y acabaré repitiendo con ella, pero estoy en fase de investigación de este tipo de producto, así que, de momento, se queda en barbecho.

También está disponible en Perfumerías Douglas, claro. 

Essence Eyebrow Mascara 02 My Piece Of Land E.L. Guerrilla Gardering:
6 ml/ 2,49€

Review.

Esta máscara para cejas salió como novedad en una colección de Essence hace tiempo. Había dos tonos, uno para rubias, y otro para castañas y morenas, que es el que yo me compré.

Tiene una textura cremosa algo seca, pero se agarra bien a las cejas y las oscurece un poquito sin quedar repeinadas o artificiales. Le falla un poco la fijación, no es de las que más sujeta el pelito, pero, para ganar algo de espesor en las cejas, por lo que me costó, está fenomenal. 

Fue el primer experimento de la marca en este tipo de productos, y, hace unos meses, lanzaron sus máscaras de cejas de lineal fijo, aunque aún no las he probado (todo se andará)

Es más oscura que la anterior, tiñe bastante más, y tiene muy buena duración. A mi me aguantaba todo el día.

No se emborrona, aunque sí deja la ceja un poquito más tiesa que la de Isadora, pero no resulta incómoda.

El cepillo tiene una parte que va de menos a más, y un lateral de púas súper finitas. La zona angulada es ideal para enganchar los pelitos más largos y peinarlos desde la raíz, dándo forma a la ceja; y la parte de pelitos cortos e igualados es ideal para peinar y meter el producto desde la raíz, igualando la ceja, y espesándola. Yo la he utilizado de esta forma, y me ha dado buen resultado.

Me ha gustado, y repetiría con ella. Probaré la nueva.

Rebel Graffiti EDT Women:
30 ml/ 1,50€

Este agua de colonia se va a la basura prácticamente tal como lo compré. Me salió por 1,50€ aunque marcaba 2,50€, y me alegro de haberlo comprado tan rebajado y tan barato, porque me parece una castaña pilonga como un castillo.

El olor es muy agradable. Como reza su caja, frutal, floral, y almizclado. Se da un aire en su salida a Beso de Ágatha Ruiz de la Prada, con la diferencia de que la de Ágatha tiene muchísima más intensidad, gusto, y calidad.

Sobre mi piel, yo creo que ni se posa. A los 10  minutos no hay rastro. Sobre la ropa, dura algo más, pero tampoco me mata de amor. Además, tiene al final un deje áspero que suelo encontrar en las colonias baratas que me desagrada bastante.

Por todo esto, no repetiré, y pasa a Miss Descartes. Prefiero invertir un poco más en las fragancias, pero que respondan a unos mínimos exigibles. 

Demak Up Expert Facial:
46 uds.

Son discos desmaquillantes ovalados, grandes, destinados al cuidado facial, y fabricados con 100% fibra de algodón de calidad, natural y biodegradable, y extracto de aceite de algodón.

Un lado es liso, y el otro tiene forma de rejilla. El de rejilla es ideal para arrastrar la crema desmaquillante, o la mascarilla al retirarlas; y el liso para aplicar tónico, o lociones, por ejemplo.

A mi me suele gustar más la línea Sensitive que la Expert, pero, en discos faciales, me gustan las dos por igual, porque el entramado de abeja de esta última línea no me molesta en el rostro, aunque sí en los párpados.

No vienen cosidos, pero tampoco se despeluchan, y son bastante gruesos y confortables.

Reconozco que son pocos los discos que contiene cada bolsita, pero, si los compráis cuando aparecen con promoción, como en este caso, que contenían un 20% más, sale más rentable.

Repetiría con ellos.

Yves Rocher Crema de Manos Frutos Negros:
75 ml/ 1,95 €

Review.

Esta crema de manos salió como parte de una colección navideña de edición limitada el pasado año 2014.

La compré pensando en que en contraría una crema fluida e hidratante con un rico olor a moras, pero me equivoqué.

Tiene una textura cremigel ligera, muy fresca y fundente al contacto con la piel. Mediante masaje, parece transformarse en agua, y proporciona una sensación de elasticidad y comodidad, que, lamentablemente, dura muy poco.

Hidratar, no sé si hidratará algo realmente, pero, si lo hace, es una hidratación muy ligera que en invierno se queda muy corta. No aporta sensación grasa, eso sí.

El olor tampoco me convence, huele a algo sintético que intenta imitar a la mora, pero no llega a parecerse del todo.

No repetiré porque ya no existe en el lineal, y porque no me ha gustado.



Minitallas:
La Mer La Creme Hidratante:
3,5 ml. 

La Crème de La Mer es uno de los productos más emblemáticos de la firma. Esta versión es la regeneradora intensiva, y su textura es densa, como una crema mousse muy espesa que cuesta incluso masajear si no conocemos su ritual de aplicación.

Éste consiste en templarla entre los dedos, hasta transformarla en un gel traslúcido, fresco, que parece agua, y se asienta al momento. Tiene un olor floral algodonado clásico, con un puntito cítrico, que resulta muy relajante, y el efecto sobre la piel le acompaña.

Es ideal para pieles maduras. Aporta firmeza, nutrición, y elasticidad. La piel queda luminosa, con mejor textura revitalizada, fortalecida. Es ideal para pieles sensibles y/o secas.

Cunde muchísimo si sabemos manejarla, porque se necesita muy poca cantidad para que haga su función, pero, aún así es un producto extremadamente caro. Repetiría con ella, sin duda, porque deja la piel fabulosa, pero hay que ahorrar.


La Mer Illuminating Eye Gel:
3 ml.

Se trata de un producto destinado a revitalizar e iluminar el contorno de los ojos, aportando energía, y combatiendo los signos de la edad.

Tiene una textura cremigel muy agradable, muy fundente, y esto hace que cunda mucho, que sea fácil extenderlo, y que se asimile al momento sin dejar rastro graso.

Es un producto muy agradable y fresco, pero no aporta frío. La mirada se nota más iluminada al instante, la piel de esta zona queda hidratada y elástica, y parece fortalecida con el uso continuado.

Una vez ha entrado el frío, a mi esta zona se me suele resentir, y busco texturas más espesas; sin embargo, este contorno de ojos cumple perfectamente con su función y no he necesitado sustituirlo. De hecho, me ha dado mucha pena terminarlo, y mucha alegría haberlo probado. Repetiría con él.

Caldes de Boi Good Day Cream Pieles Sensibles:
2x 10 ml

Estas dos minitallas me llegaron con el pedido a Satisfarma, y las he estado utilizando como indica su etiqueta, como crema de día.

Tiene una textura cremosa, fundente, y agradable. Apenas se percibe perfume, pero tiene un olor floral muy agradable, y deja la piel hidratada y reconfortada, elástica. Esa sensación dura prácticamente todo el día, y es de agradecer.


Contiene ácido hialurónico, glicerina y urea en su composicón, y agua del manantial Font del Bou, rica en magnesio y sodio. También incluye el agente activo vegetal PacifeelTM.

Tiene una función hidratante, calmante, reparadora, y antiedad, y lo consigue.

Me ha gustado, pero no he terminado de conectar con esta crema. No sé por qué, porque realmente ha cumplido con todo lo que le pido yo a este tipo de producto. Quizá sea porque me ha pillado en un momento un poco movidito en cuanto a tratamientos, y no le he prestado toda la atención que merecía.

Me ha dado la sensación de que no me cunde demasiado. Eso, o que pasan los días volando, que también puede ser (noviembre ha sido un suspiro, y diciembre ni os cuento)

De todas formas, repetiría con ella, aunque sólo fuera por averiguar si he sido yo, ha sido ella, o han sido las circunstancias. 

Clarins Gel Desmaquillante Éclat Du Jour Al Extracto de Moringa:
30 ml.

Review.

Este botecito tan mono me ha durado lo que no está en los escritos. Vale que comencé llevándomelo sólo en viajes cortos, pero ahora que me he puesto en serio a terminarlo, os puedo decir que he sido muy constante con él, que contenía un tercio de ese producto en el envase poco más o menos, y que llevo desde verano dándole uso.  De hecho, fue cuando hice una reseña específica sobre él cuando me propuse en firme terminarlo.

Lo mejor de todo es que, pese a haber superado con creces su fecha de caducidad, no me ha dado problemas, y ha seguido cumpliendo su función desmaquillante y limpiadora a la perfección.

Es un gel transparente del que necesitaremos la cantidad equivalente al tamaño de un guisante para limpiar y desmaquillar nuestro rostro, de ahí que cunda tantísimo.

Se puede utilizar mañana y noche, y se aclara con agua fría si queremos activar la piel, o con agua templada si pretendemos relajarla. Es suave y jabonoso, previene la deshidratación, y tiene efecto descontaminante gracias al extracto de moringa, aporta frescor, y no irrita. Además, tiene un olor frutal muy rico, ligeramente cítrico, que estimula los sentidos, y que a mi me pone de buen humor al instante.
Es apta para todo tipo de piel. La mía es sensible, y lo puedo usar a diario, incluso en invierno como segunda parte de la doble limpieza.

Me fascina este producto, y repetiré con él. Está entre Miss Favoritos por méritos propios.


Burt's Bees Crema de Limpieza Profunda Con Jabón de Corteza de Árbol y Camomila:
20 g.

Review.

Tiene una textura tipo pomada, y un olor bastante peculiar, mezclando notas florales y algún matiz amaderado.

Contiene extracto de quillaja saponaria y extractos de camomila, aloe y equinácea para calmar la piel. No tiene sulfatos. 
Se aplica sobre la piel húmeda mediante masaje, se emulsiona un poquito, y se retira con agua. 
La piel queda muy limpia, muy fresca, y con una sensación de limpieza y frescor de tipo mentolado. No irrita nada, y cunde muchísimo.

Me ha gustado, pero no es para usarla cada día, al menos no en mi piel. Ahora, para ese día en que quieres una limpieza a fondo, y una sensación de spa cañero, es estupenda. Repetiría con ella, pero de cara a verano, que en invierno da fresquito.

The Body Shop Mini Set Ciruela Escarchada:
9€

Siempre que aparecen novedades en The Body Shop, me tienta probarlas; sobre todo, las de Navidad. Por eso, cuando sacaron una promoción de 3x2 referida a mini sets de productos corporales, quise probar la de Ciruela Escarchada, que es la última creación de la marca.

Lo que no sabía era que me iba a gustar tantísimo, y que me iba a hacer su fan absoluta desde el minuto 1 en que la probara. Os hablé de ella hace un par de días, pero quiero recordaros mis impresiones con respecto a los dos productos que componen el set.

El kit venía dentro de una cajita monísima, y al mini-gel (60 ml) y la mini-manteca (50 ml) les acompañaba una bonita esponja, a la que no doy uso, pero que va en un paquete regalo navideño que he hecho hace poco.

La manteca corporal de Ciruela Escarchada me fascina. Huele exactamente igual que una versión de la fragancia Ultraviolet de Paco Rabanne que usé hace años, y que no he vuelto a ver (era una esfera rosa)

Es dulce, pero sin empalagos, con un puntito que quiere ser ácido al final, pero que no llega. Tiene notas de ciruela madura, peonía, y magnolia.


Es muy hidratante, y deja la piel perfumada sin resultar invasiva. La textura es cremosa, como de yogur batido espeso. No es tan densa como otras de la misma marca, que parecen mantequilla. Esta es más fácil de extender, y más rápida en asentarse.

Su fórmula contiene extracto de ciruela de Turquía, aceite de soja y aceite de babasú de Comercio Justo con Comunidades de Brasil.

Repito con ella en su formato grande. 

El Gel de Ducha de Ciruela Escarchada me parece el acompañante perfecto para esta manteca.

Se trata de un gel hidratante que deja la piel limpia y muy elástica. No irrita ni reseca. 
Tiene un olor más ácido que la manteca, y se complementa muy bien con ella. El olor no se mantiene apenas sobre la piel, o yo apenas lo noto, pero, como ya he comentado en otras ocasiones, es la crema, y no el gel, quien se tiene que ocupar de esa tarea.

Contiene extracto de ciruela en su fórmula y glicerina, que le confiere esas propiedades hidratantes y suavizantes.

Me gusta, tanto por sí mismo, como por su labor de acompañante, y repito con él en talla grande.

Elizabeth Arden Ceramide Capsules Suero Rejuvenecedor:
Tratamiento 1 semana (7uds)

Me regalaron este paquetito con 7 cápsulas en una de mis visitas al stand de Elizabeth Arden, durante una promoción que hubo hace tiempo.

Son cápsulas rellenas de una mezcla de aceites ligeros que ayudan a rehidratar y rejuvenecer la piel, y que actúan como un serum.

Hay que utilizar cada cápsula de una sola vez, porque si no, el producto se oxida y se estropea; además de que es imposible hacer que el aceite se quede dentro una vez la abres.


Para mi gusto, con que trajera un tercio menos de aceite, sería más que suficiente, porque con cada una de estas cápsulas tengo para rostro, cuello, escote, hombros, manos, brazos,...vamos, que son abundantes.

Según te lo aplicas, parece que se quede sobre la piel, y que no se va a asentar nunca, dejando sensación y aspecto oleosos, pero en cuestión de un par de minutos, la piel la asimila totalmente, y todo eso desaparece, dejando una piel mate, elástica, y muy luminosa, de aspecto jovial, a cambio.

Yo las he usado como serum nocturno, antes de mi crema de tratamiento, y me han dado na sensación reparadora y calmante estupendas, además de notar mi piel mucho mejor.

Repetiría con ellas en base a su resultado, pero, teniendo en cuenta lo caras que son, y el poco control que tengo sobre su dispensación, prefiero otros aceites con los que puedo calcular yo qué cantidad utilizo.

Si tu piel es seca, deshidratada, y/o madura, te recomiendo probarlas, aunque sólo sea una vez.

Sospechosos Potinguiles Habituales:
- Garnier Desmaquillante de Ojos 2 en 1 Bifásico: 125 ml/ 3€.  Me sigue dando buen servicio y repitiré con él. Tuve un momento en que dudé de si lo habían reformulado -para mal-, porque recordaba un efecto más rápido y mejor en usos anteriores, pero he estado comprobando que me ha sucedido con la mayoría de los desmaquilladores bifásicos, así que lo achaco al frío ambiente. Está claro, el aceite, con el calor, se expande, y realiza su función más fácilmente que cuando hace frío, que está todo encogido (líquidos acuosos, oleosos, piel, y lo que le eches)

Ha sido un final de año apoteósico en cuanto a productos se refiere, como podéis comprobar, con fichajes de largo recorrido, y otros que entran con fuerza.

Espero que el 2016 nos regale tantos y tan buenos descubrimientos cosméticos como este 2015, ¡o más!

¿Coincidimos en algo?¿Qué os atrae más de estos Finiquitados, potingueras?




martes, 29 de diciembre de 2015

Mis primeras sombras de Colour Pop: ¿Merecen el bombo que se les da?

¡Hola, potingueras!

Ya llevamos varios meses oyendo, viendo, y leyendo maravillas sobre las sombras de Colourpop. Se cuelan en nuestras casas, se nos meten por los ojos, y no se pueden conseguir en España, a no ser que recurras a Shipitto. Parece que, entre los brillos que tienen, y ese plus de casi inacesibilidad, se han convertido en un romántico objeto de deseo al más puro estilo Shakespeariano (aunque sin acabar en tragedia)

Hoy os voy a hablar de las primeras sombras Colourpop que tengo, y de mi experiencia con ellas. Habrá cosas que os sorprendan, y cosas que no, pero, para eso estamos, para compartir historias, y sacar nuestras propias conclusiones.


Como potinguera de pro, y catacaldos redomada, en cuanto vi estas sombras se me antojaron todas. Además, las que yo estaba viendo constantemente en reviews y tutoriales brillaban, y no hay cosa que más llame la atención que un brillo.

Desafortunadamente, esta marca de origen californiano no se vende en España, ni envían a nuestro país, así que, como apunté antes, hay que recurrir a pequeños trucos para conseguirlas.

No os voy a hablar de Shipitto, porque hay muchísimos tutoriales sobre su uso y funcionamiento ya, y está todo perfectamente explicado. Además, es bastante intuitivo, y tienen un servicio de ayuda en chat online que te aclara cualquier duda (en inglés, of course)

Decidí probar este servicio, y estoy muy contenta con él, aunque a mi me tardó en llegar el pedido casi un mes.


Todas las sombras llegaron en perfecto estado, menos la Nillionaire, que estaba bastante rota; pero, gracias a la textura tan especial de estas sombras, con presionar un poquito el producto, recuperó su forma. No tiene el relieve de las otras, pero se puede usar sin problema, y sin espolvorearse por doquier.
De todas maneras, el relieve se va perdiendo con el uso, así que tampoco es tanta la pena.

Las sombras de Colourpop son bastante especiales. Al tacto, son frías, incluso húmedas, y recuerdan a la mousse al tomarlas. Sin embargo, al aplicarlas y arrastrarlas, se comportan como una sombra en crema con acabado en polvo.

Cada una de estas sombras tiene un precio de 5$, y se presenta en un botecito de rosca con tapa transparente para ver el color. Para mi gusto, el bote es muy ancho para la cantidad de producto que tiene (2 gramos), pero, por otro lado, entiendo ese grosor, porque hay que cerrar muy bien el envase para que no se seque, y, de ser más estrecho, se resbalarían los dedos. De esta precaución sobre la conservación de las sombras te advierten mucho y bien desde Colourpop.

Hay diferentes acabados: mate, satinado, perlado, metalizado,...incluso pigmentos prensados.

Los colores son variados, y cambiantes, puesto que, muchas de ellas, pertenecen a colecciones y, una vez se acaba el stock, ya no se pueden conseguir.

Os presento las sombras que compré yo, y luego os cuento mi experiencia con ellas.

Bae:
Es una sombra de base mate color vino, y superpoblada de purpurinas azules.
No queda tan intenso el tono azul sobre el párpado como en el dedo, pero eso es algo de lo que peca la mayoría de estas sombras.

 
 
 
 

Erotic
No pude resistirme a este pigmento prensado, de un color entre naranja y rosa supersaturado, poblado de purpurina dorada. Mi idea era utilizarlo como colorete, y, con cuidado y paciencia, se puede, pero cuesta extenderlo sin que quede demasiado evidente, y las purpurinas se notan; así que, para diario, no es.

 
 
 
 

Krinkle: 
Escogí esta sombra metalizada sin mucha gana, y luego ha resultado ser una de las que más me gustan. Tiene un color azul claro grisáceo, con destellitos en plata y oro fríos. Es muy luminosa, y se trabaja muy bien.

 
 
 
 

Mooning:
Es una sombra muy bonita, y de las más llevaderas de entre las que escogí yo. Tiene una base marrón café, y está poblada de purpurinas en color cobre y oro.

 
 
 
 

Nillionaire:
Tiene un color bastante particular, un marrón bronce claro y verdoso, plagadita de purpurinas rosas, doradas, y cobrizas. Aunque se define como metalizada, os diría que es purpurina sobre una sutil base de color.

 
 
 


Es bastante parecida a la So Quiche, con la diferencia de que la Nillionaire tiene la escarcha más gruesa, y una purpuirna dorada que la So Quiche no tiene.



So Quiche:
Como os comentaba, es muy similar a la anterior, pero ésta me gusta más porque es más fácil incluirla en algún look sin acabar como Titania (Reina de las Hadas) La base de color es más intensa que en la anterior, aunque comparten tono, y la purpurina es muchísimo más fina, y sólo en color rosa.
Esta sí tiene una base metalizada.
 
 
 

Rex:
Tiene una base negruzca, y un montón de purpurinas en un precioso color azul cobalto, salpicadas con alguna violeta y rosa. Para ahumados, es muy bonita.

 
 
 
 

Shameless: 
Igual que la anterior, tiene una base negro humo, y está poblada por purpurinas en verde, turquesa, y dorado. También la encuentro preciosa para ahumados.

 
 
 
 


Como véis, me fui a por sombras muy llamativas, y quizá eso haya sido, en parte, un error, porque, al contener tantos destellos, es difícil incluirlas en looks que no sean festivos. Me ha pasado un poco lo que suele suceder cuando compramos pigmentos (de hecho, me recuerdan mucho a este producto en varias cosas), que nos vamos a lo más extraño, y luego no sabemos muy bien cómo darle salida.

Ahora, para comprarme una sombra mate que puedo encontrar en otra marca, que puedo comprar directamente, y que no requiere tanto cuidado como esta, escojo la que me lo pone más fácil, también os lo digo; pero un término medio hay, seguro. 

Con respecto a los destellos o purpurinas, salvo que sean algo gruesos, como en el caso de la Nillionaire, no suelen caerse demasiado. Eso sí, siempre que utilicemos una prebase para sombras potente, o una prebase para pigmentos. 

No pigmentan igual en el dedo que sobre el párpado. Estamos viendo swatches muy golosos por redes, y es complicado conseguir esa intensidad sobre piel, porque, aunque pigmentan bastante bien, al menos las que yo tengo, no se quedan tan concentradas. Supongo que es por una cuestión de presión y grasilla del dedo frente a la ausencia de los mismos items con otras herramientas.

Pese a que muchas sombras dicen ser metalizadas, no lo son. El acabado que nos refiere la web y el que encontramos puede variar. No es lo mismo entre una sombra mate y otra con brillo; pero, por ejemplo, casi todas las mías aparecen como metalizadas, y no todas lo son.


La herramienta ideal para trabajarlas son los dedos, pero, si usamos más de una sombra, o para alcanzar determinadas zonas, nos va a costar. Lo que mejor resultado me ha dado son los pinceles sintéticos de lengua de gato, o, atención, los pincelitos de esponjilla; sí, esos que tienen legiones de haters a sus espaldas, y entre las que no me encuentro. Si váis a haceros cn sombras de Colourpop, ya podéis irlos guardando en un botecito en vez de tirarlos.

¿Recomiendo estas sombras? Pues ni sí, ni no, como haría con los pigmentos. Son curiosas, son bonitas, se les puede dar uso, pero creo que requieren mucha más atención de la que le prestamos, generalmente, a cualquiera de nuestras sombras, y corremos el riesgo de arrumbarlas en un cajón, y olvidarnos de ellas precisamente por este motivo.

Te tienen que gustar, y tienes que ser realista con respecto a tus hábitos para que te resulten rentables.
Yo no digo que no vaya a comprar ninguna más, porque me tienta más de una, pero siendo consciente de lo que son, porque, francamente, con un jumbo, y unos pigmentos, puedo conseguir lo mismo, y sin ocupar tanto espacio, ni tener tanto cuidado con ellas.

¿A vosotras qué os parece?¿Os gustan estas sombras?¿Habéis probado algo de Colourpop?¿Cuál os tienta más, potingueras?



Click si te ha gustado

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios